El Discurso del Rey

El discurso del Rey
Por: Darío Valle Risoto

Esta película viene precedida de serias amenazas de llevarse varios Oscars lo que nunca es garantía de nada, ya me pasó varias veces de encontrarme frente a la pantalla con la idea de que en ese Oscar hubo algún tipo de engaño. De todas maneras los premios al arte siempre son simbólicos y desde luego que cada uno elije a su gusto y criterio más allá de estos.

Y a pocas horas de que comience la entrega de premios poco me interesa si “El Discurso del Rey” se lleva o no varios de estos aunque realmente pienso que es una buena película pero no es para tanto y si gana alguna estatuilla es porque hay un panorama tan desierto de buenos filmes en los últimos tiempos que esta obra casi teatral, mínima pero bien ejecutada puede merecerlos.

Dos actores de primerísima línea como Geoffrey Rush y Colin Firth entablan un duelo donde el  monarca de Inglaterra en los comienzos de la segunda guerra, deberá tratar de sobrellevar sus problemas de dicción y así hacerle frente a una monarquía que era para su hermano pero recayó en su persona. Entrenar a un hombre con problemas del habla es todo lo que sucede en la película y si no nos caemos en estado de coma es porque los intérpretes son muy buenos aunque creo que la historia estira demasiado una serie de acontecimientos que indudablemente están maquillados para llevarse al cine y probablemente en lo inmediato fueron bastante diferentes. De todas formas es una buena historia, bien narrada pero me parece que si se lleva algunos premios es por mérito propio y por un panorama desolador en cine, a menos que se premie a por ejemplo: The Fighter, pero ese es otro tema.

No puedo sentir al ver este tipo de películas donde la realeza es mostrada como signo de determinada época, que me están tratando de vender otro producto de explotación al precio de cierta dorada luz que parece envolver a estos históricos embaucadores de la gente. De todas maneras será menester pensar en que los pueblos necesitan un conductor, un pastor como si fueran ovejas conducidas tanto a la guerra como a la felicidad…que se le va a hacer.

 

The Green Hornet: El avispón Verde

El Avispón Verde
Por: Darío Valle Risoto

Hace unos momentos acabo de ver la película de The Green Hornet, el Avispón Verde para los que no entienden mucho de esto y la verdad que me gustó y mucho y creo que mi susto cuando me enteré que el papel protagónico iba a correr a cargo de Seth Rogen fue disipado de inmediato. Me gusta como comediante pero pensaba que iba a echar a perder la historia cuando en realidad la mejoró a grados proverbiales ya que el participó en el guión y producción de esta primera llevada a la pantalla grande del tan particular héroe.

El Avispón Verde nació como tantas imitaciones de Batman e incluso tuvo un crossover en los sesentas donde llegaban a encontrarse con Bruno Días y Ricardo Tapia en la Baticueva, su único mérito fue lanzar al estrellato a Bruce Lee que interpretaba a Kato el fiel ayudante de un tipo mezcla de The Spirit y Detective Privado pero la serie no era la gran cosa amén de que me volvía loco de chico con la incesante repetición del tema “El vuelo del Moscardón” que me quedaba en la cabeza hasta que mi vieja me daba un sopapo, cosa que por suerte era bastante seguido. Felizmente en esta versión no aparece más que una sola vez.

Volviendo a esta nueva versión contra varios que en la web opinaron que es mala estoy en absoluto desacuerdo sobretodo porque me entretuve como un pibe durante dos horas y la relación entre esta particular forma de amistad: Jefe-mayordomo, Héroe-ayudante, pelotudo-inteligente, está muy bien encarada y sobre todas las cosas la acción es trepidante, buena, explosiva y  rocambolesca (Esto último no se que quiere decir pero se me ocurrirlo la palabra, se aceptan acepciones). Los diálogos se toman tiempo para bromear sobre el nombre del villano o algunas cosas que a los comiqueros nos hará reír, están bien pensados y no son artificiales como tampoco la valentía de nuestros héroes que reciben más de un golpecito.

El villano lo reconocerán de esa sobrevalorada película llamada “Bastardos sin Gloria” que la verdad es lo único de bueno que tenía y aquí el tipo se luce como un malo de verdad con alguna tendencia a matar a sus ayudantes de puro deporte.
Y por último el auto al mejor estilo batímóvil tiene de todo y se usa al mango todo el tiempo sin machetear balas, misiles ni papel sanitario… buena cinta para comer pop, tomar cocucha e invitar a una vecinita de minifaldas a que se agache a aumentarle el volumen a la tele de vez en cuando porque ¿A que no saben?… Perdimos el control remoto.
PD; Buen final al estilo de la vieja serie.

Gia Carangi: La Belleza Insolente

Gia Carangi
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Gia Marie Carangi (*Filadelfia, Estados Unidos, 29 de enero de 1960 – † Ibídem, 18 de noviembre de 1986) fue una Supermodelo estadounidense, considerada por algunos como la primera supermodelo de los años 1970. De ascendencia italiana, irlandesa y galesa, fue denominada por Francesco Scavullo como “Baby Gia”. Fue de las primeras figuras públicas en Norteámerica que falleció por complicaciones del virus VIH.

Gia Marie era la hija más pequeña de Joe Carangi (un pequeño empresario) y Kathleen Carangi (una modelo de catálogos y posteriormente ama de casa) que vivían en un suburbio de Filadelfia. El ambiente familiar fue conflictivo, los padres peleaban constantemente, por lo que deciden divorciarse y Gia queda en custodia del padre. El ambiente familiar en la casa de los Carangi era liberal y sin mucha vigilancia del padre, lo que hace que Gia comience a realizar sus primeras experiencias con la marihuana en la secundaria. La madre, quien trataba de estar en contacto con su hija, es quien a la edad de 16 años, la incentiva para que hiciera una carrera en el mundo del modelaje. Gia quien no tenía mucha idea de lo que quería hacer en la vida, accedió y un fotógrafo conocido por la madre, es quien le toma las primeras fotográfias, sin imaginar que serían piezas claves en la carrera de Gia.

A los 17 años se hizo conocida en el mundo del modelaje, gracias a unas fotos que le fueron enviadas a Wilhelmina Cooper, quien estaba a la cabeza de su agencia de Representaciones y había quedado impresionada por su belleza, estando dispuesta a representarla, no importándole que su estatura apenas era la deseada para ser modelo de pasarela.

Se trasladó a Nueva York y comienzan las audiciones, en donde Gia al igual que otras miles de modelos, iban a realizar casting para distintos clientes; al principio por el prototipo estandarizado de la chica rubia, de ojos claros y piel de porcelana, no aceptaban a Gia, quien sin duda, rompía el esquema. Whilemina logra que la industria se enamore de la chica rebelde de Filadelfia y en seis meses, su carrera subió vertiginosamente, trabajando con fotógrafos de la talla de: Francesco Scavullo, Arthur Elgort, Richard Avedon, y Chris von Wangenheim, quienes pedían a Gia por sus poses, que a la fecha son utilizadas en la industria y naturalidad ante la cámara. Posó para Vogue, Glamour, Harper’s Bazaar, Cosmopolitan, así mismo, fue imagen de Cover Girl, Giorgio Armani, entre otros grandes diseñadores.

Su orientación sexual es un tema de controversia, puesto que muchos piensan que era lesbiana y Fried así lo menciona en su libro, ella era abiertamente lesbiana y pocas personas lo tomaban en serio; y otros, en cambio creen que Gia por haber tenido relaciones con algunos hombres, era bisexual. En el libro de Stephen Fried “Thing of Beauty”, se comenta que incluso el gran actor Jack Nicholson quedó tan sorprendido por la belleza de Gia, que le dejó la llave de su habitación, sin embargo ella nunca acudió.

Frecuentaba el Studio 54 y The Mudd Club. Lugares donde convivían las drogas, música, Hollywood, etc., en esa época, Gia comienza a consumir frecuentemente cocaína y poco a poco su adicción fue incrementando.

En octubre de 1978 posó desnuda detrás de un alambrado para Chris von Wangenheim. Este fue su primer gran reportaje publicado en Vogue. Precisamente ahí conoció a Sandy Linter, quien era maquillista y trabajaba mayormente para Wangenheim. La relación entre ambas fue pasional, publicitada y conflictiva. Fue, sin duda, la relación más duradera de la modelo y la que la pudo mantener sobria por algunos meses.

El 1 de marzo de 1980, Wilhelmina Cooper, su agente, murió a causa de cáncer de pulmón. Esto destrozó a la modelo y se vio claramente en su trabajo, en esa época estando en una sesión fotográfica con Scavullo, en su libro, menciona “Estando en una sesión fotográfica en el Caribe, Gia no encontraba sus drogas y estaba llorando, por lo que la sostuve en mis brazos y nos recostamos, hasta que ella se quedó dormida”. Durante esa época, los ataques emocionales de Gia afectaban cada vez más su trabajo, no llegaba a tiempo a las sesiones, desaparecía por días e inclusive, se quedaba dormida en las sesiones fotográficas. En Noviembre del mismo año, realizando una sesión fotográfica para la revista Vogue, los maquilladores trataron de tapar las cicatrices ocasionadas por las inyecciones de heroína; era evidente, el problema de Gia y las drogas. Eileen Ford, quien en esos días la representaba, al poco tiempo la despidió de la agencia, por su incumplimiento y poco profesionalismo.

En 1981, Gia acude a un programa de desintoxicación de 21 días y comenzó a salir con a Elyssa Golden, una estudiante con la que inició una relación. La familia de Gia y su madre, sospechaban de los problemas de drogas que tenía Golden; pronto Gia recaía de nueva cuenta a sus adicciones. Ese año su amigo el fotógrafo Chris von Wangenheim moría en un accidente automovilístico, de acuerdo con el libro de Stephen Fried “Thing of Beauty”, al momento de que Gia se entera del fallecimiento de su amigo, se encerró en el baño por un largo tiempo para inyectarse heroína. Para el otoño de ese mismo año, el aspecto de Gia era muy diferente, se veía demacrada, dejando atrás su imagen fresca y juvenil; sin embargo decidió regresar al mundo de la moda y contacta a Monique Pillard, quien era la responsable de la brillante carrera de Janice Dickinson y estaba al frente de Elite.

Por segunda ocasión, Gia acudió a un programa exhaustivo de desintoxicación, desafortunadamente no lo continúo. Hecho por el que nadie la contrataba y fue despedida de Elite, desesperada acude con su buen amigo Francesco Scavullo, quien de regalo le da una portada en la revista “Cosmopolitan” en el invierno de 1982, siendo esta la última.

En tanto en Estados Unidos nadie deseaba contratarla, en Alemania estaban dispuestos a pagar 10.000 marcos por una sesión fotográfica; sin embargo, este fue su último trabajo, ya que fue detenida por posesión de drogas en Sudáfrica. Era oficial, la carrera de Gia estaba terminada.

Presionada por su familia, se sometió a un nuevo tratamiento para dejar las drogas, en el Hospital Eagleville de Pennsylvania. Tras el tratamiento, regresó a Philadelphia, donde comenzó a tomar clases de cine y fotografía, buscando iniciar una nueva vida detrás de las cámaras. Apenas tres meses más tarde y con dinero que le robó a su madre, se fue con su vieja amiga Elyssa Golden a Atlantic City. Volvió a la heroína. Se prostituyó y fue violada en varias ocasiones, enferma de neumonía fue ingresada por su madre en el Hospital de Norristown, Pensilvania.

Gia es ingresada al hospital por un cuadro de neumonía, sin embargo, la enfermedad que lo había generado era el VIH, por lo que es trasladada al Hospital Universitario de Hahneman, en Philadelphia. Su madre permanecía con ella día y noche. Su estado era lamentable, y todos sabían que iba a morir.

En los últimos días de vida de Gia, ella hablaba de hacer un vídeo informativo para los niños, con el fin de que se informaran de todo el mal que causaban las drogas, sin embargo, nunca lo pudo realizar ya que no consiguió la cámara.

El 18 de noviembre de 1986, a las 10 de la mañana, Gia falleció. Su funeral tuvo lugar el día 23 de noviembre y sólo acudieron familiares, ya que sus amigos más allegados, decidieron no asistir en protesta de la forma en como fue tratada por su madre durante su enfermedad. Nadie del mundo de la moda acudió, sólo Francesco Scavullo mandó una tarjeta con sus condolencias, semanas después de enterarse del deceso.

En 1998 se estrenó la película para la televisión titulado Gia con Angelina Jolie representándola, actuación por la que fue aclamada y nominada para un “Golden Globe”; y más reciente, se estrena en 2003 un documental de 80 minutos titulado The Self-Destruction of Gia

 
 
 
 

Más respeto por el Rock

Más respeto por el Rock
Por: Darío Valle Risoto

Aquí en Uruguay tal como en Argentina el término Rock se ha bastardeado bastante, pero me temo que es una cosa mundial el denominar rock a una banda solo porque tiene guitarra y bajo eléctricos y suena una batería al fondo, de todas formas creo que el querido Rock merece un poco de respeto y denominar a bandas como “de rock” a por ejemplo: Café Tacuba, el pescado de Andrés Calamaro o Note va gustar, por solo citar tres bandas de diferentes estilos es un poco digamos que “grandilocuente” por decir algo menos doloroso para los fans. Y en realidad creo que el término “Pop” muchas veces es más adecuado, por ejemplo tenemos a Maná de Mexico que es una gran banda de Pop confundida por rockera porque tienen una estética y un sonido colindantes con el tema.

¿Pero que es el rock?
En primer lugar para hacer rock no alcanza con querer hacerlo sino que hay una esencia que se tiene o no se tiene y creo firmemente que se debe tener respeto por un estilo moderno de música que cambió al mundo gracias a tipos como los Beatles (Que no siempre hacían rock pero tenían el sentimiento) y muchas otras que podrán desmarcarse de los tres tonos siempre y cuando se mantenga la magia.
Una cosa es tener una banda de cumbia eléctrica como: La Abuela Coca de Uruguay, o las Argentinas: Los Auténticos Decadentes, Los Pericos, la Bersuit Vergarabat o los Fabulosos Cádillacs y otra llamarle “roqueras”, de allí viene mi vieja visión de que nos venden cada vez más como rockeros a parodistas del escenario que solventan discos sean buenos o malos pero con una etiqueta equivocada.

Un amigo se enojaba porque tanto Ozzy Osbourne como Bruce Dickinson en muchas entrevistas se resisten a llamarse heavys o metaleros y sin embargo sostienen que hacen rock and roll y es cierto, se han desmarcado tanto los términos que parece que estas excelentes bandas de metal no hicieran rock si a cualquier banducha con ritmos latinos y reggae le llamamos rockera. No digo que no haya bandas que no hagan Rock o solo a veces lo intenten que no me gusten, pero les confieso que a veces me causa cierta desorientación tratar de clasificar sus discos en mi discoteca.

Por lo tanto ustedes dirán a punto de borrar esta página para siempre: ¿Pero este loco a qué le llama rock?, para comenzar vamos a determinar que bandas podríamos calificar de esencialmente rockeras y tanto en Argentina como en Uruguay podemos encontrar a algunas de absoluto y puro rock and roll, no son muchas pero hasta el momento podemos sostener que estas sí se pueden dar el lujo de llamarse “Bandas de Rock”
Tenemos en la Argentina a La Renga, estuvo Riff, hubo un proyecto de Billy Bond muy interesante en siglos pasados, Vox Dei, y alguna otra que no recuerdo en este momento, en Uruguay están: La Conjura, Doberman, Los Buitres, La Trampa y probablemente algunas pocas más.

Blues y Rock and Roll
Parte de la esencia fundamental del Rock son sus fuertes raíces en el Blues, lo que le da ritmo y corazón, después la historia ha desmarcado al rock and roll del viejo blues pero solo en parte tal que si a la mayoría de auténticos temas de rock le bajamos la velocidad ¿Qué tendremos?: Un Blusacho, eso solo sucederá con el Rock de verdad y no con otros ritmos tomados prestados que se asocian inadvertidamente o cómodamente con el mejor sonido creado desde que se murió Beethoven a estos tiempos.
Así que tratemos de reivindicar el término Rock y también aceptemos que hay Pop, Reggae, Farándula, Candombe, Murga y otras yerbas que no son ni nunca serán rock aunque se parezcan en algo que todavía al menos yo no veo. 

Si la tierra fuera una miniatura

Si la Tierra fuese una miniatura:

Si la tierra fuera una pequeña aldea de solo 100 habitantes y proporcionalmente tuviera lo mismo que el mundo en que vivimos habrían:

57 asiáticos
21 europeos
8 africanos
4 americanos

De estos:
52 mujeres
48 hombres
70 nos erían blancos
30 serían blancos
70 No cristianos
30 cristianos
89 heterosexuales
11 homosexuales.

6 personas tendrían el 59% de toda la riqueza
De las 100 personas 89 vivirían en condiciones sub humanas
 De estas:
70 no sabrían leer
50 sufrirían desnutrición
1 bebé estaría por morir
1 bebé estaría por nacer
solo 1 persona llegaría a tener educación universitaria.

De los 100 habitantes de esta aldea global solo 1 tendría computador.
Si usted tiene un techo, ropa y comida en la heladera está mejor que 75 de estas personas
Si usted guarda dinero en el banco es uno de los 8 que pueden hacerlo

Gracias a Marcelo Bandera por este interesante powerpoint que les transcribo

Adivinen quienes somos…

Fotos de Grandes artistas
Por: Darío Valle Risoto

Ídolos del cine, la pintura, las artes oscuras, la literatura americana, etc. Son fotos viejas, de esas que guardamos en cajones o carpetas de Internet que nunca miramos, ni recuerdo de donde las bajé -sorry-, a ver si adivinan quien es quien, se sorteará un collar de cucarachas de Madagascar (Vivas)
 
 
 
 
 

Mercado Modelo

Mercado Modelo
Por: Darío Valle Risoto

Chocaba la lluvia porfiada
Sobre los herrajes oxidados
Del viejo cajón de frutas
En un rincón del mercado.

Sus manos grandes
Que grandes eran sus manos
El conversaba conmigo
Y yo continuaba soñando.

Enorme era mi viejo
Tan grande como el mercado
Aun siento el aroma
De frutas, sudor y manzanos
Que grandes eran sus manos
Y que corto el destino
Que las dejó en el pasado.

Cuantos años madrugando
Caminando solo al mercado
Para derramar el pan
En un hogar sin reparos
Que grande era mi viejo
Enorme en mi pasado
Y sigue pasando el tiempo
Y yo lo sigo añorando.

Muammar al-Gaddafi ¡¡¡Que Personaje!!!

 
Muamar al Gadafi
Según Wikipedia
 
Muamar al Gadafi o Muammar al-Gaddafi .Tripolitania, 7 de junio de 1942) es un militar libio, líder de facto de su país desde el 1 de septiembre de 1969. Aunque oficialmente no ocupa ningún cargo público, se le atribuye el título honorífico de “Líder de la Revolución” o “Hermano Líder y Guía de la Revolución”, según declaraciones del gobierno y funcionarios de prensa.

Ha sido objeto de varios intentos de derrocamiento por parte del gobierno de los Estados Unidos. Durante un bombardeo norteamericano a Trípoli, ejecutado en 1986, bajo la administración de Ronald Reagan, su hija Jana resultó muerta.

En los últimos tiempos ha conseguido una asombrosa rehabilitación por parte de las potencias occidentales, que repentinamente sacaron a su país de la categoría de “paria” a la de miembro pleno de la “comunidad internacional”, tránsito que se ha saldado con la visita a Trípoli de políticos occidentales de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania. Por esa razón Muammar Gaddafi ha sido calificado tanto de líder hábil y coronel revolucionario e idealista como de dirigente imprevisible, temido y déspota.

Origen y formación

Nació en el desierto de la ciudad de Sirte en Libia, el 7 de junio de 1942. Su familia pertenecía a un grupo de beduinos (los Qaddafa, del cual procede el apellido Qaddafi o Gaddafi). En su adolescencia tuvo contacto con la ideología panárabe de Gamal Abdel Nasser y ello le sirvió para interesarse en la lucha por la justicia social y el socialismo árabe. A la edad de 21 años se graduó en Derecho. Ingresó al colegio militar y organizó la Unión de Militares Libres. En 1965 viajó a Reino Unido donde asistió a cursos de perfeccionamiento.
Familia y sucesión

El coronel Gaddafi ha tenido ocho hijos, de ellos destacan:
   1. Sayf al-Islam al-Gaddafi, designado por su padre como su único sucesor legítimo. Posee un grupo de medios informativos que incluye televisiones por satélite y periódicos de capital privado. Muy abierto a Occidente.
   2. Muhammad al-Gaddafi es apasionado por el fútbol y carece de interés por la política.
   3. El-Sa’adi al-Gaddafi , coronel y jefe de las fuerzas armadas libias. Mantiene buenas relaciones con Muhammad VI de Marruecos y Abdalá II de Jordania.
   4. Aisha al-Gaddafi (o Ayesha al-Gaddafi), única hija, quien usa vestimenta moderna occidental, estudia en la Universidad para obtener el doctorado y es opositora al “imperialismo americano”.
   5. Hanibal al-Gaddafi , el menor de sus hijos, quien fue detenido, junto con su esposa, en Suiza el 17 de julio de 2008, acusado de maltratar a dos empleadas domésticas. Este incidente provocó a finales de julio de 2008 que el coronel Gaddafi suspendiera la venta de petróleo crudo a Suiza, tras las manifestaciones populares de espontáneos libios frente a la Embajada de Suiza en Trípoli para exigir una disculpa del Gobierno suizo.

En lo que respecta a su sucesión, con el tiempo Gaddafi ha desplazado la candidatura a sucesor del seno del partido gobernante hacia su familia directa. En la actualidad, su hijo mayor Sayf al-Islam al-Gaddafi ya lo representa en eventos oficiales.

Revolución Libia
El 1 de septiembre de 1969 tomó parte en la revolución que derrocó al régimen monárquico del rey Idris. Contando con menos de treinta años de edad, se puso al mando de la Junta Militar, el Consejo del Mando de la Revolución, y anunció los puntos fundamentales de su gobierno:
   1. Neutralidad exterior
   2. Unidad nacional (preámbulo de la unidad árabe)
   3. Prohibición de los partidos políticos
   4. Evacuación de las bases militares británicas y estadounidenses
   5. Explotación de la riqueza petrolera en beneficio del pueblo.

En diciembre del mismo año fue implantada una nueva constitución. Desapareció de la escena pública en los días siguientes a la revuelta; la versión oficial libia dice que estuvo hospitalizado por una apendicitis. Durante esos días en el hospital, conoció a una enfermera que luego se convertiría en su segunda esposa.

Muammar al-Gaddafi se alejó de las estructuras políticas tradicionales, lo que produjo que las clases aristocráticas de la monarquía lo detestasen. Cuatro meses más tarde de su ascenso al poder, en diciembre de 1969, asiste a la Cumbre de Rabat, en donde se reúne con Nasser, Numeiry y Arafat. Allí, Gaddafi propone la formación de un mando militar unificado que sirviera de ayuda a los palestinos en su lucha contra Israel, aunque su propuesta no tuvo éxito. En ese mismo mes de diciembre de 1969, firma junto a Nasser y Numeiry la Carta de Trípoli, en donde se pactan aspectos referidos a la cooperación política y económica.

En interés de la revolución, Gaddafi ha ejercido una purga exhaustiva de los opositores tanto potenciales como factuales.

Implantación de un socialismo personal
En 1970 exigió y obtuvo que se retiraran las bases extranjeras y se nacionalizaron algunas empresas petroleras. Se iniciaron los planes agrícolas en la costa del país. Prohibió el consumo de alcohol a cualquier persona dentro de territorio libio y decidió aumentar decididamente la igualdad de la mujer en la sociedad, desafiando al Islam tradicional. El nivel de vida de la población creció rápidamente con los beneficios del petróleo, convirtiendo a Libia en la nación africana con mayor PIB.

Desde 1975 publicó El libro verde en tres volúmenes: La solución del problema de la democracia: el poder del pueblo; La solución del problema económico: el socialismo, y El fundamento social de la Tercera Teoría Universal. Esta obra reflejaba su visión particular de un estado y pretendía desmarcar a la administración libia de cualquier alineamiento internacional.

El 1 de marzo de 1977 proclamaba la Jamahiriya (término árabe que puede traducirse como Estado de las Masas) Árabe Libia Popular y Socialista. El Congreso General Popular asumió el poder legislativo y el Comité General Popular sustituyó al Consejo del Mando Revolucionario en el ejecutivo. Sin embargo, Gaddafi conservó realmente el poder.

Durante los años 70 fracasaron varios intentos por crear una unión árabe socialista con Egipto y Siria, en gran parte debido a la muerte temprana del presidente egipcio Nasser, quien fuera la inspiración ideológica más importante para Gaddafi. Finalizando esa época Gaddafi nombró como asesor económico a un hermano del presidente estadounidense Jimmy Carter,
Los años 80 están marcados por su intervencionismo en África, su guerra con Chad (país sostenido y mantenido por Francia) y sobre todo por su enfrentamiento con los Estados Unidos.

La administración Reagan significó una agresión constante y pública en contra de Libia, con el intento de derrocar a Gaddafi.
En 1981, Estados Unidos ordenó el cierre del consulado libio en Washington y la retirada de todos sus funcionarios, y envió aviones de vigilancia AWACS a la costa oriental libia. El 3 de agosto de 1981, la revista Newsweek publicó que el director de operaciones de la CIA, Max Hogel, presentó un plan de derrocamiento y asesinato de Gaddafi. El 19 de agosto de 1981, 2 aviones de combate tipo F-14 Tomcat del portaaviones John F. Kennedy invadieron el espacio aéreo libio y atacaron dos aviones Sukhoi Su-22 en territorio marítimo de Libia. El 7 de diciembre del mismo año, el Wall Street Journal publicó que el gobierno de Reagan estudiaba varias medidas para debilitar y derrotar al líder libio, y tres días después el propio Reagan dio orden a todos los ciudadanos norteamericanos de salir de Libia lo antes posible.

Durante 1982, EEUU tomó medidas económicas contra Libia, como la prohibición de importación de crudo libio, y restricciones para las exportaciones norteamericanas a Libia. Durante 1983, el gobierno norteamericano prohibió a los estudiantes libios residentes en EEUU estudiar aviación o cualquiera de sus ramas. Reagan también ordenó ese año que sus aliados no negociasen económicamente con Libia.

Estuvo implicado en los atentados de los aeropuertos de Viena y Roma en 1985, los atentados terroristas en la Discoteca La Belle de Berlín en 1986, apoyó a Abu Nidal y tuvo implicación en el Atentado de Lockerbie y el Atentado contra el vuelo UTA 772. En el año 1986 Libia sufrió un ataque norteamericano con misiles, en el que murió su hija Jana. El gobierno republicano de Reagan consideraba a Gaddafi como un terrorista.

El apoyo de Libia a movimientos revolucionarios y su política antiisraelí provocaron gradualmente el aislamiento del país. Como consecuencia y tomando en cuenta el nuevo orden mundial, Gaddafi ha moderado sus posturas al punto de asegurar que ya no tiene sentido continuar acciones contra Israel.

En julio de 2002 recorrió África viajando con 400 escoltas, 4 aviones, 60 coches blindados y un arsenal entero. El grupo llevó también un buque que le seguía con provisiones.

Actualmente Libia ha abandonado su apoyo a los movimientos revolucionarios y se concentra en convertirse en panafricanista (relegando a un segundo plano el nacionalismo árabe) y mantener relativamente buenas o al menos estables relaciones con Occidente.

Críticas y oposición a Gaddafi
En octubre de 1993 integrantes del ejército libio realizaron tres intentos fallidos de asesinar a Gaddafi. En julio de 1996 hubo sangrientos alzamientos tras un partido de fútbol en protesta de Gaddafi.

Los grupos que se oponen a Gaddafi incluyen:
    * La Conferencia Nacional de Oposición Libia
    * El Frente Nacional por la Salvación de Libia
    * El Comité por la Acción Nacional Libia en Europa

Un sitio web establecido en el 2006 enumera los nombres de 343 víctimas de asesinato político en Libia y pujan por el derrocamiento de Gaddafi. La Liga Libia por los Derechos Humanos, con sede en Ginebra, le pidió a Gaddafi que establezca una comisión independiente para investigar los alzamientos de Bengasi de 2006 que dejaron un saldo de 30 libios y extranjeros muertos.

La guardia amazónica
Es un grupo de mujeres que se encarga de la seguridad personal de Gaddafi cuando viaja por el mundo, compuesto por 200 mujeres vírgenes expertas en artes marciales y el uso de armas de fuego. En 2004 la guardia amazónica acompañó a Gaddafi durante su visita a Bruselas. En 2006 Gaddafi produjo un incidente internacional cuando aterrizó en Nigeria, de visita para una reunión cumbre, con 200 miembros de la guardia amazónica fuertemente armadas. El gobierno de Nigeria le negó la entrada por varias horas, pero finalmente Gaddafi cumplió con reglamentaciones internacionales y aceptó ingresar al país sin armamento.

Hoy es un mal día Martinez

Hoy es un mal día Martínez
Por: Darío Valle Risoto

Recorrió los casi doscientos kilómetros hasta la finca de Genaro con cierta mala disposición, le habían dicho en la editorial que ya hacía tres semanas que no enviaba sus columnas para la revista y que si no cumplía tendrían que substituirlo. ¡Como si fuera fácil cambiar con los artículos de un genio por otro! Por lo tanto le aconsejaron ir a visitarlo ya que no atendía ni los mails ni el teléfono.
No era la primera vez que iba, de vez en cuando lo tomaban por “pibe de los mandados” y tenía que llevarle los cheques del pago. Genaro era un anciano extraño, un tipo enjuto de pocas palabras hasta que alguna conversación, gesto o movimiento le disparaba la verborragia y entonces daba tanto satisfacción como espanto escucharle.
La casa, una casa demasiado humilde para un hombre que había editado cuatro libros, hasta en Europa era respetado, mucho más que en el Uruguay, pero eso suele pasar con todo el mundo en estas tierras malagradecidas.
Golpeó, batió las manos y luego de unos segundos volvió a encontrar el timbre entre las hojas que cubrían las paredes de la finca como si la vegetación se quisiera tragar al viejo.

__ ¿Quién es carajo?
__ Pedro Martínez, de la editorial, me mandan para…
Adentro había algunos cambios, sobretodo un candelabro de siete puntas sobre el aparador que nunca antes había observado, luego una silla rota en el piso y el viejo con el pelo enmarañado y cara de muy pero muy pocos amigos. Nunca daba la mano, solo un mohín era el saludo casi obligatorio.
__ ¿Se le rompió una silla? __ Pregunta idiota pero necesaria para comenzar a hablar.
__ La cagué a patadas, hoy es un mal día Martínez.
__ ¿Qué le pasó?
__ La maté, no tenía otro remedio, maté a la protagonista de mi último libro, no tuve más que hacerla suicidarse porque… porque. ¡Que vas a entender vos!
Pedro Martínez caminó hasta la cocina para hacer té, la primera vez que llegó a la casa el viejo le había dicho que si quería café o té se lo hiciera el mismo porque el no era una puta mucama, así que ya ni pedía permiso.
Volvió con dos tazas de té “President” en la mano mientras trataba de poner una cara acorde a la crisis creativa del hombre que se había sentado a la mesa del comedor y miraba la pantalla de su notebook con rostro demacrado.
__ ¿Y que te trae por acá?
__ Dicen en la editorial que si no se pone al día con las columnas para la revista lo van a echar del culo.
El viejo sonrió, le encantaban las malas palabras.
__ ¿Y a quién van a contratar para poner algo inteligente entre artículos de puto bricolage y la casa de la última modelo anoréxica?, Pero vamos a hablar de otra cosa mientras les mando lo que escribí y me había olvidado de enviar. __ Abrió su correo electrónico y les envió sus últimas columnas, luego hizo fuerza por sonreír mientras con sus manos huesudas tomaba la taza de té como su fuera un moje budista, esto es: con ambas manos.
__ El candelabro del living, discúlpeme pero…
__ Soy judío, ¿No te habías dado cuenta?, bueno, nunca me viste en pelotas, si querés te muestro…
__ No gracias, no es necesario. ¿Azúcar?
__ No, yo tomo el té como se debe, si quiero dulces me como un caramelo.
__ ¿Pero usted no es Genaro Salvatierra?
__ Seguro, ¿Vos te pensás que todos los judíos somos Sokolinski o Cohen?
__ Bueno, pero antes no había mencionado nada de…, digamos, su…
__ ¡Una cagada!, Mi personaje se llama Sarah, es una judía que estuvo en los campos durante los fines de la segunda guerra que en realidad fue la primera porque la otra no fue mundial, bueno, después te cuento de eso… entonces, ella me hizo recordar cosas… ¡Que hija de puta!
__ ¿Más té?
__ Traeme otra tasa pero esta vez calentalo de verdad que chifle la pava porque hoy es un mal día.
__ Así que entonces ¿usted rompió la silla porque Sarah lo hizo calentar?
__ No, no mi hijo, lo hice porque tuve que matar a Sarah, me estaba enamorando de un personaje y eso es tétrico, infame, enfermo…
__ Bueno, pero usted es el autor, puede reescribir el capítulo, hacer que reviva, yo que sé…
__ Vos no sabes un piojo de nada, cuando uno escribe una novela se involucra tanto que los personajes dejan de ser tuyos, adquieren vida propia, vos sos como un dios que de pronto encuentra que sus creaciones lo superan en número y pensamiento.
__ Yo soy ateo Genaro.
__ ¡Feliz de vos pibe!, pero los judíos somos religiosos hasta cuando somos anarquistas y nos cagamos en cristo, que salvo sea de paso, si nos cagamos en cristo.
__ Nunca lo había escuchado mencionar tanto sus orígenes, digamos… Hebreos, es raro, yo me pensaba que usted es español, al menos eso dice en su biografía y en las pestañas de su último libro.
__ Nací en Valencia, ¿Eso es suficientemente español?, los judíos podemos nacer en Londres, Túnez o Saturno pero somos judíos, es una maldición hermosa y casi prohibida ser judío.
Se quedó meditando y abriendo de nuevo su notebook comenzó a escribir frenéticamente.
__ Es una…maldición… hermosa y casi…

Pedro terminó de tomar su té, siguieron conversando un rato hasta que se hizo tarde y debió despedirse, de regreso a casa se iba preguntando sobre todo lo que no sabía del escritor que había ganado millones por sus libros y que sin embargo vivía solo en una vieja chacra alejado de Montevideo.

FIN

La Casa de Arena y Niebla

La Casa de Arena y Niebla
Por: Darío Valle Risoto

Estamos frente a una de las mejores películas que he visto en mi vida y no tengo dudas en compartirlo con ustedes, muchos factores hacen de esta obra una preciada forma de entretenerse pero a la vez aprender y mucho sobre la cultura musulmana, desde adentro y desde la sencillez de una familia que llega desde Irán a América para encontrar la paz.

Tal vez me he salteado que la protagonista pierde su casa, ella es norteamericana y víctima de la burocracia estatal encuentra que la dejaron sin un techo y para colmo su vivienda es rematada a unos extranjeros dispuestos a no cejar frente a sus demandas. El coronel retirado y su familia se verán inesperadamente involucrados en la pugna por una casa que absorta es un inanimado espectador de las derrotas humanas y de todas las angustias que puede reportarnos el quedarnos sin un techo frente a supuestos usurpadores de nuestro confort. Digo supuestos porque aquí el verdadero villano como casi siempre es: El Estado.

La dueña de esta casa vivirá casi al borde de la indigencia para tratar de recuperar lo que era suyo y perdió, un policía se enamorará de la protagonista poniendo en juego su propia vida para tomar decisiones que no siempre acertadas pondrán este juego de esperanzas al borde de la desgracia o tal vez empujándolos a todos dentro de ella.

Nos encontraremos desde el punto de vista técnico con las excelentes actuaciones de Ben Kingley y de Jennifer Connelly, una muy buena fotografía y una dirección magistral sobretodo en los momentos finales de la película que es cuando explota esta bomba de personajes frágiles dispuestos a todo hasta a la muerte por encontrar la redención y la conquista del techo. Nada menos.