Terminé de ver la segunda temporada de Discovery

629032cc5a5660c9da9c2f371197beac

Terminé de ver la segunda temporada de Discovery
Por: Darío Valle Risoto

Luego de muchos alargues anoche terminé de ver los dos últimos episodios de la segunda temporada de Star Trek Discovery con la sensación de que sería una mejor serie desde todos los puntos de vista si no llevara el nombre de: “Star Trek” y no pretendiera beber de una larga lista de series inolvidables así como de varias películas de cine que fueron y son el legado de Gene Rodenberry.

Hay indudablemente una calidad cinematográfica, una fotografía y efectos especiales fabulosos a todo lo largo de la serie y quizás eso mismo sea parte de lo que atenta con el legado Trekker y es que parece que se olvidó lo esencial y eran precisamente los guiones donde se exploraba al ser humano por dentro y por fuera en escrituras que en muchos casos no necesitaban salir de las cuatro paredes de la Enterprise.

Otro aspecto importante eran los personajes secundarios inspirados precisamente en seis o siete tripulantes de la nave cada uno con sus características particulares que le daban a cada asunto su justa parte frente a la pantalla. Aquí todo se circunscribe en Michael “Sonequa Martin-Green” la actriz políticamente correcta de raza negra que protagoniza absolutamente todos los momentos de la serie, llora en todos los capítulos y le quita valor al legado al que quiero referirme transformando la serie en una especie de tele comedia familiar en el espacio.

Para colmo de esto y haciendo hincapié en que vimos una telenovela, la historia se alargó merced a esa idea absurda de “Ángel rojo” que viaja en el tiempo y aquí no se detienen los absurdos rasgos cristiano-evangélicos porque precisamente al borde de la destrucción final el capitán Pike sostiene sin ningún prurito que solo: “Nos podrá salvar un milagro” Yo ingenuamente suponía que en el siglo veintidós o veintitrés ya los seres humanos habrían dejado de lado los patéticos y absurdos sentimientos supersticiosos pero parece que no.

Por otro lado me parece bien que muchas series de televisión aboguen por los derechos de las comunidades LGBT y que haya personajes y situaciones que pongan a sus integrantes como parte de las historias porque el mundo es así y no de otra manera, más en muchas ocasiones se nota lo que se da en llamar: “Racismo inverso” y es que las situaciones lucen forzadas o con el solo interés de elevar a la audiencia.

Así que como el sexo “casi explicito” de Games of Thrones donde aparece gente en bolas solo para aumentar la audiencia y que nada tiene de relevancia en el guion, en Discovery tenemos una relación homosexual y una relación hetero entre dos personajes: un humano y una klingon pero esta última con una cuota de sadismo que de verdad nada, absolutamente nada tienen que ver con Star Trek y su legado.72efdf39a8bcbcffbba492d5b13a54b8

El actor George Takei se molestó porque en la tercera película de Star Trek (Beyond) se presentó a Hikary Sulu como homosexual, la escena estuvo muy bien pero el actor, un claro defensor de los derechos LGBT se sintió mal porque le adjudicaron a su personaje un rol que no es propio del mismo sino del actor que lo había interpretado.

Precisamente en el legado de Star Trek como nunca antes había aparecido en una serie de televisión los rasgos de racismo, homofobia y xenofobia eran combatidos por medio de las historias y la aceptación de la homosexualidad u otros rasgos tan humanos como cualquiera estaban implícitos sin la necesidad de mostrarlos abiertamente como lo hace Discovery, creo yo con la clara intención de mostrarse correcta y contemporánea cuando precisamente no hay necesidad de resaltar lo que debería ser algo natural en este futuro.

Volviendo al personaje de Michael creo que el sayo no le cabe y que la pobre trató de llevar su protagonismo de la mejor manera posible, llorando al borde de la deshidratación, el Spock de Discovery está bastante bien hasta que en el capítulo final se afeita la barba y todos lo miran porque parece que en el futuro no era una costumbre generalizada, hay otros personajes de los que destacan el capitán Pike: este si excelente y la fabulosa actriz Michelle Yeoh que precisamente por ella me fume estas dos largas temporadas

La aparición de la Enterprise en los capítulos finales dejan abierta la idea de que se retome desde allí una nueva versión de lo clásico y espero que Michelle se pierda en el tiempo mientras tengo la leve esperanza de que aprendan de sus grandes errores y la serie siga mejorando porque mejorar mejoró aunque sigo pensando que Star Trek la verdadera fueron sus cinco grandes series a saber: la original, la nueva generación, Voyager, Deep Space 9 y Enterprise. Allí acabó todo, ni siquiera la serie “Picard” sostiene el manto.e3126cf82bb2d53acd3517bbf9a23a28

Diez películas fundamentales de la Ciencia Ficción clásica.

0-lareinadelespacioexterior-dcc-03

Diez películas pioneras de la Ciencia Ficción
Por: Darío Valle Risoto

El cine nace prácticamente con la ciencia ficción dentro de sus obras, Viaje a la Luna de Melies del año 1902 es un claro ejemplo de esto, por lo tanto podemos estar seguros de que dentro de la fantasía y el entretenimiento los relatos donde se imagina el futuro de la humanidad son insoslayables.

Aún así podemos afirmar que luego de la segunda guerra mundial y con el advenimiento de la llamada: “Guerra fría” principalmente desde los Estados Unidos aparecen innumerables obras cinematográficas de un estilo que hoy día llamamos clásico y que nos dio una gran cantidad de magnificas obras para el recuerdo. No dejemos de lado que también hay algún cine Ruso de ciencia ficción que será quizás motivo de otro repaso por parte de este fan.

Desde hace un tiempo hastiado por la gran cantidad de series nuevas sobre este estilo que sin embargo no han colmado mis expectativas, voy a recorrer las que para mí son las diez películas de ciencia ficción con las que al menos deberíamos llamarnos seguidores fieles, no digo que no haya muchas más que por cierto las hay, pero al menos a mi me parece que son un interesante punto de partida a saber:e0d3d86e3232a8f1ba97db85af1c77d0

1) El día que la tierra se detuvo (1951)
Esta obra imprescindible dirigida por Robert Wise sale bastante de lo habitual en la época pero aún así mantiene vivo aquel terror por el armamento nuclear que lleva a una historia donde un extraterrestre llega al mundo para advertir de la inminente catástrofe atómica.
2) La Guerra de los mundos (1953)
Rodada a todo color al momento es la mejor versión de la novela de H.G.Wells con efectos especiales muy adelantados para su tiempo, junto a la película anterior son las dos obras fundamentales de este tipo de cine.
3) El planeta prohibido (1956)
Inspirada en “la tempestad” de William Shakespeare es otra obra rodada a todo color lo que aún no era muy habitual en el cine, por lo pronto es quizás demasiado lenta para este tiempo pero merece estar entre las diez mejores porque con los años esta primera aparición del Robot Robby lo merece.
4) La invasión de los usurpadores de cuerpos (1956)
Versionada al menos dos veces más en el cine no ha podido ser superada, quizás porque tiene todo el sabor del este tipo de cine clásico o porque en las futuras versiones se preocuparon de otras cosas, esta invasión “desde adentro” es una clara muestra de la paranoia de Hollywood contra la invasión comunista.
5) Objetivo la tierra (1954)
Cuatro desconocidos se despiertan para descubrir que aparentemente la ciudad está vacía cuando aparecen unos extraños robots o cosas que pretenden exterminarlos. Una película muchas veces olvidada pero que de verdad es una obra maestra del bajo presupuesto y la creatividad al servicio de la ciencia ficción.
6) La tierra contra los platillos volantes (1956)
Con los efectos especiales del gran Harry Harrihausen esta es una más que clásica película sobre invasiones, al mejor estilo de La guerra de los mundos encontraremos a los llamados platillos volantes invadiendo el planeta y especialmente (como no podía ser de otra manera) a los Estados Unidos.ultimate 1
7) Vinieron del Espacio (1953)
Inspirada en una historia de nada menos que Ray Bradbury tenemos una invasión que media entre los usurpadores de cuerpos y el día que la tierra se detuvo en tanto aquí los invasores son vistos de otra manera y por lo tanto encuentran entre la población aterrada aliados con los que salvarse.
8) Cuando los mundos chocan (1951)
Aquí la tierra amenaza ser destruida por una estrella y la aventura de intentar salvar a parte de la raza humana escapando a un planeta cercano. Lo absurdo también atrapa y entretiene, quizás merezca una buena remake pero obras mencionadas antes las tuvieron y pocas veces han podido ser eclipsadas.
9) Viaje al séptimo planeta (1962)
Un poco más nueva que las anteriores igual merece estar entre las pioneras del estilo sobretodo porque recrea lo que una y otra vez veremos: una tripulación variopinta a merced de un planeta desconocido lleno de sorpresas.
10) La reina del espacio exterior (1958)
Por su atmósfera totalmente bizarra esta película mereció haber sido rodada en blanco y negro pero es en color, parodiada en la película de humor: “Amazonas en la luna” tenemos un planeta habitado por mujeres y un grupo de astronautas que llega de visita, idéntica fórmula que será tantas veces repetida, tenemos también: “Abbott y Costello viajan a Marte” como otra muestra de la vieja fantasía de encontrar un planeta habitado por lindas señoritas.ViajeSepPla-DCC-2

Bonus Track:
Queen of Blood (1966)
Con un muy joven Dennis Hoper tenemos a un extraña vampira del espacio exterior que va diezmando a la tripulación de una nave cual adelanto del famoso “alien el octavo pasajero”

Marte, planeta rojo (1952)
Si el anticomunismo usamericano se respira en casi todas las obras anteriores tenemos aquí un panfleto absoluto donde la supuesta comunicación con Marte es interceptada por espías rusos y los consiguientes problemas para salvaguardar… ¿la democracia? A esto sumemosle un mensaje cristiano evangélico y tenemos una especie de tremenda bosta cinematográfica patriotera yanqui que de tan mala merece ser vista al menos una vez.

Aviso: Todas estas obras del cine de ciencia ficción las pueden encontrar aquí en gran calidad.

Battlestar Galáctica: Una serie épica

2207420b80ecb09f4a6933240210427c

Battlestar Galáctica
Por: Wikipedia

Battlestar Galáctica es una franquicia de medios de ciencia ficción de Estados Unidos. La franquicia está basada originalmente en una serie de televisión emitida por primera vez en 1978 y ha producido nuevas series de televisión, telefilmes, novelas, videojuegos etc.

La versión de 1978 fue, en su tiempo, la serie de televisión con mayor presupuesto de la historia. La segunda serie (iniciada en 2004) comenzó con una miniserie de dos capítulos a modo de episodio piloto en 2003, aunque la serie en sí misma comenzó, argumentalmente, tras el final de la miniserie piloto.

08c9a1c4edcfbcc2d3c311eab95173ec

Argumento común
En ambas series la base argumental es que en algún lugar distante del universo existe una civilización humana que vive en unos planetas llamados Las doce colonias de Kobol, las cuales permanecen en un débil armisticio con una raza de robots llamados Cylon, quienes, con ayuda del científico humano llamado Gaius Baltar (Conde Baltar en la serie original; Doctor Gaius Baltar en la nueva versión), lanzan un ataque nuclear imprevisto y coordinado, devastando los planetas y exterminando sus poblaciones.

Todo lo que queda de la humanidad es una nave de combate, la Battlestar “Galáctica”, que fue capaz de resistir el ataque (la explicación en la serie de 1978 es que se pone en alerta roja y lanza su ataque justo a tiempo, a diferencia del resto de las Battlestar que reaccionan tarde; y en la serie de 2003 es debido a que sus sistemas informáticos eran anticuados, siendo una nave de guerra a punto de ser retirada del servicio militar para convertirse en museo), junto con un grupo de naves espaciales civiles (cargueros, de pasajeros, cruceros recreativos espaciales, etc) que se encontraban en vuelo durante el ataque o despegaron durante este.

Galactica reúne a dichas naves en un convoy que es todo lo que queda de las colonias y trata de sobrevivir a los sucesivos ataques Cylon y las traiciones de Baltar, mientras buscan la salvación en la legendaria decimotercera colonia cuya ubicación es desconocida: la Tierra.

Primera serie
Los nombres utilizados en la serie tienen reminiscencias griegas (la nave “Pegasus”, la piloto “Atenea”), pero la ambientación general de la serie tiene una estética egipcia (por ejemplo, los cascos de los pilotos recuerdan el tocado (nemes) característico de los faraones). Por otro lado, cada capítulo tiene un argumento propio, muchas veces autónomo respecto al arco argumental de la serie. En particular, se considera que los episodios dobles se centran en los arcos argumentales principales de la serie, con ambientaciones cuidadas y relativamente homogéneas, y los episodios aislados ejercen de relleno.34aa259d514f5ba266651da8347abef8

Línea argumental
El expansivo Imperio Cylon, una civilización de robots originalmente fabricados por una raza de reptiles a la que sustituyeron, decide acabar con la Humanidad, para lo que consigue la traición de un humano, el Conde Baltar, y lanza un ataque furtivo sobre las doce colonias de Kobol, los doce planetas habitados por humanos, al mismo tiempo que proponen un acuerdo de paz.

El ataque destruye por completo los planetas y la civilización humana, de la que solamente sobreviven algunas personas que despegan durante el ataque, logran escapar tras el ataque o se encontraban en el espacio en el momento del ataque inicial. La flota militar humana es completamente destruida, salvo una nave de combate especialmente blindada, la Battlestar Galactica, al mando del Comandante Adama (Lorne Greene). Una treta de los principales protagonistas, los pilotos Apolo (Richard Hatch) y Starbuck (Dirk Benedict), consigue la autodestrucción de la nave base Cylon y la muerte de su emperador cuando la nave viaja detrás de un planeta.

El nuevo emperador Cylon, es un robot más inteligente, le llevan al Conde Baltar para ejecutarlo a pesar de que traiciona a la raza humana, dado que fue programado tras la victoria y no considera la humanidad que huye por el espacio como un enemigo peligroso, le perdona la vida y envía al exilio. A partir de aquí se suceden los restantes capítulos en los que la Galactica, guiada por Adama, y sus pilotos, bajo el mando del capitán Apolo (Richard Hatch), cruzan la galaxia encontrando olvidadas colonias humanas, razas humanoides y otras aventuras. Al final del último episodio la nave recibe, pero nadie se da cuenta, la emisión de televisión de la llegada del hombre a la Luna en 1969.

Juicio con 20th Century Fox
20th Century Fox (estudios productores de Star Wars) denunció a Universal Studios (estudios productores de Battlestar Galactica) por robo de ideas, arguyendo que robaron 34 ideas distintas de Star Wars. Universal rápidamente presentó también una denuncia, alegando que Star Wars previamente había robado ideas de la película Silent Running (1972) y de la serie Buck Rogers de los años 40. El juicio fue sobreseído en 1980.

Fin de la primera serie y película
La primera serie dio lugar a una segunda temporada (comúnmente llamada “Galactica 1980”) de bajo presupuesto que tuvo 10 capítulos y es considerada de baja calidad por muchos seguidores. Los tres primeros capítulos de la primera serie, con ligerísimas modificaciones, se emitieron como una película bajo el nombre Galactica en 1980.

Star Trek TOS: Réquiem para Matusalem

ec7bed0d2cda5a9b57e4073b65d53ba5

Star Trek TOS: réquiem para Matusalén
Por: Darío Valle Risoto

He leído incontables artículos y sobretodo reseñas enumerando los que podrían ser los mejores capítulos de la serie original de Star Trek, sin embargo nunca había visto que se mencionara el capítulo que acabo de ver y que da nombre a este comentario. Supongo que probablemente se deba a que tiene la impronta de algunas historias anteriores donde Kirk y parte de la tripulación emblemática quedan a merced de un personaje misterioso en algún planeta, pero en este caso creo que el capítulo abunda en situaciones muy interesantes como la de encontrarse con un único habitante solitario y humano que parece haber vivido cientos de años en la tierra y haber adoptado diversas personalidades a lo largo de la historia humana.

Kirk se enamora de una androide creada por este sujeto y todo en medio de una epidemia que asola a la Enterprise y es necesario que Bones produzca una vacuna con un elemento que se encuentra allí, El señor Spock asombrado analiza pinturas y una partitura musical para descubrir que son legítimas e ignoradas por la historia, más fueron hechas por famosos pintores y músicos. Sumemos un robot que le hace de mayordomo y guardaespaldas al contendiente… ¿el tal “Matusalén”?

Ya estaba por finalizar la tercera y última temporada de nuestra querida serie (Cap: 19 temp: 3) y nos traen otro capítulo de antología, que reitero: no he visto reseñar antes, más supongo que alguien si lo ha hecho porque no soy ni una lumbrera ni un experto en el tema, más vaya que el final entre Spock y Kirk es una cosa maravillosa cuando el mejor amigo del capitán le ayuda a sobrellevar su triste mal de amor.

Toda la serie la pueden bajar de descarga cine clásico como yo lo hice, tanto subtitulada como doblada en España.

Star Trek: La Directiva principal

Star_Trek_John_Byrne_Collection_cover

Primera directriz
Por Wikipedia

En el Star Trek, la Primera directriz (también conocida como Directiva principal, Orden general 1 de la Flota Estelar, Orden general 1 y la Directiva de no interferencia) es un principio rector de la Flota Estelar, que prohíbe a sus miembros interferir con El desarrollo interno y natural de civilizaciones extraterrestres.​ La Primera directriz se aplica particularmente a las civilizaciones que están por debajo de un cierto umbral de desarrollo tecnológico, científico y cultural; evitar que las tripulaciones de las naves espaciales utilicen su tecnología superior para imponerles sus propios valores o ideales.​

Desde su introducción en la primera temporada de Star Trek: la serie original, ha servido como foco de la trama de numerosos episodios de varias series de Star Trek. Es superior a todas las demás leyes y directivas, con la excepción de la Directriz Omega.

Aunque el concepto de la Directiva principal ha sido aludido y parafraseado por muchos personajes de Star Trek durante las series de televisión y películas, la directiva real nunca se ha proporcionado a los espectadores. Los intentos más completos para definir la directiva provienen de trabajos no canónicos e incluyen:

La Directiva principal prohíbe que el personal y las naves espaciales de la Flota Estelar interfieran en el desarrollo normal de cualquier sociedad, y exige que cualquier nave o miembro de la tripulación de la Flota Estelar sea prescindible para evitar la violación de esta regla.

Como el derecho de cada especie a vivir de acuerdo con su evolución cultural normal se considera sagrado, ningún personal de la Flota Estelar puede interferir con el desarrollo normal y saludable de la vida y cultura extraterrestre. Dicha interferencia incluye la introducción de conocimiento, fuerza o tecnología superiores en un mundo cuya sociedad es incapaz de manejar sabiamente tales ventajas. El personal de la Flota Estelar no puede violar esta Directiva principal, incluso para salvar sus vidas y/o su nave, a menos que estén actuando para corregir una violación anterior o una contaminación accidental de dicha cultura. Esta directiva tiene prioridad sobre cualquier otra consideración, y conlleva la más alta obligación moral.

Primera directriz temporal
La “Primera directriz temporal” es una guía ficticia para viajeros del tiempo (del pasado o del futuro) que interfieran en el desarrollo natural de una línea de tiempo.

En el episodio de TNG “A Matter of Time”, Picard compara la Directiva principal con una posible Primera directriz temporal:

Por supuesto, usted conoce la Primera directriz, que nos dice que no tenemos derecho a interferir con la evolución natural de los mundos alienígenas. Ahora he jurado defenderla, pero, sin embargo, he ignorado esa directiva en más de una ocasión porque pensé que era lo correcto. Ahora, si se aferra a algún equivalente temporal de esa directiva, entonces ¿no es posible que tenga una ocasión aquí para hacer una excepción, para ayudarme a elegir, porque es lo correcto?

Como el viajero en el tiempo del siglo 31 Daniels reveló al Capitán Jonathan Archer en el episodio “Cold Front” de Star Trek: Enterprise, a medida que la tecnología del viaje en el tiempo se hizo práctica, los Acuerdos Temporales se establecieron en algún momento antes del siglo 31, para permitir el uso del viaje en el tiempo para el propósitos de estudiar historia, al tiempo que prohíbe su uso para alterar la historia.

Captura-de-pantalla-2014-10-05-a-las-12.17.25

Dos tipos audaces: aventuras y mucho humor.

e2fa52939588f8ecd51719c32da72256

The Persuaders!
Por: Wikipedia

The Persuaders! fue una serie de televisión inglesa, comedia de aventuras, protagonizada por el actor británico Roger Moore y el estadounidense Tony Curtis, conocida en España como Los Persuasores y en Hispanoamérica como Dos tipos audaces.

La serie fue protagonizada por Tony Curtis como Danny Wilde (Daniel Wilde) y Roger Moore como Lord Brett Sinclair (Rex Rupert George Robert Andrew Sinclair) Conde de Mannox; interpretando a dos playboys internacionales puestos a resolver algunos problemas por el retirado Juez inglés Fulton.

Gran parte del humor de la serie derivaba de las diferencias entre las costumbres británicas y estadounidenses. En un episodio Tony Curtis interpretando a Danny Wilde dice “¿Quién creen que soy, Tony Curtis?”. El show terminó después de una temporada, como consecuencia de los bajos niveles de audiencia, en la televisión de los EE.UU., liberando así a Roger Moore para protagonizar las películas de James Bond. Roger Moore había estado directamente involucrado en la producción de la serie, incluso dirigió dos capítulos (Un tiempo y un lugar # 6 y El largo adiós #13) en donde también trabajaba su hija. La necesidad de una coestrella estadounidense se había considerado por todos imperativa para asegurar una emisión en la televisión en los EE.UU. Fueron rechazadas las elecciones de Rock Hudson y Glenn Ford. Tony Curtis acordó el proyecto de la serie y voló a Inglaterra en abril de 1970 para comenzar el rodaje de la serie.

420cafdb8d12818b71ed43f75b6e649f

El personaje de Brett Sinclair resulta ser un aristócrata inglés, criado en Londres, muy atildado en su condición de noble. Sobrio y elegante. Educado en Harrow School (el mismo colegio al que asistió Winston Churchill) y la Universidad de Oxford (se desconoce en qué disciplina). Deportista, se lo muestra practicando remo, rugby. También se hace referencia a un pasado militar y a su actividad como criador de caballos pura sangre y piloto de Fórmula 1.

El personaje de Danny Wilde es su contrapunto. Un típico hombre hecho por sí mismo (“self-made man”), menos formal y más abierto. Criado en el Bronx de Nueva York, estuvo en la Marina de los EE.UU., iniciado en los negocios inmobiliarios y petróleo convirtiéndose en una persona rica.

En la introducción de la serie exhiben los contrastes históricos entre ambos personajes y el perfil de cada uno, haciendo referencia sus vidas desde sus inicios. La música de John Barry acompaña.

En el primer capítulo se introduce la historia. Dos hombres a los cuales no los une absolutamente nada se ven obligados a trabajar forzadamente en algunos casos en particular por un retirado juez inglés (Fulton) que los conduce a hacer sus trabajos de investigación y resolución de problemas. Con el discurrir de la serie ambos hombres se reconocen a gusto haciendo estos trabajos y trabando amistad.

360ac41f1ec6cbd157c5e1d0faf5b8d0

Elenco
Roger Moore: Lord Brett Sinclair. Doblado al español latino por Carlos Rotzinger (también lo dobló en “El Santo”).
Tony Curtis: Danny Wilde. Doblado al español latino por Jorge Lapuente.
Laurence Naismith: Juez Fulton
Automóviles
Brett Sinclair/Roger Moore: Aston Martin DBS V8 (chassis number DBS/5636/R). Aunque en la serie utiliza una placa personalizada (BS 1 – Brett Sinclair 1-) en el episodio “El oro de Napoleón” circuló con su placa original: “PPP 6H”
Danny Wilde/Tony Curtis: Ferrari Dino 246 GTS (chassis number 00810). Circulaba con su placa original de Módena (Italia) “221400.MO”

d53a715fc529eb30b703565a37e10a28

Curiosidades
En la serie participaron junto a Roger Moore muchos actores que luego lo acompañarían en la saga James Bond 007. Berndard Lee (M) Loise Maswell (Ms. Moneypenny) son los más representativos.
Peter Hunt que dirigió el capítulo #11 “Cadena de sucesos” dirigió el filme “Al servicio de su Majestad” de la franquicia 007 James Bond, que protagonizó el australiano George Lazenby y luego dirigió a Roger Moore en dos películas “Gold/Oro” y “Shout at the Devil/Nos veremos en el infierno”.
John Barry compuso el tema principal llamado “The persuaders!” y también compuso “James Bond Theme” para la franquicia JAMES BOND 007 a partir del primer filme “DR. NO”
Curiosamente el automóvil preferido de James Bond es un Aston Martin.
Cada episodio costaba £100,000 el equivalente hoy a £1,800,000. Algo así como EUR 2.434.014,00; y era filmado en los escenarios naturales de Italia, Francia, España, Suecia e Inglaterra. El resto era terminado en los estudios de Pinewood, Inglaterra.
Roger Moore utilizaba sus propios diseños de vestuario
En el capítulo “A death in the family/Tragedia familiar” la actriz invitada es Diane Cilento que en ese momento era la esposa de Sean Connery y también participa el actor Ivor Dean que acompañara a Roger Moore muchas veces en El Santo como el inspector Claude Estace Teal.
En ese mismo capítulo Roger Moore interpreta a cuatro personajes que resultan ser parientes entre sí: 1) Lord Brett Sinclair 2) El General 3) El Almirante 4) Lady Agatha. En tanto Tony Curtis hace lo suyo interpretando a dos personajes: 1) Danny Wilde 2) Tía Sophie.
En el capítulo “The Ozerov heritage/La herencia Ozerov” se menciona el nombre completo de Brett Sinclair.

951d3942268094120ca156f9a479579d

Usamerica y las invasiones foráneas en el cine

26bdc7b6054c651aff1f82bca3b2405e

Usamerica y las invasiones foráneas en el cine
Por: Darío Valle Risoto

Hay un excelente documental titulado: “Hollywood entre la paranoia y la ciencia ficción” que refiere específicamente al cine de los Estados Unidos dedicado a invasiones extrañas y desde luego que orientadas esencialmente a la ciencia ficción y por ende al entretenimiento, más no hay que hilar muy fino para percatarnos de que tenemos una carga indiscutible de propaganda política especialmente durante los años de la guerra fría contra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Leemos por lo tanto a estos alienígenas como una traslación de lo comunista y por lo tanto del miedo sobretodo de la clase dominante de los Estados Unidos a que su población sea “invadida” por ideologías que les vienen a quitar su libertad. Hay innumerables casos que desde los años cincuenta podemos seguir quizás hasta nuestros días, pero especialmente me quiero detener en dos películas del año 1956: “La tierra contra los platillos volantes” de Fred F. Sears y la más famosa: “Invasión de los usurpadores de cuerpos” de Don Siegel.

9d80660ac44eb5cc97d9af3623a9dcb9

Ambas refieren a invasiones externas e inesperadas que de la noche a la mañana cambian la realidad de ciudadanos comunes y como no podía ser de otra manera: el ejército y la policía se presentan casi como únicos posibles salvadores de esta situación. En la invasión de los platillos volantes el ataque es directo y en principio efectivo contra Washington y el resto del mundo pero siempre será en los Estados Unidos donde comenzará el caos. La evidentemente más famosa: “La invasión de los usurpadores de cuerpos” tenemos la más peligrosa de las premisas ya que se trata de las personas de un pueblo cualquiera de esta nación que poco a poco son suplantados por dobles generados por extraños capullos provenientes del espacio.

Probablemente el segundo caso plantee un situación mucho más aterradora ya que la batalla se torna por momentos terrible para el médico protagonista que afortunadamente se da cuenta de los sutiles pero evidentes cambios en sus vecinos que son absorbidos por estos entes para así ir ocupando la tierra con copias carentes de amor pero en completa armonía entre si.

Desde luego que usted si es cinéfilo como un servidor recordará otro gran clásico llamado: “El día que la tierra se detuvo” del año 1951 también titulada: “ultimátum a la tierra” donde una nave aterriza en los Estados Unidos advirtiendo sobre la carrera a por tener armas nucleares lo que genera ciertamente profundas reflexiones en los espectadores y por lo tanto quizás este sea un caso mucho más rescatable desde el punto de vista propagandístico por ser una especie de Mea Culpa por un peligro manifiesto en el tema nuclear sobretodo luego del genocidio de Hiroshima y Nagazaki por parte de los propios Estados Unidos.

8876456bb7e4386f087a001fe39231b5

Hay muchas películas hasta en tiempos modernos donde podemos ir hilando fino para encontrar de alguna u otra manera la propaganda ideológica de una nación prácticamente dominante en toda la tierra donde justamente a través de los medios de comunicación y muy específicamente en la gran pantalla nos han ido inoculando su forma particular de vida capitalista.

Hay excepciones aunque probablemente esta propaganda siga en ellas, pero al menos podemos asegurar que de forma mucha más sutil como lo es la saga de Star Trek que en los convulsivos años sesenta plantea una mirada optimista de un futuro donde los humanos recorren el espacio con curiosidad y afán científico muy lejos de la conquista por medio de la fuerza. De toda manera podríamos decir que “Los Klingons”, los primeros enemigos de la Federación aparecen de alguna manera como un estado bélico y totalitario que podría ser una versión de los Rusos y en tiempo más modernos tendremos por ejemplo a los “Ferengis”como feos y contrahechos capitalistas y ladrones que fácilmente podríamos asociar con ciertas naciones.

La ciencia ficción primero en la literatura y luego en el cine y la televisión como cualquier manifestación artística es el calco indisoluble de su época, de su momento y de las personas que producen sus obras y por lo tanto no hay que ser demasiado avispados para saber decodificar que tal vez mientras nos entretienen también están usurpándonos el cerebro.1543853832_505578_1543854024_noticia_normal

Star Trek Enterprise: Un eterno disfrute

526dd5e84025e2b7e1895612ce2929aa

Enterprise: Un eterno disfrute
Por: Darío Valle Risoto

Me cargué las cuatro temporadas en un pendrive y las estoy volviendo a ver, resulta que hay varios capítulos que casi había olvidado y me encuentro con el pensamiento de que quizás esta serie fue el perfecto cierre de un ciclo comenzado allá por los sesentas con Kirk y compañía y que indiscutiblemente llegó al cielo (Nunca mejor dicho) con The Next Generación especialmente gracias al capitán Picard y a Data. Desde luego que Voyager y Deep Space 9 estaban muy buenas aunque de la segunda solo vi hasta parte de la segunda temporada pero de Voyager me devoré todo en muy poco tiempo.

Enterprise traza como todos sabemos el primer intento de explorar el espacio con una nave de curvatura, así como la primera pareja digamos: “Vulcano-humana” a bordo del puente de la nave lo que por supuesto nos aporta muchísimo a la hora de los argumentos sobre todo porque T´Pol es toda Vulcana a diferencia de Spock que será hijo de una madre terrestre. El resto de la tripulación como todas las tripulaciones de cualquiera de estas cinco series de Star Trek abunda en recursos para tenernos atados a la pantalla, la clave es tan funcional como sencilla: a diferencia de por ejemplo Star Wars aquí se exploran más las personas que los planetas aunque por supuesto siempre hay una especie de ida y vuelta.

bbebd6908c0726f93c1fe848c017f1be

Tristemente solo tenemos cuatro temporadas, es probable que las nuevas generaciones prefieran engendros como: “Discovery” con excelentes efectos especiales y con una protagonista que llora en todos los capítulos y un argumento que se estira indefinidamente entre Klingons mal reseteados y pseudo dramas metrosexuales. ¿Se dieron cuenta que no me gusta?

Es que luego de estas cinco enormes series de Star Trek, discovery termina enterrando el tema y salve McFarlane con su “The Orville” porque él sabe rescatar la esencia amigable y querida de aquellas series y por más que abunde en humor que por momentos parece un tantillo desmesurado, esta serie sí que me puede.

Mención aparte tenemos: “Picard” de la que vi solo cinco episodios y no me atrapó aunque no me aburrió como Discovery, más creo que no hacía falta intentar beber de aquel éxito del mejor de todos los capitanes con la historia de un jubilado a la que le meten un montón de nuevos y poco creíbles personajes para vendernos una especie de guía para la nostalgia.

Enterprise es la clave, al menos para mí, la clave de que en tiempos modernos se puede seguir trayéndonos aventuras sin necesidad de excesos visuales, y todo con la simple sencillez de lo perfecto.e35ad539576268b2a58f76600d8d5bd4

Los 100 años de Isaac Asimov: el hombre que diseñó el futuro

b3d60ce5f1e346c178b2f463f1a90c93

Los 100 años de Isaac Asimov: el hombre que diseñó el futuro y vio todo antes que nosotros
Por: Laura Ventura

Nació en Rusia en 1920 y se crió en Nueva York desde los 3 años: Brooklyn prepara varios homenajes a Asimov para esta semanaNació en Rusia en 1920 y se crió en Nueva York desde los 3 años: Brooklyn prepara varios homenajes a Asimov para esta semana Fuente: Archivo
Mientras Apple prepara una serie sobre la saga La Fundación, el mundo parece atravesado por las visiones del genio, sinónimo de la ciencia ficción; cinco cosas que hay que saber
Laura Ventura

No se trata de una paradoja. El hombre que diseñó el futuro fue un experto en historia antigua. Su sabiduría sobre tiempos y civilizaciones pretéritas le permitió imaginar, anticipar e inspirar acciones, objetos y debates de generaciones posteriores. Su nombre es sinónimo de ciencia ficción. Isaac Asimov fue un genio y potenció aquel destino humano con la rutina de un robot. Su colección de libros sobre los imperios romano, griego, egipcio, sus estudios sobre Constantinopla, la tierra de Canaan y los fenicios se suma a una vasta obra de casi 500 libros, que incluyen (ciencia) ficción, ensayos, estudios sobre Shakespeare, poesía y textos de divulgación científica. Hoy se cumplen cien años de su nacimiento y mientras Apple prepara una serie de TV basada en su célebre saga La Fundación asistimos a un mundo que parece construido por su ingenio y visión: la convivencia de humanos con robots, la alerta sobre el calentamiento global y la lucha por la igualdad de la mujer.

Asimov nació en Rusia, en una familia ortodoxa judía, en 1920, 370 kilómetros al sur de Moscú. Sus padres se mudaron a los Estados Unidos, Nueva York, cuando tenía 3 años. Adoptó el inglés como única lengua y se alejó de las creencias de la fe de sus padres. Brooklyn, el barrio que los recibió, prepara varios homenajes; en The New York City College of Technology, el sábado.

Asimov sufrió lo que hoy se llama bullying . Su baja estatura y su inteligencia lo apartaban de los demás. “¿Fue usted un niño prodigio?”, le preguntaron en una entrevista: “Sí, en realidad sigo siéndolo”. Su padre montó una tienda de caramelos abierta los 365 días, donde vendía revistas y folletines. Los de ciencia ficción impactaron al pequeño de inmediato. Muy joven publicó cuentos en estas ediciones mientras estudiaba química, carrera que continuaría hasta doctorarse en Columbia.

Ahora sí estamos ante una paradoja: el hombre que más escribió sobre robots y tecnología del futuro, jamás utilizó una computadora. Su producción, 484 títulos, la realizó en una máquina eléctrica de escribir.

Best seller indiscutido, convirtió su nombre -a pesar de que los editores habían intentado persuadirlo de que utilizara un seudónimo que ocultara su origen- en un sello de prestigio y de seriedad intelectual. Más de 70 obras científicas llevan su nombre en el título, por ejemplo, Guía Asimov para la Biblia .

“En ocasiones me han comentado que tengo un ego del tamaño del Empire State”, decía quien escribió tres autobiografías. En 1992 muere tras años de lucha contra el sida, que había adquirido durante una transfusión. Arthur C. Clarke, su amigo y uno de los tres grandes de la ciencia ficción (con Robert Heinlein), resumió en una pregunta la intriga que despertaba Asimov: “¿Qué se siente saberlo todo?”.

1. Las leyes de la robótica
Tenía fascinación por los robots, escribió una saga sobre ellos y acuñó la palabra “robótica”. Yo, Robot es la novela más conocida de esa colección. Asimov vaticinaba el impacto que tendría la incorporación de una tecnología computarizada en la vida cotidiana y laboral, no solo en cadenas de montaje, sino en tareas intelectuales y de cuidado ( babysitters ): “Los robots harán los trabajos que hacen los hombres porque no usamos el cerebro”, aseguraba. La convivencia entre robots y humanos modificaría las relaciones y surgirían nuevos, interesantes y complejos vínculos entre máquinas y hombres. Asimov diseñó tres leyes de la robótica para entender este entramado, cruciales para evitar el abuso de esta tecnología: 1. Un robot no hará daño a un ser humano ni permitirá que un ser humano sufra daño; 2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera ley; 3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o segunda ley.

2. Un ecologista comprometido
En 1988, Asimov, presidente de la American Humanist Association, pronunciaba el siguiente mensaje: “Quizás ahora no tengan la perspectiva suficiente. Desde hace veinte años que hablo de esto: el efecto invernadero. Hay que controlar las emisiones de carbono a la atmósfera”. Asimov enumeraba entonces los factores y recaudos que el hombre debía comenzar a tener en cuenta en pos de la supervivencia de futuras generaciones. No es solo su discurso profético lo que llama la atención (sobre la capa de ozono, la contaminación de océanos, etc.), sino su precisión. Él consideraba que la clave residía en el Amazonas. “Es inútil que Brasil diga que puede hacer lo que se le da la gana, que la selva le pertenece. Brasil es apenas su custodio”. Asimov recibía críticas que denunciaban que aquel era un típico discurso hegemónico de los Estados Unidos. “No, señores. Esta es la clave. Estamos ante un problema transnacional. Esto afecta a la Tierra entera”.

3. La religión de la racionalidad
Asimov no se consideraba a sí mismo un hombre religioso. A pesar de la ortodoxia judía de su familia, nunca celebró su bar mitzvá. Estudió la Biblia con minuciosidad y el resultado de aquella labor se ve en dos guías de lectura. “No es un libro de biología ni de astronomía. No creo que los primeros capítulos del Génesis sean palabras de Dios, sino la versión de un grupo de hombres que intentaron lograr el mejor sentido de que cómo pudo haber comenzado el mundo”. Asimov buscaba soluciones racionales en todos los aspectos de la vida y aspiraba a influir de modo responsable con sus ideas: “Dado que aprecio la racionalidad, creo que tengo una habilidad de ser escéptico, de acudir a la evidencia para que las cosas tengan sentido. Así como hay gente que siente una llamada para difundir la palabra de Dios, creo que mi deber es difundir la racionalidad”. Se consideraba un humanista y criticaba la filosofía new age, las seudociencias y supersticiones. Una de sus últimas novelas, Anochecer , alerta sobre el futuro de los fanatismos religiosos.

4. Invención de la psicohistoria
La Fundación es una saga de novelas históricas del futuro que comienza en 1951 con la publicación de una novela homónima donde se narra la caída de un imperio galáctico y el surgimiento de uno nuevo. Aquí emerge el original concepto de Asimov sobre la psicohistoria, el tratamiento estadístico del comportamiento de las masas aplicado para predecir el futuro. Esta épica narra el desafío de Hari Seldon, quien busca reducir el impacto de una inminente edad oscura que someterá a la galaxia, siglos donde el acervo científico y cultural se perderán para siempre. Jared Harris ( Chernobyl y Mad Men ) será el protagonista de esta serie que los amantes de la ciencia ficción y los lectores de Asimov esperan con ansiedad. Fue la lectura de Historia de la decadencia y ruina del imperio romano , de Eduard Gibbon, el detonante creativo de esta saga.

5. La igualdad de la mujer
LA NACION entrevistó a Asimov en ocasión de La mente vagabunda (1987), donde aseguraba: “Nos guste o no admitirlo, la mujer sigue siendo, desde el punto de vista cultural, económico y social, una máquina de hacer chicos, y mientras no le permitamos escapar de ese papel histórico no podemos pretender seriamente reducir las tasas de crecimiento de la población mundial”. La superpoblación preocupaba a Asimov y la liberación de la mujer sería la solución a este conflicto. “Hasta la revolución industrial, el destino de mujer y de madre eran inseparables […] El encasillamiento de la mujer es el resultado de la campaña de persuasión más antigua y persistente de la historia. La mujer debe ser madre no solo porque está dotada para esa función, sino porque durante siglos le contaron que no hay tarea más noble sobre la Tierra. Mi mensaje es que la mujer del siglo XXI no tiene por qué vivir sujeta a los embarazos, la guardería, la escuela, ni dedicar casi todo su talento y esfuerzo a criar hijos. Si permitimos que tenga un lugar igual al del hombre en las principales actividades del planeta, ella misma elegirá reducir el número de hijos”.3169018w1033

LEER ARTÍCULO EN SU POST ORIGINAL

 

Upload: Y vivir para siempre

up1

Upload
Por: Darío Valle Risoto

Esta es una interesante serie de ciencia ficción de la que solo he visto dos capítulos pero creo que vale la pena pegarle un ojo. Se trata de un nuevo artilugio tecnológico que permite transferir toda nuestra memoria y personalidad al mundo virtual para burlar a la muerte y quedarse entonces dentro de un mundo ideal generado por diferentes compañías.

El hecho de que sea de anticipación este relato no es ni más ni menos que quizás como tantas fantasías tecno-científicas algo que de verdad se dé en los próximos años y tal como lo relata la historia también allí habrán niveles económicos y por ende la corrupción que ello trae consigo sobretodo porque el chico protagonista en cuestión quizás fue forzado a tomar una decisión equivocada para evitar que saque al mercado un software gratuito que permita a todos sin distinciones vivir para siempre.

La historia plantea la relación entre este “usuario” y una guía o gestora de carne y hueso que lo va llevando y tratando de ayudar en esta nueva forma de existencia y vendrá lo que vendrá. Buenos efectos desde luego y ya veremos a donde nos conduce, por lo pronto van apareciendo personajes muy interesantes como el botones de ese hotel interminable, una investigadora o muertos de épocas antiguas que por supuesto se ven en blanco y negro. ¿?

up2up3