Anónima pasajera

Angel (30)

Anónima Pasajera
Por: Darío Valle Risoto

Que mira su belleza en el paisaje
Que buscan sus ojos tristes
Y mi memoria se resiste
A solamente olvidarla.
Una niña en el andén
Esperando quizás al mundo,
Al príncipe vagabundo,
Al mago de sus sueños
Y en sus blancas manos empeño
Toda mi ilusión, lo asumo.

Yo un anónimo pasajero
Sentado a pocos tramos
Ahora se que la amo
Solamente por su dulce espera
Que tuvo un amor y no vino
Que se quedó ilusionada
Cuantas historias que pienso
Y todas no valen nada.

No es una niña es una estrella
Es la gran protagonista
De todas las historias de amor
Allí ella en su fulgor
Esperando al afortunado
Hombre de blanco corcel
Y yo solamente la miro
Sintiéndome acobardado.

Hasta que se me acercó
A vos te espero me dijo
Soy la musa de tus poemas
Las mujeres de tus cuentos
Las fotos que con desvelo
Guardas en tus archivos
Yo soy todas, mi querido
Pero tampoco soy ninguna

Me bajaré contigo lo sabes
Cuando lo termines todo
Cuando el fin cierre las puertas
…de la última estación.

Mujeres entre lobos

niña lobo cuervo murcielagoMujeres entre lobos
Por: Darío Valle Risoto

Vendrán por tu piel,
Por tus labios, por tu sexo
Tendrán tu propiedad
Y dirán: Mi mujer,
Aquella,
Mi: peor es nada.

Vendrán a por ti
Y te regalarán mentiras
Sobre el amor
Interesados depredadores
De tu inocencia
Te culparán cuando pienses
En la libertad.

Probablemente te golpeen
Te maten por querer irte
Te maldigan por pensar
En que tus hijos
No pueden ser testigos
De la barbarie cotidiana.

Vendrán por tu piel,
Por tus labios, por tu sexo
Tendrán tu propiedad
Y dirán: Mi mujer,
Aquella,
Mi: peor es nada.

Olvidarán que te brindaste
Al precio del amor
Y que por amor toleraste
Lo que nadie debería
Tolerar ni perdonar
Y a pesar de todo ello…
Suelen creerse: Hombres.

Montevideo en gris mayor

Montevideo

Montevideo en gris mayor
Por: Darío Valle Risoto

El sábado se puso gris
Cortina de plomo triste
Corona Montevideo
Y como ya no la veo
En silencio…
Me puse a llorar.

Con los ojos inundados
Observé los ventanales
Sollozando, empañados
Y repasé en silencio
Lo que ya…
No volverá a pasar.

Una niebla de recuerdos
Hace nido en el silencio
Ya no voy a llorar
Pero tampoco…
Se que la voy a olvidar.

Y escribí con desgano
Cuatro versos inconexos
Poca rima, poco te amo
Poco y nada, todo gris
Y un temblor de labios
Que se vuelven perversos.

El sábado se puso gris
Plomo triste montevideano
Pocos y serios ciudadanos
Perros flacos, desolados
En los rostros el silencio
Y un temblor en las manos

Cae la noche y la extraño
No era ella y no era yo
Todo vuelve al recordarlo
Y en este invierno gris
Depredador y ermitaño
Montevideo me mata
Montevideo es extraño.

El Pelotero

pelotero

El Pelotero
Por: Darío Valle Risoto

Se perdieron cuatro niños
Entraron pero no salieron
Dicen que vive un fantasma
Dentro del pelotero.

Y llamamos al payaso
Para que busque a los pequeños
Y solo encontró pelotas
Dentro del pelotero.

Ni el Braian ni el Naguel
Ni el Yonatan ni Roberto
Se perdieron los planchitas
Dentro del pelotero.

Como no los encontraron
Pedimos premio consuelo
Y nos dieron un Mc Combo
Con papitas y refresco

Dicen que vive un fantasma
Dentro del pelotero.

La canción es la niebla

Beautiful Landscapes 6 (25)

La Canción es la niebla
Por: Darío Valle Risoto

Ya no puedo explicarte el amor
Ya no puedo dibujarte mis penas
Solo soy un garabato de cuentos
Entre mis canciones resecas.

Ya no puedo consolarte con mentiras
Ni decirte que nuestro fin se acerca
Porque más que oscuros horizontes
Soy otra sombra perdida en la niebla.

Hay mil anhelos entre tus ojos
Suplicando un amor de leyenda
Allá en el recodo de todos los caminos
Que se ahogan en tristes poemas.

Yo no quiero alentarte el silencio
Ni separarte de lo que siento
Pero me niego a prometerte todo
Cuando viajo vacío…
De sentimientos.

Yo no acodo mi suerte en tu voz
Ni bebo de tus labios intensos
Solo soy otro solitario borrón
Un recuerdo de un tiempo…
Sin tiempo.

Entes Indiferentes.

amor-y-celulares

Entes indiferentes
Por Darío valle Risoto

Escapamos de una rutina ansiosa
Aburridos de un fantasma cotidiano
Que acecha entre la bruma acuosa
De nuestro temores ciudadanos.

Navegamos por el mar del odio
Entre tantos hombres dolientes
Y sembrando semillas anónimas
Nos volvemos entes indiferentes.

Endurecidos entre abandonados
Los sin tierra, los sin hogar
Estamos por suerte diferenciados
Por una cama caliente
Por algo que no va a perdurar.

Y copiamos frente a la pantalla
El disfrute plastificado
Fabricando una vida falsa
De dolores desencontrados.

Pobre humor de los mal nacidos
Pobre consigna de los superados
Un diploma en la pared
Se destruye entre las manos.

Un whisky con hielo, una mujer
Una oficina, una secretaria
Una reunión de mercadotecnia
Y un desolado regreso a casa.

En un Auto caro entre las calles
Sorteando basura y vagabundos
Escuchando a todo volumen
Música ridícula y absurda.

Entes indiferentes tecnificados
Ojos de pantallas biselados
Ídolos de aplicaciones solitarias
Contraseñas para acceder…
Al campo santo.

Descubriré la lluvia

Landscapes 5 (32)

Descubriré la lluvia
Por: Darío Valle Risoto

Algún día descubriré la lluvia
La de aquel verano en el campo
Y volveré a sentir el aroma del pasto
Y la delicia de un otoño generoso.

Volveré a callar enmudecido
Viendo las nubes teñirse de rosa
Y recibiré aquellas gotas finas
Que caían despertando al arco iris.

Todo tendrá de nuevo música
Como el trino de los libres pájaros
Que aleteaban bajo la llovizna
O se bañaban en los charcos
Junto a la cabaña del tío Juan
Delante de mí querido sauce llorón.

No habrá más miedo ni burla
Y el tiempo recogerá al agua de lluvia
En cada recodo de los meses fatuos
Y de las rutinas del sempiterno amor.

Quebrará la cañada su dulce manantial
Y escucharemos el repiqueteo ansioso
De las gotas chocando contra la chapa
Que salvaguarda el aljibe
Junto a la cabaña del tío Juan
Delante de mí querido sauce llorón.

Volveremos a ser niños
Y a conquistar La tarde
En las palmas de las manos
Y en las risas inalcanzables
De nuestros labios virtuosos
Algún día descubriremos la lluvia
Aquella mágica lluvia
Del setenta y uno.