Entre esposa y secretaria

1936-ENTRE-ESPOSA-Y-SECRETARIA-Clarence-Brown-belga

Entre esposa y secretaria
Por: Darío Valle Risoto

Clark Gable, Myrna Loy y Jean Harlow protagonizan un trío que en esta película demuestra el por que cada uno de ellos en su tiempo fueron de los mejores intérpretes entre un universo de grandes estrellas de Hollywood.
No olvidemos tampoco la participación como secundario de James Stewart como el novio de esta última, es decir de la secretaria.

Y como toda buena comedia se trata de una historia mundana y sencilla donde la genialidad viene por el tratamiento que lleva un guión sin fisuras con personajes bien trazados donde el leit motiv en este caso son nada menos que los celos.

Así que la cosa viene de secretaria abnegada y super trabajadora y eficiente de un importante empresario editorial que pretende comprar una revista pero debe hacerlo en secreto por la competencia lo que deparará largas horas de labor y allí se deberá encender la mecha de los celos cuando su esposa que confía plenamente en él poco a poco comenzará a ser superada por las pistas que solo pueden llevar a una cosa: la infidelidad.

No es necesario recordar que esta película es del año 1936, aún así algunas cosas en aquella época eran mucho más conservadoras que lo que muestra este matrimonio muy liberal y una secretaria con enormes valores, más aún sobre el final veremos que la sinceridad es una basa importante en las cosas afectivas y todo esto mostrado con el puntillismo de una fabulosa dirección escénica es un verdadero placer para los ojos y oídos porque esta bien podría ser una obra teatral.

Una comedia que se me había escapado y que vi solamente para volver a disfrutar uno de mis amores imposibles como lo es Myrna Loy, una de las mujeres más bellas que estos ojitos pudieron ver en el celuloide, pero me superó una película que realmente es recomendable,

1936-ENTRE-ESPOSA-Y-SECRETARIA 21936-ENTRE-ESPOSA-Y-SECRETARIA

Queen of Blood: Vampiros y comunistas

queen-of-blood-3

Queen of Blood
Por: Darío Valle Risoto

Película de ciencia ficción del año 1966 recomendada por uno de los foros que reseñan películas clásicas y que volví a ver en estos días y que recordé haber presenciado de niño quizás en mi añorado cine Intermezzo allá por los años setentas.

Protagonizda por un eterno secundario: John Saxon, actor que vimos muchas veces en esos años encarnando toda suerte de personajes pero siempre en torno a películas más o menos fantásticas, también cuenta con nada menos que Dennis Hopper (Easy Ryder, Mario Bross) en el papel de otro de los astronautas que pretendían ir a Marte pero sufren un cambio en los planes cuando aparece una nave alienígena acercándose a la tierra para establecer contacto.

No podemos olvidarnos de: Basil Rathbone uno de los más emblemáticos actores que encarnara a Sherlock Holmes pero que también tuvo muchas incursiones en el cine de terror, en este caso como el científico a cargo de este proyecto de conquistar las estrellas cuando en 1990 el hombre ya ha establecido bases en la luna. Si: 1990, la película es del sesenta y seis y le podemos perdonar su anhelo de que la carrera espacial tuviera estos avances.

Por lo pronto le podemos criticar cierto tono psicodélico en la estructura interior de las naves humanas y ni que decir de la extraña atmósfera de boliche bailable de la nave extraña así como de la única ocupante que veremos en su total esplendor de piel verde, pelo en forma de cebolla y sed de sangre humana. Si, porque al mejor estilo vampirella esta turista de las estrellas se quiere sorber las venas de los astronautas y lo logra.

Los dos tercios primeros van y vienen con la pseudo ciencia de los viajes y algún chiste liviano hasta que en el tercio final la película como bien decían en el mencionado foro: tiene cierto tono premonitorio de alien el octavo pasajero en tanto esta visita se termina almorzando a los ocupantes de la nave.

El final es premonitorio de lo que hubiera sido el fin de la guerra fría si los yanquis dejaban incubar los huevos del comunismo en tierras americanas, felizmente esto solo fue parte de los delirios que en aquellos tiempos trasladaron la contienda política global a las estrellas. Cualquier asociación con la realidad es solo cosa de los muertevideanos.

queen-of-blood-2SJC_1043queen-of-blood-1

Matar a un Ruiseñor

matar_a_un_ruisenor_12450

Matar a un Ruiseñor
Por: Darío Valle Risoto

Esta película es de esas que dignifican y por mucho el cine de Hollywood contra aquello de que es un cine de cadena de producción pensado solamente para venderse masivamente y por sobre todas las cosas difundir el concepto cultural de la american way of life. De esto último por cierto que si lo tiene pero expresado de forma por demás soberbia y cuidadosa además de absolutamente realista.

Inspirada en una novela de Harper Lee a solo un año después de su edición, la historia se centra en Aticus un abogado penalista padre viudo de dos hijos: una niña de seis quién será nuestra narradora y su hermano de diez años, todo sucede en un pequeño pueblo usamericano durante la época de la depresión y con una mentalidad de aquellas que lamentablemente aún persisten en tanto los habitantes del lugar de raza negra son considerados seres de segunda clase o menos aún.

Aquí me tengo que detener especialmente en los niños que ofician como ojos y oídos del espectador pero limpios de prejuicios y ávidos de conocimientos, frente a una historia que se desglosa a partir de la acusación de ataque y violación de una joven campesina a manos de un hombre de raza negra. Y si bien el juicio es parte central de la historia iremos viendo que Aticus su padre y defensor será por cierto una especie de guía moral e incólume de aquello que hace a los hombres de bien y que en estos tiempos nos resulta escasa y lamentablemente inverosímil.

Mientras Aticus crece como ser humano la película se va oscureciendo y solamente la aparición de un personaje final hasta los últimos momentos en las sombras nos ofrece una suerte de esperanza porque aún en el pantano más terrible crece una flor de loto o tal vez se escuche cantar a un ruiseñor.

Las actuaciones de los niños no tiene casi parangón en el cine, de verdad que están a las grandes alturas de un Gregory Peck que aquí demostró una vez más que actor que era y lo siguió siendo, pero creo que “Matar a un Ruiseñor” bien puede ser considerada su película estrella por aquello de que leyó el guión y aceptó el rol cuando otros actores de la valía de un James Stewart no quisieron arriesgarse con un personaje tan: “liberal” para aquellos tiempos y me lamento que para estos parece que también.

No pueden perderse esta joya absoluta del cine que desde luego recomiendo absolutamente y les obligo a verla, me lo van a agradecer.

matar-un-ruisenor-to-kill-mockingbirdmatar_a_un_ruisenor-1matar_a_un_ruisenor-2matar_a_un_ruisenor-3matar_a_un_ruisenor-5matar_a_un_ruisenor-6

Vive como quieras o Lo tomas o lo dejas: Recomendada 100 %

vive-como-quieras-00

Vive como quieras
Por: Darío Valle Risoto

En realidad el verdadero título traducido al español de esta excelente comedia del año 1938 sería: “Tómalo o déjalo” pero el título con que abre este artículo tampoco le queda nada mal a esta historia vieja como el mundo de las diferencias entre pobres y ricos que un buen día algunos comenzamos a denominar: “Lucha de clases”. Ese podría ser otro buen nombre para esta película dirigida por este monstruo del cine de Hollywood llamado Frank Capra.

Lo que más me extrañó al buscar info sobre ella es que fue la gran ganadora del Oscar de ese año y no porque no lo merezca sino porque esta película tiene un mensaje libertario y contra el sistema de principio a fin haciendo preponderancia en pleno despegue moderno del capitalismo de ciertos valores humanitarios como la amistad, la solidaridad y porque no la locura que a los señores del poder nada les agradan.

James Stewart es casi un personaje secundario en esta historia del enfrentamiento entre un poderoso banquero y un abuelo que vive rodeado de los suyos a por la casa de este último que es la que falta para luego de comprarla tirarla con todo el barrio abajo para agrandar las enormes fortunas de estos consorcios. El gran protagonista es el veterano actor: Lionel Barrymore como este hombre maduro que alguna vez pudo hacer fortuna pero decidió vivir entre locos y parientes en una enorme casa que reboza solidaridad acogiendo a todos aquellos que deciden liberarse del yugo del sistema.

Sorprendente quvive-como-quieras-0e en plena caza de brujas a por los comunistas esta película sea mucho más políticamente arriesgada de lo que se puede ver a primera vista pero se me ocurre que estoy viéndola con mis ojos del siglo XXI y probablemente en aquellos años estas reflexiones que me llegaron al verla pudieron ser muy diferentes.

Una película muy recomendable por estas fechas donde algunos elijen reunirse con los seres queridos para pasar gratos momentos y comenzar algunos sus prontas vacaciones para descansar de un año que seguro fue muy intenso para la mayoría de nosotros. Sé que en usamérica existe la tradición de ver “Que maravilloso es vivir” también con Stewart y por supuesto que es una gran película, una enorme y querible comedia pero yo optaría por esta: “Lo tomas o lo dejas” que nos enseña aquello de que “Amucharse es mejor” como dijo cierto criollo por estas tierras uruguayas.
vive-como-quieras-1vive-como-quieras-2vive-como-quieras-3vive-como-quieras-4vive-como-quieras-5

El director Frank Capra cortando una enorme torta en el set de esta gran comedia usamericana.

No puedo vivir sin ti

no_puedo_vivir_sin_ti_0

No puedo vivir sin ti
Por: Darío Valle Risoto

Sigo en este nuevo hobby de recapturar aquellas películas que tengo casi perdidas de la memoria porque vi hace como dos vidas y sin embargo al volver a verlas con estos ojos un poco diferentes de alguna manera siento la dulce nostalgia de un cine que ya murió pero que indefectiblemente puede ser rescatado en obras maestras como la que ahora nos convoca.

Película de 1941 que ya es mucho con ese año porque era la plena segunda guerra y se me ocurre que con todo el optimismo usamerica aún temía que las hordas fascistas se apoderen de la tierra y por lo tanto era necesario un cine de salvación, un cine con historias simples y sin embargo alentadoras como: “No puedo vivir sin ti”.

Un casi vagabundo se cruza con una bellísima chica en medio de una lluvia intensa en la ciudad de Nueva York y ella le propone el trato de casarse para obtener sus papeles porque es Austríaca y está a punto de ser deportada, el hombre es un escritor casi acabado que acepta pero con ciertas condiciones que le hacen a aquellos valores de los caballeros del siglo XX.

Tenemos también a su amante, de la chica, claro, un acaudalado editor que tiene un matrimonio muy liberal para esa época con una mujer intensamente inteligente y perspicaz, luego está la abuela no de ellos, de los otros, pero casi al final. No se trata de contarles la historia sino de motivarlos para gozar de principio a fin de esta comedia con James Stewart con ese aspecto de alto, tonto y bueno y la hermosísima y cautivante: Hedy Lamarr, una mujer que… uf.

no_puedo_vivir_sin_ti_1no_puedo_vivir_sin_ti_205-no-puedo-vivir-sin-ti_ampliacionhedy-lamarr-y-james-stewart

Saratoga Trunk: La exótica

saratoga_trunk-1

Saratoga Trunk
“La exótica”
Por: Darío valle Risoto

Si “lo que el viento se llevó” es considerada la gran película sobre los Estados Unidos, esta no le va en saga y yo diría que en varios aspectos la supera, más desde luego que no se trata de una competencia, pero tanto Ingrid Bergman como Gary Cooper en esta película están en la cúspide de sus glorias cinematográficas y conforman una pareja protagónica difícil de alcanzar.

saratoga_trunk-4

La historia es una especie de gran narración sobre una joven que regresa de Francia a la ciudad de New Orleans intentando recuperar su buen nombre y también volver a tener dinero gracias a lograr casarse con algún millonario. Acompañada de: “Angelique” si criada negra y de: “Cupidon” un ayudante enano, estos dos personajes más que secundarios serán coprotagonistas de lujo en diálogos y escenas sin ningún desperdicio a lo largó de poco más de dos horas sin pausa en el ritmo.

La película es otra demostración de buen cine y de la absoluta brillantez de un guión basado en una novela pero que tiene todo el lucimiento del cine de aquellos años en que la guerra había terminado y Norteamérica buscaba retomar el rumbo como conductora de más de medio planeta. Por lo tanto un vaquero de Texas y una dama criada en Francia serán ejemplos de aquello que hará grande a América: la fuerza y la inteligencia por partida doble.

Pletórica de escenas inolvidables tenemos a esta criolla que de Nueva Orleans termina en Saratoga buscándose un millonario pero sin desprenderse de este jugador cowboy que está prendado de ella pero pretende disimularlo, en medio de todo esto la pareja de sirvientes oficiarán de pilares de un plan que no estaba destinado a triunfar más por el medio tenemos aquello de las aristocracias y la falsedad manifiesta de ciertos nombres y abolengos que no reparan en utilizar ardides y violencia para conseguir sus fines. La lucha final por el dominio de las líneas de tren entre vaqueros y citadinos es una especie de comparativa entre dos mundos que indefectiblemente se iban a enfrentar y ya sabemos quiénes terminaron ganando.

Por ultimo debo agregar la satisfacción personal de ver a la actriz preferida de mi madre: Ingrid Bergman, la primera vez que fue al cine al llegar del interior a Montevideo fue para ver: Juana de Arco con esta actriz y quedó enamorada para siempre de ella, lo mismo le pasaba a mi padre con Gary Cooper, estaba sinceramente admirado de este eterno vaquero yanqui con mirada noble y porte fabuloso. Verlos en esta película fue de alguna manera como tener a mis padres invisibles y sonrientes a mi lado.

saratoga_trunk-2saratoga_trunk-3saratoga_trunk-5saratoga_trunk-203782569-largesaratoga_trunk-399639887-large