11 El Tren Bala: El Cuarteto de Nos

11 El Tren Bala
El Cuarteto de nos
Por: Darío Valle Risoto

Desde los primeros temas del Cuarteto de Nos fui un admirador de esta banda realmente renovadora de la segunda camada del rock uruguayo surgida poco antes de que terminara la dictadura, su primer disco compartido con Alberto Wolf data del año 1984.

Poco más de una década después durante una conversación en la radio comunitaria donde trabajaba les dije a todos que para mí esta banda era la más “Punk” de todas las existentes en el momento y no precisamente por su música sino porque era absolutamente irreverentes y revolucionarios dentro de prácticamente todas sus letras.

Y mi duda para este ranking personal estaba entre este disco y “Otra navidad en las trincheras” porque sigo considerando que de sus trece discos son los mejores. Me decidí por este enorme trabajo quizás por el tema que abre titulado: “El día que Artigas se emborrachó”  porque en su momento desató una absurda polémica que solo puso de manifiesto el carácter endiabladamente estúpido de la clase política uruguaya del momento (¿Solo de ese?) que se puso a intentar prohibir un tema que dicho de entre casa: “Es para la joda”. No vale la pena seguir mencionando esta avergonzante situación.

Disco de 1996 que no se queda en este éxito sino que como es de costumbre en esta banda ellos solían dentro del Rock and Pop rebotar entre estilos y encontramos una murga en: Morcillo López o una grandiosa tomadura de pelo a los cumbieros en: Mongo y el Oficial, un tema realmente impresionante. Otro tema que se mofa del canto tan peculiar de los centro americanos (Al menos para mi) es: No puedo más, donde se juega con determinada palabra que en estos lares suele significar algo diferente. Tambíen encontramos una variación de “La Gallina cululeca” en “El Cuarteto Tapicero”

Lamentablemente en el año 2006 el cuarteto sufre la participación de Campodónico en su producción y se transforma en una banda diferente, especie de bisagra entre aquel Cuarteto y la sobrevalorada El Peyote Asesino, aún así hasta el disco “Raro” es una gran banda pero los dos trabajos siguientes son muy olvidables por tratarse en su mayoría de temas que son diversas variaciones de un rap infructuosamente creativo la mayoría de las veces.

Aún así durante casi veintiséis años El Cuarteto de Nos fue la banda más desenfadada del panorama local con una diversidad de estilos envidiable sobre todo porque ellos mismos no se han considerado grandes músicos, tengo el placer de haber iniciado en mis sobrinos e hijos de mis amigos a varios fans suyos.
 La formación clásica

12 Ace of Spades – Motorhead

 
12 Ace of Spades
Morothead
Por: Darío Valle Risoto
 
Hay discos que redefinieron el concepto del rock y este fue uno de ellos, Ace of Spades es un trabajo fundamental en la larga historia de Motorhead, una banda puntual si hablamos de Heavy Metal pero por sobre todas las cosas del espíritu libre y duro de aquellas bandas legendarias del rock and roll de los setentas muchas de ellas casi olvidadas.
 
Recuerdo que mi amigo Juan se había comprado el “Somewhere in time” de Iron Maiden y no le había gustado mucho que digamos entonces aparece un pibe y le canjea el vinilo por este que hoy nos convoca de Motorhead, desde ese momento mi amigo se volvió incondicional de este power trío y por supuesto todos los que vivíamos aquellos días de metal, vino y compañerismo en su cubil de la calle Capurro.
 
Sería largo hacerles un racconto de porque este disco desde ese momento fue un aditamento más a nuestro fanatismo por bandas realmente mágicas, probablemente luego de Black Sabbath sea la bandita de Lemmy la que más ha influenciado tanto el Trash Metal como el posterior estilo llamado a veces erráticamente: Ñu Metal porque incorporando aún estilos como el Hip Hop y el Rap tienen en su corazón ese machaqueo fantástico de bases contundentes al mejor estilo de los cabeza de motor.
 
Ace of spaces comienza con todo y así termina, se hace corto, hay reediciones con algunos agregados pero por si solos los temas que le dieron la categoría de disco histórico siempre sonarán como nuevos a los oídos de aquellos que amamos el metal y si tuviéramos que creer en algunos dioses estos serían tipos de verdad como Lemmy, Ozzy o Dio, por solo citarles a los fundamentales de una larga lista.
 
 
 
 
TRES TIPOS QUE SUENAN COMO UN BATALLÓN COMPLETO

13 Tales of Mystery and Imagination – The Alan Parsons Project

13- Tales of Mystery and Imagination
The Alan Parsons Project
Por: Darío Valle Risoto

Si indudablemente “The Dark side of the Moon” es el disco número uno de cualquier lista que trate de enumerar los mejores discos de la historia del Rock esta la obra primera del proyecto del genial Alan Parsons debe estar muy cerca en dicha lista.

Un verdadero adelantado que rodeado de músicos exquisitos comienza una historia de grandes trabajos con este disco conceptual que alegraría al mismo Edward Allan Poe con siete temas que sintetizan de manera mágica la obra de uno de los escritores más importantes de la literatura mundial.

Adelantado este proyecto porque estamos hablando de 1976 cuando apenas comenzaban a latir muy subrepticiamente los sones que inaugurarían lo que se daría en llamar “música electrónica” pero creo que en ese momento se le llamaba música progresiva o algo así y claro que siempre estuvo restringido este tipo de labores a algunos oídos exquisitos. Eso si, no debemos negar que Alan Parsons tuvo luego sus cuotas de popularidad con algunas canciones pero ahora entre mis 100 discos primordiales cuento con estos relatos de misterio e imaginación.

Como en mi anterior post les reitero que no solo de Heavy metal vivimos algunos aunque si rastreamos en la obra de Alan Parsons y sobre todo en este trabajo descubriremos mucha familiaridad con lo que luego nacería en la Europa continental como Heavy Metal gótico o sinfónico. Probablemente este disco también indique el nacimiento de una nueva era como quince años antes, todo un privilegiado y un adelantado para su tiempo.

 

14 Play – Moby

14 Play
Moby
Por: Darío Valle Risoto

No solo de Heavy Metal vive el hombre y será menester respetar a los creativos aún cuando están completamente fuera de nuestra onda si como Moby tienen un particular gusto y una creatividad realmente envidiables.

Hace varios años con motivo de hacer unas grabaciones para la radio donde tenía mi programa: “El diccionario del diablo”  en la casa de los líderes de “La Teja Pride”, tanto Leonard como su hermano me hablaron maravillas de Moby, creo que lo habían descubierto recientemente y estaban shockeados por el tipo.
Pero fue un tiempo después que Danny desde Barcelona me manda unos grandes éxitos cuando reparo que algunas canciones que escuchaba en la efe emes de mi país le pertenecían y curiosamente son muy buenas. Digo “Curiosamente” porque las radios uruguayas se dedican a pasar más o menos un 99.5% de basura mediática durante su programación donde no me voy a poner a mencionar los grupos y solistas que más abundan pero…

Para mi Moby hace Pop pero inteligente, inteligente su fusión tanto con la electrónica como sus derroteros a lo acústico y las voces, todo parece un producto hecho para vender pero realmente resulta, funciona y me pongo a pensar en este momento que si desde la década del noventa casi no hay nada que valga la pena en la música de este devastado planeta al menos encontramos algunas excepciones, este disco es una de ellas.

Resaltal desde luego Natural Blues que está súper gastada en supermercados, tiendas y orgías en el Vaticano, también me quedo con Porcelain y Honey, vean que son las tres muy diferentes en su concepción tanto como en la propuesta, es que Moby es una especie de alquimista moderno de las notas. El resto del disco no le va en saga y por lo tanto me veo obligado gustosamente en ponerlo entre mis 100 preferidos. ¿Qué tul?

15: Nativity in Black: Tributo a Black Sabbath

15: Nativity in Black
Tributo a Black Sabbath
Por: Darío Valle Risoto

Tenía este disco en cassette hasta que encontré el original en una liquidación a solo 10 dólares y por supuesto que salí de la disquería con una sonrisita diabólica de felicidad con este excelente tributo a la banda que inventó nada menos que el Heavy Metal.

Los discos tributo siempre son muy arriesgados porque tratan de hacerle honor a determinada banda o solista agrupando una variopinta conjunción de diferentes intérpretes para hacer versiones de sus temas más recordados y entonces encontramos desde verdaderas joyas a bizarreces de todo tipo.

Pero este tributo a los Sabbats es verdaderamente una maravilla de disco desde la elección de las bandas a la canción que cada una eligió con solo dos o tres de una docena realmente olvidables que nunca podrán faltar. Destacan: Megadeth, White Zombie, Sepultura, Ministry (Aparece como 1000 homo DJs) y la versión de Sabbath Bloody Sabbath con Bruce Dickinson a la voz pero les reitero que todo el disco es fabuloso.

La primera conclusión es volver a sentir respeto y agradecimiento a una banda que supo influenciar a varias generaciones de metaleros, rockeros y otros estilos tan diferentes como el rap solo por su amor a las películas viejas de terror clásico y sus poderosos riffs distorsionados.

No debería haber metalero sobre la tierra y el inframundo que se pierda este de los pocos tributos a una banda que trasunta respeto y amor por aquellos cuatro tipos que solo diez años después de The Beatles reinventaron desde Birmingham el rock and roll para hacerlo madurar definitivamente.

Mención aparte es el arte de tapa que maravillosamente desglosa cada banda y cada tema más alguna confesión de uno de sus integrantes en forma de cartas del tarot al mejor estilo de Mr Crowley como para fotocopiarlas y tirárselas antes de saber que disco escuchar cada noche de tormenta.

PD: De verdad no se como no recordé antes este discazo y menos mal que este ranking no está en orden de gustos porque sino le habría errado feo.

Una selección de lo mejor del Heavy Metal
Los maestros de varias generaciones del Heavy Metal

16 Screaming for the Vengeance: Judas Priest

16 Screaming for the Vengeance
Judas Priest
Por: Darío Valle Risoto

Si Black Sabbath inventó el Heavy Metal definitivamente será Judas Priest quien lo entronice definitivamente como el estilo inmortal que es, fue y será para aquellos que realmente vivimos persiguiendo la fasceta más dura del Rock.
 
No recuerdo cuando llegó este cassette a mis manos pero estoy seguro que junto a Defensores de la fe y Turbo conforman mi trilogía preferida de la discografía sin igual de una banda que plantó en el estilo del metal la estética motoquera y por que no gay de cueros y tachas del Londres de los setenta.
 
Si mi primer disco de metal fue: Acto de locura de Maiden, estos vinieron pegaditos a Sabbath y muchos otros pero nunca dejará de ponerme la carne de Chiken escuchar a Halford y por sobre todas las cosas a las mejores guitarras gemelas de la historia del rock. Tipton y Downing deben ir al baño a la misma hora y a estas alturas deben compartir un solo cerebro poblado de leyendas metálicas y dioses que truenan martillos en el Valhalla.
 
Soy metalero desde hace nada menos que treinta años y sigo sintiendo el mismo hervor en la sangre cuando pongo “Screaming” y casi se me pianta un lagrimón con: “Electric Eye” o “You’ve Got Another Thing Comin” pero todo el disco tiene la frescura de haber sido grabado como ayer de tarde y la fuerza de agradecerle a la vida haber nacido dentro de la era donde se creo el mejor estilo de música de todos los tiempos.

 

17 Magical Mystery Tour: The Beatles

 17 Gira mágica y misteriosa
 The Beatles
Por Darío Valle Risoto

Cuando inicie esta lista de mis 100 discos esenciales explicaba que no es porque los crea los mejores y mucho menos que sienta que se algo más de música que ustedes, ya que lo que intento transmitir es esa conexión mágica que tienen algunos discos con nuestras vidas, eso partiendo del sentido de que ustedes como yo aman la música más que otras muchas cosas.
 
Por lo tanto me recorrió un estremecimiento cuando revisando viejos cassettes encontré esta gira mágica y misteriosa de Los Beatles que compré en una liquidación de la casa del Palacio de la Música que hoy ya no existe en el Paso Molino.
 
Un disco que apenas si conocía por el nombre y que mi amigo Juan Torradeflo amaba, tanto que no podía creer que yo haya conseguido una edición en cassette nacional y encima en una liquidación, creo que me costó algo así como 100 pesos pero de los viejos, tomemos en cuenta que si miramos la fecha de la tapa, hace ya casi 29 años que lo compré. Y no saquen cuentas por mi posible edad.
 
Y lo que Juan me dijo en aquel momento era que era una edición rara porque en realidad Magical Mystery Tour era un EP pero no un larga duración así que esta versión tiene muchas más canciones. Así que se trata de una edición moderna donde completaron un long play con aquel viejo proyecto de programa para la televisión británica que no fue aceptado finalmente. Toda una lástima, el año pasado vi el piloto que se encuentra en you tube y no está nada mal aunque sin subtítulos aún.
 
Tema que resalta sin dudas es: Yo soy la Morsa y luego Penny Lane, el que da nombre al disco y casi todos, hasta un tema de Harrison increíble como: Triste y simple camino. También debo reconocer el amor de Julia por: Frutillas, otra cosa más que nos unió como pareja y hoy perdura siguiendo como amigos.
Ningún amante de la música debe dejar de tenerlo.

18 Lobo suelto… cordero atado – Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

18 Lobo suelto… cordero atado
Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota
Por: Darío Valle Risoto

Poco se puedo agregar sobre esta banda quizás la más grande de la gran historia del llamado “Rock Argentino” y una realmente de las pocas de esta gran bolsa errática en definiciones que si hizo rock en contraposición a tanto Pop latino mal etiquetado.

Y si para mi su más grande disco es “La Mosca y la sopa” será más por una cuestión afectiva ya que en este álbum doble llegan a su pico máximo en creatividad, luego de esto ya no serían los mismos ni falta que le hace.

Con un sonido muy depurado, exacto, preciso y un montón de poesía como para morir ahogado felizmente entre la ricota estos discos son absolutamente obligatorios para todo aquel que pretenda llamarse un ser humano pensante en estas carreteras del sur.

Escuela callejera de un rock and roll que nace de las cuerdas maravillosas de Skay y que Solari rocía con esa voz particular mil veces imitada y nunca igualada. Cada tema una joyita y dos discos, dos al precio de ninguno porque no tienen precio. Yo elijo soberbiamente: “La Hija del Fletero” pero si sigo me quedo con todos y cada uno desde “Yo caníbal” y “Ladrón de mi cerebro” con unos riffs diabólicos a “Un ángel para tu soledad”, la misma canción que “la Ricotera” le enseñó en la perfumería del Shopping a una pequeña clienta de unos cuatro años para borrarle el reguetón de la memoria y la niña se la aprendió en un tríss y todavía debe seguirla cantando,

Pocas veces conocí discos tan “Inmediatos”, lo tenía en cassette, el hijo de mi prima vino por casa con unos quince años, escuchó un poco y se los compró en CD al otro día, toda una gloria para este servidor que lucha por que la gente escuche: Mú-si-ca y esto si que lo es mis amigos.

 

19: Brigada Metallica: Varios

19 Brigada Metallica
Intérpretes varios
Por: Darío Valle Risoto

En el año 1989 por fin ve la luz en el Uruguay un disco compilatorio de varias bandas de Heavy metal en ese momento la escena la lideraba el grupo Alvacast por lo que se reserva el primer tema de cada lado del LP, luego la lista la completarían: Graf Spee, una de las primeras bandas trash del país, Sádica que también hacía trash metal pero en un estilo diferente y Paddok y Macbeth que como Alvacast se dedicaban a un metal más tradicional. Cada una de estas cinco bandas las pude ver en su momento en vivo y todas eran realmente buenas en escena, especialmente vi muchas veces a Paddok en “El templo del Gato” donde casualmente tres años después debutaría con mi grupo “Sementerio”.

El nombre del disco hace referencia inmediata a un tema de V8 pero también es el nombre de un intento de juntar a las bandas pesadas bajo una especie de sociedad desde donde lograr conseguir difusión y toques. Muchos son los rumores que tengo en la mente de aquellos días sobre porqué esto no funcionó y sería tremendamente injusto volver a ponerlos aquí. Lo importante es que hay varios temas que al menos para mí fueron muy buenos en especial las dos canciones de la banda Sádica: Rompe las leyes y Mi testamento.  Esta banda que era un trío donde el bajista cantaba también tuvo una corta vida ya que este pibe “Yuyo” falleció en un accidente automovilístico, tuve sin embargo el honor de tener como último profesor de guitarra a quién sustituyera a su guitarrista de esta grabación: Leo Lamela que pasó luego a Alvacast.

Graf Spee fue probablemente junto a la banda Ang-Kor-Vat de los fundadores del metal más extremo en el Uruguay que por suerte hoy tiene a varios grupos, infelizmente continúa la misma falta de difusión de entonces y los medios siguen porfiadamente reiterando su predilección por el Pop Latino y el Rock fumeta… que le vamos a hacer.

De los inicios del Heavy Metal Uruguayo les doy los nombres de otras bandas que también tuvieron su cuarto de hora: Acido, Chopper, Delirium Tremens, Nosferatu, Cross, Moby Dick, Luz Roja y que me perdone alguno si me he olvidado.

Este disco, en este caso cassette del que agrego los escaneos es para mi tan fundamental en la música Uruguaya como lo fue unos años antes el “Graffity” con sus grupos New Romantics-after punks.

20: Visitantes: Zero

20: Visitantes
Zero
Por: Darío Valle Risoto

Único disco de una efímera banda que comenzó intentando hacer rock y terminó siendo la precursora de la música tecno en este país amén de que en esos primeros años de la década del ochenta todos o la mayoría vestían una estética New Romantic o After Punk que son más o menos la misma cosa.
 
En 1987 editan este su único disco en vinilo que años después vería la reedición en cd con algunos extras, destaco los temas: Riga y Soy escorpión ampliamente difundidos en una época donde renacía el pop and roll totalmente desheredado del rock primigenio cercenado en este país en los años de dictadura.
 
Vi a Zero por primera vez en “El desconcierto” en el club Atenas y sorprendieron por su sonido electrónico y su estética tan especiales, debo destacar que las letras eran muy buenas sobretodo para la época en que se repetían determinados ítems hasta el cansancio con cierta comprensible rebeldía de una generación que había llegado a los veinte en plena dictadura.
 
Fueron también junto a Los Estómagos, ADN, Neoh 23, Los Tontos y Los Traidores la cabeza de lanza del llamado “Rock Nacional” que en realidad solo era ejecutado por La Tabaré si tomamos en cuenta aquellas viejas raíces de los años sesenta.
 
Zero fue una interesante y arriesgada apuesta a lo moderno dentro de un panorama tan vasto dentro de los nuevos músicos como peligrosamente tradicionalista si pensamos en que todos querían emular a los The Cure, The Damned. Etc. y esas porquerías de punkies arrepentidos de Inglaterra en los ochentas.
 
Su trabajo incluye una versión de un tema de INXS y claras letras concernientes a lo apocalíptico y el siglo veintiuno que amenazaba con caer en cualquier momento… y cayó.
 Señora…. ¡El nene le robó el maquillaje!