Las Cuatro Estrellas (Poema)

6839c2485a85302c3a98a26724b5fb6f.jpg

Las cuatro estrellas
Por: Darío Valle Risoto

No tengo nada para regalarte
Ni filosofías ni grandes logros
Tampoco llevo un regalo escondido
O un secreto de tesoros piratas
Tampoco puedo darte un don
O un oculto conocimiento.

Solo estoy aquí en este momento
Compartiendo, solo compartiendo
Lo mejor de este preciso momento
Eso es lo único y todo lo que tengo.

No tengo nada para ocultarte
Estoy aquí desnudo y sincero
Frente a tus ojos maravillados
Y preferentemente te pido que veas
Que no soy nada especial
Ni siquiera un pequeño milagro.

Estoy en este presente que se irá
Espero entonces ser un recuerdo
De aquellos que levanten una sonrisa
Aún en la tristeza de los tiempos.

No tengo más que verte y saber
Que te he dado todo y tan poco
Y sin embargo caminas descalza
Sobre esta alfombra de abrazos
Recopilando un diario de versos
Que son el cenit de mi remanso.

Seré un pasado para tu memoria
Un aroma, una canción, un libro
Un instante en que nos miramos
Y el universo fueron cuatro estrellas
Las de tus ojos enamorados
Y la de los míos agradecidos.

Anuncios

Cuando camines (Poema)

Sketch-5-15-19-5-23-2018

Cuando camines
Por: Darío Valle Risoto

Cuando camines hacia el futuro
Nunca te olvides de mirar para abajo
Porque los de abajo son los míos
Tampoco dejes de recordarlo
Si por casualidad llegas a triunfar
Porque el triunfo es transitorio
Y el tamboril se olvida
Pero la miseria no.

Alcanza a los que no pueden llegar
Con cualquier salvavidas
Y por cada uno que ayudes
Tu vida valdrá la pena
Que sin la pena ajena no sós nada
Ya que el triunfo es transitorio.

Recuerda que no son solo tus pasos
Cargando la mochila del pasado
Todos los que sobrevivimos
Lo sabemos desde siempre y nunca
Que hay miles de desaparecidos
Gritando a por la bendita justicia.

Que tus pasos te alejen para siempre
De negociantes y dictadores
De bancarios y marquetineros
De los pastores de los tristes rebaños
Que comen hojas de biblias cansadas
Y repiten con ojos ciegos sus mentiras.

Cuando camines hacia el futuro
Nunca te olvides de mirar para abajo
Porque los de abajo son los míos
Tampoco dejes de recordarlo
Si por casualidad llegas a triunfar
Porque el triunfo es transitorio
Y el tamboril se olvida
Pero la miseria no.

Y cuando llegues a morirte para siempre
Aunque nunca hayas tenido hijos
Ni nietos ni entendados
Tu vida solo valdrá la puta pena
Si le diste una mano a los tirados
De este infernal mundo capitalista.

El fin de mi tiempo

Wallpaper Magic 276 (29)

El fin de mi tiempo
Por: Darío Valle Risoto

Puedo sentir el abandono de aquel tiempo
La fuga de todos los maravillosos días
En que fuimos ingenuamente felices y locos
Cuando no había nada que temer ni odiar
Cuando el presente era eternamente bueno.

A veces me envuelven las viejas imágenes
Los aromas de mi madre cocinando
O el perfume a manzanas del mercado
Cuando veía a mi padre clasificando
Con sus hábiles manos los frutos de la tierra.

Recuerdo también los asados a las brasas
Y me veo corriendo al almacén a comprar vino
Y siento también los salones gigantescos
De mi escuela la Felipe Sanguinetti
En un lejano planeta que se llamó: Unión.

Nada sabía que vendrían estas tormentas
De presentes escabrosos con gentes extrañas
Conmigo vestido de negro y en la soledad
Que viven aquellos que no reconocen nada
Observo aparentes semejantes que marcan
Con sus ritos las agujas de viejos relojes
Que consumen un tiempo que me va perdiendo.

Tengo entonces la sensación de que no voy
Al mismo destino que todos están buscando
Sino a mi propio mundo perdido en la gloria
De pequeñas costumbres y grandes proyectos
Que solamente habré alcanzado…
Si me dejan en paz.

Los Opositores (Poema)

5 basuras

Los Opositores
Por: Darío Valle Risoto

Andan a los ponchazos sembrando odio
Detestando a los socialistas
Y por ende no quieren a los pobres
Por más que los hayan hecho ricos.

Buenos cristianos rezan los domingos
A su dios amo de los torturadores
Y santo de los templos de Wall Street
Así son de asquerosos los opositores.

Hijos hidalgos de antiguos gobernantes
Terratenientes de latifundios productivos
Se llevan el agua y la madera a Europa
Y veranean con holgura en el Caribe.

Dicen que el comunismo es dictadura
Los que brindaron con el plan Cóndor
Y se dedican a perseguir
A los activistas por la paz.

Magos del discurso engañador
Ellos saben de robo y arrebato
Fundan y funden mil bancos
Y nos vienen a hablar de honor.

Difunden mentiras al por mayor
Los que nunca pasaron hambre
Y sonríen en fotografías infames
Haciendo letra para postergarse.

Y el pobrerío en su ignorancia
Suele apostarlos una y otra vez
Cavando con sus manos sucias
Su futuro de suicidio popular.

Y allá reciben sus honores
Los despreciables opositores
Que en el poder perseguirán
Con el desprecio más cruel
El estudiante, al obrero,
Y en definitiva…
A su propio pueblo.

La Recordada

FB_IMG_1525302031938

La recordada
Por: Darío Valle Risoto

Tuve el tiempo suficiente y la pericia justa
La traza ausente de tu rostro en la bruma
Y tu voz presente en las mañanas turbias
Tuve la gracia de amarte y reconocerte.

Tuve el tiempo suficiente de mirarte
De ver que en tu sonrisa mil mundos
Que fueron como un aliento del olvido
Y el cuadro fresco de estos presentes

Me dormí ansioso de mirar tus retratos
Y esperar que escapes del plano para verte
Que estés de nuevo perfumada y desnuda
Entre estas sabanas desiertos de mi soledad.

Tuve el tiempo suficiente y cobarde no dije
Creyendo que tenías algo de esta convicción
De que también te sentirías una parte
De esta vida que nos ha separado despiadada

Tuve tiempo y lo desperdicié como basura
Dejé que el viento trazara las carreteras
Y pospusiera países, ciudades y fronteras
Y te fuiste al lugar más alejado del mundo

A ese lugar que algunos llaman: Muerte.

Tus ojos en la tormenta

Vampiras neovampiros (2)

Tus ojos en la tormenta
Por: Darío Valle Risoto

A través del silencio más absoluto
Tiembla mi solitaria alma desnuda
Sometida a esa imagen de tu recuerdo
Dentro de una crisálida de sentimientos.

Cuando cae la lluvia sobre mi rostro
Y bailan al viento los árboles grises
Tengo tu mirada clavada en mi corazón
Como una lanza de recuerdos juveniles.

Siento que podría recopilar los momentos
Saltar al pasado, remendar mis errores
Pero tengo miedo de ser desbordado
Por la magia de revelarme tan humano.

Veo el agua pasar furiosa entre las piedras
Y en el río soñé con tocar tus cabellos
Veo en la tormenta tu voz escondida
Que me regaña con cada rayo,
Que me repite con cada trueno…
¿Por qué nunca me quisiste?

Y entonces comprendo que todo fue mío
El abandono, la despedida más cruel
Pero debo ahora reconocer mis errores
Y al menos comprender que si muero
Habrá sido porque no quise lastimarte
Y te dejé ir porque de verdad te quiero.

Leñador de Almas

urban gallery (6)

Leñador de Almas
Por: Darío Valle Risoto

El barrio amanece callado
Tras la muerte de la inocencia
Y difícil será tomar conciencia
De que algo no ha terminado.

La niebla se va asomando
A las calles y las plazas
Y una nube que se arrastra
Sobre un cuerpo abandonado.

Sortilegio de los humildes
Vivir entre delincuentes
Ser cómplices de la suerte
Con el odio entre las manos.

Y no habrá mañana posible
Si no buscamos la verdad
Vivir entre la impunidad
Sigue generando lo inasible

Un leñador de almas combate
La política del recelo
Porque no hay peor desconsuelo
Que permitir la barbaridad.

Y el país vive la soledad
De la crisis de los destinos
Perdimos aquel desatino
Pero no nos vamos a callar.