Buddha de Osamu Tezuka

Buddha
Por: Darío Valle Risoto
Extensa y muy entretenida película inspirada en la obra del mismo nombre que apareciera en el formato manga hace ya muchos años del puño y la cabeza de uno de los más grandes y fundamentales creadores del manga y el animé nipones: El maestro Osamu Tezuka.
Nunca leí el manga pero si el libro Shiddartha de Herman Hesse y gracias a mi breve pero impactante paso por el budismo y su filosofía les puedo asegurar que es una muy buena transliteración de lo que debió ser la vida del más grande iluminado de la historia.
La historia no gira desde el principio en torno al príncipe Sakhiamuni sino que se basa en Chapra y Tatta dos niños de la más baja casta de los esclavos de la india y a través de ellos veremos desarrollarse una trama que no merece vacilación más nos pondrá de frente al terrible momento histórico de una India signada por las guerras entre naciones.
Si bien es un dibujo animado no está destinado a los niños como la mayoría de los animes de este estilo aunque es educativo y porque no aleccionador sobre la naturaleza humana que el joven Sakhiamuni intentará descifrar en su inicio hacia la iluminación.
Recomendable sobretodo para aquellos que han tenido de una u otra forma alguna relación con las filosofías orientales sino es así de todas formas no falta acción en una larguísima historia sin final feliz.
 

Recuerdan a Ultraman ?

Ultraman (serie)
Por Wikipedia

Ultraman (nombre original Urutoraman) es un superhéroe ficticio que apareció en la serie tokusatsu de la televisión japonesa, y la segunda Ultraserie Ultraman – Una Serie de Fantasía con Efectos Especiales (Urutoraman – Kûsô Tokusatsu Shirîzu), frecuentemente abreviado como Ultraman, la secuela de la serie Ultra Q.

El programa fue producido por Tsuburaya Productions y fue emitido por el Tokyo Broadcasting System (TBS) del 17 de julio de 1966 al 9 de abril de 1967 con un total de 39 episodios (además de una pre-introducción especial que se emitió el 10 de julio de 1966).

Ultraman en Latinoamérica
En México hizo su primera aparición por allá de los años 60, en donde aparecía el primer Ultraman como un ente solitario el cual aparecía cuando Hayata, el héroe de la Patrulla científica, muere en un accidente en su nave. Es entonces cuando Ultraman decide resucitar a Hayata y lo conmina a proteger a la humanidad indicándole que ahora él y Hayata serán uno sólo. También le indica que cada vez que necesite de transformarse en Ultraman necesitará de utilizar una cápsula llamada “cápsula beta” sobre todo cuando los monstruos estuviesen destruyendo todo. Aunque los capítulos se grabaron en color, en esta época en México la mayoría de los capítulos iniciales aparecían en blanco y negro aunque los finales de esta primera versión terminaron apareciendo a colores.

Más adelante a mediados de los 70, en México por XHGC, Canal 5, apareció la segunda versión de Ultramán, este era prácticamente igual al anterior pero con otro grabado diferente en su cuerpo, el cual parecía ser un traje de neopreno terminado en colores plata y rojo, colores que caracterizaron a la mayoría de los ultras.

Más o menos en la misma época, y de manera simultánea, se envían a México los primeros capítulos del nuevo héroe de la serie ultra, cuyo nombre era “Ultraseven” o “Ultra Siete” quien, a diferencia de Ultraman, éste tenía una fisiología un poco diferente, como por ejemplo los ojos como lámparas en forma trapezoidal, distintos de la forma ovalada de Ultraman. Prácticamente el formato de la historia era exactamente el mismo: Un agente policiaco (Dan Moroboshi) se convertía en ultraseven cada vez que el peligro acechaba, pero en lugar de cápsula beta, este utilizaba unas gafas especiales.

En el último Capítulo, Ultraman es derrotado por un monstruo que más tarde sería destruido por la Patrulla Científica. Luego aparecería un nuevo Ultra, Zoffy, que ve el estado en el que se encuentra Ultraman tras ser derrotado, y decide separarlo de Hayata y llevárselo de vuelta a Nebula M-78. Hayata, algo confundido, apenas se da cuenta de que ya no es Ultraman. Mientras, en el espacio, Ultraman recupera la conciencia, y junto a Zoffy, emprenden vuelo a Nebula M-78

A partir del año 2007 está disponible en DVD en Chile y Sudamérica por ANIME KINGDOM, filiales Argentina y Chile, bajo el sello FILMAX CHILE.

Una Mujer en la Cama y un Problema en la Cabeza.

Una mujer en la cama y un problema en la cabeza
Por Darío Valle Risoto
No es bueno que ellas lo sepan, me refiero a las mujeres porque realmente no se si los Transvestís entran en este dislate, pero cuando una mujer no te copa demasiado luego de hacerle el amor, te dan ganas de dormir y sobretodas las cosas de despertar sin ella. Triste, duro, pero cierto.
Mi madre tenía la terrible teoría de que la mayoría de los hombres pensamos con el pene y de que muchas mujeres… digamos un cincuenta por ciento lo hacen con la vagina, también sostenía que la mayoría de los hombres después de los cincuenta se hacen putos. ¿?.
Mi madre como razonarán, tenía un viejo encono con la humanidad y específicamente con el sexo que siempre le resultó sobrevalorado, no usaba precisamente esa palabra pero dejémoslo así.
 
Bueno, dejémonos de florituras, a menos de que estemos aquejados de alguna enfermedad mental la mayoría de los hombres conocemos mujeres e inmediatamente, a más tardar unos tres segundos, en nuestro sistema nervioso comienzan a generalizarse una serie de impulsos eléctricos que terminan indefectiblemente en la entrepierna. Hay excepciones pero si más o menos está potable aunque sea fea tarde o temprano nos va a cachondear los ratones podridos de la cabeza casi cualquier mujer sino… esperemos un tiempo.
Había una flaca fea, pero fea fea que compartía parte del horario de mi primo en el trabajo de vigilancia de una fábrica textil durante la noche.
Mi primo me confesó cierto día con un rictus de asco y resignación en su rostro, que una cierta noche de tormenta le hizo el amor a esta colega y luego de eso no sabía como sacársela de encima y para colmo recordar esos minutos de “placer” eran peor que pensar en los vómitos del exorcista.
 
Así que llevarnos una chica a la cama (O de parados como mi primo) además de ser un tanto complicado tiene el problema subsiguiente de que descargadas nuestras tensiones “hombrísticas”, tendremos que seguirla viendo, a menos que la hayamos abordado justo unos días antes de irnos a Timbuktu pero me temo que allí también tienen Internet.
 
Y se me ocurre que no en balde la mayoría de las religiones tratan de mantener castos o al menos restringidos los deseos sexuales de sus discípulos y tratan de sublimizar tanta energía de alguna manera entre rezar, pasar hambre o tocar niños en la sacristía. No es nada fácil.
No debería ser tan difícil ser como mi amigo Lalo que contaba con mujeres a montones y no era una maravilla de apostura sino que tenía la audacia del que todo le importa un rábano y por lo tanto le caía a cuanta chica pasara cerca de su coto de caza. Digamos: todo Montevideo. Más tarde o más temprano las tenía por montones, las apilaba como lechugas y las sulfataba seguido.
 
Y uno que pasó hambre toda su vida no lo entendía hasta que cierta vez comprendemos que a Lalo le importaba un rábano, un carajo y un soberano cacahuate romper un corazón. Pero al no ser así aprendemos a mentir lindo y decirles te quieros, te extraños, te amos y todas esas barbaridades solo con la finalidad de seguir explorando, tocando, chupando y exfoliando sus cuerpos no siempre bien agraciados.

A veces me pregunto si no rinde más ser medios hijos de putas.

 

La Educación es el Camino

“La educación es el camino”.

Dijo Pepe Mujica (Presidente de Uruguay):
  
“Ustedes saben mejor que nadie que en el conocimiento y la cultura no sólo hay esfuerzo sino también placer.
Dicen que la gente que trota por la rambla, llega un punto en el que entra en una especie de éxtasis donde ya no existe el cansancio y sólo le queda el placer. Creo que con el conocimiento y la cultura pasa lo mismo. Llega un punto donde estudiar, o investigar, o aprender, ya no es un esfuerzo y es puro disfrute.
¡Qué bueno sería que estos manjares estuvieran a disposición de mucha gente! Qué bueno sería, si en la canasta de la calidad de la vida que el Uruguay puede ofrecer a su gente, hubiera una buena cantidad de consumos intelectuales. No porque sea elegante sino porque es placentero. Porque se disfruta, con la misma intensidad con la que se puede disfrutar un plato de tallarines.
¡No hay una lista obligatoria de las cosas que nos hacen felices!
Algunos pueden pensar que el mundo ideal es un lugar repleto de shopping centers. En ese mundo la gente es feliz porque todos pueden salir llenos de bolsas de ropa nueva y de cajas de electrodomésticos.
 
No tengo nada contra esa visión, sólo digo que no es la única posible.
Digo que también podemos pensar en un país donde la gente elige arreglar las cosas en lugar de tirarlas, elige un auto chico en lugar de un auto grande, elige abrigarse en lugar de subir la calefacción.
Despilfarrar no es lo que hacen las sociedades más maduras. Vayan a Holanda y vean las ciudades repletas de bicicletas. Allí se van a dar cuenta de que el consumismo no es la elección de la verdadera aristocracia de la humanidad. Es la elección de los noveleros y los frívolos.
Los holandeses andan en bicicleta, las usan para ir a trabajar pero también para ir a los conciertos o a los parques.
Porque han llegado a un nivel en el que su felicidad cotidiana se alimenta tanto de consumos materiales como intelectuales.
Así que amigos, vayan y contagien el placer por el conocimiento.
En paralelo, mi modesta contribución va a ser tratar de que los uruguayos anden de bicicleteada en bicicleteada.
 LA EDUCACIÓN ES EL CAMINO.
Y amigos, el puente entre este hoy y ese mañana que queremos tiene un nombre y se llama educación. Y miren que es un puente largo y difícil de cruzar. Porque una cosa es la retórica de la educación y otra cosa es que nos decidamos a hacer los sacrificios que implica lanzar un gran esfuerzo educativo y sostenerlo en el tiempo. Las inversiones en educación son de rendimiento lento, no le lucen a ningún gobierno, movilizan resistencias y obligan a postergar otras demandas.
Pero hay que hacerlo. Se lo debemos a nuestros hijos y nietos.
Y hay que hacerlo ahora, cuando todavía está fresco el milagro tecnológico de Internet y se abren oportunidades nunca vistas de acceso al conocimiento.
 
Yo me crié con la radio, vi nacer la televisión, después la televisión en colores, después las transmisiones por satélite. Después resultó que en mi televisor aparecían cuarenta canales, incluidos los que trasmitían en directo desde Estados Unidos, España e Italia.
Después los celulares y después la computadora, que al principio sólo servía para procesar números. Cada una de esas veces, me quedé con la boca abierta.
Pero ahora con Internet se me agotó la capacidad de sorpresa.
Me siento como aquellos humanos que vieron una rueda por primera vez. O como los que vieron el fuego por primera vez.
Uno siente que le tocó en suerte vivir un hito en la historia.
 
Se están abriendo las puertas de todas las bibliotecas y de todos los museos; van a estar a disposición, todas las revistas científicas y todos los libros del mundo. Y probablemente todas las películas y todas las músicas del mundo.
Es abrumador.
 
Por eso necesitamos que todos los uruguayos y sobre todo los uruguayitos sepan nadar en ese torrente. Hay que subirse a esa corriente y navegar en ella como pez en el agua.
Lo conseguiremos si está sólida esa matriz intelectual de la que hablábamos antes. Si nuestros chiquilines saben razonar en orden y saben hacerse las preguntas que valen la pena.
Es como una carrera en dos pistas, allá arriba en el mundo el océano de información, acá abajo preparándonos para la navegación trasatlántica.
 
Escuelas de tiempo completo, facultades en el interior, enseñanza terciaria masificada. Y probablemente, inglés desde el preescolar en la enseñanza pública. Porque el inglés no es el idioma que hablan los yanquis, es el idioma con el que los chinos se entienden con el mundo.
No podemos estar afuera. No podemos dejar afuera a nuestros chiquilines.
Esas son las herramientas que nos habilitan a interactuar con la explosión universal del conocimiento.
Este mundo nuevo no nos simplifica la vida, nos la complica..
Nos obliga a ir más lejos y más hondo en la educación. No hay tarea más grande delante de nosotros”.
José Mujica (Presidente de Uruguay)

Los Buceadores del Sueño 2

Los Buceadores del sueño 2
Violadores
Por: Darío Valle Risoto
Ch’ien (Del I Ching)
“Yace oculto el dragón en la alta hierba, apareciendo de súbito. El hombre sabio nunca permanece inactivo. El dragón saltando desde el borde del abismo se lanza al cielo. Se hace saber de la existencia de una manada de dragones sin cabeza”.
__ Su primo la violaba desde los siete años.
__ ¿Cuántos tenía él?
__ Unos catorce o quince.
__ Trata de sostener ese pensamiento, se que no es fácil. __Le dijo a Eduardo que cerró los ojos escondiendo sus pupilas e intentando concentrarse, no era sencillo dentro de un medio acuoso.
Horacio Salvatierra todavía ser resistía a esa parte de la realidad o más fácilmente: Irrealidad, sin embargo había encontrado la forma de disipar los pensamientos negativos, al menos los más discordantes con las exploraciones. Así las llamaba la doctora Miriam Stewart.
Una rajadura del tamaño de un puño se abrió y rodeada de burbujas la luz se transformó en un resplandor bastante inoportuno para los buceadores que trataron de llegar a ella, desde luego que Eduardo ya había abierto los ojos, sus largos cabellos ondeaban mientras braceaba dentro del líquido espeso y púrpura hacia la pequeña ventana.
Reparó Horacio en que su compañero estaba completamente desnudo, sus bolas adornaban un pene en completo descanso, se sintió incómodo por avistar los genitales de su mejor amigo, le inquietaba que fuera un pensamiento homosexual.
Evitó concentrarse en extremidades o pensamientos extraños porque corría el riesgo de cerrar la abertura por una bobada, soñar con Laura los podría volver a destino. La vagina de Laura casi virgen, pletórica de palpitaciones rosadas y un manojo de pelos rojizos cuando no rubios era como una especie de amuleto peludo con aroma a  fragante oriente y…
__ ¿Qué haces pelotudo? ¡Se está cerrando!
__ Discúlpame hermano, me acordé de la vagina de Laura.
Eduardo metió el puño en la ventana antes de que se cierre por completo, ambos empujaron fuerte y por fin diminutos se abrieron paso por nuevas hebras de luz donde la realidad convergía en un barrio Montevideano de los años idos.
__ ¿Nos pueden ver?
__ Solo si lo deseamos pero acordate que estoy en bolas y vos llevas ese piyama de mierda con florcitas.
Horacio se sintió avergonzado y pensó en un par de trajes grises, inmediatamente ambos estaban prolijamente vestidos con zapatos acordes y hasta Eduardo tenía un cigarrillo entre los labios.
__ Déjate de diseñar modas que vinimos por una razón.
Una razón. Sempiterna duda del concierto inoperante de una difusa sensación de presente, cuando el cielo todavía pixelazo muestra un territorio de un pasado absurdo y siniestro al menos en ese infinitesimal rincón de la galaxia donde un pibe de catorce años pretende penetrar analmente a una inocente niña de siete.
Tres rayos de hilados cenicientos y de nuevo la sensación del vómito inminente, Horacio se detuvo apoyando su delgada figura junto a un árbol.
__ ¿Nos pueden ver?
__ No te preocupes, es domingo, hay poca gente en la  calle, creo que es mil novecientos ochenta.
__ Si lo crees: es.
__ Esa es la casa, las abuelas ya deben haber ido a la iglesia y Celeste debe estar con el primo.
__ Hijo de puta.
__ Es otra víctima.
__ ¡Déjate de joder!
No hizo falta entrar, Horacio se adelantó a la velocidad del pensamiento hasta el patio del fondo, un perro ladra, una niña llora, ya sabemos porque llora.
Materializarse cuesta un montón, una cosa es que te vean y otra es que te puedan tocar, oler y lamentar. No le cierra bien el papel de vengador y mucho menos el de Súper héroe, lo que más le incomoda es la imagen de Eduardo que los mira. El primo atacando a una pequeña inocente que…
__ ¡Noooo!  ¡Ahora no!
__ Denle un miligramo de 237 ¡rápido!
Los dos asistentes inyectan al cadáver gris rodeado de elementos de enfriamiento, algo parece moverse dentro de una piel casi metálica y contra todo imprevisto sus puños de uñas negras se cierran con furia, la doctora Stewart controla el sistema que parece a punto de colapsar pero no ha sido la primera vez.
El profesor Madox desde la pantalla ordena que corten esa fase para investigar los datos del viaje, en la habitación continua el cuerpo de Eduardo parece sonreír.
Esa tarde en la cafetería uno de los asistentes le transcribe a la doctora los datos fractales de la traducción esporádica de la silueta térmica y le muestra los dibujos que hizo el ordenador transpolando las imágenes mentales de Horacio Salvatierra.
__ Véalo bien doctora, hay una niña, un muchacho sin cabeza y esta otra silueta es Horacio con un hacha.
__ No podemos asegurarlo, el programa debe haber tenido un error, Horacio fue elegido entre otras cosas por su incapacidad de ser violento.
FIN