06: Almost Human – Voltaire

voltaire-almost-human

06 Almost Human
Voltaire
Por: Darío Valle Risoto

Voltaire es un músico Cubano-usamericano radicado en Nueva York que interpreta un estilo llamado “Dark Cabaret” que navega todo tipo de sonidos que podríamos denominar “nocturnos” y que van desde altas influencias folk y clásicas a un rock por momentos entre acústico y todo cargado de un aire bohemio y diverso.

262035Encontré este disco en uno de esos portales que lamentablemente con los años han ido desapareciendo y que han cooperado en gran manera para que un servidor pueda como en este caso acceder a nuevos gustos y personajes que de otra manera nunca hubiera conocido. El circuito comercial incesantemente nos repite a los mismos músicos y bandas hasta llegar al hartazgo de quién suscribe.

No por masivo un producto es bueno ni deja de serlo por desconocido, este segundo disco de este cantante y guitarrista es realmente fabuloso para un músico que ya tiene más de una decena de trabajos en su haber y que ninguno ha bajado el nivel, en los últimos años hasta ha incursionado en un disco bastante country y años antes se largó con un EP dedicado a una de sus aficiones (Y la mía): la saga de Star Trek.

Por lo pronto al cabo de terminar este largo racconto de los 100 discos que me han influenciado reparé en que había repetido el increíble disco debut de los Traveling Wylburys y me disculpo más ustedes comprenderán que un ciclo que me llevó algo más que un par de años algún que otro error tiene, más esto me ha dado la oportunidad de compartir con ustedes a este excelente intérprete poseedor de una voz muy particular con un timbre muy seductor y con esos violines de fondo alucinantes. Voltaire si bien canta la mayoría de sus trabajos en inglés se ha descargado con algún tema en español, japonés y hebreo. ¿Qué tal?: Si nunca lo escucharon búsquenlo al menos en You Tube y luego me cuentan.

voltaire1v1

01: The Hit List – Joan Jett

Joan_Jett_-_The_Hit_List

01 The Hit List
Joan Jett

Por: Darío Valle Risoto

Se que me tomé mi tiempo para terminar esta lista de discos que me fueron formando musicalmente durante estos años o simplemente de aquellos que tuvieron que ver con otros aspectos de mi vida y por lo tanto al escucharlos revivo esas situaciones.
También debo reconocer que este último disco se me hizo difícil porque claro que uno no vive de números redondos y hay más de 100 discos en mi memoria para enumerar a aquellos que me definen de alguna manera. Pero aquí termina esta sección y a continuación les voy a colgar la lista solamente para que vean que aunque abunda el Heavy metal otras corrientes también me han llegado en la vida.

¿Y por que este disco de Joan Jett?
Antes debo aclarar que la numeración nada tiene que ver con las preferencias sino que solamente es para mantener un orden de publicación.
Este disco de Joan Jett lo conocí gracias a Wendy una chica de quince años que tenía un programa de rock con preferencia en músicos y cantantes del sexo femenino llamado: “Saltando el muro” en la radio comunitaria en tiempos en que yo hacía el programa: “Cuerdas de Acero”. Ella se asombró de que en aquellos tiempos yo conociera a Joan Jett aunque solo por algunos temas sueltos y cuando escuché algunas de la fantásticas versiones de “The Hit List” comprendí que estaba frente a uno de los mejores álbumes de versiones que escuché en mi vida tanto por la elección de los covers y/o artistas como por la gran calidad de la composición igualando y quizás superando aún a algunas versiones originales.

Cualquier disco de versiones lo primero que hacen es definir las influencias y gustos de los artistas que las eligen y ejecutan y cada una de las bandas elegidas por Joan Jett demuestran que no solo es una rockera de primera clase sino que por algo se ha mantenido en el sitial más alto entre las Rockeras por varias décadas y que no solo se agota su calidad en: I love Rock and Roll.

También debo señalar que si solamente tomamos la versión de Creedence de “Has visto caer la lluvia alguna vez” ya tenemos algo que celebrar y que aún con un tema de The Doors, banda que nunca me terminó de cerrar ella se luce de maravillas, luego agreguemos: ACDC, ZZ Top, Nazareth, Sex Pistols, etc. Y todo está dicho para terminar la lista de los 100 discos que me marcaron o que llevaría a la luna si se diera el caso.cd617Para finalizar la sección aquí va la lista completa de los discos y artistas que podrán ver en los diferentes artículos:

01 Hit List – Joan Jett
02 Un paso más en la Batalla -V 8
03 Guitarra Negra – Alfredo Zitarrosa
04 Imaginos – Blue Oyster Cult
05 March or die – Motorhead
06 Almost Human – Voltaire
07 Plan Diabólico – Pappo y Hoy no es hoy
08 MCMXC ad. – Enigma
09 El día que me quieras – Carlos Gardel
10 Yo, minoría absoluta – Extremoduro
11 El Tren Bala – El Cuarteto de nos
12 Ace of Spades – Motorhead
13 Tales of Mystery and Imagination – The Alan Parsons Project
14 Play – Moby
15 Nativitiy in Black – Tributo a Black Sabbath
16 Screaming for the Vengeance – Judas Priest
17 Gira mágica y misteriosa – The Beatles
18 Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota – Lobo suelto… cordero atado
19 Brigada Metallica – Intérpretes varios
20 Zero – Visitantes
21 At war with Satan – Venom
22-Iron Maiden – Iron Maiden
23: Clics Modernos – Charly Garcia
24: A dead poem – Rotting Christ
25: slippery when wet – Bon Jovi
26: Larga vida al Rock and Roll – Barón Rojo
27 Maquina de Sangre – Los Piojos
28 La Bruja – Buitres después de la Una
29 En Vivo para siempre – Delirium Tremens
30: Surfing with the Alien – Joe Satriani
31: Appetite for destruction – Guns and Roses
32: Beggars Banquet – The Rolling Stones
33: Body Count – Body Count
34: Hay alguien ahí – Los Suaves
35: De Memoria – Niquel
36: Fear of the Dark – Iron Maiden
37: Ska-P – Incontrolable
38: Autoblues – Fernando Cabrera
39: La Mosca y la sopa – Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota
40: Blackout – Scorpions
41: Black Álbum – Metallica
42: Nevermind – Nirvana
43: Mortal Kombat – OST
44: The Butcher’s Ballroom – Diablo Swing Orchestra
45: Vida – Sui Generis
46: VII – Riff
47: Innocence is not excuse – Saxon
48: La Biblia – Vox Dei
49: La Renga – La Renga
50 Pobres Poderosos – Tabaré Cardozo
51: South of Heaven – Slayer
52: 20 Grandes Éxitos – Julio Sosa
53: Wasp – Wasp
54: Piece of Mind – Iron Maiden
55: Brindis por Pierrot – Jaime Roos
56: Travelling Wilburys – The Travelling Wilburys
57: Animals – Pink Floyd
58: Killers – Iron Maiden
59: Angels fall first – Nightwish
60: Shaved Fish – John Lennon
61: Youthanasia – Megadeth
62: El Hombre del Traje Gris-Joaquín Sabina
63: El Amor después del Amor-Fito Páez
64: Almafuerte – Almafuerte
65: The Ultimate Sin: Ozzy Osbourne
66: Perfect Strangers – Deep Purple
67: Halfway to Sanity – Ramones
68: Sehnsucht Rammstein
69: Ruedas de Metal-Riff
70: Fly of the Wal l- Ac/Dc
71: Rubber Soul – The Beatles
72: Sabotage – Black Sabbath
73: Soy un Tango-Cacho Castaña
74: Queen of Siam – Holy Moses
75: Revolución – La Polla Records
76: Afterburner – Z Z Top
77: Astro Creep 2000 – White Zombie
78; En un lugar de la Marcha – Barón Rojo
79: The Game – Queen
80: Machine Head – Deep Purple
81: The 13 Chapter – The Dreamside
82: Jailbreak – Thin Lizzy
83: Textos Políticos-Alfredo Zitarrosa
84: Cabo do Mundo – Luar na Lubre
85: Shout at the Devil – Motley Crue
86: Black Metal – Venom
87: Reign in Blood – Slayer
88: Smash – The Offspring
89:Plays Metallica by four cellos – Apocalyptica
90: Innuendo – Queen
91: Calaveras-La Trampa
92: Cryptic Writings – Megadeth
93: Tenkirin Kumikyoku- Kokusyoku Sumire
94: No More Tears – Ozzy Osbourne
95: Sheperd Moons – Enya
96:Chaos A.D – Sepultura
97: Aqualong – Jehtro Tull
98: Ride the Lightning-Metallica
99 The Number of the Beast-Iron Maiden
100 The Dark side of the Moon – Pink Floyd

02 Un paso más en la Batalla – V8

02 Un paso más en la Batalla
V 8
Por: Darío Valle Risoto

Podemos afirmar que existe un antes y un después de la banda V8 dentro de la historia del Heavy Metal Argento, con su primer disco: “Luchando por el Metal” del año  1983 imponen una impronta que solo será confirmada por algunas de las bandas herederas de este cuarteto histórico conformado por: Zamarbide (Voz), Iorio (Bajo y voz), Civile (Guitarras) y Rowek (Batería). Si es cierto que habían bandas anteriores a esta en el potente movimiento del metal argentino pero en estos cuatro pibes se dio una magia que solamente podemos rastrear para atrás en Black Sabbath o The Beatles, sin temor a equivocarme esa alquimia solamente se da pocas veces en la historia de la música.

 
En el año 1985 aparece su segundo disco y es el que nos compete porque: “Un paso más en la batalla” supera por lejos la calidad de su disco debut tanto en sonido como en composición, aquí veremos definitivamente lo que luego seguiremos a través especialmente de la historia musical de Ricardo Iorio y es que las letras de rock pueden ser interpretadas en castellano y por sobre todas las cosas se puede difundir un buen mensaje por lejos apartado de los estúpidos modismos convencionales que aún grandes y famosas bandas anglosajonas repiten hasta el cansancio.
 
Solo ocho temas para un disco que no puedo calificar menos que: absolutamente perfecto.
Lado A
1. Deseando destruir y matar, 2. Siervos del mal, 3. La mano maldita, 4. Cautivos del sistema
Lado B
1. Lanzado al mundo hoy, 2.Ideando la fuga, 3.Camino al sepulcro, 4.Momento de luchar
 
Por lo menos cinco de estos temas siguen siendo auténticos clásicos y todos mantienen absoluta vigencia y si bien los temas aparecen bajo la autoría de los cuatro integrantes reitero que se notará luego cuando la banda se separa que Ricardo Iorio tenía fuerte protagonismo en la composición de las letras.
 
¿Por qué para mi este disco es fundamental?: Por todo lo antedicho y porque mi primo Ricardo viajó a Buenos Aires allá por el año 1985 y como no le pudo conseguir a su hermano Sergio nada de Riff le compró este vinilo y sin saber un pito de Metal. Años después Sergio me regaló el mismo antes de irse a los Estados Unidos y tras tenerlo de adorno porque nunca tuve tocadiscos se lo regalé a mi Ex Baterista: Fernando y se cumplió así un querido ciclo de amistades.
Nunca olvidaré esa noche lluviosa en que me tomé un colectivo para ir a la casa de un compañero del liceo nocturno para pasar ese vinilo a cassette el que atesoré hasta que esta nueva ola de tecnología me procuró hacerme del MP3, pero todavía escucho ese enorme discazo como si fuera la primera vez.
 
Lamentablemente V8 se separo después y el tercer trabajo: El fin de los Inicuos del año  1986 si bien cuenta con la presencia de Iorio y Zamarbide es un engendro entre lo viejo y lo que se vendría luego con este último y su banda evangélica metálica: Logos.

 

03 Guitarra Negra: Alfredo Zitarrosa

03 Guitarra Negra
Alfredo Zitarrosa
Por: Darío Valle Risoto
Alfredo Zitarrosa es el intérprete más importante del Uruguay, después vienen los otros que geniales o no nunca alcanzarán la sombra de este hombre de voz profunda, versos revolucionarios y la capacidad de decir nuestras cosas como nadie.

Y probablemente me demoré más de lo permitido para poder entrarle a esta larga canción que en realidad es un extenso poema, más todas las canciones de una u otra forma lo son. Recitado que adjunto y que describe la realidad del matadero pero va más allá dentro de los cortes delanteros del alma misma, si se me permite la trasgresión.

Inevitable en esta lista de mi música preferida y tan Heavy metal sin haberlo sido y hasta estoy casi convencido de que no le gustaba el rock pero lo acepto porque hay artistas que se desprenden del resto de los hombres como todo los artistas pero más así se separan de los mismos colegas por una condición sobre humana que a veces llamamos genio y otras simplemente: personalidad.

Yo conseguí una edición en compacto que tenía guitarra negra y el resto eran otras canciones no menos buenas pero originalmente apareció este disco como simple en 1985 con el tema “Hoy desde aquí” del otro lado.
Guitarra Negra (poema)
Alfredo Zitarrosa
Cómo haré para tomarte en mis adentros, guitarra… Cómo haré para que sientas mi torpe amor, mis ganas de sonarte entera y mía… Cómo se toca tu carne de aire, tu oloroso tacto, tu corazón sin hambre, tu silencio en el puente, tu cuerda quinta, tu bordón macho y oscuro, tus parientes cantores, tus tres almas, conversadoras como niñas… Cómo se puede amarte sin dolor, sin apuro, sin testigos, sin manos que te ofendan… Cómo traspasarte mis hombres y mujeres bien queridos, guitarra; mis amores ajenos, mi certeza de amarte como pocos… Cómo entregarte todos esos nombres y esa sangre, sin inundar tu corazón de sombras, de temblores y muerte, de ceniza, de soledad y rabia, de silencio, de lágrimas idiotas…
Hoy anduvo la muerte buscando entre mis libros alguna cosa… Hoy por la tarde anduvo, entre papeles, averiguando cómo he sido, cómo ha sido mi vida, cuánto tiempo perdí, cómo escribía cuando había verduleros que venían de las quintas, cuando tenía dos novias, un lindo jopo, dos pares de zapatos, cuando no había televisión, ese mundo a los pies, violento, imbécil, abrumador, esa novela canallesca escrita por un loco… Hoy anduvo la muerte entre mis libros buscando mi pasado, buscando los veranos del 40, los muchachitos bajo la manguera, las siestas clandestinas, los plátanos del barrio, asesinados, tallados en el alma… Hoy anduvo la muerte revisando mi abono del tranvía, mis amigos, sus nombres, las noches de café Montevideo, las encomiendas por la Onda con olor a estofado, revisando a mi padre, su Berreta, su Baldomir, revisando a mi madre, su hemiplegia, al Uruguay batllista, a Aristides querido, a mis anarcos queridos bajo bandera, bajo mortaja, bajo vinos y versos interminables… Hoy anduvo la muerte revisando los ruidos del teléfono, distintos bajo los dedos índices, las fotos, el termómetro, los muertos y los vivos, los pálidos fantasmas que me habitan, sus pies y manos múltiples, sus ojos y sus dientes, bajo sospecha de subversión… Y no halló nada… No pudo hallar a Batlle, ni a mi padre ni a mi madre, ni a Marx, ni a Aristides, ni a Lenin, ni al Príncipe Kropotkin, ni al Uruguay ni a nadie. Ni a los muertos Fernández más recientes… A mí tampoco me encontró… Yo había tomado un ómnibus al Cerro e iba sentado al lado de la vida… Pasé frente al Nocturno y la vida había pintado unos carteles… Pregunté en una esquina por la hora, y en la bolsa del hombre que me dijo la hora iba la vida, junto con su almuerzo… Hoy dejaré las puertas y las ventanas de mi casa, abiertas… Y la noche entrará por todas las ventanas de mi casa, por todas las ventanas de todo el barrio, por todas las ventanas de todos los cuarteles y de todas las cárceles, por todas las ventanas de los hospitales… La noche entrará, cabeceando, saltará para adentro, sombra a sombra a la luz del farol… Y se echará en el piso como un perro… Y aguardará hasta la madrugada… Hoy… Dejaré las puertas y las ventanas de mi casa, abiertas, para siempre… Mi corazón está mejor situado que mi casa… Mi casa, más cercada que mi barrio… Mi barrio, cercado por mi pueblo… En mi barrio vive el Presidente, cercado por un muro casi derrumbado…
Temblando, con el frontal partido con el marrón, por el marronero, cae sobre sus costillas, pesada como un mundo, la res… Cae con estrépito, de bruces sobre el cemento… Balando al descuajarse su osamenta, ya sólo un pobre costillar enorme, ya sólo un pobre cuero y sangre, media tonelada de huesos astillados, hincados en toda esa vida temblorosa y atónita… Ahí se va alzando, como un pesadopingajo, atrapada por la pata por un gancho que le salta arriba, que la alza por un hojal abierto en el garrón de un cuchillazo en plena estupidez sentimental, en plena media tonelada de monstruoso dolor, incomprensible, absurdo, balando, plañidera y tonta, como un escarabajo que no piensa, mientras medita lentamente por qué duele tanto y por qué duele qué parte de quien es ella misma, la res, abierta al descuartizamiento atroz por todas partes, que nunca habían dolido y que eran tantas partes, tan extensas… Y que pastando nunca había dolido… Haciendo leche, esperma, músculos, crin y cuero y cornamenta viva, que eran la vida misma manando hacia sus adentros, vibrando tiernamente como un sol cálido hacia sus adentros… Y nunca habían dolido… Ya está colgada… Las patas delanteras se enderezan, se endurecen y avanzan hacia adelante y hacia arriba, implorantes y fatalmente rígidas, rematadas en cortas pezuñas que hace un instante amasaban el barro del corral, el estiércol de otros cien balidos, Dinosaurios del siglo de las máquinas, nacidos para morir de un marronazo… Ahora ya es carne azul colgada en la heladera: “Uruguay for export”… Aquella res, que murió de un marronazo, cayó y tembló todo el frigorífico… Aquella otra res que recibió el marronazo en plena frente, de dos dedos de espesor, mientras entraba al tubo desconfiando porque allí no había pasto, alcanzó a comprender que había otra res delante, balando, que ya se la llevaba el gancho… Y cayó detrás, también, y el cemento tembló bajo esos huesos… Aquella otra res, que esquivó el marronazo y que cayó también, con un ojo reventado una guampa partida, deshecha, también cayó y tembló la tierra, tembló el marrón, tembló el marronero; la res, murió temblando de dolor y de miedo… De un marronazo en plena frente “for export” del Uruguay…
En la punta del agua, una flor blanca, luminosa, de quince dólares, se hace chispa, se abulta, se diluye, chorrea entre otras flores más pequeñas, llora, se agita, la catapulta en chorro de agua y sube como bola en el aire… Está naciendo siempre, mientras el agua canta en esa fuente de la boite… Entre aplausitos, al compás de la orquesta, blanda flor blanca, acuosa, nostalgiosa en el aire… Subida en los aplausos como espitada, hendida, empitonada… Gime y llora en la noche, tira estrellas bailando bajo el humo, renace, llora por el chorro azul-blanco de la fuente como si fuera planta que la cría -y que no es- … y sin embargo, así seguirá abriéndose, muriendo, hinchándose y flotando, mientras dure la noche, su belleza infantil de ingeniería, su blando corazón bajo el foquillo fijo y lechoso… El gringo, el chorro de agua a precion, el aire de importación, esas hembras, el mozo, esos señores…
Hace un buen rato ya que doy trabajo y vengo acostumbrándome al desuso de mi alma, a la razón del enemigo, a mis sesenta cigarrillos diarios, a las malas costumbres de mis canciones, que de algún modo siempre fueron nuestras, vos lo sabés, guitarra negra… Hoy reanudo en un cómico enderezo la hora de ayer parada en su nostalgia. Me hacen sufrir las alas que me puse para volar, mas grito y se alzan, gimo y me acompañan, río y baten de a dos, como que están amándose y se odian, sin embargo mis dos alas se odian, se enderezan, se hacen amigas mías para llevarme por todas partes: allá está la canción, aquí la nada… Más allá el pueblo y más acá el amor… Pero el pueblo está también más acá… Y antes estaba allá también, detrás del pueblo el pueblo… Hemos viajado por todos mis caprichos y el pueblo hozando el piso, amándose con alas como las mías… Odiando su destino, odiándome y amándome sin alas, con millones de pies, con manos y cabezas y lenguas… Y sus mil bocas dicen: “Ahora, la suerte ya está echada…”
La mariposa viene hacia mí en la calle, en el aire húmedo, por el aire húmedo bailando, por el aire agobiante, ominoso, bailando en el aire caliente… Y yo vi que no era a mí a quien buscaba sino a la muerte… Y que no buscaba la muerte también vi, porque no era mariposa de la cudad de hierro, ni nacida para eso, sino que era mariposa nada más, en la ciudad, presa y ya muerta de antemano, fatalmente… Buscando en ese bailar loco y frágil un ala, un grano, una pizca de polen en el cemento… Porque la mariposa nace y no aprende nada hasta que muere en cualquier sitio, herida de muerte por su semana justa, por su tiempo preciso, por su sórbito de vida ya bebida… Eso no es tan triste… Triste es ver su cadena de huevos en el hollín, depositados junto a un río de aceite, a la sombra de las altas paredes de cemento… Su cadena de huevos de seda…
Hago falta… Yo siento que la vida se agita nerviosa si no comparezco, si no estoy… Siento que hay un sitio para mí en la fila, que se ve ese vacío, que hay una respiración que falta, que defraudo una espera… Siento la tristeza o la ira inexpresada del compañero, el amor del que me aguarda lastimado… Falta mi cara en la gráfica del pueblo, mi voz en la consigna, en el canto, en la pasión de andar, mis piernas en la marcha, mis zapatos hollando el polvo… Los 7 ojos míos en la contemplación del mañana… Mis manos en la bandera, en el martillo, en la guitarra, mi lengua en el idioma de todos, el gesto de mi cara en la honda preocupación de mis hermanos.
Cómo haré para tomarte en mis adentros, guitarra, guitarra negra… Dice Enrique, mi hermano, que hay cierto perro hundido que se lame mansamente y nos lame, lamiéndose, una herida quieta allá al fondo, sentado en su escalón… Y dice más mi hermano el otro Enrique, en Praga. Dice que amarte con certeza, hacerte enteramente hembra, darte lo lque de vida tengan mis urgencias será amar más y más a Jaime; amarlo, más de veras… Por su alma, su propio perro mordedor bajo el garrote, el cable, el puñetazo, la bolsa de arpillera, el plantón y el insulto… La olvidada mejilla que no ponen ni él ni nadie a golpear… Sino con hambre y Rita y José Luis, con Gerardo y Raúl y Rosa y Sara y Mauricio… Y por todos nuestros muertos… Y he sabido, guitarra, que este otro perro que criaste, ladrador, campesino, a veces manso o vigilante, que roe su propio hueso en la penumbra y gruñe… cual casi todo perro popular, vagará por tus anchas veredas, tus milongas sangrantes… hasta morir también… Tal vez un día… De soledad y rabia… De ternura… O de algún violento amor: de amor… sin duda.
 

04 Imaginos: Blue Oyster Cult

04 Imaginos
Blue Oyster Cult
Por: Darío Valle Risoto

Hace muchos años eran épocas de cassettes y aunque habían aparecido los compactos yo aún seguía con mi doble cassettero y año con año se sucedían las mesas de ofertas en las tiendas: Palacio de la Música de Montevideo. Allí iba y revolvía en las mesas de cassettes a cien pesos, dado que comprar uno a precio normal iba por casi los trescientos pesos, valía la pena ver que había. Si mal no recuerdo creo que también había ofertas de tres por o algo por el estilo por lo que a veces para completar el trío me llevaba algo más o menos dentro de mis gustos.

Cuando tomé en mis manos la cajita de “imaginos” no conocía el disco y de esta legendaria banda solamente el nombre pero valió la pena el riesgo ya que este disco se convirtió a la primera oída en uno de cabecera sobretodo porque todos sus temas de hard rock remiten a películas estilo Frankenstein de los años treinta, es decir que el terror clásico inspiró todo este trabajo casi conceptual si se me permite.

Tuvieron que pasar varios años para que Metallica versionara el tema: “Astronomy” en uno de sus dislates Garages revisited pero su versión si bien es buena prefiero a la original con una suerte de magia hard rockera muy atmosférica al mejor estilo de los cuentos de H.P.Lovecraft.

No les voy a nombrar todos sus temas pero el disco es realmente portentoso y para mi satisfacción se transformó en esos hits personales que muchos que amamos el rock y por ende el metal solemos tener, lejos de las corrientes comerciales que pretenden digitar nuestros gustos y por supuestos hacernos consumir generalmente artículos de dudosa calidad artística. Imaginos del año 1988 es uno de tantos discos de una banda que es muy famosa en los Estados Unidos su país de origen pero que en el resto del mundo es absolutamente desconocida, especialmente en el Uruguay.

Tras ingentes esfuerzos por conseguirlo en MP3 al fin lo pude lograr, si seré fanático de este disco que en determinado momento me hice pasar a este formato aquel viejo cassette que aún conservo…en alguna parte.
 
 

05: March Or Die: Motorhead

05 March or die
Motorhead
Por: Darío Valle Risoto

Unos discos atrás posteaba como esencial en mi vida de rockero incurable el disco: Ace of Spades” de Motorhead, el que quizás sea el disco fundamental en esta banda de larga e impresionante trayectoria dentro del Heavy Rock mundial.
 
Este disco de 1992 para mí fue especialmente bueno porque incluía la participación de Ozzy osbourne en el tema: “I Ain’t No Nice Guy”  y me acabo de enterar que el pedorro de Slash hace un solo en esta canción leyendo Wikipedia. Lamentablemente en el rock suceden estas cosas cuando los grandes tienen un corazón solidario como para dejar que uno de los guitarristas más sobrevalorados de la historia metan mano…en fin.
 
Discaso si los hay cuanta con temas impresionantes como “Bad Religion” que critica a los evangelistas nazis de usamerica, Cat Scratch Fever de Ted Nugent en una versión devastadora, también el tema Hellraiser que lo podremos ver en uno de los endings de esta serie de películas de terror, no me pregunten cual, creo que de la segunda o tercera. Este tema también está hecho por la banda de Ozzy Osbourne en No More Tears así que podemos decir que en esta época la colaboración entre Lemmy y Ozzy estaba en su punto cúlmine.
 
You Better Run o Stand también son temas buenísimos, pero en realidad cometo una injusticia porque este es un gran disco de Motorhead de principio a fin y quizás el tema que le da nombre a la placa que por suerte aparece al final sea el más raro y menos ganchero de todos aunque no exento de originalidad.
 
Marche o muera me llegó en cassette en aquellos años y me reivindicó con Motorhead porque si bien había alucinado con Ace of Spades, luego me prestaron el Orgasmatrón que no me gustó casi nada salvo el tema del mismo nombre pero ustedes saben que a veces con los años algunos discos cobran nueva vida al uno crecer un poco. En cambio March or Die me enamoró desde el primer momento como si fuera el vampiro puto de gaypúsculo encontrando una rosa sobre unas bombachas ensangrentadas.
 
 Marche o muera…solo Heavy Rock de primera línea

07 Plan Diabólico: Pappo y Hoy no es hoy

07 Plan Diabólico
Pappo y Hoy no es hoy
Por: Darío Valle Risoto

Cuando mi extinto amigo Fernando se apareció con el cassette de este trabajo de Pappo (1987) luego de una de las tantas disoluciones de Riff, quedamos realmente sorprendidos y creo que es el trabajo más Heavy del Carpo.

Pappo venía de disolver la segunda encarnación de Riff con Jaf en guitarra y voces, en aquel tiempo se nos ocurrió que hubo una lucha de egos entre dos grandes músicos que no daba para más, en definitiva allí conocimos a Juan Antonio Ferreira (Jaf) con una larga trayectoria dentro del Blues Rock.

Pero volviendo a este disco donde Pappo y “Hoy no es hoy” con la presencia de Héctor Serafine (Boff) en guitarras compañía de la primera formación de Riff y dos músicos para mi ignotos, desgranan una particular visión del Heavy Rock muy cercana al metal aunque siempre con un pie en aquel Riff legendario más poco podremos encontrar del Pappos Blues que debemos reconocer es la verdadera esencia del más grande Bluesman de latino América.

En apenas ocho temas tenemos un buen vistazo de uno de los discos más modernos de la amplia producción de Pappo, aún su voz suena cuidada aunque se notan los efectos, claro. En especial me vuela la cabeza el tercer tema: “Mensajero Nocturno” que realmente me parece una cosa bárbara y le sigue pegadito: “El poder es mejor o peor”. Pero todo es un gran disco que nos voló y nos vuela la cabeza hasta el día de hoy, lamentablemente Pappo se fue inmediatamente luego de gravarlo a los Estados Unidos y creo que ni siquiera hubo una presentación en vivo de este tremendo vinilo.

Por otro lado incluyó una versión de “Tren Azul” en discos posteriores pero no creo que le hagan mella a la que trae este trabajo con una carátula muy a lo Black Sabbath con los pilotos con sus máscaras de oxigeno. “Corcel de Acero” es una balada metálica que rompe todo al mejor estilo de aquellos ochentas que tantos buenos discos nos trajeron y quizás: “El hombre de la valija” sea el tema más parecido a Riff de todos.
Temas como Plan Diabólico o Gas Oil con un tono apocalíptico que de verdad tienen la mejor de las plumas de la época.

Un verdadero tesoro y otra joya más para el eterno Pappo que nos dejó para la historia del Blues y el Rock una gran cantidad de obras maestras que están allí, para siempre.
 Aparente foto de la formación del disco con Boff de t-shirt amarilla y Pappo con su telaraña.

08 MCMXC: Enigma

08 MCMXC ad.
Enigma
Por: Darío Valle Risoto

En 1990 aparece este disco que mezcla música electrónica con coros eclesiásticos en un sesgo por demás profano, lo que a muchos nos gustó incluidos muchos cristianos. Tomemos en cuenta desde el aspecto técnico que recién comenzaban los más grandes avances en el tema electrónico que hoy día se han potenciado gracias a los ordenadores de última generación y si bien este proyecto del alemán Michael Cretu no tardó en ser superado desde ese aspecto: Sigue siendo un verdadero clásico en este tipo de música inclasificable que muchos meten en esa errática bolsa llamada: New Age.

Así que por esos años me prestaron el cassette que copie como correspondía en mi doble cassettero marca Crown que tanto placer me dio en su larga vida, aún más que muchas mujeres que he conocido.
Desde luego que como los discos de Pink Floyd, Queen y alguno otro no demoró en ser expropiado por mi madre este enorme trabajo de música sacra pero para el lado de los buenos, digamos: nosotros los profanos.

Imitado hasta el hartazgo este disco ha sido usado en películas, cortinas de programas de radio y cuanta cosa se les ocurra donde intenten darle un toque sagrado y a la vez pervertidillo a la cosa pero fuera de esto es un disco realmente formidable que quizás nunca fue superado por otros trabajos posteriores de este proyecto de Cretus que ha contado con grandes colaboradores incluida su hoy ex esposa.

Podríamos acusarlo de repetitivo en algunos momentos pero indudablemente el disco es de esos pocos que logran una atmósfera que supera la música en si misma para cubrir el espacio donde sea escuchado y me imagino por ejemplo meter unos buenos equipos en la iglesia Matriz de Montevideo y darle bomba mientras bailamos con unas monjas de veinte años con portaligas y… perdón me fui de tema.
 

09: El día que me quieras – Carlos Gardel

09 El día que me quieras
Carlos Gardel
Por: Darío Valle Risoto

Este no se trata de uno de los tantos discos grabados por este músico legendario sino una compilación editada en una colección por ediciones Altaya de España, lamentablemente en su momento, hace ya varios años, eran bastante caros los discos y solo compré cuatro de ellos.

Pero como toda buena colección que se precie sobre el tango la figura de Carlos Gardel es obligatoria e indiscutible. Este disco en particular compila las canciones que ejecutara en sus películas filmadas en Nueva York poco tiempo antes de su accidente en Medellín. De más está decir que cada uno de los tangos que podrán ver en las carátulas son imperecederos clásicos arraigados en la memoria del Río de la Plata y me atrevería a decir que de gran parte del mundo.

Hay una absurda frase echa que se refiere a que tarde o temprano el tango llega a nuestras vidas en referencia a cierta madurez que traen los años, eso es una mentira absurda porque se trata de interpretar no solo su enorme riqueza musical, también comprender que quizás en el habla hispana no haya mejor poesía, mejores historias cantadas  que en este género que aún pervive gracias a innumerables jóvenes que le rinden tributo.

El disco lo abre “Volver” y lo cierra “Estudiante”, grandes tangos entre otros grandes donde si leen el sobre interno verán lo mejor de los compositores de todos los tiempos que la voz inigualable de Carlos Gardel insufla de veracidad y lírica. Un disco esencial para mí que siempre prefiero a otros tangueros a la hora de escuchar este género, pero si tratamos de clasificar a Gardel es un absoluto: “Fuera de concurso” porque su calidad es única e indiscutible.

Ayer mismo pensaba en esta nota y llegué a la conclusión que no hay género de música en español que siquiera se iguale a la calidad compositiva del tango, tal vez el rock pero en pequeños lapsos y generalmente por músicos que ya no están o sobreviven su propia decadencia. Como dijeran los Estómagos: (Banda uruguaya de los 80) La música está enferma y nosotros también. Aún así el tango y Carlos Gardel son eternos.
 

Cuesta Abajo
Carlos Gardel

Si arrastré por este mundo
La verguenza de haber sido
El dolor de ya no ser
Bajo el ala del sombrero.
Cuántas veces, embozada,
Una lágrima asomada yo no pude contener

Si crucé por los caminos
Como un paria que el destino
Se empeño en deshacer

Si fui flojo, si fui ciego,
Solo quiero que hoy comprenda
El valor que representa el coraje de querer.

Era, para mi la vida entera
Como un sol de primavera
Mi esperanza y pasión,
Sabía que en el mundo no cabía.
Toda la humilde alegra de mi pobre corazón

Ahora cuesta abajo en mi rodada
Las ilusiones pasadas
Ya no las puedo arrancar.
Sueño, con el pasado que añoro,
El tiempo viejo que hoy lloro
Y que nunca volverá

Por seguir tras de sus huellas
Yo bebí incansablemente.
En la copa de dolor

Pero nadie comprendía
Que si todo yo le daba
En cada vuelta dejaba
Pedazos de corazón.

Ahora triste en la pendiente,
Solitario y ya vencido,
Yo me quiero confesar,
Si aquella boca mentía,
El amor que me ofrecía,
Por aquellos ojos brujos
Yo habra dado siempre más

Era, para mi la vida entera
Como un sol de primavera
Mi esperanza y pasión,
Sabía que en el mundo no cabía
Toda la humilde alegra de mi pobre corazón

Ahora cuesta abajo en mi rodada
Las ilusiones pasadas
Ya no las puedo arrancar

Sueño, con el pasado que añoro,
El tiempo viejo que hoy lloro
Y que nunca volverá

10 Yo, minoría absoluta – Extremoduro

10 Yo, minoría absoluta
Extremoduro
Por: Darío Valle Risoto

Como verán aquellos que siguen esta lista de mis 100 discos esenciales he dejado para mucho tiempo entre los últimos dado que entre tanta música que me gusta me será difícil quedarme solo con 100 pero os debo asegurar que a la fecha cada uno de ellos por las razones explicadas en los post me han ido construyendo tal como soy ahora…  nada del otro mundo pero con esta afición por la música a prueba de balas.
 
Y quizás este disco de la banda española Extremoduro sea de los últimos discos que me han roto la cabeza a puro rock and roll como para seguir recordando y despreciando a aquel locutor de FM que se atrevió a decir que en España era imposible hacer rock. Pobre diota.
 
Yo Minoría absoluta es de esos trabajos que no tienen ningún desperdicio y si alguna vez a algún comerciante se le ocurre hacer un grandes éxitos de los Extremos deberá incluirlo completamente, no se los otros porque no los tengo pero este disco es una verdadera bomba con guitarras distorsionadas como nos gustan y una poesía de puta madre, unas letras con un vuelo intelectual y fumeta que verdaderamente llega a lugares donde pocas bandas han llegado. Intelectualmente Extremoduro es una banda con cuotas altísimas de creatividad sin desmedro de la música y los pone al menos en mi corazón entre mis otras preferidas de las Iberias, como ustedes saben: Barón Rojo, Los Suaves y Barricada. Ni más ni menos.
 
Puedo ir a más y si les digo que las letras de este disco se editaran como un libro de poesía sería genial así mismo si los temas fueran solo instrumentales porque los tipos son unos virtuosos con cierto vuelo “gitano” que aprecio en las composiciones y dan para tomarse unos vinos y escucharlos una y otra vez. Yo minoría absoluta es un disco que suelo tener cargado en mi reproductor de MP3, rumbo al trabajo lo escucho y se me olvida que ese día seré nuevamente explotando como la mayor parte de mi vida.