¿Quién necesita dinero? Por: Isaac Asimov

Isaac

Quién Necesita Dinero?
Por: Isaac Asimov

Las Huellas Dactilares Serán Nuestras Tarjetas de Crédito

Hay mucha gente a quien la palabra ordenadores o computadores le resulta aversiva. Le parece que estos artilugios amenazan con la deshumanización, que son máquinas incapaces de mirar los problemas con ojos humanos y que sólo saben hacer las cosas con números.

Con esa misma lógica cabría decir entonces lo mismo de la regla de cálculo, de la balanza y del metro del carpintero, e incluso de cualquier artefacto utilizado por la humanidad para resolver mecánicamente sus problemas.

Puede que algún arquitecto de los tiempos prehistóricos se quejara amargamente de la moda de construir estructuras con ayuda de una nueva vara de medir: “No se puede fiar uno de un vulgar trozo de madera para saber qué largo dar a los sillares. Hay que usar el ojo clínico de un arquitecto, o acabaremos deshumanizándonos”.

Los ordenadores, claro está, son muchísimo más complejos que cualquier otro dispositivo inventado hasta ahora para resolver problemas, y muchísimo más rápidos y capaces de manejar simultáneamente múltiples factores. Y eso es bueno, porque hasta ahora nunca habíamos tenido en nuestra historia tantos problemas ni tan complejos. Jamás ha habido tanta gente trabajando con tantos recursos y de maneras tan variadas, constituyendo una sociedad tan enrevesada.

Hoy día se han alcanzado tales cotas de complejidad social y tecnológica, que el desistir de resolver problemas con ordenadores nos trasladaría treinta años atrás, sin posibilidad de alimentar a esos mil quinientos millones de personas que hemos añadido a la población mundial en ese período. Las líneas aéreas, los bancos, la industria y, sin duda, los gobiernos, no podrían realizar las tareas que hoy se les exige de no contar con ordenadores que les resuelven los problemas a velocidades superhumanas.

Si decidiéramos “humanizar” las operaciones industriales, financieras, comerciales y gubernamentales empleando seres humanos en lugar de ordenadores, no tendríamos manos (ni cerebros) suficientes.

Y así –como sin duda sucederá, so pena de querer caer en el caos – la sociedad se hace aún más compleja en el siglo que viene, necesitaremos un grado de mecanización y automatización mayor todavía que el actual.

Que eso conlleva el riesgo de abusos, nadie lo duda. Peligro de abuso lo hay en todo. Imagínense lo que podría ocurrir (y a veces ocurre) si un general decidiera abusar de su poder militar.

Aún así, los abusos no son tan frecuentes como podrían serlo, porque la sociedad es tanto más estable cuanto menos abusos haya. Minimizar el abuso redunda, a fin de cuentas, en beneficios de todos. Los ordenadores pueden proporcionar las técnicas necesarias para controlar, con mucha más eficacia que jamás en la historia, los abusos, incluso los de los propios ordenadores.

Pero si los ordenadores vigilan a los ordenadores, ¿quién vigila a los vigilantes? La cuestión no es nueva, y tiene solución. Cada guardián no pierde de vista (de vista electrónica, claro) a los demás. En un sistema de gobierno democrático se llama a eso “separación de poderes”.

¿Qué otras bendiciones nos traerá la automatización? Uno de los sueños es un mundo sin dinero.

Haciendo repaso de la historia veremos que las transacciones financieras se han hecho cada vez mas etéreas. La moneda metálica de uso universal reemplazó a los objetos reales y concretos. El papel moneda, impreso a voluntad del emisor, sustituyó a su vez a las monedas; y los talones, o billetes caseros de cualquier valor nominal, sustituyeron a los billetes emitidos por el gobierno. Los cheques individuales fueron a su vez desplazados en parte por las tarjetas de crédito, que son como cheques a un mes. ¿Cuál será el siguiente paso? ¿El cómputo electrónico automático de los haberes personales, actualizado después de cada transacción?

Imaginemos que cada cual tuviera un dispositivo sintonizado con sus huellas digitales, o con la estructura química de sus secreciones glandulares, o con algo más sutil aún. Tras una operación preestablecida, el dispositivo nos diría el estado exacto de nuestra cuenta corriente, la cantidad disponible para nuestras transacciones.

Cualquier transacción imaginable –ingresos por sueldo, inversiones, gastos, desde la compra de un periódico a la renta de acciones- sólo quedaría legalizada cuando los dispositivos de todas las partes que intervinieran en la transacción fueran introducidos en una terminal de computadora, que transferiría luego los importes (en impulsos electrónicos) de una tarjeta a otra. Lo que tendríamos sería una procesión interminable de cheques firmados al instante, por valor de cualquier cantidad inferior al líquido disponible.

La Administración podría descontar automáticamente los impuestos sobre cualquier transacción, en proporción a su importe y al nivel de renta del sujeto que recibiera el dinero. Y también se tendrían en cuenta otras posibles complicaciones, reajustando el balance a fines de año.

El concepto de riqueza perdería importancia en una sociedad como ésta en la que no circulara el metálico, porque el dinero sería menos visible. Y esto seria tanto más cierto si la sociedad del siglo XXI encontrara alguna manera lógica de mitigar, siquiera parcialmente, la desigualdad en la distribución de la riqueza; aparte de que en una sociedad sin dinero sería menos doloroso pagar los impuestos, porque las transacciones jamás se harían visibles.

¿Abusos? En todo caso disminuirían, porque el fraude fiscal y la estafa serían más difíciles. Parte de la inhumanidad del ordenador es que, una vez que está programado y funciona correctamente, no admite ya deslices en su comportamiento.

Revista Muy Interesante

A finales de los ochentas y hasta principios de los noventas, la Revista Muy Interesante, de origen español, aunque ya a esas fechas editada en México, estuvo publicando regularmente algunos muy interesantes artículos del doctor Isaac Asimov hasta casi la fecha de su fallecimiento en 1992.

El artículo precedente forma parte de estos artículos

Anuncios

Miss Peregrine y los Niños Peculiares

mp (6)

La Señorita Peregrine y los niños peculiares
Por: Darío Valle Risoto

Afortunadamente aún quedan directores con Tim Burton, Quentin Tarantino, Guy Ritchie y algunos otros, me refiero a directores que hagan lo que hagan dejan gran parte de sus personalidades en películas que son muy diferentes a esa gran cadena de producción en serie que es Hollywood y el cine comercial en general. En este caso Miss Peregrine tiene todo lo que esperamos en una película de Tim Burton partiendo de ese ambiente gótico tan personal y desde luego la cuota de oscuridad y poesía que todos adoramos.

mp (1)

A primera vista los que somos bastante frikis le encontraremos una familiaridad con películas como las de X Men y las de Harry Potter por aquello de la suerte de institutos donde se cuida y enseña a jóvenes con actitudes especiales y en este caso sí que las tienen desde una jovencita que debe usar zapatos de plomo o se va volando o un niño permanentemente invisible entre otros que no les voy a andar contando porque deben verla por ustedes mismos.

Eva Green como la protagonista aparece un poco avasallada por tanto niño raro pero como siempre sabe lo que hace y ya al menos para mí es la gran actriz de películas “raras” o series si recuerdamos la súper buena: Penny Dreadful.

Todo más o menos viene de otros seres que comen ojos, son feos y tienen la mala suerte de ser liderados por Samuell L. Jackson en un papel que me recordó a aquel malo de Jumper pero igual como siempre se gana su sueldo, hay un abuelo y un joven que no sabe que también es peculiar, una casona detenida en determinado bucle temporal en la segunda guerra y un final para alquilar balcones, lo que no se bien que significa pero en mis tierras se dice mucho, sobre todo lo comentan las viejas cuando refieren a cosas interesantes.

No dejen de verla si alucinan con el gran creador de las dos mejores películas de Batman a la fecha y de cosas formidables como Alicia en el país de las Maravillas, el Joven manos de Tijera, Dark Shadow, etc. Exactamente en la misma línea está señorita Peregrine y sus niños peculiares.

mp (40)mp (11)mp (24)mp (41)mp (7)

Adiós a Margot Kidder R.I.P

1975

Margaret Ruth Kidder

(Yellowknife, Territorios del Noroeste, Canadá, 17 de octubre de 1948 – Montana, Estados Unidos, 13 de mayo de 2018), más conocida como Margot Kidder, fue una actriz de cine canadiense nacionalizada estadounidense. Saltó a la fama principalmente por haber interpretado el papel de Lois Lane en la película Superman (1978).

mk1mk2mk3mk4mk5mk6

The Leftovers: No entiendo un pito

LEFTOVER (11)

The Leftover
Por: Dario Valle Risoto

Solamente vi los tres primeros capítulos, quizás cuatro de esta extraña serie que creo tiene mucho de aquella que tampoco vi por completo: los 4400 y de la famosa: “Lost” que a la tercera cuando apareció un oso polar en medio de la selva donde estaban los náufragos dejé de ver. Era tan absurdo que ni yo que me fumo de todo lo soporté, luego con el tiempo tras la aparición de innumerables fanáticos me convencí de que seguro era una porquería, más tampoco soy el dueño de la verdad en este tema como tampoco en todos los demás.

Y quiero hacer hincapié en mi tremendo prejuicio contra todo lo religioso y para mi pesar en esta serie hay de esto como para morirse de de hemorroides cerebrales cristianas. Porque todo comienza en un catorce de octubre en que sin saber las causas desaparece el 2% de la población mundial y en usamerica como supongo que sucedería en otros puntos del planeta comienzan a crecer diferentes sectas que tratan de explicarse tamaña “limpieza” de seres humanos.

Para colmo el protagonista es un policía lo que ahonda mis ganas de borrar la serie pero ocurre que me encuentro con una cara conocida, una actriz que me costó un rato ubicar hasta que gracias a Wikipedia descubro que se trata de: Margaret Qualley la protagonista del fabuloso anuncio de Kenzo en que una chica de vestido verde se vuelve medio loca y baila en los corredores de un auditorio. Esa misma que en este caso es la hija del mencionado policía.

A lo nuestro, entonces proliferan sectas como la de unos fumadores que no hablan y visten de blanco y parece que les encanta que los caguen a palos porque suelen ponerse de pesados donde nadie los llama y menos los quieren… en fin. Después de todo creer en dios, cualquier dios, necesita de una enorme cuota de masoquismo.

Aparte de esa secta, hay un capítulo, creo que el tercero donde un pastor protestante se las ve negras para intentar salvar su iglesia que el Banco quiere vender tras sus enormes deudas y de verdad este capítulo está muy bueno y por allí creo que valió la pena no entender casi nada de lo demás porque como sucede con algunas series yanquis que intentan volverse místicas, dicha mística tiene todo el atractivo de una cajita feliz, es decir que sabemos un 99% lo que se nos ofrece y algunos le suelen llamar: sorpresa.

En síntesis uno se vuelve medio loco viendo como algunos tratan de encontrarle explicaciones místicas a lo que de seguro tendrá alguna explicación natural, llámesele científica, pero tratándose de un producto de un país signado por la locura religiosa protestante que desde las brujas de Salem a los presidentes que invocan a dios en sus preciosas guerras por todo el planeta, todo se puede esperar. A fin de cuentas nadie me obliga a verla pero lo que si funciona es aquello de: a ver un capítulo más y otro y otro, así que tan mala no es o yo soy más nabo de lo que creía.

LEFTOVER (7)LEFTOVER (6)LEFTOVER (3)LEFTOVER (10)

The Orville: Le hace justicia

THE ORVILLE (10)

The Orville
Por: Darío Valle Risoto

Ha sido una gratísima sorpresa al fin poder ver los primeros capítulos de esta serie producto de la idea y con el protagonismo de Seth Mc Farlane un viejo conocido de series animadas y también de las películas del oso Ted.

Hace no mucho tiempo vi toda la primera temporada de Star Trek Discovery casi por obligación porque no me gustaron muchas cosas de este reboot de la clásica serie donde ahora conocimos a la hermana de crianza de Spock y se sacrificó mucho del espíritu Trek que ahondaba en los personajes y estos eran muy atractivos por sus diferencias y habilidades, nada de eso, toda esta serie se apoya pura y exclusivamente en su protagonista y en por cierto muy buenos efectos especiales pero no es Star Trek sino algo similar.

En este caso lo primero que debo mencionar que ya había escrito un comentario sobre ese capítulo de Black Mirror llamado Uss Callister que era un gran homenaje a nuestra serie de ciencia ficción preferida y en este caso The Orville es todo eso y mucho más y yo temía que el humor acido de Seth lo echara a perder pero nada de ello, que si lo hay, pero en lo que vi está perfectamente colocado y hasta le hace justicia también a aquella especie de broma continua que eran las relaciones entre Kirk, Bones y Spock de la serie original.

Tenemos para los nostálgicos una serie que le hace auténtica justicia a Star Trek y que cuenta con efectos grandiosos, personajes fabulosos y muy buenos argumentos donde encontramos por ejemplo colaboraciones como la de Jon Fabreau (Iron Man) y también la dirección en algún capítulo de Jonathan Frakes (Número uno de The Next Generation) y especialmente la colaboración de Brannon Braga viejo conocido Trek.

Así que por suerte se está rodando en estos momentos una segunda temporada y afortunadamente sigue creciendo entre muchos fans esta idea de que hay cosas sagradas dentro de Star Trek que deben respetarse ante todo.

Pera terminar les cuento que hay varios personajes interesantes: como la segunda al mando poco conocida actriz pero que fue la protagonista de aquel fracaso de piloto de una serie de wonder Woman, un ser robótico llamado Isaac, un extraño alienígena de un planeta donde no hay mujeres y los hombres ponen huevos, algunos humanos bastante locos, una chica encargada de seguridad muy semejante a los vulcanos pero con súper fuerza, un ser de gelatina que anda por la nave, etc.

Así que la nave de exploración The Orville tal como las legendarias Enterprise nos tienen seguro deparadas buenas y bien elaboradas historias, bienvenidas sean estas.

THE ORVILLE (6)THE ORVILLE (1)THE ORVILLE (5)THE ORVILLE (1)

Stranger Things: Segunda temporada

stranger things muertevideanos (17)

Stranger Things Segunda temporada
Por: Darío Valle Risoto

Una gripe que nos obliga a estar como el demonio tirados expulsando mocos y tosiendo como si fuéramos a expulsar los pulmones por la boca no es bueno para atender una serie o lo que sea, así a medida que se me fueron yendo estos hermosos virus me pude conectar a la segunda temporada de esta excelente serie. Pero como no todo huele a rosas en el culo del infierno me percaté de que al llevarla para ver vía pendrive en mi televisor led salía muda, así que luego de ver el primer capítulo sin sonido porque está subtitulada pensé en verla en este vetusto ordenador lo que no me agrada para nada. Pero siempre queda alguna luz al final de donde sea y la transformé a MP4 y luego le pegué los subtítulos que por suerte venían separados y: ¡Genial!

Continúa entonces la historia donde la dejamos allí en el pueblo de Hawkings donde nadie sabe como corno el gobierno tiene un portal que trae más de algún problema, en este caso con la gran inclusión de Paul Raiser (Loco por ti) en el papel de un científico bastante más bueno que el anterior a cargo de este proyecto mientras nos cuentan cómo va la cosa con “Eleven” y se incluye a la bella: “Max” que es una chica pelirroja que bien podría ser la versión femenina y adolescente de Dave Mustaine el líder de Megadeth.

Buenos nuevos apuntes a la nostalgia a través de una serie situada en 1984 con todo lo que esto significó en Glam Metal, cine y otras estéticas además de que se expande el universo del pueblo con más historias y un final digno de aquellas películas de plagas absurdas que tanto nos gustaron. También es importante recordar aquellas referencias a las que hice hincapié en el artículo sobre la primera temporada y olvidé hacer mención al video juego: Silent Hill porque Stranger Things también tiene mucho de ello por aquello de las dimensiones paralelas más infernales que la casa de mis suegros.

Se profundiza mucho más en todos los personajes y se continúa con la historia hacia zonas nuevas más no muy originales pero la serie no se plantea originalidad alguna sino simple y bienvenido puro entretenimiento y lo consigue, ahora solo resta esperar la tercera temporada y espero verla sin mocos mediante.

stranger things max mustaine

Max “Mustaine”stranger things max mustaine 4

stranger things ghost

f6a1a4d3475244b35593a7dbead0396d