Querida Soledad

Wallpaper Magic Part 259 (47)

Querida Soledad
Por: Darío Valle Risoto

Cuento el tiempo en retroceso
Para estar frente a tus ojos
Ver tus labios en movimiento
Y sentir que ya no ando solo.

Quiero conversar contigo
Sentir el sol en el rostro
Abrigar mis manos en tus manos
Y quererte como un tonto.

Voy a meditar este tiempo
Que temo se vuelva pasado
No quiero ver que te marches
Pero nada me ha cambiado.

Sigo siendo un ermitaño
Que ama y sufre su soledad
Para que mentirte por nada
Estar solo es mi verdad.

Podré quererte un ratito
Y reírme de tus torpezas
Verte quitarte la ropa
Y amarte sin tapaderas
Más cuando te vas soy yo
Libre, solo sin fronteras
Estar contigo me ahoga
Y me atrapa la sensiblera

Me dijiste que tenemos
Un proyecto en conjunto
Y a mí me dio tanto espanto
Todo ese extraño asunto.
Que ahora que te marchas
Respiro mas aliviado
Mi cama se ha vuelto ancha
Y mi libertad ha regresado.

Friends 25 Años y seis idiotas

 

4de3576d9e03cec68de0755a123da25525 años de FRIENDS
Por: Darío Valle Risoto

En su momento veía esta sitcom en la televisión abierta y siempre me enganchaba, aún ahora cuando Warner repite cada capítulo hasta el hartazgo suele atraerme esa fabulosa química entre estos seis amigos neoyorkinos. Pero tengo sentimientos cruzados porque allá por el año 2005 cuando daba clases de comunicación social no sé porqué salió el tema de esta serie y la alumna más joven de la clase, una niña de solo trece años muy inteligente me dijo: __Pero profesor: ¡si son unos idiotas!

Algunos años después cada vez que veo una de esas constantes repeticiones me doy cuenta de que la joven tenía razón, porque de verdad se trata de seis tarados de más de treinta años que actúan como adolescentes en un mundo ficticio donde todo lo tonto es posible y más. Quizás allí radique su enorme éxito comercial porque de todas maneras las comedias de situación dependen de la exageración de situaciones cotidianas donde de alguna manera nos podamos sentir reflejados los espectadores.

Indudablemente los guiones eran perfectos, el equilibrio entre seis personalidades: tres chicas y tres chicos se manifiesta con la alquimia que les dio ese éxito para que terminaran tras once temporadas ganando cifras millonarias cada uno de ellos, sin embargo la acertada opinión de esta alumna sigue haciendo mella en este viejo que ahora duda de su capacidad como comunicador al no darse cuenta de algo tan evidente como que Friends trata de la frivolidad de ser un clase media alta en Nueva York que vive jugando todo el día y raramente tiene problemas reales.

Hay tres sitcoms que me gustan y mucho más, a saber: Loco por ti, Frasier y Senfeld, cada una de ellas tiene un ritmo mucho más lento que Friends y aunque traten igual de exagerar ciertos razgos cotidianos sobretodo en la última, creo que a mi gusto son mucho más creíbles que seis pelotudos sentados en un sofá en medio de un bar tratando de sostenerse de por vida con una cabeza de quince años.

Las comedias de situación básicamente comprenden tres rubros: 1-Las de amigos, 2-Las de matrimonios y hogar y 3-Las de la oficina o el trabajo. Más o menos es todo lo que hay sobre ellas y aunque en los últimos años me molesta y mucho esas risas pegadas tras cada diálogo cómico porque o se filman en vivo con gente contratada para reírse o porque se les pegan grabaciones quizás para darnos la idea de que estamos en un teatro o porque los yanquis piensan que esas risas deberían ser contagiosas, en mi caso el 99% de las veces no funcionan y me gustaría que aparte de la elección de idiomas y subtitulos en el cable tuviéramos la opción de borrarlas del audio.

Friends cumple 25 años y para muchos aún para la prensa especializada ha sido la mejor sitcom de la historia y no solo por sus records de audiencia, también por sus protagonistas, los infinitos gags que ya son clasicos, por el enorme desfile de super estrellas desde Brad Pitt, Bruce Willys, etc que han pasado por allí a un ritmo avasallador de situaciones comprendo su fama, más sigo escuchando a la niña que me dijo: Pero profesor. ¡si son unos idiotas!

c1a3976b283ed29ff9947a07dbcf1208053c13f84120f36004c98030ec152e42

Yesterday: La sencillez de lo excelente

yesterday 3

Yesterday
Por: Darío Valle Risoto

Esperaba con muchas ansias poder ver esta película dirigida y escrita por Danny Boyle y no me ha defraudado para nada, pero no me puedo desprender de varios comentarios negativos leídos antes en torno a ella y se me ocurre que esto obedece a que la razón principal de que la historia nos pegue es que seamos mínimamente fanáticos de los Beatles, de lo contrario esta sucumbe ante los anhelos de las nuevas generaciones.

La idea es original y fabulosa: Un joven músico indio de un día para el otro a razón de un apagón mundial descubre que los Beatles no han existido jamás junto a varias cosas particulares que iréis descubriendo a lo largo de la historia. Pero como recuerda cada canción se dedica a tocarlas como si fueran suyas y tras algún traspié inicial llega la fama mundial.

El humor inglés salpica cada momento y cada diálogo y esto no es muy bien entendido por gente de otros lares y mucho menos si eres demasiado joven porque apuesto a que si tienes más de cuarenta alguna lágrima podrá aparecer sobretodo en el momento: “Lennon”. Así que si bien respeto otras opiniones esta película apunta a un público específico aún dentro de los que respetan y quieren a esta maravillosa banda británica que cambió el mundo para siempre porque es así y no de otra manera aunque a lo largo de ella también comprobaremos ese canibalismo mediático que ejercen las compañías disqueras fabricando, fraguando, distorsionando ídolos solo para captar millones de ganancias y nada que tenga que ver con el arte.

Una predecible historia de amor, buenas versiones de grandes éxitos de los cuatro de Liverpool y una película muy disfrutable que lamento que muchos no lleguen a comprender porque al menos a este viejo melómano le han sacado alguna que otra lágrima a lo largo de ella y llorar… dicen las abuelas que es bueno.

yesterday 1yesterday 2

El Fabuloso arte de Kaoming

45301630_p0

Solo sabemos su nombre, suponemos que este artista oriental que bien puede ser una chica o no realmente tiene un especial talento a la hora de darle atmósferas absolutamente poéticas a todas sus imágenes, tenemos decenas de sus ilustraciones y es difícil elegir pero estamos seguros de que tiene un especial gusto por los pintores clásicos europeos y esperamos que nos pidan postear más de sus obras.

32816548_p033043989_p033091827_p037349301_p044592325_p033020302_p047680426_p048036927_p2

Borges y un tal Juan Rulfo

Borges y Rulfo

RULFO: Maestro, soy yo, Rulfo. Qué bueno que ya llegó. Usted sabe cómo lo estimamos y lo admiramos.

BORGES: Finalmente, Rulfo. Ya no puedo ver a un país, pero lo puedo escuchar. Y escucho tanta amabilidad. Ya había olvidado la verdadera dimensión de esta gran costumbre. Pero no me llame Borges y menos «maestro», dígame Jorge Luis.

RULFO: Qué amable. Usted dígame entonces Juan.

BORGES: Le voy a ser sincero. Me gusta más Juan que Jorge Luis, con sus cuatro letras tan breves y tan definitivas. La brevedad ha sido siempre una de mis predilecciones.

RULFO: No, eso sí que no. Juan, cualquiera, pero Jorge Luis, sólo Borges.

BORGES: Usted tan atento como siempre. Dígame, ¿cómo ha estado últimamente?

RULFO: ¿Yo? Pues muriéndome, muriéndome por ahí.

BORGES: Entonces no le ha ido tan mal.

RULFO: ¿Cómo así?

BORGES: Imagínese, don Juan, lo desdichado que seríamos si fuéramos inmortales.

RULFO: Sí, verdad. Después anda uno por ahí muerto haciendo como si estuviera uno vivo.

BORGES: Le voy a confesar un secreto. Mi abuelo, el general, decía que no se llamaba Borges, que su nombre verdadero era otro, secreto. Sospecho que se llamaba Pedro Páramo. Yo entonces soy una reedición de lo que usted escribió sobre los de Comala.

RULFO: Así ya me puedo morir en serio.

Fragmento de una conversación real entre Jorge Luis Borges y Juan Rulfo.
#QueridoBorges — con Day Ortiz y Jorge Alberto Gutierrez Hernandez.

Cuando nuestros héroes caen

203b5b244498214232b6582345a13194

Cuando nuestros héroes caen
Por: Darío Valle Risoto

Mi padre habitualmente era un verdadero enigma para mí, a diferencia de mi madre era bastante hermético en algunos temas, especialmente sobre su niñez. Poco supe de ella, raramente narraba algo y fue a través de mi tío Tito que supe algunas cosas especialmente de los juegos que jugaban allá por los años treinta del siglo pasado.

Solía quedarse callado tomando su mate dulce y siempre con un cigarrillo en la mano. Yo le contaba cosas o le preguntaba algo y al mirarlo era como si no estuviera conmigo, con nosotros. Mi madre en cambio era muy conversadora, quizás demasiado, un libro abierto, una fuente de historias, anécdotas y vivencias especialmente de su niñez en su ranchito de terrones en los cerros de Lavalleja.

Con los años nuestros héroes y dioses se van desdibujando, también mi padre. Descubrí que si bien era un hombre muy solidario en mi casa: “cuchillo de palo” como le dicen. Había que insistirle para que repare algo y era mi madre por ejemplo quién pintaba las paredes o se preocupaba de recoger el agua de madrugada de la pileta comunitaria del conventillo.

Fue hace poco, casi recientemente que me di cuenta de que mi padre era muy querible pero también un dejado, un desganado porque si bien nos mudamos cuando yo tenía quince años cumplidos me he sentido mal porque no se me ocurrió en su tiempo sacar un caño de dicha canilla comunitaria y llevar agua corriente a nuestro departamento el que solo estaba a unos tres metros de distancia. A mi padre nunca se le ocurrió o no le interesaba y a mi madre por lo visto tampoco.

Nuestros héroes de la niñez con el tiempo se van transformando, van adquiriendo la verdadera dimensión de lo humano y si bien al principio aprendemos de sus consejos y viendo sus aciertos también quizás luego y tarde aprendemos de sus errores. Los dioses desaparecen y las supersticiones especialmente de mi madre, porque él era un escéptico total, comienzan a formar parte de cuentos fantásticos donde el asombro cotidiano me dio la posibilidad de vivir dentro del llamado realismo mágico.

Había algo que nos unía y que nos sigue uniendo y es la fantasía, he llegado a creer que a diferencia de mi madre, mi padre prefería no recordar una niñez de grandes carencias y falta de afecto donde a los diecisiete años para no ser llevado al asilo corrió a la casa de una tía para que le dé un techo hasta cumplir los dieciocho y cuando llegó la visitadora social le mostró como suyo el cuarto de su primo evitando que se entere que el dormía en el suelo en un corredor. Esto me lo contó la tía Juana porque el como conté antes prefería no hablar de su pasado.

Con los años los héroes caen, los dioses se vuelven simpáticos recuerdos, pero seguimos aprendiendo, aún de aquello que no nos enseñaron directamente.

FIN

Continuando con el segmento de creación de personajes la tarea ha sido luego de aquel relato en que recordábamos cosas positivas de alguien sea real o imaginario hacer memoria de algo negativo, en este caso como en el cuento anterior hablaba especialmente de mi padre tuve que volver a él pero notando un aspecto diferente y opuesto.

Spider-Man Lejos de casa: Irregular entretenimiento.

1e3b9cdece5a8885e945a5884876af67

Spider-Man Far From Home
Por: Darío Valle Risoto

Ojo, alerta de Spoiler

Esta es la séptima aparición de Spiderman en el cine como protagonista además de las tres apariciones anteriores en sendas películas de Marvel, desde luego que es la segunda con Tom Holland como protagonista donde se narra lo que sucede después de los acontecimientos de Avengers End Game que todos supongo que ya conocen.

Como lo comenté en artículos anteriores creo que se abusa de la inclusión de este pibe en el universo Marvel y esta no es la excepción con toda esa carga melodramática tras la muerte de su mentor Tony Stark, para colmo su tía tiene un amorío con Happy el ayudante del millonario por lo que supongo la muerte del tío Ben no importó mucho y aquí comienzan los desatinos de esta versión de arañita políticamente correcta con una Mary Jane morena, un Flash Thompson indio y si bien la película tiene mucho de humor juvenil que bien venido sea creo que es una especie de entrevero discordante con aquello tan bien llevado al cine por la trilogía de Raimi, aún con su controvertida última parte, nada se asemeja a este maremágnum de efectos especiales, el recuerdo de Stark, el viaje a Europa y un villano espectacular pero bastante mal llevado en la historia.

De ninguna manera creo que la película sea mala, es interesante pero me gustó más la anterior entrega y celebro que el Hombre Araña vuelva a estar solo y lejos de todo ese torbellino Marvel en el que se llega a desdibujar, al menos a mi me lo parece. Aún no se sabe a ciencia cierta si Sony se lo lleva o Disney-Marvel afloja los dolarillos para mantenerlo, de todas formas creo que si vuelve a su universo no faltarán historias sobre todo si se cruza con Venom o con Morbius y hasta se habla de otra película en solitario de Kraven el cazador.

Como sucedió con el Batman de Nolan cuando lo transformó en una especie de James Bond que pelea con los codos y viaja a otros países Spider-Man debería ser el héroe local de su ciudad, en este caso Nueva York y allí debería manejarse, porque es su ciudad Gótica, su hogar y demás está tratar de quitarle aquello de el amigable vecino que solía ser, por último debo decir que también me resultó muy interesante la aparición en las escenas post créditos de JJ Jameson pero cuando todo el mundo se entera de que en realidad es Peter Parker volví a pensar en que la están cagando.

83ecaf2acb283d74e3a334e4699d4294860c1bb83e10005cdc987bce6795ecd7