Así es cómo te quiere dios

13th_discipleGuerra Santa: Así es cómo te quiere dios
Por: Darío Valle Risoto

Te enseñaron que dios te quiere humilde, caritativo, honesto y fiel a sus enseñanzas pero dios no existe y los que hablan en su nombre te manipulan en nombre de su propia ignorancia o lo que es peor por su correspondiente sapiencia de que sin dios el hombre es más difícil de dominar.

Te lavaron el cerebro creyendo que los muertos buenos van al cielo y que hay un único dios que hizo todas las cosas incluido las enfermedades y el dolor, la vejez y la muerte pero esto en definitiva es culpa del diablo que también es de su creación así como su hogar el infierno. Te hablan una y otra vez de la creación pero nadie te dice quién creó a dios y algunos avispados te dicen que existió siempre y ¿Por que entonces tiene semejanza de hombre? Porque así nos hizo y sin embargo si existió antes que todas las cosas entonces no existe razón para que tenga forma y mucho menos de hombre.

Abundantes religiones luchan entre si por su concepto del bien y del mal y no dudan en matar miles de personas para que supuestamente vayan al infierno castigados por no seguir a su propias versiones de un dios que de verdad no existe más que para hacer sucumbir a los ignorantes que o se esclavizan en vida a favor de este sueño nefasto o no dudan en volarse en pedazos creyendo que les espera un paraíso donde ya no tendrán que sufrir más.

Fanáticos enfermos leen para atrás y adelante la Biblia asegurando que es palabra de dios que inspiró a los profetas para que nos muestren el camino, un camino poblado de penurias como cualquier otro pero que el que idolatra toma es su soberbia de insecto como una prueba divina. Absurdo concepto morboso de la lucha de la vida que busca a través del dolor satisfacer el cuento de que nos espera la gloria al final del camino y por ello debemos agradecer desde la esclavitud hasta la pérdida de nuestros miembros o una enfermedad congénita.

Pobre gente ignorante de todos los estratos sociales y razas acepta sin dudar esta pléyade de mentiras porque otros miles las han creído y otros miles las creerán. Sumisos idotas que pierden las horas rezándole a la nada vacíos de razón y sentido repiten como loros salmos y proverbios y nunca exponen un mínimo de espíritu crítico ante lo absurdo de los testamentos.

El hijo que es el padre. el espíritu vive eterno y espera reencarnar o la resurrección donde el león viva con el cordero suponiendo que ambos comerán hierba y la nueva sociedad de hombres y mujeres eternos vivirán para siempre tal vez incorpóreos o dentro de un programa informático en la gran mente del cielo.

Todos desde el Papa al más humilde pastor son o idiotas incurables o explotadores de la ignorancia. estafadores de la ingenuidad de los que como niños aceptan ser guiados a ese enorme precipicio de la religión que poco o nada de bueno le ha traído a la humanidad.

Naciones enteras llevan a la muerte a sus hombres y mujeres denominando sus matanzas como “Guerras Santas” y estas dos palabras demuestran por si mismas lo abyecto del sentido que ofende a la libertad de pensamiento y al mínimo sentido común. No hay nada de puro en aquellos que por mala educación o por tormento pretenden inocularles sus locuras religiosas a los demás.

Desde los padres que mandan a sus hijos a colegios religiosos para que sus niños y niñas sean manoseados por curas y pastores hasta los hijos de puta islámicos que ponen chalecos con bombas a chicos, todos tienen un alto concepto de este dios que en este artículo repudiamos como funesto invento del hombre para someternos a este caos de muertes absolutamente injustas. Desde el pastor que acepta el dinero de la gente que vive en la miseria hasta el rabino que acepta su historia pero olvidó que ahora en su propia nación se comenten crímenes por odio, todos son estafadores, ladrones o asesinos.

Desde los que pretenden que nos vistamos de cierta manera y contemplemos rituales absurdos en fechas, horas, posturas, oraciones, ayunos y cualquier suerte de tormento para hacernos más puros, hasta el que desde el gobierno sostiene que en nombre del dios cristiano todo será perdonado repudiamos la religión.

Repudiamos a los imbéciles que creen que todo está escrito en la Biblia, el Corán, el Talmud, el Baghaban Gita o cualquier libro de mierda que solamente puede ser motivo de consulta sobre la imaginación del hombre a través de la historia buscando respuestas que no existen porque las preguntas están erradas. Dios no está en ninguna parte porque no existe, es un invento, un rumor, dios es la prueba de la maravillosa imaginación del hombre primitivo que aún vive dentro de los supersticiosos contemporáneos que creen o en dios o en las terapias alternativas o en los libros de auto ayuda, todo hombre que sin pruebas científicas sucumbe ante la credulidad es un esclavo factible de ser absorbido por estos sistemas criminales.

Libre de verdad es aquel que tiene un pensamiento interior y propio, aquel que siembra dudas donde otros inventan certezas, inteligente y libre es aquel que no tiene ídolos ni conductores más que sus propios pensamientos libertarios en contra de la opresión de la idolatría desde estos dioses y los mentirosos que hablan en su nombre desde los ídolos modernos a los que pretenden compartir con nosotros sus hallazgos de la fe.

Pobre de aquellos que creen que los ateos somos infelices porque se equivocan más la felicidad es un concepto personal, absolutamente efímero y por ende egoísta, nadie puede vivir absolutamente feliz en un mundo donde la injusticia emanada mayoritariamente de la religión que es la raíz profunda de todos los males aún en este siglo XXI sigue sometiendo a la humanidad.

Pobres los que rezan cuando deberían luchar por un mundo mejor, pobres de aquellos que sienten devoción y un sentido de conexión con el infinito porque solo la obtendrán cuando mueran y desaparezcan absorbidos por la entropía universal sin haber existido más que para continuar esta maldición funesta de la fe por algo que no es real.

Nos dicen que debemos ser tolerantes con los religiosos y respetar su opción pero de verdad pocos han tenido la oportunidad de elegir libremente porque por cuna o por aceptación ciega han heredado estas mentiras pero: ¿Acaso si encontramos a un semejantes en problemas con alguna adicción que le perjudica no deberíamos tratar de darle una mano y sacarlo de esta para que viva sano y pleno?
¿No debemos oponernos a aquello que somete o lleva al odio más extremo a los que paradójicamente creen en otras mentiras pero de familiar índole?: Las Guerras Santas son producto no de dios porque no existe sino de intereses económicos y afán de poder ilimitado.

FIN

El “Carnicero” del Puerto (Cuento)

SketchGuru_20160818035843

El Carnicero del Puerto
Por: Darío Valle Risoto

Entró al Bar y ocupó su acostumbrado lugar al fondo justo debajo de la pared más cargada de cuadros con equipos de futbol, banderines, escarapelas. A la derecha la pequeña estantería con copas de los campeonatos de Bochas y Billar. El gallego le preguntó desde la barra que quería y pidió un capuchino con una media luna de jamón y queso.

De verdad no tenía hambre pero estaba congelado, el frío en la calle se ensañaba con aquellos que se había aventurado a la altura del Templo Inglés con un viento desde el mar que dejaba un tornillo increíble. Para colmo Mateo no tenía una buena época para vivir.
Al rato de ser servido le puso cuatro terrones de azúcar al gran vaso y revolvió desganado, todavía tenía el saco puesto bastante mojado así que se lo quitó y lo colgó en una silla vacía a su lado. Recordó la imagen de ella en otro café no hacia mucho tiempo sonriendo de sus ocurrencias y de sus chistes.

__ Nada dura para siempre pero todos vivimos como si así fuera, hasta la vida cuesta vida __ Pensó e hizo fuerza para sonreír al menos no sea cuestión de andar perdiendo el humor, le dijo una voz interior de tipo joven y fuerte, del tipo joven y fuerte que ya no era.
__ ¡La vida te da cada roscazo hermano! __Le había dicho Alejandro cuando le vino a hacer un poco de compañía al enterarse que Alba ya no era la compañera de su mejor amigo.
__ No me digas nada, siempre supe que ella no era para mí. __Le dijo al flaco y se puso a llorar como un niño. Su amigo lo miró, encendió un cigarrillo, pitó y se lo pasó sin importarle que el no fumara y Mateo lo aceptó y pitó profundo a ver si el humo le intoxicaba con otra cosa el corazón.

El Bar La Escollera se estaba llenando, era el atardecer de un viernes y llegaban hombres de todas las edades a jugar a las cartas, al billar o para ir al fondo a una partida de bochas en la cancha con vista a los barcos de la bahía con sus sonidos de campanas y el olor a mar dulce o salado según el tiempo.
Mateo tomo el capuchino y comió la media luna que tenía gusto a vieja pero igual llenaba el buche, no quería llegar a la pieza y encontrarla más vacía que nunca. Desde que Alba se había ido se agrandaba cada día más o el se empequeñecía al punto de que a veces caminar hasta la puerta del cuarto era una odisea.

__ Estoy harta de tanta miseria. __Le había dicho ella mientras llenaba sus valijas con sus cosas, afuera en la calle la esperaba el tipo con su auto y una nueva vida sin penurias. No tuvo valor para prometerle nada que ya no le haya prometido antes y sintió que era un perdedor irreparable y que había fallado ante una vida signada por la pobreza.

__ Te busqué en tu pieza, me dijo la doña que habías salido y me imaginé que estabas por acá… ¿Cómo anda la cosa? __ Alejandro se quitó la gorra de lana, se acomodó los bigotes en gesto mecánico, lanzó un bufido y pidió una grapa con limón para luego sentarse a su lado.
__ Todavía no me maté, como verás.
__ Ya va a pasar hermano, yo tuve tres mujeres, tengo por ahí como cuatro o cinco gurises y acá me ves tranquiliño. __ Se señaló con ambos pulgares y se echó para atrás mientras el mozo le traía su grapa y una pequeña picada.
__ Ya va a pasar, después de todo ahora esta viviendo sin necesidades, cuando se vino del interior no fue para pasarla mal conmigo, sin embargo terminó viviendo en el conventillo y hace tres años que la remamos sin éxito, todo siempre cuesta arriba y en chancletas hermano.
__ El rico vive del pobre y el pobre de su trabajo, ahora con ese cajetilla va a comer con aceite pero te aseguro que en algún momento va a pensar en vos y va a sentir que es una mina de porquería. __Le guiño un ojo, se empinó la grapa y señaló a su vaso para que le traigan otra.
Mateo no tenía ningún interés en que Alba se sintiera mal, sabía que no era un santo, la había engañado más de cuatro veces y al fin como que las cuentas se habían emparejado, así se lo hizo saber a su compinche.

__ ¡Bueno pero somos hombrecitos carajo!
__ Lo se hermano, pero ella se vino de Paysandú escapando de la miseria y se acollara conmigo porque la llené de versos, de verdad que quería tenerla como una reina y terminó en esa pieza de mierda en un conventillo del bajo trabajando en una fábrica cociendo por cuatro pesos, para colmo yo en el puerto gano muy poco.

__ Uno no elije mi viejo, nacimos pobres y pobres vamos a morir, cuando ese pituco se canse de la rubia le pega una patada en el culo y ya sabemos donde va a venir a parar como el perro arrepentido.
__ No se, creo que yo también me quiero ir a la mierda, este país no da para más, siempre los mismos en el gobierno y nosotros yugando para nada. Ese nene bien que se la llevó es sobrino de un ministro de hacienda, gana miles de pesos calentando una silla y nosotros agachamos el lomo como negros para apenas pagarnos el día.

Entró Margot al boliche y algunos le chiflaron, otros la saludaron sacándose el sombrero y ella puta vieja y sabia les lanzó besos pero posó sus ojos azules en el flaco Alejandro.

__ A ver cuando pasas por El Pirate que las nenas te extrañan flaco.
__ Mishiadura, ando pelado y las putas raras veces dan crédito mi negra, pero vení sentate que tengo un amigo al que le han planchado el corazón con un abandono jodido.
Ya por los sesenta pero absolutamente conservada Margot alias “La Turca” regenteaba un boliche y burdel en el puerto quizás de los más famosos y honestos dentro de lo que esos mundos podían pedir.
__ Vos sos Mateo, te recuerdo, viniste con ese fantasma al bailongo un par de veces, contame lo que te pasó que tengo un escote amplio para aguantar el llanto de los buenos mozos. __Dijo y era cierto.
No tenía ganas de hablar pero Alejandro vino con la botella de grapa y dos vasos uno para la doña y otro para su amigo que no pudo negarse y al sentir el fuerte alcohol en su garganta se lo contó todo hasta que el rostro de la mujer se ensombreció.
__ Vos decís muchacho que se fue con Norberto Escalada el hijo del ministro. ¿Cuánto hace de eso?
__ Poco, una semana, más o menos. ¿Por qué esa cara?
__ Porque ese tipo no está enamorado de ella, ese tipo manda muchachas para yirar en Italia desde hace años.

Alejandro y Mateo se quedaron con las grapas atravesadas en la garganta, el primero tosió como un poseso y Mateo empalideció aún más de lo que ya estaba por la amargura.
__ ¿Estás segura Turca?
__ Ya mismo me acompañan, pasamos por el Pirate a buscar algunas cosas y vamos por tu mujer.
Enorme, alta, gruesa e imponente con su vestido ajustado y sus zapatos altos la Turca marchó decidida sin responder a los múltiples saludos, preocupada pero no más que los dos hombres que caminaban tras ella ambos con las cabezas muy revueltas.

Los hizo esperar afuera, bajó la corta escalera del boliche que tenía luces rojas y un enorme cartel con un loro y el nombre de: “El Pirate” en letras góticas.
Tomen, un revolver para cada uno, no creo que los necesiten pero esta gente es mala y habrá que poner huevos si se hacen los difíciles para devolvernos a Albita.
__ Gracias Turca, pero no sabemos que hacer.
__ Yo voy con ustedes, vamos al puerto, hay una oficina donde despachan todo, es del gobierno, a veces tengo que ir para arreglar los papeles de alguna de mis muchachas pero estos mandan para afuera con engaños, son unos hijos de puta.

El frío y la oscuridad se ensañaban con el puerto, algunos borrachos y marineros caminaban por las veredas o cruzaban las calles de piedras mientras que algunos autos, cachilos y furgones transitaban ruidosos. Bajo un farol un perro dormía y una mujer negra pasó sosteniendo un bulto de sabanas recién lavadas sobre la cabeza.

Llegaron a un edificio a dos cuadras de la bahía con el escudo nacional al frente y la seña de los despachantes de aduanas.
__ Se que tienen a Alba…
__ Alba Jiménez ___Agregó Mateo sintiendo el arma en su saco como si pesara cuatro kilos y ni siquiera sabría usarla si se daba el caso.
El portero se hizo a un lado y entraron, indudablemente conocía a la mujer pero adentro encontraron un corredor y una oficina con un hombre que escribía a máquina mientras escuchaba música clásica en un combinado.
__ Te llevaste a una de mis chicas: Alba Jiménez, me la tenés que devolver.
__ No se de que me estás hablando.
Alejandro sacó su revolver y le apuntó a la cabeza al tipo que inmediatamente comenzó a transpirar, había abierto un cajón disimuladamente donde tenía un arma pero no iba a poder sacarla sin recibir un tiro, lo sabía.

La Turca se puso a su lado y lentamente cerró el cajón tras constatar que había un bufoso dentro, miró al tipo a los ojos y le pidió a Alejandro que guarde el chisme.
__ Mira Norberto, ya somos viejos colegas y me debes muchos favores, me das a la piba y todo bien o este flaco te vuela lo sesos o lo que es peor, ese otro que está más nervioso que nosotros tres te corta en pedacitos, por algo le dicen “El carnicero”.
Mateo intentó poner cara de mal tipo pero temía cagarse encima en cualquier momento.

Así que este era el tipo que la había conquistado y él se sentía culpable por sus sinceras promesas cuando ahora parecían casi una simpleza al lado de semejante hijo de puta dedicado a la trata de personas.
__ Está en el hotel de al lado en la pieza 14, mañana iba a irse para Italia, llegaron a tiempo, después de todo una puta más o menos no hace la diferencia. __Sonrió el tipo.

Mateo no sabía como apuntar o disparar un arma pero el revolver que le había dado por las dudas La Turca le sirvió para darle tremendo culatazo en la nariz al mequetrefe que cayó de espaldas con el rostro ensangrentado, inmediatamente dejaron el lugar y pasaron por ella que se mostró sorprendida de que aparecieran por ella cuando ya sospechaba que había algo muy raro en la propuesta de su reciente pareja para viajar a Italia.

Volvieron al conventillo y ella sacó lentamente y llorando las cosas de las valijas.
__ Perdóname. __Le dijo tragando mocos.
__ Perdóname vos por esta miseria, nos iremos pronto a cualquier parte, esta ciudad nos va a terminar matando.

Un mes después se tomaron el avión a Santiago de Chile. el flaco Alejandro luego de despedirlos volvió al bajo y pasó por El Pirate, estaba preocupado por la suerte de La Turca.
__ No muchacho, yo soy intocable como la peste, estos no se pueden meter conmigo porque se muchos secretos, ese hijo del ministro Escalada está incapacitado porque el padre me debe un gran favor que algún día te contaré.
__ Bueno, me alegro que estés bien, cuando consiga unos pesos, paso por alguna de tus chicas.
__ Entra que Brigitte está libre, hoy va por la casa flaco. __Le dijo sonriendo.

FIN

La Quinta Ola:.. Pocas nueces

la quinta bola 1

La Quinta ola
Por: Darío Valle Risoto

Unos ignotos extraterrestres invaden la tierra con mucha paciencia y una gran dosis de catastrofismo como para vendernos una película de ciencia ficción post apocalíptica que está mejor en su primera parte pero se va desmejorando hacia el final como aquella cita que tuve con aquella modelo de La Recoleta que resultó ser un mecánico de Morón.

Realmente no esperaba gran cosa pero la vi porque Chloe Moretz es una chica que me atrapa cuando veo sus películas, más en ese caso se ve inmersa en una historia sin lugar a dudas escrita para adolescentes sin mucha inteligencia o gente alcohólica que se pone a ver cualquier cosa con tal de tragar unas buenas birras… no es mi caso.

Predecible y desde todo punto de vista infantil. Creo que hace bastante tiempo hay como un sub género de ciencia ficción plagada de jóvenes paramilitares con sus pruebas de ingenio donde entran: ese plagio de Battle Royal, si la de los muertos del hambre, la otra de los laberintos de piedra y por último aquella de la mina que es detergente… perdón: Divergente. Todo un cine no exento de efectismos donde fácilmente decodificamos que para sobrevivir a la destrucción del planeta hay que ser un galán yanqui, joven y preferentemente miembro del equipo de fútbol universitario, que siempre hay un gordito cómico que muere y una nena ex porrista que aunque no lo crean es inteligente.Tampoco olviden a la mina Punk que finalmente resulta que es un terroncito de azucar escondido dentro del disfráz de Sid Viciosa.

El comienzo tiene gran familiaridad con “The Walking Dead” que a la fecha ostenta el liderazgo de lo predecible pero está bien hecha y para subrayar la ligazón uno de los chicos es apodado: “Zombie”; vaya vaya dijo la tortuga gigante (Chiste uruguayo).

Ya sabemos que un ejército liderado por Sabretoth siempre es el malo y que a lo último, más o menos faltando media hora se resuelve todo porque algunos se infiltran entre cientos de enemigos, nadie los ve cual Ninjas invisibles y los buenos escapan por lo menos hasta la secuela, que la estúpida moraleja tiene que ver con no perder la humanidad y que los extraterrestres invasores se pueden enamorar de jovenes rubias menores de edad está descontado, lo demás es cosa e mandinga.

La_quinta_bola-2la-quinta-ola-chloe-moretz-criticala-quinta-ola-critica-resena-estreno-1

El renacido: Me decepcionó

renacido 1El RENACIDO
Por: Darío Valle Risoto

Luego del hundimiento del Titanic el señor Leonardo Di Caprio sobrevive al ataque de un oso salvaje en el norte frío de la América de la conquista y a los avatares de un clima inhóspito donde se las ve negras (O blancas) para llevar a cabo su venganza contra el malo de Fitzgerald que asesinara a su hijo y luego lo dejara para morir en medio de la más absoluta naturaleza salvaje amén de algunos indios poco amigables.

Buena fotografía, encuadres perfectos, cada uno parece un cuadro para colgar en el living detrás del sofá mientras pensamos en las dos horas y media de vida que hemos perdido viendo una película fabulosamente predecible y por momentos soporífera. No es mala, no me mal entiendan, pero me aburrió a grados superlativos sobretodo porque en determinado momento todo parecía encajar dentro de una especie de guión maestro del que abreva el 99% del cine usamericano, sobretodo tratándose de supervivientes de lo que sea.

Alejandro Gonzáles Iñarritu dirige, produce y hace un producto muy vendible, yanqui y casi olvidable si no fuera porque Hardy y Di Caprio salvan la cosa además del chico y el pelirrojo inglés: Gleeson creo que es su apellido. Buenas actuaciones no bastan ni la frase del indio que se queja de que les han robado todo, la violación de la india cautiva de los franceses o la porquería de los tristes mensajes bíblicos de una vieja parroquia hecha tapera con bajorrelieves católicos allá en medio de la nada. “Dios es una ardilla y mi padre se comió a la hija de puta” es la mejor frase de toda esta película muy fastidiosa, buena sí pero para un público al que no pertenezco.

Con una hora menos probablemente fuera mejor para mi paciencia o es que ya casi lo he visto todo en cuestión de cine. Un buen documental sobre la vida en las nieves hubiera sido mucho más entretenido.renacido 2el_renacido_03el_renacido_04

Las 10 reglas de la manipulación mediática

Noam Chomsky
Las 10 Reglas de la Manipulación Mediática
Gracias a Marcelo por enviarnos este importante material.

1. La estrategia de la distracción
El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2…

Ver la entrada original 766 palabras más

Wonder Woman: Afiches

Super Muertevideanos (38)

Wonder Woman

Por: Darío Valle Risoto

El próximo año finalmente se estrenará la película en solitario con el origen de La Mujer maravilla, la primer heroína del cómic y tercera en importancia en el universo de Dc luego de Superman y Batman. Lamentablemente creo que no estará la actríz Linda Carter que por ser la recordada protagonista de la serie de televisión se merecía un papel, pero tal vez me equivoque. Gal Gadot me parece apropiada más se la ve demasiado menuda para una semi diosa que tiene tanto poder como el hombre de Acero pero ya sabemos que Dc tiene un ojo no tan avisado como Marvel para repartir sus roles.

Más vale tarde que nunca, hace por lo menos veinte años que se habla de una película sobre esta hija de la isla Paraíso que viene a vivir entre los hombres para buscar justicia… a la fecha todavía trata de conseguirlo sin mucha suerte.

Super Muertevideanos (37)Super Muertevideanos (39)Super Muertevideanos (40)Super Muertevideanos (41)Super Muertevideanos (42)Super Muertevideanos (43)

El famoso Sarandí 80

nuestra tierra 6 001

El famoso Sarandi 80
Por: El Hachero: Ese mundo del Bajo pp.56/9

En otra crónica decía que hay edificios de la ciudad que parecen estar destinados a la eternidad, que no podrían desaparecer jamás; esa sensación vuelvo a recibirla ahora, cuando quiero asegurarme el nombre de la vieja farmacia de Sarandí y Pérez Castellano.
__ ¿Qué sucedió? __Pregunta uno incrédulo.
__ ¿No viste que la demolieron?
__ Pasé esta mañana __Contestan asombrados__me pareció que todavía estaba allí.

Y en efecto, la impresión es esa, va a ser durante meses, esa: la de todavía está en pié; en la puerta la figura menuda de “Jaboncito” Bordón, antes popular boxeador últimamente su propietario Farmacia Imperial; siempre pintada de verde desde que la conocí en el año 10. Su historia consiste nada más que en estar allí presente, y en el recuerdo sobrevive uno de sus más acreditados productos que anunciaba en los bonos de la registradora: “Pasta del Harem para hacer desaparecer los pelos mal colocados”. Pero por interesante que fuera su tradición, siempre se había visto eclipsada por un vecino suyo de la vereda de enfrente hacia Colón: El famoso Sarandí 80. ¡Conventillo él!

Un amplio corredor de piedras hacia el patio, ancho y lleno de sol, donde se acuna la ropa recién lavada en las cuerdas recién tendidas. En el centro un aljibe de brocal, bajo, típico con su correspondiente tortuga, la niña mimada de doña Manuela, la encargada. Por ahí ocho o diez piletas de piedra, y en la pared del fondo un farol de querosén. Eran célebres las fiestas de los morenos Silva por el 900. Un cumpleaños, un casamiento y el patio alfombrado, con guirnaldas de laurel y cedro y farolitos de papel. Los negros de levita y las
Mujeres con amplios volados en las polleras celestes, blancas o rosadas y anchas cintas de colores en las cabeza, eran a lo vivo los cuadros de Pedro Figari. Los Silva formaban una especie de aristocracia en la raza y ha quedado una definición suya propia: “Hay dos clases de negros: los negros “Che” y los negros “Usted”; no hay que confundir”. El arancel eclesiástico marcaba: “Matrimonio entre personas blancas: $13.50. Entre personas de color la mitad”.
Los de Sarandí 80 abonaban el más alto.

Nota de Los Muertevideanos: Tomado de la publicación: Nuestra Tierra 6: Montevideo en la literatura y el arte. 16 de Diciembre de 1968
Gracias al artista plástico: César Ureta por este material.nuestra tierra 6 002

Kendra Roll: Huracán latino

kendra roll 1 (1)Kendra Roll como que reúne todos los atributos de lo que pensamos que debe ser una auténtica belleza latina, desde su bronceado color olivaceo hasta la forma de su rostro, su perfil sinuoso y la enorme y erótica postura sea cual sea que nos regale. De ustedes será la misión de rastrear fotos más arriesgadas, porque ya saben, este blog pretende ser para todas las edades.

kendra roll 1 (2)kendra roll 2 (1)kendra roll 2 (2)kendra roll 2 (3)kendra roll 3 (2)kendra roll 3 (6)

Zapatos con arabescos (Cuento)

Wallpaper Magic 240 (48)Los zapatos con arabescos.
(Inspirado en situaciones reales)
Por: Darío Valle Risoto

Hacía mucho frío aquella noche en el liceo Bauzá gracias a la ausencia de varios vidrios de las ventanas tanto en planta baja como del primer piso. Para peor los lunes comenzaban con nada menos que tres horas de matemáticas por lo que habría que hacerle frente al asunto sin comprender para que carajo sirve despejar “X” o tratar de saber los putos valores de “Y”.

La profesora llegó puntual y detrás suyo entró Sofía disculpándose por la tardanza, tomó su asiento y Daniel disimuló no mirarla pero la veía reflejada en uno de los vidrios que si sobrevivían y que daban a la calle.
Nunca se explicaba del todo perder su tiempo pensando en ella. Cuando saldrían de clases a eso de las once y media de la noche  y a la mañana debía entrar a trabajar a la imprenta nada más ni nada menos que a las seis y media de la mañana no era bueno andar romanceando.
Evitó sentirse culpable, estudiar y trabajar es complicado para los de pocos recursos y encima ella: Sofía.
Todos los años había alguna, después de todo no solo de pan y estudio se vive y en este caso de seguro que esta piba de unos veinte y tantos años absolutamente atractiva era demasiado para el turno nocturno de un liceo público calamitoso como el liceo Seis del Prado.

Daniel solía ir hasta el bar de Agraciada cuando alguna materia le llenaba las bolas, eso lo ponía peligrosamente en el tren de perder otro año, el primer año de bachillerato se le había hecho demasiado cuesta arriba el año anterior y ahora repetía, para colmo había muchas distracciones como ensayar con su banda de rock los fines de semana o tratar de olvidarse de Rossana. Para colmo vivía con su madre, una madre de esas que no puede comprender que el nene ha crecido y que necesita algo más que mirar televisión, trabajar y estudiar.

El fin de semana anterior cuando iban rumbo al quilombo del centro con Alfredo habían pasado un mal trago porque la policía los paró y les hizo vaciar los bolsillos con su clásico don de gentes y al pobre negro lo habían peseteado de lo lindo antes de irse con sus caras de culo en la camioneta azul y blanca.

__ ¿Qué andan haciendo?, ¿Para donde van?
__ Vamos al quilombo
__ ¿A cual?
__ Al del arbolito.
__ ¿Todavía está?
__ Hace un par de meses estaba.
__ Esta bien, sigan.
Ese había sido todo el diálogo de Daniel con el milico mientras que los otros tiras parecía que se la habían ensañado con el moreno.
Cuando la camioneta se fue respiraron de nuevo y retomaron el camino ya con menos ganas de quilombear que antes.
__ Che, a mi me preguntaron de todo y a vos casi nada. __Dijo caliente Alfredo.
__ Es porque sos negro menos mal que no les dijiste que sos comunista.
__ ¡Anda a cagar!
Se rieron y se metieron a un bar a comer unas pizzas y tomar una cerveza, esa noche no llegaron al arbolito.

Alfredo también iba al Bauzá pero estaba en otra clase del mismo año, militaba en el gremio estudiantil mientras que Daniel le esquivaba a la política, para él todos esos pibes que se pasan de asamblea en asamblea solo lo hacían para levantarse minas y funcionaba pero igual no le daba el cuero para tanta palabrería.

Terminó la clase y nada, no había retenido ni un puto concepto, nada, nadita ni siquiera una minúscula idea de ese universo perfecto de los números y fórmulas para corroborar indefectiblemente cuan al pedo es todo en la educación uruguaya.
Se hizo el primer recreo de diez minutos y bajó a la cantina a tomarse un café, al dejar la clase su mirada se cruzó fugazmente con la de Sofía que estaba riéndose con Octavio el tipo insoportable que era dueño de una panadería.

Bajo las escaleras entre diversos grupos de estudiantes de todas las edades como era habitual en el nocturno. gente que iba a estudiar para lograr quizás si la suerte los acompañaba un trabajo tal vez un poco mejor que el que tenían, pero lo que era seguro era que en general esas horas les servían para desprenderse un poco de la idea de ser unos malditos esclavos del sistema. Paradójicamente ese mismo sistema les educa con toda la basura necesaria para seguir en una sociedad de explotadores y explotados.

El café era tan malo como de costumbre, allá llegó Alfredo con cara de cansado y la noticia de que la mina aquella, la del candombaile le había dado bola e iban a salir a algún lado. En su caso Daniel se arrepintió por haberle confesado que Sofía le gustaba porque ahora el negro siempre le hablaba de ella ahondándole la pena.
__ Vino con un saco rojo, está linda hoy la flaca.
__ Ya la vi negro, no te olvides que estamos en la misma clase.
__ ¿Y?
__ ¿Y que?
__ ¿Ya le hablaste?
__ No negro ni pienso decirle una poronga, esa mina es muy pillada, además no me va a dar ni corte, creo que está para otra, que tiene guita, ni se para que mierda estudia acá.
Un par de compañeros del partido llegaron hasta Alfredo y lo sacaron de la conversación que siempre indefectiblemente terminaba en sabios consejos que no servían más que para él mismo y nunca para su amigo.

Cuando iba a subir casi se chocan con Susana.
__ ¿Así que estás enamorado?
__ ¿Qué miércoles les pasa a todos, este le contó a todo el mundo… no puede guardarse nada ché?
__ Mira que capaz que tenés suerte.
Cerró la boca y dejó a la flaca esperando una respuesta, subió bastante enojado porque ya debería saber que no es bueno andar ventilando amores, sobretodo los que ni siquiera son correspondidos.

Con Susana eran amigos desde tercer año en el liceo catorce, en determinado momento pensó que lo perseguía pero en aquellos tiempos apenitas dejada la dictadura no abundaban los bachilleratos nocturnos y ella trabajaba como una esclava en las tiendas Tata, así que como vivía por La Teja habían coincidido en el Bauzá.
Daniel llegó a pensar que Su era probablemente la piba ideal, mas o menos linda, inteligente y con buen humor, lamentablemente vivía con su novio desde los diecisiete años así que esto la pasaba automáticamente para el casillero de amistades.

Llegó a media clase de Sociología, menos mal que el profesor era piola y no embromó con que entraba tarde. Ella tomaba apuntes con su cabello lacio perfecto y castaño cayendo sobre esa chaqueta roja impecable, solamente una piba tan linda puede vestirse de rojo en el invierno Montevideano gris y oscuro y quedar tan bien.
Daniel se puso a mirar una revista sobre la biografía de Iron Maiden que entraba perfectamente dentro de su cuadernola sin levantar sospechas, le gustaba el Heavy Metal, quizás hasta más que las mujeres.

Cuando terminó la clase ella se acercó y le dijo que si quería le pasaba los apuntes porque la semana próxima iba a haber un parcial y Daniel se quedó como paralizado por el perfume que ella llevaba como su fuera una mágica aura que rodeaba sus perfecta figura.
__ ¿Me estás escuchando?
__ Lindo perfume, lindos zapatos. __Dijo mirando para abajo y no sabía porque reparando en los zapatos negros de Sofía que tenían un decorado con arabescos en los costados y eran de punta fina, más casi sin tacos.
Ella cambió su expresión, sus ojos brillaron, Daniel se dio cuenta que eso era lo más largo que le había dicho en casi dos meses de clases y que además el que ella se le aproximara lo llenaba de una irrenunciable idea de pavor extremo.
__ Nunca me esperé que un tipo como vos se fijara en los zapatos de las mujeres.
__ ¿Un tipo como yo?
__ Bueno… __Ella se apartó, desde luego pensó Daniel que su aspecto de cabellos largos y campera de cuero negra no era precisamente el de un conocedor de la moda y mucho menos apropiado para siquiera tener la minúscula idea de agradarle a una muchacha como ella.
__ Bueno, te acepto los apuntes porque la verdad que estaba leyendo una revista. __ Le mostró la Metal Hammer con Eddie en la tapa.
__ A mi me gusta Soda Stereo… ¿Y a vos?
__ No, creo que hacen música para maricas o jovencitas de quince y…
Ella se retiró llevándose su cuaderno, nunca más le volvió a hablar.

Veinte años después…

Daniel fue al ministerio de trabajo para asesorarse sobre unas clases gratuitas de oficios varios que había implantado el benemérito gobierno quizás con la idea de que los esclavos deben superarse pero como eran pagas accedió a pasarse media tarde haciendo colas y llenando formularios.
Sentado entre tipos de overol, mujeres cansadas y un par de niños fuera de lugar vio a una cara conocida entre la multitud.
__ ¿Daniel?
__ ¿Sofía?, Estás igual.
__ Y vos te cortaste el pelo.
__ No es buena idea buscar trabajo con aspecto de fugado de Woodstock.
Ella conservaba la misma sonrisa, justo cuando un enorme tipo se puso de pie ella se sentó a su lado, seguía igual de linda aunque con alguna arruguita aquí y allá pero igual de atractiva.
__ ¿Te casaste?
__ ¿Qué? __Daniel evitó una carcajada que quedaría mal entre medio del bajoneante concierto de gente sin laburo mendigando patria. __Yo casado, imposible, mi madre murió hace cuatro años, así que aunque pienses mal estoy disfrutando de lo lindo vivir solo y sin preocupaciones aunque es obvio que me he quedado sin trabajo como vos me imagino también.
Ella seguía teniendo un gusto impecable por los perfumes, sus manos blancas, no llevaba zapatos con arabescos. Daniel había olvidado el rostro de Sofía muchas veces pero nunca aquellos extraños zapatos.
__ Yo me divorcié, tengo una hija de doce y la vamos llevando, volvimos con mi madre que se mete en todo pero como nos da un techo hay que aguantar. __ Dijo con una madurez nueva en la mirada.
Daniel tragó saliva.
__ Es medio tarde para pedirte disculpas, pero aquella vez hace tantos años me porté como un tarado porque dije que Soda Stereo no me gustaba.
__ En realidad los trataste de maricas y eso me ofendió, pero no es para tanto después de todo. ___Sonrió Sofía.
__ Mejor tarde que nunca, ¿Qué te parece si te invito a tomar un café o algo? ya son como las cinco.
__ Genial, después de todo aquí lo único bueno fue encontrarte. __Le dijo ella y él se quedó por un momento congelado en el tiempo y el espacio.

FIN

Neo Vampiros 59: Colmillos en la jefatura

026_silent

Neo Vampiros 59
Colmillos en La Jefatura
Por: Darío Valle Risoto

__Yo… no, se nada__ Dijo como pudo. Fernanda tenía los labios hinchados por los golpes de esa mano enorme, áspera, gruesa, pero lo que más le producía espanto era el otro policía con esos ojos saltones, desorbitados violándola con cada inspección ocular de su cuerpo. Atada, esposada a una silla en un calabozo era interrogada hacía horas que parecían una eternidad sobre muertes de la que querían su confesión.

Lorena trepó fácilmente, ser una no muerta era como poseer un cuerpo prácticamente exento de peso, sin embargo poseía una fuerza sobrehumana. Henrich le había instruido sobre su nueva forma de existencia, podía haber optado por convertirse en niebla pero no lo había hecho antes, al menos en mucho tiempo.

Trepada a la angosta saliente de una de las ventanas miraba entre las sombras al interior de oficinas oscuras donde algunos policías de uniforme o de particular escuchaban el relato de un partido de fútbol en radio y hacían bromas en voz alta.
Desde luego que las enormes ventanas que daban a la calle San José estaban tan enrejadas como las demás. paranoias policiales que se cuidan de posibles ataques, pensó.
Bueno, en este caso no se equivocaban, afinando sus oídos fue separando los sonidos uno a uno como quién pela una cebolla buscando alguna pista de la presunta asesina de esas lacras humanas.

__ ¡Por favor!, Yo no se nada señor.
__Sáquele la ropa Comisario, va a ver como la hago cantar, apenas le arrime las manos esta nos va a confesar hasta el asesinato de John Lennon.
__ ¡Haga el favor Restano, no sea pajero!

Había unos muchachos cantando canciones de barras bravas en otro calabozo, dos prostitutas peleando entre sí y el ruido de unas viejas máquinas de escribir.

Arrancó fácilmente la reja por un costado, los tornillos saltaron a la calle donde no pasaba nadie, había unos pocos periodistas sobre la esquina y la salida de vehículos. Dobló el hierro hacia arriba suficientemente alto como para entrar, cuando se deslizó se encontró con unos cuatro tipos que la observaban casi paralizados hasta que uno de ellos sacó su arma de reglamento.

Muy mala idea.
Lorena abrió desmesuradamente su boca, sus colmillos crecieron enormes y sus ojos adquirieron el clásico color carmesí de los depredadores más voraces, su alma una vez más comenzaba a navegar entre el hambre animal y un golpe de conciencia superior que la hacía moverse a una velocidad sobrehumana.

Cuando el policía levantó el arma para apuntarle, ella le arrojó un resto de la ventana que le cercenó rápidamente el brazo, la sangre disparada de su muñón cubrió a dos de sus compañeros que intentaron también buscar sus pistolas, mientras que el último mucho más inteligente se tiró debajo de un escritorio.

Lorena saltó unos dos metros encima de los tres, cuando eliminó a los que estaban completos, el mutilado también exhalaba su último suspiro, sus uñas deshicieron las gargantas de los tipos y bebió la sangre de estos en un breve festín hasta que vio al último con vida. Se encontraba orinándose debajo del escritorio.

__Solo soy un oficinista, no me mate, por Jesucristo, tengo hijos.
__ ¿Dónde tienen a la sospechosa de los asesinatos?
__Por el corredor a la izquierda, baje un piso, tercera puerta, si quiere la llevo, no me…
Lorena pateó un escritorio contra el del hombre acuclillado con tal fuerza que se deshizo contra una pared, el ruido de sus huesos fue elocuente. Afuera sonó la alarma, los ruidos no habían pasado desapercibidos.

__ ¡Me cago en dios!__ Exclamó desencajada, hubiera querido que fuera rápido, pero no sería así y por lo tanto se transformó en Lobo.
Juicio y Castigo.