El escalofrío de ser Libres

Los Muertevideanos.

El escalofrío de ser Libres
Por: Darío Valle Risoto

Aquel verano me corrió un frío por la espalda desde la cintura por toda la espina dorsal hasta mi cuello, erizándome los pelillos de la nuca, a eso los españoles le llaman: Repelús, si mal no recuerdo.

Es que “me calló la ficha” como decimos por Uruguay cuando no se que pensamientos uní en mi cabeza para reparar en que andaba huérfano por la vida, mis padres habían muerto con casi trece años de diferencia entre ellos y también dos personas fundamentales como mis amigos Eduardo y Juan.
Me sentí huérfano por primera vez, pocos años luego murió mi primo Sergio y al contarle esto mismo, cierto conocido me dijo que no quería ser mi amigo porque era yeta.

Pero lo años no vienen solos y van pasando los cumpleaños de quince y las fiestas para darle lugar a las ausencias…

Ver la entrada original 474 palabras más

Anuncios

Frases condenadas al olvido absoluto

kitty_by_zhangzongzheng-d5kuvog

Tengo ganas de agujerear la colcha que cubre el consuelo para darle abrazos de alas libres a ese enano seductor y anarquista que duerme la siesta aburrido de tanta hojarasca jactanciosa, libres los libros vuelan dándole páginas de sabiduría a los vientos pero nadie escucha.
Darío Valle Risoto.

Perdí mi última novia jugando a la payana, el almacenero no me dio yapa ni fiado ni me envolvió en papel de astraza el corazón destrozado que le quise cambiar por figuritas para el album “goles y dobles”. Me colé en un Leyland por la puerta de atrás y el gallego me dijo buletus cuando me pude tirar cerca del tranway que me guiñaba un ojo cómplice y solo. Fue un domingo en que en el biografo daban una película de Kirk Douglas y en la panadería Lavalleja una vecinita me dijo que yo le gustaba mientras me pisaba los pamperos de peñarol para quedar a mi altura, me cagué de miedo y me volví a casa pensando en las varias décadas de recuerdos que guardaría para hoy…antes de dormir me comí un zabala y miramos con mi padre “Sombras tenebrosas” por el 12.
No le conté a mi vieja que la maestra Panchita me tiró del pelo por no cantar el himno.

Darío Valle Risoto.

El otro día encontré un pantalón sanforizado trepado a mi ventana y con gesto severo me dijo: Flaco: si no le das de comer pronto a tu entrepierna vas a explotar como un náufrago en un castillo de chocolate. 

Darío Valle Risoto

Su belleza me asombraba, me provocaba la sensación absoluta de creer que por alguna remota oportunidad mágica y jactanciosa del ser, podría conquistarla y no supe en ese momento que ella solo era el producto vivo de todo lo que nunca podré tener aunque lo sueñe.

Darío Valle Risoto

Los Escudos de Superman

believeinsuperman.blogspot (8)

La Evolución de un Icono

Por: Darío Valle Risoto

0035A lo largo de casi ochenta años Superman ha sido un super héroe emblemático para quienes seguíamos sus aventuras desde las recordadas revistas de editorial Novaro a la fecha, pero su clásica “Ese” en el pecho ha sufrido cambios sutiles pero cambios al fin y también se ha jugado con su significado desde el más común de “Super” a que es el escudo de la “Casa de El” su familia Kryptoniana y hasta la patética idea de que significa “Esperanza” de la última película: “Man of Steel”

believeinsuperman.blogspot (6) believeinsuperman.blogspot (7) believeinsuperman.blogspot (5) believeinsuperman.blogspot (3) believeinsuperman.blogspot (15) believeinsuperman.blogspot (00)

Peter Rabbit: Maravillosos personajes para todas las edades

peter rabbit nick

Peter Rabbit
Por: Wikipedia

Peter Rabbit es el protagonista de una serie de libros para niños escritos por Beatrix Potter. Su primera aparición fue en The Tale of Peter Rabbit (El cuento de Perico, el conejo travieso) en 1902.
Como otros conejos, es dibujado de manera realista y visten ropas humanas, destacando su brillante abrigo azul y sus zapatillas. La serie ha vendido más de 151 millones de copias en treinta y cinco idiomas.2012_WallDecals_18x40

La historia de Peter Rabbit
Un día, la señora Rabbit va a la pastelería, dejando a Peter y sus hermanas, Flopsy, Mopsy, y Cottontail jugando en el bosque. Desobedeciendo las órdenes de su madre, Peter se escabulle en el jardín del señor McGregor y come tantos vegetales como puede, pero el señor McGregor lo descubre y persigue por todo el lugar. Peter se las arregla para escapar, no sin antes perder su chaqueta y zapatos, que el señor McGregor utiliza para su nuevo espantapájaros.

La historia de Benjamin Bunny
Su primo Benjamín descubre que el señor y la señora McGregor han dejado su casa sin vigilancia, y arrastra a Peter al jardín para comerse algunas enormes zanahorias, donde las ropas de Peter aún se encuentran (y como resultado de la lluvia de la noche anterior, se han encogido).

Después de recuperar las ropas de Peter, él y Benjamín roban algunas cebollas para dárselas a la madre de Peter, pero son capturados por el gato del señor McGregor. El padre de Benjamín, el señor Benjamin Bunny, los rescata y posteriormente los reprende por entrar en el jardín del señor McGregor, azotándolos con una vara que siempre lleva consigo. Luego los lleva a casa.

La historia de la señora Tiggy-Winkle
Peter, junto con Benjamin, hace un cameo en esta historia, donde la Señora Tiggy-Winkle remienda, junto con otros artículos, la chaqueta de Peter.

La historia de Ginger y Pickles
En esta historia de los bribones titulares, Peter y su familia, junto con personajes de varias de las historias previas de Potter, hacen apariciones cameo en las ilustraciones.peter-rabbit-LRGpeterrabbit

La historia de los Flopsy Bunnies
En esta historia, Peter es un adulto casado. Ayuda a su primo Benjamin y a su hermana, Flopsy a rescatar sus niños de un tejón llamado Tommy Brock, que quiere comérselos.

La historia del señor Tod
Los hijos de Benjamín y Flopsy fueron secuestrados por un conocido tejón llamado Tommy Brock. Mientras Flopsy descarga su ira en el señor Bouncer por dejar entrar a Brock, Banjamin y Peter persiguen a Brock, quien se esconde en la casa del señor Tod (un zorro diseñado en base a un personaje similar de La Historia de Jemima Puddle-Duck).

Cuando el señor Tod encuentra a Brock durmiendo en su cama, coloca una trampa que consiste en un cubo de agua que caerá sobre Brock. Pero Brock despierta antes y los dos se envuelven en una gran pelea, durante la cual Peter y Benjamín, que han estado observando estos eventos, rescatan a los niños.


Carta de un docente al presidente uruguayo Tabaré Vázquez

conflicto educacionCarta al Sr Presidente Dr. Tabaré Vázquez

Por la presente, el abajo firmante, se dirige a usted a los efectos de hacerle saber algunas cosas que evidentemente no son de su conocimiento. El gobierno, ni este que usted encabeza, ni los otros, uno de los cuales también dirigió, le han dado todo a la Educación, como usted proclamó con bombos, humo y platillos. Sí así fuera no habría salones que son contenedores, edificios en ruinas, carencias de lugares para hacer educación física, falta de equipos multidisciplinarios, docentes ganando lo mismo que lo que sus legisladores reciben para gastos en diarios y revistas. Imagino que se está poniendo un poquito colorado, y no lo digo por el decreto de ayer, que eso ni siquiera los colorados tuvieron la prepotencia de hacer. No, lo digo porque estará comprobando que anduvo orinando fuera del tarro cuando hizo esa afirmación para la tribuna, esa en la que siguió diciendo una verdad de Perogrullo: “el estudiante debe ser el centro de la educación”. Si el estudiante no fuera el centro de todo esto, de esta profesión que amamos, hace años que el sistema se hubiera caído a pedazos. Calladitos la boca compramos nuestros marcadores, nuestra tinta, hacemos fotocopias que repartimos gratis o a menos costo, prestamos perdemos lapiceras, corregimos, estudiamos y planificamos cientos de horas gratis, atendemos padres fuera de nuestro horario, realizamos paseos en días y en horas que no nos corresponden, todo en aras de la bendita y santificada vocación. Ni que hablar de los libros de estudio, de los cursos, diplomas, posgrados, etc que salen de nuestro bolsillo. Súmele usted que como ganamos tan poco, (lo que sus subordinados reciben para diarios y revistas, perdone la insistencia), trabajamos en varios lados, con la consecuente falta de tiempo y de dinero para el perfeccionamiento.

Pero son tan lindos nuestros alumnos; los 30, 35, 40 que tenemos por clase, a quienes dedicamos todo el tiempo que podemos, pero sabrá calcular doctor que la hora no nos deja en realidad mucho espacio para cada uno. Siga adicionando don Tabaré, que muchos de esos botijas vienen de zonas muy carenciadas, económica, social y afectivamente. Ah, porque vaya enterándose que los gobiernos de izquierda, los tres, dos suyos gracias a la generosidad de la biología, no han podido eliminar ni la pobreza, ni el hambre, ni la marginación. Entonces al aula entran otras cosas además Pitágoras y el objeto directo o la célula. Entra el me pegaron, el me violaron, el tengo hambre, el quiero consumir y no puedo, el puedo y me importa poco lo que está escrito en el librito.

Pero para eso usted y sus expertos han pensado una educación encantadora. Una educación descentralizada, contextualizada, donde cada institución enseñe de acuerdo a su entorno, formadora de mano de obra sin conciencia al servicio de la empresa local de moda. Adecuación al mundo del trabajo que le dicen. Y además están las maravillosas ceibalitas que desde que fueron repartidas con bombos, humo y platillos han solucionado todos los problemas de la educación.
Perdone la ironía doctor, sabrá disculpar este instante de bronca y de desconcierto. Es que uno fue creyente de la utopía, de los colores, de que había izquierda y derecha, y de que “los más infelices serían los más privilegiados”. Uno adoró el verso que decía que “iban a temblar hasta las raíces de los árboles”… y no hubo ni una pequeña brisa que agitara una hoja de eucaliptus. En este país progresista, del vamos bien, del no se detenga, los ricos siguen siendo ricos y privilegiados, tratados como esenciales, y los pobres, hipnotizados con pequeñas grajeas de consumo, se empobrecen cada vez más, sobre todo a nivel cultural, porque la Educación, prioridad nacional, se ha vuelto, a fuerza de destrato y dobles discursos, en una mísera limosna o simulacro. Y no por la falta de dedicación de los docentes, que los hay malos también, yo conozco unos cuantos, pero créame que esos son una minoría. No, se ha vuelto compleja, porque enfrentamos una guerra con chauchas y palitos.

Y acá estamos peleando, día a día, contra todas esas dificultades y contra el discurso establecido, ese que crearon los políticos y los medios, ese de que trabajamos poco, que vacacionamos mucho, que nos negamos a todo y que en las noches de luna llena nos convertimos en radicales licántropos con aullidos corporativistas.
Y si por esto fuera poco, para seguir poniendo a prueba nuestra fuerza, ahora nos impone el decretazo y la mordaza…
En serio don Taba, ¿no será mucho?… ¿no será mucho el impulso que nos está dando para seguir luchando, para no rendirnos?… ¿no se le habrá pasado la mano en el combustible que le ha arrojado a esta llama de indignación que ya teníamos?…
Presidente, este docente, y los otros, somos pueblo… y el pueblo, tarde o temprano termina decidiendo. Porque el único, que a lo largo de la historia, ha terminado haciendo temblar las raíces de los árboles, ha sido precisamente el pueblo. Por eso don Taba, ¿no será hora de pensar lo hecho y lo no hecho, de retroceder algunos casilleros y ponerse a hablar en serio de Educación?
Los docentes seguimos acá, tan esenciales como siempre, tan maltratados como nunca, pero dispuestos a luchar por una educación digna, para los hijos de todos los trabajadores de este país.

La decisión está en sus manos.

Rafael Fernández Pimienta
Profesor de literatura.