El niño, la luna

47ec7ad1c155170716433217b5b23c7f

El niño, la Luna
Por: Darío Valle Risoto

Un niño desnudo sobre la arena
Que mira a la luna entre las estrellas
Y de la inmensidad pinchada de luces
Cae un pañuelo de azul seda.

Sus manos lo sienten y cobijan
Ese pañuelo de azul seda
Bajo la luna de diáfana plata
Rodeado de millones de estrellas.

Se ríe el niño y negra es la noche
Desnudo gatea, se cae, se levanta
Y lleva el pañuelo entre sus manos
Bajo la luna de diáfana plata.

Descalzos tocan sus pies las orillas
De un mar nocturno que inventa
Una por una todas las estrellas
Y entre las olas la Luna también
Sueña con el niño que experimenta
La vida, el pañuelo, la noche
El recorrido de millones
De niños con pañuelos azules
Que algún día viajarán
A esos mundos que lo contemplan.

 

Anuncios

Sin Esperanzas

wojciech (1)

Sin Esperanzas
Por: Darío Valle Risoto

Que tu inocencia no se vuelva ciega
Por aceptar que todo está bien
O encaja solamente por tus amigos
Y los que cargan idénticas banderas
Más no llores por los muertos
Que van dejando los tiempos idos
Si no estás dispuesto a despertarte
Cuando hasta tus amigos te engañan.

Cada silencio que estuviste guardando
Esconde una absurda e incierta pena
Por los débiles que los fuertes acallan
Con la simple estrategia de la libertad
Porque de cadenas de oro nos rodean
O nos vamos apagando tan seguros
En sus jaulas democráticas y estériles
Que nos van quitando nuestro fuego.

Siente como yo que la vida exige pensamiento
Mente despierta y alerta a los engaños
Que los buenos amigos tienden diversos
Con sus modas de políticas correctas
Y sus discursos aparatosos que no dicen nada
Así nos vamos volviendo unos títeres de carne.
Y sigue y prosigue la injusticia en el mundo
Porque vivimos vomitando esperanzas…
Y nada hacemos.

Hoy es solamente otro día mi amor
Aceptemos que no somos tan importantes
Más podemos cambiar solamente una semilla
O barrer un buen día esta vereda
Para que al menos las hojas de otoño
No nos dejen perecer de tristeza.

 

De Pie

Landscapes 4 (11)

De pie
Por: Darío Valle Risoto

Cuando se agoten las frases célebres
Y los consejos de vida nada digan
Cuando los bosques sean objetos
Que nadie haya perdido jamás.

Cuando en el horizonte veas al sol
En completo y simple silencio
Nada podrá explicarte esta vida
Ni siquiera con la excusa de la magia.

Todo tiene que ser el sueño personal
De tus momentos particulares
Y en cada segundo que hayas caminado
Habrá solo el sentido de tus huellas.

No escuches ni a este torpe poeta
Ni al anciano sabio ni a los niños
Todos mienten con buenas intenciones
Porque tienen sus vidas a la deriva.

Desarma el diseño del laberinto
Que la cultura te ha contagiado
Dobla con cuidado aquella esquina
Y observa de frente todos los espejos
Ya que solo te tienes a ti…
Y a tu corta vida.

Así que doblégate a todo consejo
No respetes ninguna consigna
Ni te arrodilles por los libros
Porque de pie se camina mucho mejor.

Sin Propiedad Privada

¡Qué tres! Rosa Luxemburgo, Simone De Beauvoir y Emma Goldman en la playa, fumando pipa (1930_s.)

Sin Propiedad Privada
Por: Darío Valle Risoto
(Adaptación de la letra de Julio Jaramillo)

Para que sepan todos
Que a nadie perteneces
Con sangre en las venas
Yo te quiero rebelde.

Para que te respeten
Aún con la mirada
Y sepan que tú vives
Sin propiedad privada.

Para que no se atreva nadie
A venderte democracia
y que conserven todos
Solidaria militancia.

Porque nuestra lucha
Ya no tiene consuelo
y no quiero que nadie
explote al obrero

Porque vives sin dueño
Y eres libre y mundana
Y eres solo tuya
Sin propiedad privada,
Y eres solo tuya
Sin propiedad privada.

Para que sepan todos
Que a nadie perteneces
Con sangre en las venas
Yo te quiero rebelde.

Para que lo comprendan
Esta lucha no acaba
Después del horizonte
Siempre hay otra distancia.

Para que no se atreva nadie
A venderte democracia
y que conserven todos
Solidaria militancia.

Foto: Rosa Luxemburgo, Simone De Beauvoir y Emma Goldman en la playa, fumando pipa (1930’s.)

 

El espejo de la soledad

and_i_don__t_belong_here__by_patriciaannrecourt

El Espejo de la soledad
Por: Darío Valle Risoto

Mi soledad se manifiesta rota
Introspección que trae recuerdos
Una risa, una mano extendida
Las lágrimas de otros tiempos.

Hubo en mi vida otros días
Noches de frio y sentimientos
Cuando la pobreza desvestida
Corría a las fauces de los perros.

Lluvia que calaba en el frio
Sacos sobre las cobijas
Y gotear sobre los cacharros
Sinfonía triste del desaliento.

Miedo por la muerte de mi padre
Presagio que se fue cumpliendo
Un niño perdido y extraño
El mismo que desconozco hoy
Raro y viejo en el espejo.

El tiempo que se vuelve sitio
Donde conviven lejanos recuerdos
Aquellos que se clavan profundo
En un presente de desencuentros

Aquel niño que no fue tan feliz
Aquel muchacho que cargaba sueños
Aquella angustia de la pobreza
Aquellos caminos del desaliento.

El miedo es la niebla

Contraluz (18)

El miedo es la niebla
Por: Darío Valle Risoto

El miedo es niebla espesa
Sobre mi ciudad maniatada
Y cuesta darle la espalda
A tanta muerte perversa
Una mujer indefensa
Un anciano en su morada
Toda vida es malgastada
En la noche sin defensa.

Soluciones que no funcionan
Y nos vamos infectando
De odio y desencanto
Signos de tanta pobreza
Más moral que material
Que nos come la cabeza.

Allá va el pobre obrero
A trabajar de madrugada
Como esclavo de un sistema
Que en vez de premiarlo…
Lo mata
Y se encuentra al asesino
Profesional victimario
Que la juega de otario
Pero conoce su oficio
Y la muerte es beneficio
Cocarda del presidiario.

El juez ajeno al miedo
Camina con guardaespaldas
El periodista se queja
La manifestación se desata
Y comprando cosas robadas
Hacemos más mal que nada
Creyendo que revolución
Es matar la esperanza.

Una maestra golpeada
Otra niña asesinada
Un joven desaparecido
Timba y prostitución
Un pastor que estafa
Un cura que es toquetón
Un político sin licencia
Un filósofo de cartón.

Una comisión del senado
Otra burla del montón
Un almuerzo de márquetin
Y el pueblo sin comisión
Estadísticas de pobreza
Números sin compasión
Mientras la niebla espesa
Nos consume la razón.

Tentáculos de mil ojos
Las cámaras vigilan
Mientras así se termina
El derecho a la libertad
Mientras entre la impunidad
Dictadores y vigías
Permiten que el delito
Sea parte de nuestra vida.

Discursos muy sustanciosos
De ancianos guerrilleros
Viejos traidores, compañeros
Quien los vio y quien los ve
Aplaudiéndolos estará usted
Pero yo…ya no puedo.

 

Entre arboles celtas

celtas 2

Entre arboles celtas
Por: Darío Valle Risoto

En el ocaso de mis sueños la vi
Estaba con sus cabellos de fuego
Tomando agua de un río Britano
Y confieso que temí perderla
Por tan solo acercarme
Y sentir el dulce aroma
Que irradiaba su presencia celta.

Yo no te merezco pensé decirle
Y ella sonrió dándome una flor
Y en sus pecas conté un universo
De estrellas de rosas encendidas
Como sus labios de miel silvestre
Y sus pies tan descalzos.

No me importa si eres una bruja
O el hada maldita de la espada del río
Tampoco quiero que te vayas
Pero lamento que no merezco
Ni tenerte aun en estos sueños
Que me complican la vigilia.

Me dijo que mis palabras sobran
Y que aún estoy a tiempo de encender
El fuego perdido de mi propio grial
Allí en la oscura cueva de mis anhelos
Donde los fracasos serán los escudos
De la última contienda de mis fantasías.