Brindo por eso… 2009

Brindo por eso
Por: Darío Valle Risoto

Compré un vino espumante de no muy buena calidad pero cumplió su función de alejarme de cualquier posible tristeza, los 30 de Diciembre se cumple fecha de la muerte de mi madre y trece años pasaron volando… aunque no tanto, lejos de los melodramas, ella cumplió su destino y se fue como se van todos los humanos, dejando enormes huecos de existencia allí donde alguna cosa más era posible.
Si bien le debo agradecer estas enormes herramientas de dignidad, fuerza e individualidad, sé que el costo de nuestros errores es el precio de nuestras existencias y allí estamos de nuevo a las puertas de otro ciclo de vuelta alrededor del sol, ni más ni menos. El costo de esta pequeñísima sabiduría de cuarta es la soledad, el alejarnos de los otros humanos es algo que teníamos mi vieja y yo, mi padre se bancaba a la gente estoicamente y además tenía facilidad para ser querido, nosotros al contrario.
A medida que crezco me vuelvo más ellos pero sigo siendo yo, así, diferente, loco por abarcarme todos los cómics y los libros de papel y hueso y los virtuales, la colección de series y peliculas en dvd que quisiera ver de a cuatro a la vez, el playstation y tal vez, solo tal vez otra mujer que me caliente las sábanas y me enfríe la cabeza.
Otro año con los años no significa mucho, es más de lo mismo y uno ya viene enterrando proyectos y se vuelve receloso de una sociedad que se basa sustancialmente en los amiguismos. Harina de otro costal, fiera de otro pozo, yo te saludo: hermana y hermano y que en este años 2009 las sonrisas te invadan el alma.

Cuando te enamores…

Cuando te enamores
Por: Darío Valle Risoto

Cuando te enamores
recuerda las piedras que esconde el río
y el rocío que cuelga de las hojas
incapaz de sobrevivir un atardecer.
Cuando te enamores no olvides la noche
ni la tormenta que anidan los hombres,
entre sus rejas de carne podrida.
Observa los siete clavos de tu alma
y recuerdate aún viva sin vida
cuando este mismo espectro te abandone.
Cuando te enamores
clava en la seda el aliento de tu sangre
y no malgastes tus días idealizando
lo que no existe fuera de tu imaginación
Cuando te enamores hazlo del espejo
esa pálida sombra que refleja…
el engaño de esta vida tan corta.
Cuando te enamores
guárdate algo niña perdida
porque sino quedarás
absolutamente vacía.

Aves de Presa: heroínas

Birds of Prey
Por Darío Valle Risoto

Inexplicablemente esta serie fue bajada de cartel luego de 12 episodios por “Baja audiencia”, me extraña sobremanera que en ese momento se estuviera exibiendo Smallville que a mi entender tiene exactamente el mismo nivel de tratamiento de los personajes del cómic que esta serie de televisión. Sin embargo Birds of Prey duro solo una corta temporada del 2002 y nos dejó a muchos con ganas de mucho más, sobretodo porque los tres personajes centrales estaban muy bien delineados (No lo digo por las curvas), creo que la actriz Dina Meyer es la mejor Batichica que vi en mi vida y su interpretación es magistral aún cuando se trata de una Barbara Gordon inválida tras el disparo en su espalda perpetrado por el Joker.
Tal vez la gente se haya resistido a una serie feminista por el tema de sus protagonistas pero abundan las de esta clase como: Charmed o Buffy, lo que me deja con la idea de que hay algún tipo de reticencia de los productores de Warner por llevar algo que tenga que ver con Batman a la Tv y sin embargo no es así con Superman que antes de Smallville lo vimos en plan comedia en las Aventuras de Luisa y Clark.
Es así que lamentablemente tenemos poco de las aventuras de la hija de Batman y Catwoman: Huntress, también de la heredera de Black Canary y del resto de los personajes de Nueva Gótica donde se desarrollan estos episodios como: Alfred siempre solícito y especialmente a la hermosísima actriz Mia Sara interpretando a la villana de turno, nada más ni nada menos que el amor de mi vida entre las villanas del comic: Arlequina, aunque ya retirada del disfraz más no de su divertida maldad.
Así que a contentarse con lo que se hizo, doce capítulos más un piloto nunca emitido, le agradezco a Danny de Barcelona el pasarmelos ahora estoy abocado a transformarlos de soporte para verlos en mi reproductor de dvd.

La Locura

La Locura (Tango)
Por: Darío Valle Risoto

Porque hoy se confunde locura con maldad
anda el campo florecido de dolor
la miseria se confunde de arrabal
y ya no pinto cuadros como ese señor.
Las cenizas de un fuego que se apagó
eran las cartas y los sueños del amor
insuflados de un aire de extraña ciudad
ella muerta de celos me acusó de matador.
Ahora mítica y esquiva la musa del creador
se sospecha hembra y puta como dios mandó
pero solo son los sueños de esta verdad
que se agolpan enchalecados
por las rejas del dolor.
Nos volvimos viejos y se nos calló el disfráz
ahora nos vimos sin niebla ni espejos de algodón
todos los amantes mienten, eso es verdad
porque la vida es un teatro de una única función.
Ahora solo fumo un porro en el balcón
es lo único que me dejó la navidad.
Y mi gata corre y maulla sin parar
tal parece que esto nos pegó a los dos.

Quino sabe de religión

Quino sabe
Por: Darío Valle Risoto

Creo que solo a través del sentido del humor y el absurdo es admisible la existencia de un creador, hay un demente que se dedica a escribir en las columnas de buena parte de Montevideo: “Dios te bendiga” y supongo que el tontito sentirá que cumple alguna misión en esta tierra, tal ves sea así y no nos dimos cuenta; por otro lado hay hermosos blogs que atiborrados de mensajes cristianos me producen la misma sensación de repugnancia que comerme dos kilos de dulce con una cuchara. Se que quién tiene fe vive un sueño colectivo de los más poderosos de la humanidad y yo no voy a cambiar eso pero me gustaría, por lo pronto este blog no se dedica a colectar buenas impresiones así como así, sé que hay escrituras difíciles cuando no dignas de repudio para aquellos espíritus puros y cristianos pero la sinceridad es mi horizonte.
Quino en sus años de humor sano, inteligente y educador abordó de muchas maneras a dios y ese ser humano que porfiado por creer se mete en problemas existenciales, de regalo de navidad (ironía) les dejo solo seis muestras de su gran trabajo.



Enrique Santos Discepolo: El Genio Triste

Por: Darío Valle Risoto

Su mirada cargaba la tristeza de aquel que sufre los dolores ajenos como suyos, nunca suficientemente recordado, el flaco Discépolo sobrevive las épocas tal vez tan grande como Carlos Gardel, querido como un entrañable hermano por sus congéneres de las noches porteñas supieron dos grandes del cielo de pompeya plasmar en una letra hermosa su vida y así inicio para ustedes un ciclo de estas poesías del Río de la Plata, es así que les dejo la primera letra de varias que iré colgando este tango: Discepolín escrito por Homero Manzi y con música de ese gordo increíble: Anibal Troilo. ¡Que Joya increíble!.
Hubiera comenzado por Sur, mi tango preferido pero me acordé del flaco solo allí en la esquina de todos los bares escribiendo en su servilleta algunos versos inmortales y…

Discepolín (1951)
Letra de Homero Manzi
Musica de Anibal Troilo

Sobre el mármol helado, migas de medialuna
y una mujer absurda que come en un rincón;
tu musa está sangrando y ella se desayuna:
el alba no perdona, no tiene corazón.
Al fin, ¿quién es culpable de la vida grotesca
y del alma manchada con sangre de carmín?
Mejor es que salgamos antes de que amanezca,
antes de que lloremos, viejo Discepolín…

Conozco de tu largo aburrimiento
y comprendo lo que cuesta ser feliz,
y al son de cada tango te presiento
con tu talento enorme y tu nariz.
Con tu lágrima amarga y escondida,
con tu careta pálida de clown
y con esa sonrisa entristecida
que florece en verso y en canción.

La gente se te arrima con su montón de penas
y tú las acaricias casi con temblor;
te duele como propia la cicatriz ajena;
aquél no tuvo suerte, y ésta no tuvo amor.
La pista se ha poblado al ruido de la orquesta:
se abrazan bajo el foco muñecos de aserrín.
¿No ves que están bailando?… ¿No ves que están de fiesta?
Vamos, que todo duele, viejo Discepolín…

Rota, altiva…inmaculada

Rota, altiva … Inmaculada
Por: Darío Valle Risoto

Rota, altiva, inmaculada
sin tu presencia no soy nada,
alta, flaca, desestimada
sin tu compañía me vuelvo nada.
Sensual con tus medias desarregladas
con tus labios ampulosos
y tus pechos de casi nada.
Blanca, pálida, inusitada
eres la niña, la amante, el hada
con tus bragas negras
y tus uñas super arregladas.
con tus medias corridas
y tus peligrosas miradas,
eres la niña de veinte
o la inmadura mujer de mi casa
Sedosa, áspera, violenta y apaciguada
con tu piel de blanca porcelana
caminas desnuda
y te hundes en mi alma.
Contigo la eternidad dura
todo lo que estas y si te vas
no dura miserablemente nada.