¿El Uruguay está cada vez más violento?

Contraluz (25)

¿El Uruguay está cada día más violento?
Por: Darío Valle Risoto

Hace unos días presencié un interesante debate en el programa de TV: “Buscadores” sobre si nuestro país está cada vez más violento o no es así, en tanto las noticias partiendo desde los hoy llamados: “Femicidios” a la violencia de algunos casos de madres contra las maestras de sus hijos que obviamente generan gran descontento y una sensación de inseguridad entre la gente.

En estos últimos casos uno de los panelistas sostenía que las relaciones sociales hoy día son más horizontales y por lo tanto no se respeta la autoridad y es cierto desde la familia a otros ámbitos sociales incluida nuestra relación con por ejemplo los funcionarios del estado: policías, inspectores, etc. ya no tenemos la misma relación que en otras épocas, ya no los vemos igual que antes en que prácticamente la autoridad era inobjetable.

Ambas realidades encierran como todo, cosas positivas y negativas, recuerdo que en mi época de escolar rara vez se ponía en tela de juicio las decisiones de las maestras pero tampoco puedo olvidar que tuve una par de ellas que me tiraban del pelo si me veían conversando en clase y yo me la tenía que aguantar porque si le contaba a mi madre encima me llevaba una paliza. ¿Esto no era violencia?

Las relaciones horizontales determinan que aunque algunos tengan autoridad sobre otros sus decisiones puedan ser cuestionadas y esto le molesta especialmente a los que carecen de una formación idónea para los cargos que desempeñan y por lo tanto no están capacitados para lidiar con opiniones divergentes.

Un puesto de autoridad sobre empleados, alumnos y hasta hijos no da carta libre para hacer lo que se nos plazca sino que nos pone en la responsabilidad de saber confrontar ideas opuestas y buscar una solución a partir de estas lo mejor posible para el colectivo. Lamentablemente no siempre es posible y estalla el conflicto.

Realmente no puedo asegurar que estos tiempos sean más o menos violentos que tiempos pasados pero de lo que sí puedo estar seguro es que hoy se denuncian más las situaciones de abuso y hay una fuerte sanción en lo colectivo a reacciones de violencia o fuerza sobre quienes nos rodean, cosa que antes raras veces pasaba o ni siquiera nos enterábamos.

Con mucho pesar admito que la muerte de mujeres por parte de sus parejas y ex parejas ha sido algo que ha existido desde que el mundo es mundo y que hace muy poquito y ni siquiera en todos los países del mundo estamos tratando de generar que las nuevas generaciones vean a las mujeres exactamente igual que a nosotros los hombres, lo que desde luego es en principio respetar sus vidas y su integridad física ante todo y como siempre debió ser.
Por lo tanto esto es una buena noticia pero cada anuncio de una mujer muerta es un nuevo golpe y un retroceso en lo humano que a todos nos duele y debemos acabar cuanto antes.

Probablemente la sociedad en determinados aspectos se haya vuelto más violenta, especialmente en las comunicaciones porque redes sociales mediante, nos vamos asombrando con la enorme cantidad de personas que ejercen el acoso a través de sus mensajes o demuestran lisa y llanamente su carencia de valores, más todo o casi todo hoy se llega a saber y ya nadie es absolutamente anónimo.

Debemos confrontar la violencia de nuestros semejantes con una actitud educada pero firme, debemos demostrarle a los abusadores e incompetentes que hablando los hombres civilizados se entienden o de lo contrario perdemos todos. Como dijo alguien una vez: Ojo por ojo y todos nos quedaremos ciegos.

Pelechando sueños

Landscapes 3 (14)

Pelechando Sueños
Por: Darío Valle Risoto

Cuna de pobreza sin misterios
Abanico de dolor y sufrimiento
Nació en las sierras sin quererlo
Y de allí vino pelechando sueños.

Empleada doméstica sin amo
Y mujer rebelde sin dueño
Abrigo una nueva esperanza
Soñando con un hijo pequeño.

Murió prematuro el primero
Tal vez tenía que saberlo
La pobreza no da tregua
Y duele y dolerá comprenderlo.

Un conventillo y mi padre
Centro de Montevideo
Convertir lágrimas en vicios
Y transcurrir la vida con empeño.

Sesenta años para sufrir
Y un hospital allá en el puerto
¿Habrá muerto arrepentida?
Eso nunca lo sabremos.

Cuna de pobreza sin misterios
Abanico de dolor y sufrimiento
Nació en las sierras sin quererlo
Y así vivió pelechando sueños.

A mi madre
Evelina 1935-1995

 

 

Estoy repasando el Folclore

San-Isidro-canta-y-baila-radio-9-digital

Repasando el Folclore
Por: Darío Valle Risoto

Aunque a mi madre le gustaba mucho la música cantada en inglés preferentemente de los Estados unidos y con los años se hizo muy fanática de Pink Floyd y de Queen es obvio que como alguien del interior del Uruguay escuchara folclore.

Teníamos una radio armada por mi padre de la que conservo aún su imagen en mi memoria, sobre un armario en la pequeña cocina de casa, allí escuchaba el programa: “Su cita folclórica” y también unos payadores que pasaban a mediodía pero no puedo recordar el nombre del programa, tal vez era el mismo, no lo sé.

Tengo clavadas en mi memoria algunas canciones como: “El Corralero” cantada por Hernán Figueroa Reyes la que aún me llena los ojos de lágrimas y vi en la película “Argentinísima” en el cine intermezzo interpretada por el mismo cantante luego muerto en un accidente con solo treinta y seis años. También por supuesto la canción de Horacio Guarani, esa que dice: “Este castigo tiene el alma mía” o algo así que yo interpretaba apenas aprendido a hablar. Había grupos como: Los Chalchaleros, Los Fronterizos, Los TucuTucu y muchos otros en una época donde había una importante mirada sobre el campo aún en las ciudades que creo que ya no existe o está limitada a pequeños ámbitos.

los-chalchalerosHoy con unos cuantos años demás y nuevamente gracias a internet estoy bajando algunas canciones que me han hecho pensar en lo fabuloso de la mente humana que varias décadas después hacen que algunas canciones disparen imágenes, aromas, voces y ruidos que uno creía olvidados para siempre. Pero al crecer también trae aparejado este tema de la nostalgia donde uno recuerda con los sentimientos y analiza con la razón y puede analizar la época que nos tocó vivir allá por los años setenta donde nuestro continente convulsionado sin embargo producía grandes intérpretes del folclore que no se comprometían políticamente y otros que dieron hasta sus vidas por una visión socialista y unida de América. Hubo de todo.

Del lado de acá encontré un par de discos de Amalia de la Vega, una mujer con una voz fabulosa que me remite a la tía Blanca, tía de mi madre que tenía ese tipo de rara voz de mujer tan cálida y expresiva a la vez. No pueden dejar de escucharla alguna vez.

Lo que es indudable es que estos cientos de intérpretes, solistas o grupos nos dieron una maravillosa mirada que pintó paisajes de campo en nosotros los bichos urbanos y nos hicieron pensar en nuestras raíces y nuestro lugar en un mundo de concreto que sin embargo existe y come y duerme confortablemente gracias a los anónimos hombres de campo que con una guitarra se divierten contándonos su realidad.

Me he sorprendido encontrando canciones de Zitarrosa interpretadas por Los Chalchaleros, la nefasta canción: “Disculpe” cantada por el citado Hernán Figueroa Reyes, canción que durante la dictadura uruguaya intentó acallar las voces del canto popular nuestro liderado por grandes como Viglietti o Los Olimareños. También he vuelvo a encontrar obras como: “Collar de caracolas” que con su ritmo me han hecho dibujar una sonrisa y volver a ver a mi madre cocinando sus enormes pucheros allá en un rincón de los buenos recuerdos.

Divorcio (cuento)

hidden_vision_by_benheineDivorcio
Por: Darío Valle Risoto

Acaso dormías el sueño del primer encuentro, allí donde todo era nuevo y cada amanecer parecía el primer día, acaso no hubo miedo en las noches porque siempre tenías en mí al seguro refugio donde esconder tu cuerpo y así contenida dormirte entregada para siempre.

Pero los frutos amargos preceden al olvido por más que no hay olvido posible si sabemos que algo debió suceder para quedarnos solos en medio de las muchedumbres de hombres y mujeres que no nos toman en cuenta.

Lo bueno dura poco y lo malo también, triste o afortunadamente nos vamos yendo hacia la muerte pero lo importante aunque no trascienda debe valer un poco, tan solo lo suficiente para notar que estuvimos vivos.

Y vos que eras fresca, joven y pura sonrisa te fuiste marchitando tal como yo pero en diferente dirección y aunque traté de amarte ya eras una extraña a la que nunca quise volver a tocar.

Y hasta tenías otro olor y otro perfume y ya tu pelo no me erizaba la piel ni tus piernas me ponían listo a abrazarte porque te volviste una nube de reproches muy familiar al odio.

Sé que quizás me faltó comprensión pero me cansé de ser siempre el director de esta orquesta que llamamos hogar y se transformó en un hotel de segunda clase donde venían tus parientes y me llenaban de una furia contenida que alguna vez tenía que explotar.

Y lejos de pedirte que tomes partido tampoco quise que en medio de tantos espectadores me dijeras que ya no me querías y que yo te daba asco porque de alguna manera dejé de cumplir con tus exigencias en cuanto a lujos y posesiones.

Te dejé entonces la casa, el auto, tus hijos que nunca fueron mis hijos y una buena parte de mi sueldo para que vivas mejor sin mí y me mudé a otra casa donde comencé a verme de otra forma en el espejo porque rápidamente me di cuenta que me habían exprimido vos y tu familia y tus shoppings y tus asquerosos hijos parte de mi juventud y me habían corrompido el corazón hablando continuamente de cosas, plata y más coas.

Y una tarde en la playa conocí a Marta que era como vos antes de perderte en ese infierno y ella solamente quería leer libros y hablar y reírse y contagiarme esa fuerza juvenil que alguna vez supiste tener y era todo lo que yo quería de vos pero vos pedías todo y todo es nada para mí.

Marta supo hacerme joven y fuerte y libre y siempre tenía una enorme capacidad de desaparecer aunque siempre estuviera cerca, Marta sabía ser discreta e inocente pero supe desde el primer momento que era una mujer tan libre como inteligente y que yo no la merecía aunque ella decía exactamente lo mismo de mí.

Y aquella noche volviste llorando porque tu nuevo marido te había pegado y ella te abrazó y consoló sabiendo que eras mi ex y que siempre fuiste una basura aún con ella que sin conocerla la tratabas de puta y de loca y sin embargo allí estaba yo encendiendo un cigarro y viendo como esta joven trataba de secar las lágrimas de una bruja inmunda que no merecía consideración.

Y poco después llegó tu marido borracho pateando mi puerta y empujándose adentro con ese maldito revolver entre sus manos grasosas y se sintió un disparo y el hijo de puta le erra a tu enorme cuerpo de vaca inmunda y le da a ella…

Y Marta muere en la ambulancia y yo vuelvo a quedarme solo y entonces pienso en que la vida es cualquier cosa pero nunca será justa.

FIN.

The Do Over: Sandler vuelve

do over 1

The Do Over
Por: Darío Valle Risoto

Sé que a muchos no les gustan las películas de Adam Sandler y que últimamente su carrera ha tenido varios altibajos pero es un humorista que me agrada mucho además de que tiene ese carisma de buen tipo que probablemente sea verdad porque suele invitar continuamente a su grupo de amigos a trabajar con él y este es otro de esos casos.

La historia parte de una reunión de viejos estudiantes que se reencuentran y allí Max invita a Charlie a cambiar su vida para siempre saliéndose de una espantosa rutina de empleado de banco casado con una mujer insoportable y con dos hijos gemelos realmente macabros. El resto es una gran aventura desde Puerto Rico a los Estados unidos suplantando a un par de tipos pero la historia encierra varios secretos que desde luego no les voy a develar.

El humor de Sandler está siempre al borde de lo desagradable pero no creo que nunca lo sea, es contemporáneo con todo lo que ello implica y quizás a muchos les gustaría que fuera extremo pero no me parece que sea lo correcto cuando vemos en géneros diversos del cine que solo se transgreden normas para vender entradas. Nunca es su caso aunque reitero que es un humorista controvertido pero me gusta.

Una de las mejores secuencias de la película es la conversación con los motoqueros en un bar donde estos se reúnen y la homosexualidad de tipos a los que nunca hubiéramos etiquetado como tales aunque… es humor contemporáneo.

Para finalizar solo ver con ellos: Adam Sandler y David Spade a la hermosísima belleza latina: Paula Patton de la que me enamoré en Warcraft vale la pena. (Si, ya lo sé, en esa estaba pintada de verde con dos enormes colmillos pero ya saben que mis gustos son raros)

do over 2THE DO OVERdo over 4