Dientes bajo las alas (Poema)

Wallpaper Magic 155 (31)

Dientes bajo las alas
Por: Darío Valle Risoto

Demasiadas sonrisas me asustan
Algo esconde esa forma de amor
Y me están cobrando mis sueños
Al precio de una extraña salvación.

Cual dragones me sobrevuelan
Tratando de que sea como ellos
Moralistas de vidas perfectas
Que esconden lados perversos.

Tienen dientes bajo las alas
Que me sofocan el aliento
Yo no quiero pedir perdón
Por ser natural e imperfecto.

No necesito manuales de vida
No soy un electrodoméstico
Aprendo de lo que escucho
Y de lo que fracaso aprendo.

Nunca voy a sentirme culpable
Por la palabra, la desnudes
Por el alcohol, por mi sexo
Ellos que nada comprenden
Quieren que sea como ellos.

Dientes bajo las alas
Esconden los cristianos perversos
Son como los musulmanes
Son como el mismo infierno.

No existe dios, no existe diablo
No existen ángeles ni malos ni buenos
Pero si hay miles de dragones
Que me quieren quitar mi cuerpo.

No necesito manuales de vida
No soy un electrodoméstico
Aprendo de lo que escucho
Y de lo que fracaso aprendo

Anuncios

La muerte del misterio (Tecnologías)

Wallpaper Magic 249 (28)

La Muerte del Misterio
Por: Darío Valle Risoto

Ayer luego de recorrer diferentes puntos de la ciudad paramos con mi amigo César en un Bar que se encuentra sobre la avenida Agraciada frente al Prado a tomar un refresco frío y comer una buena pizzeta con muzarella.

Mientras conversábamos le llamé la atención de que frente nuestro sobre la izquierda del lugar en la vereda del frente había una chica evidentemente esperando a alguien y por lo prolija y hermosa que se veía no podíamos pensar en otra cosa que en un novio o muy posible pretendiente.

Conversamos sobre ese hermoso instante en que uno va llegando y las ve: “a ellas” arregladas para nosotros y le dije que ese debe ser uno de esos instantes que probablemente jamás olvidemos sea como sea que luego nos vaya en la relación.

La chica creo que se dio cuenta que advertimos su espera y cuando sacó su celular allí comenzó a morir ese misterio de no saber a qué hora llegará o si le pasará algo o si tal vez ella misma llegó demasiado temprano. Y el hermoso evento tecnológico comenzó a matar esa impaciente espera porque un rato después dejó el muro donde se apoyaba en la mueblería y se fue pasando por nuestra derecha.

Le dije a César que quizás le había avisado que venía hacia el lugar y ella fue a alcanzarlo dejándonos sin saber si el fulano era a nuestros ojos indiscretos, un digno partenaire de tal belleza porque la niña de verdad era de película.

Hoy que escribo esto recuerdo alguna cita radial sobre qué hubiera pasado en diferentes eventos históricos y literarios si los protagonistas hubieran tenido el uso de sus teléfonos celulares y el mundo hubiera sido muy diferente pero quizás tan aburrido como ahora comienza a serlo.

Es que estamos matando el misterio para tener las diferentes certezas que van desde lo necesariamente bueno de saber a develar hasta las más intrascendentes noticias cotidianas como: cuando llego, que me pasó, por donde voy, con quien estoy.

Llámenme anticuado pero quiero volver a aquellas ocasiones en que nos quedábamos de encontrar a las nueve frente a tal lugar y desde allí a esbozar aquella sonrisa del reencuentro: había una dulce y hermosa ignorancia.

Don Juan

Contraluz (5)

Don Juan
Por: Darío Valle Risoto

Alguna esperanza se escapó cobarde
Por los bolsillos deshilachados
De un torpe espantapájaros
Que tenía un corazón de orquídeas.

Llamaban las tardes a ensoñar
Con aquella montaña en diversos
Tonos de rojos y violetas
Donde el sol alimentaba a las águilas.

Y vos te escapaste contra todo destino
Confinado a los nueve mundos
En tonos de ámbar figurando sueños
Y rompiendo las formas humanas.

Sé que nunca lo pude intentar
Aunque conseguí un par de aliadas
Gatas mágicas que me dieron forma
De ermitaño absoluto y completo.

Acaso aprendí demasiado poco
O lo mejor fue que me dejaste la duda
De si esto es de verdad estar vivos
O una especie de matrix obsoleta
Donde se redefine que es el hombre.

Y la vejez me da una falsa sabiduría
O a fuerza de romper las paredes
Aprendo lo que no puedo escribir
Ni describir ni compartir
Porque cada verdad es particular.

El bosque y el río

Landscapes 5 (8)

El Bosque y el Río
Por: Darío Valle Risoto

He de buscar aquel bosque, aquel río
Donde escapar de este gris absoluto
De este ruido mortal y enloquecido
De la ciudad que me asesina, me asfixia

Ya no quiero motores, no quiero sirenas
Basta de ese incesante cotorrreo
De gente que viaja atada a sus cadenas
Y tira de las mías para ser como ellos.

Ya no necesito de mis semejantes
Que son extraños en mi propio mundo
Y pretenden que imite su miserable
Sueño de acumular una triste fama.

No busco ni aquella amante ni la otra
Ya no quiero que me pregunten
Si soy feliz o si dejé de serlo
Tampoco les diré que los quiero
Si de verdad a ninguno los soporto.

He de buscar aquel bosque, aquel río
Donde canten pájaros que no estén muriendo
Ni estén contaminadas mis manos
Por los crueles billetes que fabrican
Dejando mi vida a diario sin motivo.

No quiero a la ciudad, no quiero edificios
Quiero morirme sobre el pasto mojado
Una noche de invierno en un bosque
Lejos de todo testigo para fundirme
Y ser tragado al fin por la tierra.

Pelechando sueños

Landscapes 3 (14)

Pelechando Sueños
Por: Darío Valle Risoto

Cuna de pobreza sin misterios
Abanico de dolor y sufrimiento
Nació en las sierras sin quererlo
Y de allí vino pelechando sueños.

Empleada doméstica sin amo
Y mujer rebelde sin dueño
Abrigo una nueva esperanza
Soñando con un hijo pequeño.

Murió prematuro el primero
Tal vez tenía que saberlo
La pobreza no da tregua
Y duele y dolerá comprenderlo.

Un conventillo y mi padre
Centro de Montevideo
Convertir lágrimas en vicios
Y transcurrir la vida con empeño.

Sesenta años para sufrir
Y un hospital allá en el puerto
¿Habrá muerto arrepentida?
Eso nunca lo sabremos.

Cuna de pobreza sin misterios
Abanico de dolor y sufrimiento
Nació en las sierras sin quererlo
Y así vivió pelechando sueños.

A mi madre
Evelina 1935-1995

 

 

Después de Navidad

Wallpaper Magic 137 (11)

Después de Navidad
Por: Darío Valle Risoto

Una inesperada paz
Reina en el hogar
La fiesta ha terminado
Y todos duermen.

Amanece entre pájaros
Y yo caliento el café de ayer
Ella sigue en su cuarto
Y yo ya no estoy conmigo.

Observo los despojos
Del alcohol y los manjares
Y el árbol de navidad
Que aún sigue encendido.

Todos duermen pero pronto
Habrá de nuevo ruidos
Bromas, conversaciones, gritos
Y ella vendrá a besarme
Pero yo…
Ya no estoy conmigo.

Me siento con una tristeza
Que me anuda la garganta
Y me deja huérfano de sol
Cuando la mañana explota
En el jardín florecido.

El café sabe a mil demonios
Y lo derramo en la pileta
Como negro remolino
Así me siento yo
Entre tanta gente…
Porque ya no estoy conmigo.

 

Derivas de hombre y mujer

Wallpaper Magic 262 (10)

Derivas de hombre y mujer
Por: Darío Valle Risoto

Un aura de silencio callado
Una sustancia entre los dedos
Un susurro invisible e inclinado
Sobre la luna que guarda tú cabello.

El vestigio de un día inocente
Las cobijas que enredan el frio
Tus pies descalzos como insolentes
Asomando al confín del precipicio.

Un concierto de pájaros perdidos
Entre los árboles de la plaza del barrio
Tu espalda desnuda abriendo
Las ventanas a un paraíso inusitado.

Tus ojos que me miran y me someten
A la esclavitud más agradable
Y allí desnudos nos desplazamos
A derramar un montón de destiempo
Con tu ojos mirando mis ojos
Con mi cuerpo entrando en tu cuerpo.

Serás mujer hasta que la prisa
Nos devuelva de golpe a nuestro tiempo
Como dos soles que nadan deprisa
Antes de que el mar los vaya consumiendo.