Dear Superman

43d0056cb005aff5816007cb5335287a

Dear Superman
Por: Darío Valle Risoto

Hay dos personajes de ficción que me han fascinado desde muy niño y nunca he dejado de admirarlos: uno de ellos es el Sr Spock de la primera serie de Star Trek y el otro que desde luego es: Kal-El Superman.

Por lo pronto entre tantas cosas que acopio como coleccionista tengo hasta un disfraz de este el primer superhéroe que Julia me envió desde los Estados Unidos, supongo que alguna vez compraré un maniquí para tenerlo en mi casa de pie con su uniforme, porque estoy loco pero no me da para vestirlo e ir por ejemplo a un Montevideo Comic.

Supongo que haya en mi cada vez más lejana niñez me atrajeron los colores primarios de su uniforme y desde luego como a la mayoría la capacidad de volar, así sin aparatos, con el solo uso de su voluntad. Recuerdo con enorme nostalgia aquellas revistas de editorial Novaro que llegué a coleccionar y de las que lamentablemente no quedó ninguna porque mi madre cuando en casa escaseaba el dinero solía venderlas por lote ganándose mi total descontento. Había que comer, ahora lo comprendo.

Y a mis años me he preguntado cuando veo las enormes injusticias de este mundo si al menos por un día tuviera esos poderes: ¿Qué haría? Probablemente cometería muchas injusticias en nombre de la libertad de la humanidad y de allí me surge inmediatamente la firme convicción de que el mayor súper poder de este Kryptoniano no es ni la invulnerabilidad, ni la superfuerza y mucho menos volar sino su nobleza de espíritu y su humildad heredados aquí en la tierra de sus padres los granjeros de Kansas los Kent.

Tampoco puedo obviar que a mi padre le gustaba Batman porque el sostenía que todo su valor redundaba en que no tenía más que sus artilugios, su inteligencia y su entrenamiento físico para enfrentarse a una gran cantidad de extraños villanos. sin embargo Superman para mi es mucho mejor y hoy le puedo agregar que Clark Kent es un proletario, un periodista que vive de su sueldo del Daily Planet mientras que Bruce Wayne es el heredero de una gran fortuna y dueño de diferentes empresas, por lo tanto resulta hasta irónico que durante la noche salga vestido de murciélago a defender sus intereses económicos. Claro que ejerce la caridad a través de sus fundaciones pero en casi ochenta años nunca leí una historia donde por ejemplo cooperativise una de sus empresas.

Estos personajes desde luego que usamericanos a todo dar han soportado los embates de la historia de esta nación comenzando a poco de ser engendrados con la segunda guerra mundial y desde allí más o menos se han ido acomodando a los cambios desde 1938 a la fecha lo que no es ninguna bobada y aún así siguen con buena salud porque partiendo de Superman todos estos son los portadores de una nueva mitología, la mitología del cómic que nada tiene que envidiarle a las mitologías de las diferentes culturas de este mundo. Está demás agregar que Superman tiene la herencia del legado del pueblo judío y viene a suplir la carencia de un esperado mesías que ni siquiera un tal Jesús pudo cumplir, al menos para ellos.

__ Yo creo en Superman. __Les digo a los cristianos y seguidores de otras sectas cuando me vienen con sus supersticiones y claro que se quedan helados o sienten con total justicia que les estoy tomando el pelo. Esa es mi intención porque para mí sus historias bíblicas imaginarias tienen el peso negativo de millones de muertes en la historia de la humanidad a nombre de su dios, mientras que Kal-El solamente me ha dejado grandes horas de entretenimiento que de niño me hacían olvidar la pobreza con que me tocó nacer.

2c928c92392917e5132b46f1e38f354793bb647b3079ccffbcc4c6f0342e7245679423a11149296555a2c6dc94d2949610018196eaa22947ed8e37618aff16acf57a5df743904fde2df29e42f27fa00dcda3952b01f8a8b66c13b7d4b14c130evlcsnap-2019-09-14-21h21m39s213

Componentes ideológicos de la Homofobia

homofobia cure

 

La homofobia aparece como una reacción frente a la homosexualidad, normalmente manifestada a través de expresiones de violencia real o simbólica, análoga a otras formas de exclusión. La homofobia puede adquirir muchas formas que se resumen en el término: “homofobia cultural” y en otro que se desprende de aquel “homofobia institucionalizada”. En su configuración concurren numerosos factores: sexismo, heterosexismo, medicalización de la sexualidad, además de la religión. Una forma velada de homofobia en el mundo contemporáneo lo constituye el segregacionalismo liberal, que si bien promueve un cierto grado de tolerancia y aceptación de los homosexuales, pero siempre a condición de que estén circunscritos a los espacios de la vida privada.

En el seno de este tratamiento discriminatorio la homofobia cumple un papel clave, en tanto que forma de inferiorización de ciertos sujetos, consecuencia directa de las jerarquías de las sexualidades; pues, confiere a la heterosexualidad un estatuto superior, situándola en el rango de lo natural y de lo evidente (Borrillo, 2001, p. 15).

Libro: Componentes ideológicos de la homofobia

¿Por que los cristianos rechazan la magia y los espíritus?

cagoendios

¿Qué los cristianos rechazan la magia?

¿Qué rechazan la invocación de espíritus, los hechizos y sortilegios? ¿Y no es todo eso lo que ellos practican? Obviamente, no es que nieguen la validez de todas esas supercherías, es solamente que no quieren que otros las practiquen, ni que “se comuniquen” con otros espíritus que no son los mismos que ellos invocan (el principal de ellos, “Dios”).

Como sabemos, los cristianos fundamentan sus creencias principalmente en la Biblia, que consideran “palabra de Dios”, y cualquiera que lea este libro se da cuenta de inmediato que sus autores eran personas supersticiosas, que creían en la existencia de “espíritus”, “demonios”, “magia” y “milagros”, así como en sanadores sobrenaturales, adivinos, magos, astrólogos y profetas. No habían superado el pensamiento animista, mágico y religioso, para alcanzar el pensamiento crítico, y mucho menos el científico. El pensamiento animista corresponde a una etapa muy atrasada de nuestro desarrollo psíquico, caracterizada por la “explicación” de los fenómenos de la naturaleza mediante la existencia y actividad de agentes intencionales “sobrenaturales”, que eran identificados como “espíritus” o “demonios”. Como consecuencia surge el pensamiento mágico, que consiste en la creencia de que se pueden realizar ciertas prácticas (conjuros, hechizos, rituales) que sirven para controlar esos agentes intencionales animados (espíritus o demonios) que se ocultan detrás de la naturaleza, para que los eventos que producen nos sean favorables. Y con el tiempo, esas entidades imaginarias fueron adquiriendo características más específicas y antropomórficas, llegando a ser identificadas como dioses o diosas, surgiendo así la religión, el pensamiento religioso.

Este arcaico pensamiento defiende la idea de que las palabras tienen un poder mágico sobre la naturaleza y sobre las demás personas, y que podemos utilizar nuestro lenguaje para cambiar aquello que no nos gusta, o para hacer el bien o el mal a otros. Nos enseña por tanto a pedir, a decretar, con el convencimiento de que provocaremos mágicamente aquellos cambios que deseamos en los demás o en lo que ocurre a nuestro alrededor. Surgen así las bendiciones y maldiciones, los conjuros y hechizos, así como también las invocaciones a seres sobrenaturales, y por supuesto, las oraciones. Esto además suele ser combinado por actos rituales que darían más poder al supuesto encantamiento.

Pues todo esto es practicado y creído por los cristianos. La Biblia contiene numerosos casos de actos de magia (Éxodo 7: 8-12), conjuros (Números 5: 20-26, Levítico 14: 1-32) y artefactos encantados (1 Samuel 6: 19). Para esa época, la gente era aficionada a lo prodigioso, milagroso o mágico, a los actos de taumaturgia, hechizos y encantamientos, los que daban prestigio y autoridad a quienes los practicaba. Y eran tiempos que muchos consideraban como los últimos, por lo que proliferaban las “señales”, “signos”, prodigios, maravillas, portentos o “milagros”; sucesos “sobrenaturales” que presagiaban calamidades o hechos extraordinarios.

Incluso Jesús se supone que realizó múltiples actos de magia. Los evangelios le atribuyen numerosos portentos, como transformar agua en vino (Juan 2: 1-10), caminar sobre el agua (Marcos 6: 48-50, Mateo 14: 25-27, Juan 6: 19-20) o multiplicar panes y peces crudos (Marcos 6: 33-44, Mateo 14: 13-21, Lucas 9: 11-17, Juan 6: 1-15), o incluso sortilegios de magia negra, como cuando enfurecido marchitó con una maldición a una higuera, sólo porque tenía hambre y la planta no tenía frutos (Marcos 11: 12-18, Mateo 21: 18-21), porque no era su temporada de tenerlos (¿por qué mejor no hizo aparecer comida?). Pero además Jesús curó enfermos y expulsó demonios, regañando a la enfermedad (Marcos 1: 29-31, Mateo 8: 14-15, Lucas 4: 38-39), untando saliva en la parte enferma (Juan 9: 1-12), tocando al paciente (Marcos 1: 41-42, Mateo 8: 3, Lucas 5: 13), imponiendo las manos al enfermo (Lucas 13: 10-13), con sólo que el paciente tocase su ropa (Marcos 5: 21-34, Lucas 8: 40-48, Mateo 9: 18-22, Marcos 6: 56, Mateo 14: 36), o mediante una orden directa al paciente (Marcos 2: 6-9, Mateo 9: 3-5, Lucas 5: 21-23). Y realizó además actos de adivinación (Juan 4: 16-18), de percepción telepática del pensamiento (Mateo 9: 4, Lucas 5: 22, Lucas 6: 8, Mateo 12: 25, Lucas 11: 17), y hasta de control de fenómenos naturales (Marcos 4: 37-41, Mateo 8: 23-27, Lucas 8: 22-25), o incluso de la muerte (Lucas 7: 11-17, Juan 11: 38-44). Con el avance de la ciencia, hoy sabemos que nada de esto existe, que la magia, tanto “buena” como “mala”, son sólo creencias.

Por cierto, cuando nació Jesús fue visitado por tres magos de oriente (Mateo 2: 1-2). De los mismos “magos, astrólogos, caldeos y adivinos” que censuraba el profeta Daniel (4: 4-7), y que condenaba Yahvé (Levítico 19: 31). El mismo Yahvé había decretado: “A la hechicera no dejarás que viva.” (Éxodo 22: 18), lo cual dio origen siglos después a la muerte injusta de miles de mujeres inocentes acusadas de brujería. ¿No es extraño que para la Biblia ciertos hechiceros sean buenos pero otros malos?

Pero ahora resulta que la escuela católica St. Edward de Nashville, Tennessee, EE.UU., ha decidido prohibir los libros de Harry Potter y retirarlos de su biblioteca, no porque contengan absurdidades que los niños pueden terminar creyendo, sino porque contienen “maldiciones y hechizos reales”, que son dañinos para sus alumnos, ya que según dicen, éstos podrían “invocar espíritus malignos”. (Harry Potter, como sabemos, es un joven aprendiz de magia y hechicería, que es el personaje principal de una serie de obras de ficción escritas por la británica J. K. Rowling.)

Pues el sacerdote de esa escuela, Dan Reehil, envió un correo electrónico al personal advirtiendo: “Estos libros presentan magia tanto buena como mala. Pero esto no es verdad, es un engaño muy inteligente. Las maldiciones y hechizos usados en los libros son maldiciones y hechizos reales; leídos por un ser humano podrían suponer un riesgo real para conjurar espíritus malignos frente a la persona que esté leyendo los libros”.

Pregunto: ¿En qué se diferencia Harry Potter de la Biblia? ¿Por qué no se prohíbe la Biblia basándose en los mismos criterios?

Guy De Maupassant – 10 Libros

guy de maupassant

Confieso que no he leído un solo libro de este famoso autor de todos los tiempos, así que tras conseguir los que a continuación subo quizás juntos conozcamos la razón de su enorme fama como creador.

GUY DE MAUPASSANT 10 LIBROS

“Hay dos razas sobre la tierra. La de aquellos que necesitan a los demás, a los que los otros distraen, tienen ocupados, les sirven de descanso, y a quienes la soledad abruma, agota, aniquila, como la ascensión de un terrible glaciar o la travesía de un desierto, y la de aquellos a los que, por el contrario, los otros cansan, aburren, molestan, fatigan, mientras que el aislamiento les calma, sumiéndoles en el reposo merced a la independencia y a la fantasía de su pensamiento.” Guy de Maupassant

La idiotización de la sociedad como estrategia de dominación

idiotizacion

La idiotización de la sociedad como estrategia de dominación
Por Fernando Navarro

La gente está imbuida hasta tal extremo en el sistema establecido, que es incapaz de concebir alternativas a los criterios impuestos por el poder.
Por Fernando Navarro

Para conseguirlo, el poder se vale del entretenimiento vacío, con el objetivo de abotagar nuestra sensibilidad social, y acostumbrarnos a ver la vulgaridad y la estupidez como las cosas más normales del mundo, incapacitándonos para poder alcanzar una conciencia crítica de la realidad.

En el entretenimiento vacío, el comportamiento zafio e irrespetuoso se considera valor positivo, como vemos constantemente en la televisión, en los programas basura llamados “del corazón”, y en las tertulias espectáculo en las que el griterío y la falta de respeto es la norma, siendo el fútbol espectáculo la forma más completa y eficaz que tiene el sistema establecido para aborregar a la sociedad.

En esta subcultura del entretenimiento vacío, lo que se promueve es un sistema basado en los valores del individualismo posesivo, en el que la solidaridad y el apoyo mutuo se consideran como algo ingenuo. En el entretenimiento vacío todo está pensado para que el individuo soporte estoicamente el sistema establecido sin rechistar. La historia no existe, el futuro no existe; sólo el presente y la satisfacción inmediata que procura el entretenimiento vacío. Por eso no es extraño que proliferen los libros de autoayuda, auténtica bazofia psicológica, o misticismo a lo Coelho, o infinitas variantes del clásico “cómo hacerse millonario sin esfuerzo”.

En última instancia, de lo que se trata en el entretenimiento vacío es de convencernos de que nada puede hacerse: de que el mundo es tal como es y es imposible cambiarlo, y que el capitalismo y el poder opresor del Estado son tan naturales y necesarios como la propia fuerza de gravedad. Por eso es corriente escuchar: “es algo muy triste, es cierto, pero siempre ha habido pobres oprimidos y ricos opresores y siempre los habrá. No hay nada que pueda hacerse”.

El entretenimiento vacío ha conseguido la proeza extraordinaria de hacer que los valores del capitalismo sean también los valores de los que se ven esclavizados por él. Esto no es algo reciente, La Boétie, en aquel lejano siglo XVI, lo vió claramente, expresando su estupor en su pequeño tratado Sobre la servidumbre voluntaria, en el que constata que la mayor parte de los tiranos perdura únicamente debido a la aquiescencia de los propios tiranizados.

El sistema establecido es muy sutil, con sus estupideces forja nuestras estructuras mentales, Y para ello se vale del púlpito que todos tenemos en nuestras casas: la televisión. En ella no hay nada que sea inocente, en cada programa, en cada película, en cada noticia, siempre rezuma los valores del sistema establecido, y sin darnos cuenta, creyendo que la verdadera vida es así, nos introducen sus valores en nuestras mentes.

El entretenimiento vacío existe para ocultar la evidente relación entre el sistema económico capitalista y las catástrofes que asolan el mundo. Por esto es necesario que exista el espectáculo vacuo: para que mientras el individuo se autodegrada revolcándose en la basura que le suministra el poder por la televisión, no vea lo obvio, no proteste y continúe permitiendo que los ricos y poderosos aumenten su poder y riqueza, mientras las oprimidos del mundo siguen padeciendo y muriendo en medio de existencias miserables.

Si seguimos permitiendo que el entretenimiento vacío continúe modelando nuestras conciencias, y por lo tanto el mundo a su antojo, terminará destruyéndonos. Porque su objetivo no es otro que el de crear una sociedad de hombres y mujeres que abandonen los ideales y aspiraciones que les hacen rebeldes, para conformarse con la satisfacción de unas necesidades inducidas por los intereses de las élites dominantes. Así los seres humanos quedan despojados de toda personalidad, convertidos en animales vegetativos, siendo desactivada por completo la vieja idea de luchar contra la opresión, atomizados en un enjambre de egoístas desenfrenados, quedando las personas solas y desvinculadas entre ellas más que nunca, absortas en la exaltación de sí mismas.

Así, de esta manera, a los individuos ya no les queda más energía, para cambiar las estructuras opresoras (que además no son percibidas como tales), ya no les queda fuerza ni cohesión social para luchar por un mundo nuevo.

No obstante, si queremos revertir tal situación de enajenamiento a que estamos sometidos, solo queda como siempre la lucha, solo nos queda contraponer otros valores diametralmente opuestos a los del espectáculo vacuo, para que surja una nueva sociedad. Una sociedad en que la vida dominada por el absurdo del entretenimiento vacío sea tan solo un recuerdo de los tiempos estúpidos en que los seres humanos permitieron que sus vidas fueran manipuladas de manera tan obscena.

Ruptura Colectiva. Publicado originalmente en la revista Al Margen # 102, Valencia
https://www.lahaine.org/mundo.php/la-idiotizacion-de-la-sociedad

 

El Daño de la Religión

pais equivocado

El daño de la religión

Autora: Celia Moreno

Me entristece sobremanera conocer a un joven que no se atreve a vivir, que se siente fracasado, que tiene ganas de suicidarse, porque lo único que le han enseñado es seguir los dogmas religiosos, y cuando su desarrollo cultural, cognitivo e intelectual le llevan a dudar y luego a rechazar su religión, la respuesta de los padres y madres es que “prefieren a un hijo o hija muerto, a verlo alejarse de los caminos de dios”, o “que lejos de las creencias su vida será un desastre”, “que si no cree le irá mal en la vida”, etc. ¡Qué tristeza que padres y madres religiosos, tengan este concepto rígido, limitante y castrante de lo que debe ser la crianza de un hijo o una hija! Para mí la educación religiosa es peligrosa en muchos sentidos:

1. Limita su interacción social y el aprendizaje de la diversidad, ya que las personas sólo frecuentan a los que comparten sus mismas creencias; los otros son excluidos, o estigmatizados como inadecuados.

2. Los hace dependientes de su comunidad religiosa, y piensan que fuera de ella no hay más nada, y como nunca han socializado con otro tipo de persona, se limitan en general.

3. Se crían con mucho miedo y culpa, ya que la herramienta preferida de la Iglesia es la manipulación. Así es que cuando dejan de creer tienen miedo de lo que les sucederá.

4. Tienen una estructura yoica muy debilitada y frágil, porque saben que para ser aprobados por los padres y madres, tienen que estar de acuerdo con sus creencias, por lo que no se atreven ni a explorar su verdadero yo, sus propias creencias.

5. Desarrollan un pensamiento mágico-religioso, que les hace pensar que la lectura de la Biblia, o ir a misa resolverá sus problemas por arte de magia, y no se concentran en buscar reales soluciones a sus problemas, ya que “dios proveerá”.

6. También tienen una creencia pecaminosa sobre lo que es la sexualidad, ya que todo se demoniza: la masturbación es un pecado, las relaciones sexuales antes del matrimonio también, etc.

7. Limita el disfrute pleno de la sexualidad y las relaciones amorosas sanas. Algunos pueden sufrir de eyaculación precoz o disfunción eréctil, porque tienen tanto miedo de “pecar” que no se atreven a hacer nada.

8. Están constantemente sintiéndose inadecuados e indignos, ya que nacen pecadores, y con una “falta original”.

9. Y ni hablar de aquellos que descubren que son homosexuales, lesbianas, etc., que se sienten indignos, inadecuados, y por ello entran en relaciones destructivas o tienen conductas auto-destructivas: adicciones, auto-mutilación, etc.

10. Los deja desprotegidos frente a los abusadores, y manipuladores de su Iglesia, ya que les inculcan que por pertenecer a la Iglesia, automáticamente están libres de cualquier falta.

11. Castran su individualidad, ya que se tienen que conformar al grupo, a su comunidad religiosa, lo que deja poco margen a ser quienes quieran ser.

12. Se acostumbran a que les digan lo que tienen que pensar y hacer, por lo que no se empoderan de sus propias capacidades, habilidades y razonamiento. Confían más en lo que les dicen de afuera, que en sus propias decisiones. Tienen un focus de control externo muy marcado.

13. Su conocimiento viene de la “revelación” y no del procedimiento científico racional, que se basa en la observación y la deducción; lo que les hace que no busquen conocer o experimentar, y no desarrollan sus habilidades inquisitivas.

14. Tienen una visión muy limitada del mundo, ya que desconocen otras creencias y puntos de vista, llegando a decir que los ateos son “diabólicos”, lo que demuestra una total ignorancia.

15. Limita el desarrollo cognitivo e intelectual de las personas, porque éstas se limitan a leer los libros “religiosos”, y excluyen de sus lecturas a un maestro como José Saramago (ateo), a Russell, etc.

16. Tienen lagunas en su conocimiento general. Desconocen la Historia, porque la historia que les cuentan es la que en su comunidad quieren que conozcan; por ejemplo no les hablan de la inquisición, del Concilio de Nicea, de Hipona o de Trento, de la evolución, de los pogroms, etc.

17. Cuando se les dice que tienen que tener una “fe ciega”, se les quita el derecho a utilizar su entendimiento y razonamiento objetivo, científico deductivo, y se remplaza por lo que sea que la jerarquía del momento dictamine como correcto o verdadero.

18. Limita su visión del mundo, ya que para ellos “la verdad” es lo que concierne a su religión, y ni buscan informarse de otras perspectivas o visiones del mundo, puesto que la suya es la “correcta”.

19. Limita su capacidad cognitiva. Al sólo estar expuestos a una sola fuente o tipo de conocimiento, excluyen todo otro tipo de conocimiento: el conocimiento científico, el acervo multicultural.

20. Es la razón de las guerras, porque se les inculca que su religión es mejor que la de los demás, que es la única verdadera y la que tiene que prevalecer, que ellos son los que tienen la razón, y todo el mundo debe pensar como ellos.

21. Es el origen de la desigualdad social y económica en todo el mundo, porque se le inculca a los pobres que ese es su destino, y que no se tienen que rebelar, porque lo que les sucede es “la voluntad divina”.

22. Les enseña a rechazar y a excluir una parte de la sociedad, como lo son las comunidades de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgéneros, travestis, e intersexuales – LGBTTI, a quienes se les critica, rechaza y excluye, y van hasta negarle sus derechos fundamentales (en Panamá los fundamentalistas se han negado a que se apruebe una Ley contra la discriminación).

23. Les enseña a discriminar a las mujeres, quienes son vistas como máquinas para tener hijos (se sublima la procreación), las que se deben “someter” a la voluntad del jefe de familia. Si no, atentan contra la familia. Y ven cómo sus padres desvalorizan a sus madres.

24. Enseñan la discriminación, ya que se les enseña a juzgar y a criticar a todos aquellos que no siguen los ritos, dogmas, o preceptos de su iglesia o de su religión, lo que está implícito en todo su discurso.

25. Se les engaña diciéndoles que su creencia religiosa “es la verdadera”, en lugar de decirles que es una interpretación de la realidad entre tantas otras. Porque la religión es espacio–temporal, y depende de dónde y la época en que naciste; que existen otras creencias: taoístas, budistas, deístas, agnósticos, ateos, etc.

26. No les enseñan a respetar el Artículo 18 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula que «Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión», ya que la creencia es impuesta en un momento en que el bebé no tenía uso de razón.

27. Se les inculca que lo más importante es el respeto de las normas religiosas, eclesiásticas, y no que lo primero es el RESPETO DE LA LEY. Es por eso que cuando uno de sus miembros viola la ley, lo encubren y se hacen cómplices de esos delitos. Es más, hacen una ceremonia del perdón y con eso según ellos basta.

28. Muchas personas no se atreven a denunciar los abusos por no ser excluidos de sus respectivas comunidades religiosas.

29. Permiten que les saquen dinero, sin rendirles cuentas. En muchas se da el diezmo, para que algunos cuantos se hagan ricos.

30. No diferencian entre lo que debe ser del dominio privado: la religión, y del dominio público: las leyes

Para mí lo mejor es que eduquen a sus hijos e hijas con principios y valores; los valores nos vienen del hecho de vivir en sociedad. Si queremos vivir en paz «no debemos hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros» y «debemos tratarlos como queremos ser tratados» (máximas de Confucio y de Buda).

[Transcrito literalmente de un artículo de Celia Moreno escrito en 2015. La doctora Moreno es una militante atea defensora de los derechos humanos, además de docente en ciencias políticas y psicóloga en su país de origen, Panamá. Ha tenido que enfrentarse a una poderosa sociedad no sólo supersticiosa y religiosa, sino discriminatoria de los grupos minoritarios, que ignora la diversidad de cosmovisiones. Esto la motivó a expresar: “Creo que la cigüeña me dejó en el país equivocado.” Meme de Razonamiento Ateo]

Erase una vez el Hombre: Un Inolvidable aporte a la cultura

erase el hombre 1

Érase una vez… el hombre
Por Wikipedia

Érase una vez… el hombre (en francés: Il était une fois… l’Homme) fue una serie de televisión animada francesa de 26 episodios con una duración de unos 25 minutos. Material educativo ilustrado para que los pequeños descubrieran el origen del hombre y los grandes acontecimientos históricos.

Fue creada por Albert Barillé en los estudios Procidis y difundida por la cadena francesa France Régions, FR3, y estrenada el 30 de septiembre de 1978. También participaron en la realización de esta serie Bélgica (Radiodiffusion-Télévision Belge, RTBF/Belgische Radio en Televisie, BRT), Canadá (Société Radio-Canada y ACCESS Alberta), España (Televisión Española, RTVE), Italia (Radiotelevisione Italiana, RAI), Japón (Tatsunoko Production), Noruega (Norsk Rikskringkasting, NRK), Países Bajos (Katholieke Radio Omroep, KRO), Suecia (Sveriges Radio AB, SR) y Suiza (Sociéte Suisse de Radiodiffusion et Télévision, SSR).

La serie fue vendida a nivel mundial con gran éxito y muy pocos países fueron exceptuados, entre ellos Estados Unidos. Australia y Nueva Zelanda. Después de emitirse al aire fue distribuida en el formato de la época, cinta VHS, y su lanzamiento en formato DVD fue realizado el 27 de noviembre de 2013.erase el hombre 3

Características
El Maestro, Pedro, el Gordo, Flor (Pierrette), Pedrito, Florcita y el Gordo pequeño son los protagonistas en todas las aventuras, mientras que Nabot y Tiñoso son los antagonistas.

El Maestro hace de inventor en todos los capítulos, y de un eminente genio de todas las artes y las ciencias a lo largo de la historia en algunos. Por ejemplo, en el capítulo del renacimiento hace de Leonardo Da Vinci de viejo, y en el de la Revolución Francesa, del inventor de la guillotina.

En los capítulos 2 y 18 el Maestro muere de vejez y en el 22 muere decapitado.

El Reloj, que aunque no tenía diálogo, su expresiones eran un reflejo de lo que acontecía en el capítulo. Obvio que su función era indicar las fechas aproximadas y tenía formato rectangular, tipo digital, que para la época le daba modernidad a la serie, ya que la mayoría de la población utilizaban relojes de pulsera de manecillas.3​

Pierre y el Gordo hacen de guerreros y soldados en muchos de los capítulos en los que aparecen guerras y combates.erase el hombre 4

Lista de episodios
«Nace la Tierra» (“Et la terre fût…”)
Episodio N° 1: La infancia de nuestro planeta, de la formación de la corteza terrestre a la manifestación del primer signo de vida. Después, un lentísimo e incesante desarrollo a través de las eras, hasta la aparición de los primeros antepasados de la especie humana.

«El hombre de Neanderthal» (“L’homme du Néandertal”)
Episodio N° 2: Hace cien mil años, de la lentísima evolución del Homo erectus nace una criatura que ya muestra un comportamiento humano. No sabe encender fuego, pero no le teme y lo sabe utilizar; fabrica los primeros utensilios de piedra, entierra a sus muertos: es nuestro “primo” de Neanderthal, el primer sapiens de la historia, que lucha tenazmente por la vida entre los hielos de las últimas glaciaciones.

«El hombre de Cromagnon» (“Le Cro-Magnon”)
Episodio N° 3: Otro paso de la evolución (el último), hace 35 mil años, el hombre de Neanderthal desaparece para dejar paso a nuestro más directo antepasado: el hombre de Cromagnon. Sus hábiles manos hacen milagros con la piedra y la madera: tiendas, vestidos, armas. También habla un lenguaje que incluso hoy podríamos entender y deja en rocas y cavernas auténticas obras de arte.

«Los valles fértiles» (“Les vallées fertiles”)
Episodio N° 4: El clima de la tierra se ha estabilizado casi definitivamente. En los grandes “valles fértiles” de los zonas templadas, el hombre descubre la agricultura: ahora puede dejar de ir de un lado a otro y puede asentarse en los lugares donde la tierra le dé lo necesario para subsistir. A lo largo del majestuoso río Nilo, un pueblo inteligente y trabajador inicia una de las primeras civilizaciones de la historia y construye monumentos que aún desafían al tiempo.

«Los primeros imperios» (“Les premiers empires”)
Episodio N° 5: Se trabajaban hábilmente los metales, pero con la finalidad casi exclusiva de fabricar armas. Tribus y pueblos diversos, cada uno con su propia lengua y costumbres, luchan entre sí para lograr el dominio sobre los demás. Sus reyes tienen un poder inmenso y lo usan ya sea para el bien o para el mal, y deciden el destino de grandes regiones. De Hammurabi a Asurbanipal, de Ciro a Alejandro Magno, esta es la epopeya de los grandes imperios.

«El siglo de Pericles» (“Le siècle de Périclès”)
Episodio N° 6: Rodeada por grandes imperios, una pequeña nación de hombres audaces, astutos y llenos de coraje impuso su ley a orillas del mar Mediterráneo. Eran los griegos, magníficos soldados cuando era necesario, pero grandes sobre todo en el arte de la paz durante todo el siglo de Pericles. En todas los campos del ingenio humano dejaron una señal indeleble. Enamorados de la libertad, la perdieron pronto, pero la enseñaron a todos como el importante ejemplo de gobierno basado en la razón y el respeto al individuo.

«Pax Romana» (“Pax Romana”)
Episodio N° 7: En un país hasta entonces olvidado, pese a la vecindad de los grandes imperios, comenzó la historia de Roma. Uno sociedad arcaica, gobernada por reyes y patriarcas, se convertiría en una república de hombres que parecían hechos para vencer en cualquier parte, y finalmente, en un inmenso imperio que dejó sus huellas desde las arenas africanas a las nieves del norte.

«Las conquistas del Islam» (“Les conquêtes de l’Islam”)
Episodio N° 8: Para muchos pueblos, la llegada de los árabes constituyó casi una catástrofe, pues se dispersaron por el mundo civilizado con la fuerza de una inundación. Les empujaba a la conquista una fe nueva: el Islam, predicada por Mahoma, un gran hombre que les había dado unidad y orgullo como pueblo. Sin embargo, pasada la primera inundación, el río se convirtió en un curso tranquilo y fecundo, que hizo florecer una civilización de altísimo nivel cultural.

«Los carolingios» (“Les Carolingiens”)
Episodio N° 9: Fueron necesarios varios siglos para que los bárbaros que habían invadido el Imperio romano se integrasen con los vencidos. Después, como una vieja planta que vuelve a brotar, la Europa cristiana comenzó de nuevo a dar frutos. Un rey, fuerte en la guerra y sabio en la paz, acarició el sueño de verla unida y pacífica. Carlomagno, el gran emperador de los francos, es la figura central de este feliz tiempo de renacimiento.

«Los vikingos» (“L’âge des Vikings”)
Episodio N° 10: Los vikingos, llegados del norte a bordo de sus legendarios drakkar, al principio fueron un auténtico “castigo del cielo”, pero pronto aprendieron a asimilar la cultura de los pueblos, convirtiéndose así en una sabia clase dominante. Y siempre fueron merecedores de respeto y admiración por la energía y la tenacidad con que actuaron.

«Las grandes catedrales» (“Les bâtisseurs de cathédrales”)
Episodio N° 11: Estos monumentos maravillosos, los arcos de las catedrales románicos, las agujas de las catedrales góticas, que todavía hoy admirarnos, nos hablan de un mundo que empezaba a renovarse. Las hazañas de los cruzados, aunque fuera al precio de mucha sangre derramada, iniciaban una nueva época de contacto entre Europa y Oriente.

«Los viajes de Marco Polo» (“Les voyages de Marco Polo”)
Episodio N° 12: ¿Cómo podía llegar a pensar aquel muchacho de quince años, que su padre y su tío le dirían: “Ven con nosotros, vamos a hacer el viaje más grande de todos los tiempos”? Esto es lo que sucedió al hijo de un mercader veneciano que, a lo largo de dieciocho años de aventuras, descubrió las maravillas de un mundo entonces desconocido. En China, Marco Polo halló una sociedad en la que eran de uso común algunos inventos que Occidente habría de conocer muchos siglos después.

«La guerra de los cien años» (“La guerre de Cent Ans”)
Episodio N° 13: La llamaron la Guerra de los cien años, pero en realidad fueron ciento dieciséis. Fueron largos y terribles para gran parte de Europa. Además de la guerra, la peste se llevó millones de vidas y hubo que afrontar una gravísima crisis económica. Fueron años oscuros, pero la voluntad de vivir no se detuvo frente a tanta desolación.

«El ‘quattrocento’» (“L’homme du quattrocento”)
Episodio N° 14: Después de las terribles pruebas a las que se había visto sometida, Europa volvía a vivir intensamente. Nace una nueva clase social, dinámica y sin prejuicios aristocráticos: la burguesía, que con la fuerza del dinero arrancaba el poder a los señores feudales. Y así, las ciudades se convertían en protagonistas: Florencia, se convirtió en “modelo” de todo una época, bajo el señorío de la Dinastía Médici.

«El siglo de oro español» (“Le siècle d’or de l’Espagne”)
Episodio N° 15: Al finalizar la Edad Media, el dominio musulmán sobre la península ibérica llegaba a su ocaso, tras varios siglos de “reconquista” cristiana. El punto final lo impusieron los Reyes Católicos cuando con su matrimonio consiguieron un refuerzo mutuo de los intereses castellanos y aragoneses. Al mismo tiempo que se iniciaba la formación del moderno estado español, comenzaba un siglo espléndido y terrible de nuevas conquistas que vería como el mundo se volvía más grande con el descubrimiento del continente americano.

«La Inglaterra isabelina» (“Élisabeth Ire”)
Episodio N° 16. Cuando la Reina Isabel subió al trono de Inglaterra a mitad del siglo XVI, se dio la “afortunada combinación” para lograr un país próspero. No era bella, pero sí atractiva, muy inteligente, culta y decidida. En sus 45 años de reinado consiguió poner en primer plano a un país dividido interiormente y marginado del juego político internacional.

«La edad de oro de los Países Bajos» (“L’âge d’or des provinces unies”)
Episodio N° 17: Siete pequeñas provincias en una superficie parecida a la de Cataluña. Los españoles, que los gobernaban duramente, les llamaban los “tacaños”, por su costumbre de trabajar sin descanso y vivir sin lujos. Pero las Provincias Unidas, que luego se convirtieron en Países Bajos, se liberarían del control español con una larga y sangrienta lucha, al mismo tiempo que se iban definiendo como un país rico, ordenado y tolerante.

«El Rey Sol» (“Le grand siècle de Louis XIV”)
Episodio N° 18: Elevado al trono de Francia cuando todavía era un niño, Luis XIV fue “guiado” durante muchos años por su poderoso primer ministro, el cardenal italiano Mazarino. A la muerte de este, todos esperaban que el todavía joven soberano dejase las riendas del gobierno a otro personaje. Luis, con apenas 23 años, engañó a todos y empuñó con decisión su cetro. Fue el “Rey Sol”, el centro de un universo que dependía en todo de él. El campeón del absolutismo, para lo bueno y para lo malo.

«Pedro el Grande y su época» (“L’époque de Pierre le Grand”)
Episodio N° 19: Inmersa en el profundo Medievo, Rusia esperaba a alguien que la despertara de su letargo. Pedro el Grande fue capaz de abrir una “puerta’ o Europa, capaz de construir una poderosa flota y de poner orden en el ejército. Se encargó de proveer de un poco de modernidad a su tierra, coronando todo con una hermosa capital de nueva construcción: San Petersburgo.

«Los grandes cambios sociales» (“Le siècle des Lumières”)
Episodio N° 20: El siglo XVIII fue el de los grandes cambios, en Europa nacía la Ilustración. Los soberanos ya no podían ser “absolutos”, debían mostrarse “ilustrados”. los científicos realizaban descubrimientos para bien de la humanidad; los exploradores proyectaban luz sobre regiones del mundo desconocidas, la cultura para todos es posible con la creación de la gran Enciclopedia; en las actividades productivas aparece la máquina, que pronto será impulsada por vapor una verdadera revolución.

«El nacimiento de los Estados Unidos» (“L’Amérique”)
Episodio N° 21: Los “padres peregrinos”, puritanos procedentes de Inglaterra, llegan a bordo del Mayflower a las costas del Nuevo Mundo. Comienza al la historia moderna de Estados Unidos: una historia de libertad, valor y ansia de nuevas tierras y bienestar. Después de vencer en la guerra de la Independencia contra Inglaterra, las trece colonias se disponían a descubrir su propio territorio. Los colonos partieron hacia el lejano Oeste. Nada así la epopeya de la conquista: mientras el Norte derrotaba al Sur y la civilización “india” era ahogada en sangre.

«La Revolución Francesa» (“La révolution française”)
Episodio N° 22. Una nobleza viciosa y corrupta, un rey déspota y unos impuestos que sólo recaían sobre los más débiles: así era el “antiguo régimen”. En Francia, el Tercer Estado ya no estaba dispuesto a soportar esta situación por más tiempo. Por eso estalló la Revolución, con todos sus excesos y perjuicios y con la sangre derramada en la guillotina: ese fue el terrible precio que se tuvo que pagar para entrar a un mundo nuevo.

«La primavera de los países» (“Le printemps des peuples”)
Episodio N° 23: Tras el ciclón napoleónico, que había llevado a todo Europa las ideas de la Revolución francesa, príncipes y reyes intentaron volver al pasado absolutista. Se necesitaron duras guerras civiles para que se afirmara el espíritu democrático de los nuevos tiempos. Pero estaba naciendo una sociedad distinta, basada en el capitalismo industrial, con todo lo negativo o positivo que esto tuviera.

«La belle-epoque» (“Ah la belle époque”)
Episodio N° 24: La llamaron la belle époque, la “bella época”, lo que para muchos fueron tiempos dorados ya que parecía que todo era posible gracias al progreso: las novedades técnicas permitieron a mucha gente vivir más cómodamente y el crecimiento económico empezó a ser notado por la población. Pero aun quedaban grandes masas de gente pobre. El mundo se desestabiliza y el equilibrio llevó a un gigantesco conflicto mundial: la guerra que ensangrentó a Europa desde 1914 a 1918.

«Los años locos» (“Les années folles”)
Episodio N° 25: Jazz, charlestón, Ley Seca, radio a todo volumen, Charles Chaplin: todo esto pasaba en los felices años veinte. Norteamérica quería olvidar rápidamente los horrores de la Primera Guerra Mundial, también Europa quería hacerlo, pero las heridas abiertas no acababan de cicatrizar. Cincuenta y seis países fueron afectados por incalculables daños causados a las ciudades, fábricas y zonas rurales, además del sufrimiento y sacrificio de la gente. Espeluznante es también el holocausto, que provoca el exterminio de millones de personas. La locura de la Segunda Guerra Mundial no tiene límites y culmina con el horror de la bomba atómica, que reduce a cenizas ciudades enteras.

«Érase una vez… la Tierra» (“Il était une fois… la Terre”)
Episodio N° 26: La guerra fría es la pesadilla de los años sesenta ya que los Estados Unidos y la Unión Soviética, las dos superpotencias, se temen mutuamente: enormes recursos, que podrían emplearse para combatir el subdesarrollo, se derrochan en una absurda carrera armamentista. Mucho más emocionante es la carrera espacial: la meta final va más allá de la Luna… Pero ¿cuándo se ganará la carrera por la igualdad entre todos los hombres? En este nuevo milenio la vieja y querida Tierra sigue sin poder descansar. Le aguardan grandes desafíos. El último siglo ha sido testigo del progreso, pero también de los males que éste ha acarreado: contaminación, destrucción del medio ambiente, la locura nuclear.

erase el hombre 2

Descargar serie aquí