Mi amiga Irma (1949)

1949 - My friend Irma (G. Marshall) USA

Mi amiga Irma 1949
Por: Darío Valle Risoto

Esta es una comedia de esas que son sencillamente perfectas con todo lo que significan estas dos palabras aparentemente antagónicas, más no lo son tratándose de buen entretenimiento de un cine clásico que siempre es bueno revisitar.

Las protagonistas son Jane, una joven que quiere ser secretaria para así casarse con su patrón millonario y vive con Irma una despistada amiga que solamente parece saber meterse en problemas mientras que tiene en Al a un novio muy poco honesto y alérgico al trabajo que vive de ella, de su amiga y de la ayuda social mientras se juega su dinero a los caballos.

Pero lo más interesante de esta película es la participación por primera vez en el cine del dúo: Dean Martín y Jerry Lewis los que literalmente se “comen” la película dejando a las chicas protagonistas con poco margen para lucirse y las pruebas las dará el futuro de estos dos comediantes que durante la década siguiente serían absolutamente incomparables tanto en el cine como en otros formatos incluidas sus apariciones en teatros o la televisión.

Por lo tanto esta película que introduce al dúo cómico es un interesante punto de partida para poder revisar la trayectoria de un Jerry Lewis que con o sin Martin demostró ser un verdadero genio de la actuación cómica tanto con sus diversas imitaciones, gesticulaciones, el canto y mil formas de entretener a las audiencias de todo el mundo.

Hace muy pocos días Jerry Lewis falleció, fue el 20 de agosto, había nacido en 1926, el mismo año en que nació mi padre y todavía queda imborrable en mi memoria aquella vieja revista usamericana que mi madre conservaba de cuando había trabajado con diplomáticos de los Estados Unidos donde había una foto de Jerry tirado en el piso con varios niños trepados en su espalda, nada menos que sus cinco hijos. Lástima no haberla conservado.

1949 - My friend Irma (G. Marshall) USA 21949 - My friend Irma (G. Marshall) USA 3

Anuncios

Batman y Robin en “El Tony”

FB_IMG_1501902215300

Recordamos en este caso varias portadas de los suplementos de la revista El Tony de la legendaria editorial Columba de la Argentina, una de las tantas que colaboraron para hacer de nuestros años de niños una constante aventura, también recuerdo que allí leí por primera vez las aventuras de Spider-Man.

No podemos olvidar así mismo que estas revistas estuvieron pobladas de personajes originales como: Nippur de Lagash, Gilgamesh, Martín Toro o El Cabo Sabino entre muchos otros.

FB_IMG_1501902222619FB_IMG_1501902228349FB_IMG_1501902233397FB_IMG_1501902238514FB_IMG_1501902243766FB_IMG_1501902251031FB_IMG_1501902258148FB_IMG_1501902262963

Una historia insignificante

352 (4)

Una historia insignificante
Por: Darío Valle Risoto

Ellos bajaron sucios y desalineados de la sierra, con hambre, cubiertos de barro y sudor. Saludaron como caballeros y pidieron pan con vergüenza porque sabían que en estas comarcas los campesinos pasaban hambre.
La madre de Lautaro los invitó a comer afuera como se solía comer en esos tórridos veranos en que la lluvia es más difícil de encontrar que a Cristo a la sombra de los algarrobos.

El que lideraba al grupo de seis hombres era un hombre de estatura un tanto más baja que el resto pero de una presencia gigantesca que solamente con el timbre de su voz hacía erizar los cabellos de la nuca.
Lautaro comió con ellos y miró entristecido a su madre, ella comprendió inmediatamente que se iba a ir con esos guerrilleros y que probablemente nunca jamás se volverían a ver.

Doña Hortensia fue al gallinero y trajo cuatro huebos, cuando los fue a envolver en un pedazo de papel, el comandante le acarició los blancos cabellos y le dijo que ya había compartido suficiente, que se llevaba más de lo que había venido a buscar y todos partieron de regreso a la sierra, incluso su hijo mayor que en esos tiempos contaba con diecisiete años.

Un tiempo después la doña viajó al pueblo a ver al doctor, tenía unas jaquecas insoportables que había aguantado hasta lo indecible porque no tenía dinero para pagar la consulta. afortunadamente el padre Miguel la acompañó y le dijo que no tenía que pagar nada, que con su fe en dios era suficiente. El medico no le dio buenas noticias y ella volvió a su humilde casa al pie de la sierra pensando en sus tres hijos que ya sin padre podrían quedarse también sin una madre que les cocine y proteja.

Pero la casa no estaba sola.
Los soldados habían llegado y uno de ellos zamarreaba a Juan cuando Hortensia llegó gritando que lo dejen quieto, que solo era un niño.
__ ¡Mamá! ¡Dicen que Lautaro está peleando con los comunistas!
Ella le suplicó al capitán que deje a su niño, el hombre le hizo un gesto al soldado que tenía por el cuello a su hijo que se quedó sollozando por lo bajo. Los dos más chicos se apretaron a él como para que no se lo lleven.

__ Mi hijo se fue con los guerrilleros hace dos meses, es cierto.
__ ¿Y por que no lo informaste al destacamento Hortensia?
__ ¿Por qué debería hacerlo?

Habían llegado en un camión, eran doce soldados y su capitán, se habían desplegado en torno a la casa, algunos pisotearon las plantas de maíz, dos de ellos se llevaron todas las gallinas del gallinero y al chancho y una bolsa de arroz que Hortensia tenía guardada debajo de la mesa de la cocina.

Antes de retirarse el capitán le advirtió que si no tenía noticias de su hijo el comunista iba a tener mayores problemas que quedarse sin comida. Subieron a su camión y se retiraron no sin antes decirle que agradezca que no le hayan quemado la casa.
__ ¿Y ahora que hacemos mamá? __Preguntó Miguel, el más chico que apenas tenía diez años.
__ Nos vamos para la sierra mi hijo, acá no tenemos nada.
__ ¿Pero allí no se esconden los comunistas, los subversivos? __Preguntó Joaquín que tenía doce.

La madre les ordenó que junten sus petates, rato después le prendió fuego a la casa y con sus hijos tomó camino entre los árboles subiendo el terraplén que daba camino a la sierra cubierta de selvas y hondonadas.

Juan el más grande llevaba entre sus cosas una foto de los cuatro hermanos con su madre sacada hacía tres años, pensaba en muchas cosas y al mirar atrás poco a poco se fue perdiendo el humo de su casa y comprendió que ya no volverían y que probablemente se iba a encontrar con su hermano para abrazarlo y preguntarle de una vez por todas algo que siempre le había intrigado.
__ ¿Es cierto que los comunistas tienen la cola puntiaguda como el mismo diablo?

FIN

Neo Vampiros 73: Ignacio y el lobo

043_silent

Neo Vampiros 73
Ignacio y el Lobo
Por: Darío Valle Risoto

Leticia se despertó en medio de un monte, desnuda y temblando de frío afortunadamente a unos doscientos metros encontró una casa humilde, tras golpear tuvo que derribar la puerta que no se resistió demasiado. Leticia era alta, de cuerpo torneado y piel muy blanca, tenía el aspecto de una joven con más de cincuenta años. Una de las pocas gratificaciones de ser una Licántropo.

Poco a poco regresaban los recuerdos como en una exposición de diapositivas, mientras se ponía un pantalón vaquero gastado que había encontrado en un ropero desvencijado.

Pensó en el neurólogo llorando porque ella lo abandonaba, llorando como un niño luego de que la ayudara a fugarse del psiquiátrico.
__Lo siento Ignacio, sé que estás enamorado de mí y es por eso mismo que debo dejar que te vayas, no es posible que sigamos juntos.
Pero él insistió y ella lo tuvo que obligar a parar el auto junto a un campo, nadie más transitaba por esa carretera al norte, caminó unos pasos y algunos caballos que pastaban cerca huyeron como presintiendo algo sobrenatural.

__Te lo dije varias veces, pero no me creíste, sos un científico que no cree en nada ¿No?
__Estás enferma Leticia, yo te quiero ayudar, sabes que acabo de arruinar mi vida profesional por vos.

Leticia se quitó parte de la ropa, no era necesario mirar a esa luna llena que se asomaba entre nubarrones de lluvia contenida, tampoco era necesario volver a mirar a los ojos de ese hombre frágil que estaba a punto de vivir la experiencia más extraña de su vida.

Sobreviene siempre como una crisis que se podría confundir con epilepsia, sin embargo esto cambia rápidamente cuando la piel comienza a descascararse y una pelambre gris azulada asoma por aquellas partes que han destrozado la ropa porque el cuerpo crece casi un cincuenta por ciento mas que su tamaño original, estamos hablando de una loba enorme con colmillos de unos cuatro centímetros de largo y ojos de brillo salvaje.

Ignacio Kenichán sufre un choque entre su cordura que lo llama a pensar que alucina y el golpe de la realidad que lo enfrenta a un animal que delante de sus propios ojos deja la piel y los cabellos de la mujer que amaba desparramados entre trozos de ropa.
__ ¡No puede ser!

Encontró un buzo gris bastante rotoso y también se lo puso, en un pequeño baño buscó agua y se lavó la cara, el espejo sucio le devolvió su rostro, lejos de los espejos de tantos hospitales. Ahora comenzaba a ser libre por primera vez en más de treinta años.

Dejó a Ignacio desmayado y corrió campo adentro, estar en la fase animal significa luchar continuamente contra los instintos primitivos y evitar por ejemplo haberse alimentado del hombre que la amaba, pero no sucedió así con las cuatro ovejas que devoró en un paroxismo de huesos destrozados y carne caliente.

Fluctuantes imágenes del campo nocturno, un río desbordado y un niño que se pierde en la oscuridad y de pronto se encuentra con un enorme lobo que él cree un perro, el animal tiene el hocico cubierto de sangre y se queda allí, entre la maleza petrificado con sus ojos amarillos mirándolo.

__ ¡Lisandro!, ¿Dónde te metiste gurí de mierda?
El niño miró para el lado de donde lo llamaba su madre, haya donde está la luz de las carpas y cuando quiso mostrar al perro, este ya no estaba, desapareció en la oscuridad.

Leticia se preguntaba por la razón de su escape, todos esos años pernoctó a voluntad en los loqueros y psiquiátricos, sin embargo hacía meses que sentía el llamado de la sangre. Una desazón que la obligaba a recapitular la historia de su familia, de aquellos que solo eran bosquejos en fotos adormecidas en retratos cargados de olvido. Alguien le dijo una vez que tenía una prima, que se llamaba Lorena Luna y el apellido de la familia era otra broma del destino.

El pequeño rancho seguramente era la propiedad de alguno de esos puesteros que recorren las estancias para perseguir a los ladrones de ganado, todo era austero y muy pobre, aún así se sintió una reina cuando se tiró en un camastro maloliente.
__ ¿Por qué me vine al norte? __Le vino esa pregunta a la mente antes de dormirse definitivamente.
Juicio y Castigo

 

Hombre que agradece (Poema)

sphinx_by_alinasoloviova

Hombre que agradece
Por: Darío Valle Risoto

Celebro esta vida en tus ojos negros
Y nada me asusta y soy un súper héroe
Si te tengo cerca, si me acaricias
Si me das aliento con tu voz salvadora.

Y cuando me despierto puedo volar
Si siento tu cuerpo tibio a mi lado
Y la música tiene más significado
Cuando la disfrutamos juntos.

Y la rosa es más roja
Y el cielo de mejor azul
Si tu desnuda me encierras
En cadenas de libertad
Porque estamos juntos
Aunque no lo comprenda
Porque no te merezco.

Y pienso en el destino
Supersticioso y fabulador
Que nos puso a salvo
En un mismo tiempo
En una misma dimensión
Aunque tú seas incomparable.

Y la lluvia es mejor lluvia
Y el viento adelanto de tu aliento
Y enfrento todos los huracanes
Si se que sos mi amante
Mi amiga, mi hermana
Mujer, cuanto tengo para decirte
Y que poco para darte…

Frasier: Una comedia imprescindible

FRASIER 1

Frasier: Una comedia imprescindible
Por: Darío Valle Risoto

Hace ya un tiempo me atreví como en tantas cosas en esto de postear sobre mis gustos sobre el cine, la televisión o la música a hacer mi propio ranking de sitcoms, esto significó nada menos que intentar recordar cuales me parecieron mejores de todas las que he seguido y creo que me olvidé de Frasier.

Un gran error porque si bien había visto unos pocos capítulos allá por el año 1998 en que por primera vez tuve tv por cable, había quedado enganchado a ese particular siquiatra que comparte la profesión con su hermano Niles y desde el primer capítulo recibe en su lujoso apartamento a su padre “Martín” un retirado de la policía con su astuto perro: “Eddie”. Más o menos el elenco lo completan la fisioterapeuta y empleada de la casa, la inglesa Daphne y Roz Doyle la productora de Frasier Crane.

Aquí me quiero detener en que Frasier no ejerce la siquiatría como su hermano de forma ortodoxa, digamos, sino que tiene un programa de radio donde intenta con diversa suerte solucionarles los problemas que sus oyentes comparten al aire. No está demás señalar que las voces de los diversos oyentes durante todas las temporadas corresponden a conocidos actores, actrices y personajes diversos del arte.

Y probablemente por aquí haya nacido mi interés por mi experiencia en radio y desde luego también por mi enorme interés en el tema de la siquiatría que para bien de la humanidad por suerte no he estudiado profesionalmente.

Esta sitcom tiene hoy día diversas asociaciones por ejemplo con: “The Big Bang Theory” sobretodo por el lado de un protagonista como Frasier, un hombre que no se cree superior a los demás sino que: “Lo sabe” tal como Sheldon Cooper y también debo reparar que allá por la sexta o séptima temporada a razón de incorporar a otra profesional a la radio el papel lo ejerce nada menos que la actriz que luego interpretaría a la madre siquiatra de Leonard en la mencionada Big Bang, puras coincidencias, nada más.

Cast-of-Frasier-frasier-119752_302_377

El fuerte de la serie está sustentado en la particular personalidad no solo de Frasier sino de su hermano Niles que quizás sea aún más perturbado que su hermano mayor con una esposa como Maris que nunca se ve pero es una presencia constante en toda la serie, otro parecido con The Big Bang en el caso de la madre de Wollowitz que se escucha pero casi nunca se ve.

Así que tenemos a un petulante y agrandado profesional con grandes problemas para conseguir parejas a lo largo de la serie, un cuarentón que separado de una extraña colega que algunas veces hace presencia para arrastrar su particular oscuridad y su hermano que tras separarse de Maris sigue enamorado de Daphne con irregulares esperanzas que se irán aclarando a lo largo de la séptima temporada. Aclaro que voy por la octava de once y que pese a que he notado cierto decaimiento a partir de la quinta igualmente me suele hacer despedir tamañas carcajadas por muchos motivos.

El sistema de comedias situacionales yanquis es realmente perfecto sobretodo porque se sustenta en la brevedad de historias que pueden seguir cierta continuidad pero se basan especialmente en gags donde la personalidad de los protagonistas oficia para reforzar estereotipos sociales que podemos compartir o no pero existen. Son elocuentes las menciones a la presunta homosexualidad de alguno de los protagonistas y hasta su padre debe aparentar que le gustan los chicos al verse involucrado con una señora que no le gusta, también encontramos en Roz la productora de Frasier a la típica treintañera que tiene grandes dificultades para conseguir pareja permanente o el humor inglés de Daphne y sus historias sobre su numerosa familia en la madre patria.FRASIER 2

En síntesis Frasier es una gran serie con una vuelo intelectual interesante sobretodo cuando el y Niles conversan sobre vinos, música, antigüedades, etc. frente a la absorta presencia del veterano policía de su padre que está convencido de que sus hijos son muy extraños mientras que su perro Eddie parece ser el único que verdaderamente lo comprende.
Esta serie se desarrolló desde el año 1993 al 2004 y el personaje proviene de la reconocida serie Cheers por lo tanto es un Spin-Off
Si nunca la vieron préstenle ojo porque vale la pena.

frasier__s_apartment_wallpaper_by_neonduck

Frasier-frasier-9341098-500-375