El Desierto Rojo de Antonioni

a0f16f6dde31537b2f0a8a61da38f648

El Desierto Rojo
Por: Darío Valle Risoto

Una amiga de facebook me pedía su opinión sobre esta película porque según ella en su tiempo tuvo cierta controversia sobre diferentes visiones de esta obra del famoso director Antonioni del año 1964.

Lejos estoy, muy lejos de ser crítico de cine, simplemente soy cinéfilo desde que iba al cine intermezzo en la barriga de mi madre, más hay obras que exceden mi poder de captar sus valores artísticos que seguro “El desierto Rojo” los tiene, por algo en su tiempo ganó el primer premio en el festival de Venecia lo que no es ninguna bobada.

Pero como dijo el caníbal: “Vamos por partes”, desde el punto de vista de su fotografía puedo arriesgar que la película tiene tres porciones fácilmente detectables: Un inicio que yo llamo: “Contaminado” donde la protagonista encarnada por Mónica Vitti se mueve entre desechos industriales, humo y toda esa cosa que ya en el 64 el progreso nos regalaba, luego el entorno mejora en una última parte donde cambian las imágenes con algún cuarto todo rosa o la habitación roja aún en la porción inicial pero con cierto mensaje que se me escapa y una orgía entre cuatro mujeres y cuatro hombres que nunca se consuma. En medio tenemos la porción: “De la playa rosada” sobre una historia que esta protagonista le cuenta al hijo y que está muy por fuera de todas estas imágenes antes compartidas de deshechos y habitaciones raras.

Richard Harris es el otro protagonista, un industrial que queda prendado de esta mujer esposa de un colega, la que tuvo un accidente de automóvil y no quedó con la cabeza muy clara por lo que anda por toda la película errática y con el cabello hecho un asco. Se me ocurre que si tomáramos solo esta actuación de la famosa Mónica Vitti la verdad que deja mucho que desear pero supongo que tuvo mejores trabajos.

En síntesis y hablando en criollo la película es: “Tremendo plomazo” y perdóneme señor Antonioni por esta coproducción Franco-Italiana que bien parece hecha sin argumento soltando a la loca para que camine y tenga absurdos diálogos como aquel en que le pregunta al tipo si es de izquierda o de derecha y luego…nada.

Muy probablemente yo sea un bruto energúmeno que solo entiende películas de superhéroes o dibujos animados y no haya comprendido El Desierto Rojo, más si el cine esencialmente se trata de entretenimiento, esta película llegó a aplanarme tanto que temí sucumbir ante la presencia ignominiosa de esta mujer absurda y un guion que sencillamente no dice absolutamente nada.

1192a87fd63f81be8bb1218b016ecebc26852b56b32a6b1fd234f2c2cb54acda2b72f992e07b767d40d9fab2e3fe1f6b

La idiotización de la sociedad como estrategia de dominación

idiotizacion

La idiotización de la sociedad como estrategia de dominación
Por Fernando Navarro

La gente está imbuida hasta tal extremo en el sistema establecido, que es incapaz de concebir alternativas a los criterios impuestos por el poder.
Por Fernando Navarro

Para conseguirlo, el poder se vale del entretenimiento vacío, con el objetivo de abotagar nuestra sensibilidad social, y acostumbrarnos a ver la vulgaridad y la estupidez como las cosas más normales del mundo, incapacitándonos para poder alcanzar una conciencia crítica de la realidad.

En el entretenimiento vacío, el comportamiento zafio e irrespetuoso se considera valor positivo, como vemos constantemente en la televisión, en los programas basura llamados “del corazón”, y en las tertulias espectáculo en las que el griterío y la falta de respeto es la norma, siendo el fútbol espectáculo la forma más completa y eficaz que tiene el sistema establecido para aborregar a la sociedad.

En esta subcultura del entretenimiento vacío, lo que se promueve es un sistema basado en los valores del individualismo posesivo, en el que la solidaridad y el apoyo mutuo se consideran como algo ingenuo. En el entretenimiento vacío todo está pensado para que el individuo soporte estoicamente el sistema establecido sin rechistar. La historia no existe, el futuro no existe; sólo el presente y la satisfacción inmediata que procura el entretenimiento vacío. Por eso no es extraño que proliferen los libros de autoayuda, auténtica bazofia psicológica, o misticismo a lo Coelho, o infinitas variantes del clásico “cómo hacerse millonario sin esfuerzo”.

En última instancia, de lo que se trata en el entretenimiento vacío es de convencernos de que nada puede hacerse: de que el mundo es tal como es y es imposible cambiarlo, y que el capitalismo y el poder opresor del Estado son tan naturales y necesarios como la propia fuerza de gravedad. Por eso es corriente escuchar: “es algo muy triste, es cierto, pero siempre ha habido pobres oprimidos y ricos opresores y siempre los habrá. No hay nada que pueda hacerse”.

El entretenimiento vacío ha conseguido la proeza extraordinaria de hacer que los valores del capitalismo sean también los valores de los que se ven esclavizados por él. Esto no es algo reciente, La Boétie, en aquel lejano siglo XVI, lo vió claramente, expresando su estupor en su pequeño tratado Sobre la servidumbre voluntaria, en el que constata que la mayor parte de los tiranos perdura únicamente debido a la aquiescencia de los propios tiranizados.

El sistema establecido es muy sutil, con sus estupideces forja nuestras estructuras mentales, Y para ello se vale del púlpito que todos tenemos en nuestras casas: la televisión. En ella no hay nada que sea inocente, en cada programa, en cada película, en cada noticia, siempre rezuma los valores del sistema establecido, y sin darnos cuenta, creyendo que la verdadera vida es así, nos introducen sus valores en nuestras mentes.

El entretenimiento vacío existe para ocultar la evidente relación entre el sistema económico capitalista y las catástrofes que asolan el mundo. Por esto es necesario que exista el espectáculo vacuo: para que mientras el individuo se autodegrada revolcándose en la basura que le suministra el poder por la televisión, no vea lo obvio, no proteste y continúe permitiendo que los ricos y poderosos aumenten su poder y riqueza, mientras las oprimidos del mundo siguen padeciendo y muriendo en medio de existencias miserables.

Si seguimos permitiendo que el entretenimiento vacío continúe modelando nuestras conciencias, y por lo tanto el mundo a su antojo, terminará destruyéndonos. Porque su objetivo no es otro que el de crear una sociedad de hombres y mujeres que abandonen los ideales y aspiraciones que les hacen rebeldes, para conformarse con la satisfacción de unas necesidades inducidas por los intereses de las élites dominantes. Así los seres humanos quedan despojados de toda personalidad, convertidos en animales vegetativos, siendo desactivada por completo la vieja idea de luchar contra la opresión, atomizados en un enjambre de egoístas desenfrenados, quedando las personas solas y desvinculadas entre ellas más que nunca, absortas en la exaltación de sí mismas.

Así, de esta manera, a los individuos ya no les queda más energía, para cambiar las estructuras opresoras (que además no son percibidas como tales), ya no les queda fuerza ni cohesión social para luchar por un mundo nuevo.

No obstante, si queremos revertir tal situación de enajenamiento a que estamos sometidos, solo queda como siempre la lucha, solo nos queda contraponer otros valores diametralmente opuestos a los del espectáculo vacuo, para que surja una nueva sociedad. Una sociedad en que la vida dominada por el absurdo del entretenimiento vacío sea tan solo un recuerdo de los tiempos estúpidos en que los seres humanos permitieron que sus vidas fueran manipuladas de manera tan obscena.

Ruptura Colectiva. Publicado originalmente en la revista Al Margen # 102, Valencia
https://www.lahaine.org/mundo.php/la-idiotizacion-de-la-sociedad

 

El Daño de la Religión

pais equivocado

El daño de la religión

Autora: Celia Moreno

Me entristece sobremanera conocer a un joven que no se atreve a vivir, que se siente fracasado, que tiene ganas de suicidarse, porque lo único que le han enseñado es seguir los dogmas religiosos, y cuando su desarrollo cultural, cognitivo e intelectual le llevan a dudar y luego a rechazar su religión, la respuesta de los padres y madres es que “prefieren a un hijo o hija muerto, a verlo alejarse de los caminos de dios”, o “que lejos de las creencias su vida será un desastre”, “que si no cree le irá mal en la vida”, etc. ¡Qué tristeza que padres y madres religiosos, tengan este concepto rígido, limitante y castrante de lo que debe ser la crianza de un hijo o una hija! Para mí la educación religiosa es peligrosa en muchos sentidos:

1. Limita su interacción social y el aprendizaje de la diversidad, ya que las personas sólo frecuentan a los que comparten sus mismas creencias; los otros son excluidos, o estigmatizados como inadecuados.

2. Los hace dependientes de su comunidad religiosa, y piensan que fuera de ella no hay más nada, y como nunca han socializado con otro tipo de persona, se limitan en general.

3. Se crían con mucho miedo y culpa, ya que la herramienta preferida de la Iglesia es la manipulación. Así es que cuando dejan de creer tienen miedo de lo que les sucederá.

4. Tienen una estructura yoica muy debilitada y frágil, porque saben que para ser aprobados por los padres y madres, tienen que estar de acuerdo con sus creencias, por lo que no se atreven ni a explorar su verdadero yo, sus propias creencias.

5. Desarrollan un pensamiento mágico-religioso, que les hace pensar que la lectura de la Biblia, o ir a misa resolverá sus problemas por arte de magia, y no se concentran en buscar reales soluciones a sus problemas, ya que “dios proveerá”.

6. También tienen una creencia pecaminosa sobre lo que es la sexualidad, ya que todo se demoniza: la masturbación es un pecado, las relaciones sexuales antes del matrimonio también, etc.

7. Limita el disfrute pleno de la sexualidad y las relaciones amorosas sanas. Algunos pueden sufrir de eyaculación precoz o disfunción eréctil, porque tienen tanto miedo de “pecar” que no se atreven a hacer nada.

8. Están constantemente sintiéndose inadecuados e indignos, ya que nacen pecadores, y con una “falta original”.

9. Y ni hablar de aquellos que descubren que son homosexuales, lesbianas, etc., que se sienten indignos, inadecuados, y por ello entran en relaciones destructivas o tienen conductas auto-destructivas: adicciones, auto-mutilación, etc.

10. Los deja desprotegidos frente a los abusadores, y manipuladores de su Iglesia, ya que les inculcan que por pertenecer a la Iglesia, automáticamente están libres de cualquier falta.

11. Castran su individualidad, ya que se tienen que conformar al grupo, a su comunidad religiosa, lo que deja poco margen a ser quienes quieran ser.

12. Se acostumbran a que les digan lo que tienen que pensar y hacer, por lo que no se empoderan de sus propias capacidades, habilidades y razonamiento. Confían más en lo que les dicen de afuera, que en sus propias decisiones. Tienen un focus de control externo muy marcado.

13. Su conocimiento viene de la “revelación” y no del procedimiento científico racional, que se basa en la observación y la deducción; lo que les hace que no busquen conocer o experimentar, y no desarrollan sus habilidades inquisitivas.

14. Tienen una visión muy limitada del mundo, ya que desconocen otras creencias y puntos de vista, llegando a decir que los ateos son “diabólicos”, lo que demuestra una total ignorancia.

15. Limita el desarrollo cognitivo e intelectual de las personas, porque éstas se limitan a leer los libros “religiosos”, y excluyen de sus lecturas a un maestro como José Saramago (ateo), a Russell, etc.

16. Tienen lagunas en su conocimiento general. Desconocen la Historia, porque la historia que les cuentan es la que en su comunidad quieren que conozcan; por ejemplo no les hablan de la inquisición, del Concilio de Nicea, de Hipona o de Trento, de la evolución, de los pogroms, etc.

17. Cuando se les dice que tienen que tener una “fe ciega”, se les quita el derecho a utilizar su entendimiento y razonamiento objetivo, científico deductivo, y se remplaza por lo que sea que la jerarquía del momento dictamine como correcto o verdadero.

18. Limita su visión del mundo, ya que para ellos “la verdad” es lo que concierne a su religión, y ni buscan informarse de otras perspectivas o visiones del mundo, puesto que la suya es la “correcta”.

19. Limita su capacidad cognitiva. Al sólo estar expuestos a una sola fuente o tipo de conocimiento, excluyen todo otro tipo de conocimiento: el conocimiento científico, el acervo multicultural.

20. Es la razón de las guerras, porque se les inculca que su religión es mejor que la de los demás, que es la única verdadera y la que tiene que prevalecer, que ellos son los que tienen la razón, y todo el mundo debe pensar como ellos.

21. Es el origen de la desigualdad social y económica en todo el mundo, porque se le inculca a los pobres que ese es su destino, y que no se tienen que rebelar, porque lo que les sucede es “la voluntad divina”.

22. Les enseña a rechazar y a excluir una parte de la sociedad, como lo son las comunidades de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgéneros, travestis, e intersexuales – LGBTTI, a quienes se les critica, rechaza y excluye, y van hasta negarle sus derechos fundamentales (en Panamá los fundamentalistas se han negado a que se apruebe una Ley contra la discriminación).

23. Les enseña a discriminar a las mujeres, quienes son vistas como máquinas para tener hijos (se sublima la procreación), las que se deben “someter” a la voluntad del jefe de familia. Si no, atentan contra la familia. Y ven cómo sus padres desvalorizan a sus madres.

24. Enseñan la discriminación, ya que se les enseña a juzgar y a criticar a todos aquellos que no siguen los ritos, dogmas, o preceptos de su iglesia o de su religión, lo que está implícito en todo su discurso.

25. Se les engaña diciéndoles que su creencia religiosa “es la verdadera”, en lugar de decirles que es una interpretación de la realidad entre tantas otras. Porque la religión es espacio–temporal, y depende de dónde y la época en que naciste; que existen otras creencias: taoístas, budistas, deístas, agnósticos, ateos, etc.

26. No les enseñan a respetar el Artículo 18 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula que «Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión», ya que la creencia es impuesta en un momento en que el bebé no tenía uso de razón.

27. Se les inculca que lo más importante es el respeto de las normas religiosas, eclesiásticas, y no que lo primero es el RESPETO DE LA LEY. Es por eso que cuando uno de sus miembros viola la ley, lo encubren y se hacen cómplices de esos delitos. Es más, hacen una ceremonia del perdón y con eso según ellos basta.

28. Muchas personas no se atreven a denunciar los abusos por no ser excluidos de sus respectivas comunidades religiosas.

29. Permiten que les saquen dinero, sin rendirles cuentas. En muchas se da el diezmo, para que algunos cuantos se hagan ricos.

30. No diferencian entre lo que debe ser del dominio privado: la religión, y del dominio público: las leyes

Para mí lo mejor es que eduquen a sus hijos e hijas con principios y valores; los valores nos vienen del hecho de vivir en sociedad. Si queremos vivir en paz «no debemos hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros» y «debemos tratarlos como queremos ser tratados» (máximas de Confucio y de Buda).

[Transcrito literalmente de un artículo de Celia Moreno escrito en 2015. La doctora Moreno es una militante atea defensora de los derechos humanos, además de docente en ciencias políticas y psicóloga en su país de origen, Panamá. Ha tenido que enfrentarse a una poderosa sociedad no sólo supersticiosa y religiosa, sino discriminatoria de los grupos minoritarios, que ignora la diversidad de cosmovisiones. Esto la motivó a expresar: “Creo que la cigüeña me dejó en el país equivocado.” Meme de Razonamiento Ateo]

Aladdin

Los Muertevideanos.

Aladdin
Por: Darío Valle Risoto

Por suerte uno se sigue llevando este tipo de sorpresas, sin lugar a dudas que el prolífico cine de India deberá tener innumerables buenas películas que los occidentales nos perdemos, un cine que se denomina “Bollywood” que enmarca diferentes tipos de obras, muchas de ellas o tal vez la mayoría con un estilo muy propio donde lo musical y las historias forman un uno completo e indisoluble arte donde su cultura es reinterpretada continuamente.
Y si bien las películas musicales siempre me disgustaron salvo raras excepciones, la música de la India me puede y por muchas razones: exótica, sensual, atractiva, rica en matices y puramente comercial (En el mejor sentido), es como una invitación a bailar hasta para una momia muerta como yo.
Por lo ante dicho y todo esto, Aladin es una película excepcionalmente buena, donde la historia es perfecta, encaja sin fisuras con…

Ver la entrada original 138 palabras más

Aladdin: Nada nuevo bajo el sol

aladdin 1

Aladdin
Por: Darío Valle Risoto

Afortunadamente las canciones son bastante cortas y aún a mis años me sigo preguntando a que demente se le ocurrió inventar los musicales, de seguro aún debe vivir en la casa de su madre y tener varios gatos… bueno, yo también tengo.

Vamos a ser serios: ¿Otra versión de Aladdin?, creo que luego de las de Tarzán y Dracula debe ser una de las historias más llevadas al cine y otros formatos de todo el mundo. A propósito, hay una película india del mismo nombre de hace algunos años de las que les adjunto el afiche, que está a mi gusto mil veces mejor que esta que a su vez es la versión live Action del gran éxito en dibujos animados de Disney del año 1992 en que el genio fue con la voz de Robin Williams y hoy por razones obvias le tocó el color azul a Will Smith.

En síntesis es un gran despliegue de efectos y color pero llegó a aburrirme demasiado porque quizás no aporte nada nuevo a los personajes y se limite a llevar a la versión “real” casi lo mismo que vimos en la animación, pero claro, está quizás dedicada a los niños y de allí ya que estoy un poco viejo mis constantes bostezos además de las canciones.

Dirigida por Guy Ritchie creo que le erró al bizcochaso en dos canciones: una la del baile con las princesa y otra la canción final cuando termina la película porque las coreografías son más propias del Bolliwood que de bailes del cercano oriente aunque pretenden mezclarlo todo y no me pareció justo para nadie.

Con referencia al cine musical reitero que no me gusta como género cinematográfico aunque siempre he encontrado excepciones preferentemente en el mencionado cine de la India y no me pregunten porqué pero allí si siento que todo funciona, quizás porque sus películas son bizarras de principio a fin y así todo se vale.

aladdin 2aladdin 3aladdin 43b5013521c2dae4ae73f228f5e207389aladdin 6