El famoso Sarandí 80

nuestra tierra 6 001

El famoso Sarandi 80
Por: El Hachero: Ese mundo del Bajo pp.56/9

En otra crónica decía que hay edificios de la ciudad que parecen estar destinados a la eternidad, que no podrían desaparecer jamás; esa sensación vuelvo a recibirla ahora, cuando quiero asegurarme el nombre de la vieja farmacia de Sarandí y Pérez Castellano.
__ ¿Qué sucedió? __Pregunta uno incrédulo.
__ ¿No viste que la demolieron?
__ Pasé esta mañana __Contestan asombrados__me pareció que todavía estaba allí.

Y en efecto, la impresión es esa, va a ser durante meses, esa: la de todavía está en pié; en la puerta la figura menuda de “Jaboncito” Bordón, antes popular boxeador últimamente su propietario Farmacia Imperial; siempre pintada de verde desde que la conocí en el año 10. Su historia consiste nada más que en estar allí presente, y en el recuerdo sobrevive uno de sus más acreditados productos que anunciaba en los bonos de la registradora: “Pasta del Harem para hacer desaparecer los pelos mal colocados”. Pero por interesante que fuera su tradición, siempre se había visto eclipsada por un vecino suyo de la vereda de enfrente hacia Colón: El famoso Sarandí 80. ¡Conventillo él!

Un amplio corredor de piedras hacia el patio, ancho y lleno de sol, donde se acuna la ropa recién lavada en las cuerdas recién tendidas. En el centro un aljibe de brocal, bajo, típico con su correspondiente tortuga, la niña mimada de doña Manuela, la encargada. Por ahí ocho o diez piletas de piedra, y en la pared del fondo un farol de querosén. Eran célebres las fiestas de los morenos Silva por el 900. Un cumpleaños, un casamiento y el patio alfombrado, con guirnaldas de laurel y cedro y farolitos de papel. Los negros de levita y las
Mujeres con amplios volados en las polleras celestes, blancas o rosadas y anchas cintas de colores en las cabeza, eran a lo vivo los cuadros de Pedro Figari. Los Silva formaban una especie de aristocracia en la raza y ha quedado una definición suya propia: “Hay dos clases de negros: los negros “Che” y los negros “Usted”; no hay que confundir”. El arancel eclesiástico marcaba: “Matrimonio entre personas blancas: $13.50. Entre personas de color la mitad”.
Los de Sarandí 80 abonaban el más alto.

Nota de Los Muertevideanos: Tomado de la publicación: Nuestra Tierra 6: Montevideo en la literatura y el arte. 16 de Diciembre de 1968
Gracias al artista plástico: César Ureta por este material.nuestra tierra 6 002

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s