Precedentes del matrimonio homosexual en España

Wallpaper Magic 255 (13)Precedentes del matrimonio homosexual en España
Por Wikipedia

El 8 de junio de 1901 se intentaron casar en La Coruña (Galicia, España) dos mujeres: Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga. Para lograrlo Elisa tuvo que adoptar una identidad masculina: Mario Sánchez, figurando así en el acta de matrimonio. Se trata del primer intento de matrimonio homosexual de España del que se tiene constancia registral. Lo hicieron por la Iglesia, en la parroquia de San Jorge de la misma ciudad. Posteriormente el párroco descubrió el engaño, y fueron denunciadas y perseguidas. Sin embargo, el acta matrimonial nunca fue anulada.

Su unión matrimonial se realizó más de cien años antes de que la ley permitiera a los homosexuales españoles contraer matrimonio. Las dos ejercían de maestras en un momento en que la inmensa mayoría de la población gallega era analfabeta.

Este hecho puede considerarse un precedente del matrimonio homosexual en España. La noticia de su boda fue difundida por toda España y por varios países europeos. Queda todavía una gran duda y ésta es saber lo que realmente pasó con ellas después de su huida a (se cree) Argentina.

Wallpaper Magic 193 (3)

Primer encuentro, separación y reencuentro
Marcela y Elisa se conocieron mientras estudiaban en la Escuela Normal de Maestras de La Coruña, donde se formaban las futuras profesoras de enseñanza primaria. Su amistad dio paso a una relación más íntima. Los padres de Marcela, viendo que la amistad aumentaba más allá de lo socialmente permitido, y temerosos de un posible escándalo, enviaron a su hija a Madrid. Pasó el tiempo y ambas, una en La Coruña y la otra en Madrid, terminaron sus estudios. Se reencontraron cuando Elisa fue destinada como maestra interina a Couso, una pequeña parroquia de Coristanco en La Coruña. Cerca, en Vimianzo, en la aldea de Calo, se instaló Marcela, ya como maestra superior. Como consecuencia del mismo decidieron vivir juntas en Calo, donde Elisa ejercía. En 1889, Marcela tuvo que ir a dar clases a Dumbría mientras Elisa permaneció en Calo, pero siguieron manteniendo el contacto ya que Elisa se trasladaba a la localidad donde residía Marcela.

Identidad falsa y matrimonio
En 1901 Elisa adoptó un aspecto masculino (con el cual se presentó en la Escuela Normal para solicitar un certificado de estudios), se inventó un pasado y se convirtió en Mario. Para este pasado inventado tomó como referencia a un primo suyo muerto en un naufragio. Se inventó además que había pasado su infancia en Londres y que su padre era ateo. Ante esta última circunstancia, el padre Cortiella, párroco de San Jorge, bautizó a Mario el 26 de mayo de 1901 (además, recibió la primera comunión), y posteriormente casó a la pareja el 8 de junio de 1901 tras la publicación de las amonestaciones. La ceremonia matrimonial fue breve, los padrinos dieron fe de su validez, y la pareja pasó la noche de bodas en la pensión Corcubión, de la calle de San Andrés.

Consecuencias
Finalmente, los vecinos no pudieron seguir indiferentes ante lo que a partir de ese momento se conocería como el matrimonio sin hombre. La pareja sería portada de diarios gallegos y madrileños y, como consecuencia de esto, ambas prontamente perdieron su trabajo, fueron excomulgadas, y se dictó una orden de busca y captura. Parece ser que para que tuviera lugar la excomunión, el párroco pidió a un doctor que examinara a Mario para comprobar si era un hombre o una mujer. Mario accedió y, cuando el doctor emitió su veredicto, intentó hacerse pasar por un hermafrodita cuya condición había sido diagnosticada en Londres. La Guardia Civil las persiguió hasta la localidad de Dumbría, donde ambas ejercían como maestras. Se tiene constancia de que pasaron por Vigo y Oporto en su huida. Lo último que se sabe de ellas es que llegaron a subirse a un barco con destino a América (posiblemente a Argentina, como tantos otros gallegos de la época), donde pasaron la luna de miel y, finalmente, se quedaron a vivir. Se cerró el caso que llevaba uno de los juzgados contra ellas, y algunos vecinos de Dumbría extendieron un rumor, varios años después, sobre el fallecimiento de Elisa, y el subsiguiente matrimonio de Marcela con un hombre. Este rumor no ha podido ser posteriormente confirmado.

Cabe destacar que la boda, según el archivo diocesano, aún es válida. Ni la Iglesia ni el Registro civil anularon las actas que de este matrimonio se levantaron, por lo que éste es el primer matrimonio homosexual del que se tiene constancia registral en España.

Desde el 18 de diciembre de 2008 se conocen muchas más cosas sobre la historia de este singular matrimonio. Con esa fecha, curiosamente la misma en que se discutía en la ONU una propuesta que pretendía la eliminación de la penalización de la homosexualidad en todo el mundo, se presentó en La Coruña el libro Elisa e Marcela – Alén dos homes (Elisa y Marcela – Más allá de los hombres). Un trabajo de más de 300 páginas escrito en gallego, que recoge el periplo de estas dos mujeres desde que en junio de 1901 tuvieron que huir de Coruña, hasta el año 1904. Por el medio, a mayores de lo ya conocido de La Coruña y Dumbría, se narran los acontecimientos vividos en Oporto (Portugal) donde fueron encarceladas, juzgadas y posteriormente liberadas. Su historia volvió a dar un gran salto geográfico y se trasladaron a la Argentina pues la administración española reclamaba a la portuguesa su extradición.

Wallpaper Magic 253 (32)

Antes de salir de Oporto rumbo a las Américas, Elisa y Marcela se habían transformado en una familia pues Marcela había dado a luz una niña. Su desembarco en Buenos Aires tampoco fue fácil por lo que tuvieron que recurrir a nuevas estrategias para superar las circunstancias que imponían la separación. Para ello Elisa Sánchez Loriga (que en este país se identificaba como María Sánchez Loriga) se casó en 1903 con Christian Jensen, un hombre 24 años mayor que ella, como estrategia para aposentarse en un hogar al que hacer llegar después a Marcela (bajo la identidad de Carmen) como si fuese su hermana y a su hija.

Con el tiempo y la negativa de Elisa (María) a consumar el matrimonio con su esposo, surgieron las sospechas en éste, lo que le llevó a indagar y descubrir que María y Carmen eran, en efecto, las famosas Elisa y Marcela de las que había dado cuenta, tiempo atrás la prensa.

Nuevamente se vieron enfrentadas a los tribunales al tratar Jensen de anular su matrimonio. Se sabe que la sentencia dictaminó que el matrimonio, en esta ocasión, sí era válido por haberse realizado entre un hombre y una mujer, por lo que no hubo cargos contra Elisa (María). En este momento (estamos en 1904) se pierde la pista de estas tenaces amantes. Esta gran cantidad de nuevos datos (en el libro se refleja prolijamente los periódicos y revistas de la época que se hicieron eco de la noticia en estos y otros países) se debe a la labor de investigación del Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de La Coruña, Narciso de Gabriel.

El acto de presentación de libro se produjo el ya referido 18 de diciembre en el Paraninfo de la Universidad de La Coruña y en el mismo hablaron el editor, el autor, el escritor Manuel Rivas, la escritora Carmen Blanco y el presidente del colectivo “Milhomes”, promotor del Premio Marcela y Elisa.

La publicación El País Semanal del 14 de marzo de 2010 dio cuenta de que el libro de Narciso de Gabriel ya tiene una edición en castellano: Elisa y Marcela: más allá de los hombres. La editorial que se hizo cargo del trabajo es “Libros del Silencio” la cual, con este libro, inaugura una nueva colección, “A contracorriente”, dedicada, como dice su editor, Gonzalo Canedo, a glosar la historia de personas que sentían libres y les cortaron las alas.

A finales de 2011, en la sala “La Normal”, la Universidad de A Coruña presentó una magna exposición sobre el momento histórico vivido por estas dos mujeres (tres, no nos olvidemos de la hija de Marcela) así como su propia historia. En uno de los paneles se nos cuenta que la prensa mejicana anunció, en 1909, la muerte de Elisa: se suicidó. De Marcela nada se dice.

Wallpaper Magic 249 (1)

Impacto social y legado
Actualmente se considera este suceso como uno de los precursores más antiguos del matrimonio homosexual en España.10 En los medios de comunicación se resalta el valor de estas dos mujeres, destacando que pasaran a la historia como el primer matrimonio homosexual de España.2

Isaías Lafuente (redactor jefe de la cadena SER a nivel nacional), en su libro Agrupémonos Todas, hace un recorrido por lo más destacado del feminismo en el siglo XX y señala la historia de Marcela y Elisa como uno de los hechos más significativos relacionados con tal movimiento ocurridos en Galicia (otro sería la figura de Emilia Pardo Bazán).11

El colectivo Milhomes quiso homenajearlas fundando el Premio Marcela y Elisa, que, con el apoyo de la FELGTB, ya va por su sexta edición.12 También reivindican desde hace tiempo una calle con sus nombres en La Coruña, con escaso éxito hasta la fecha.13

En 1902 se publicó en España el libro “La sed de amar”, del escritor extremeño Felipe Trigo. Éste fue un libro de gran repercusión en la época según podemos comprobar en el estudio “El erotismo en las novelas de Felipe Trigo” de Alma Taylor Watkins (disponible en internet, pág. 102 del pdf)

Dicho libro incorpora la historia de Marcela y Elisa dándoles los nombres respectivos de Rosa y Claudia. El perfil de estas dos mujeres y la historia de su relación es transcrito a la ficción del libro con casi total equivalencia a la historia real (el propio Felipe Trigo hace constar a pie de página en alguna de las versiones publicadas del mismo que la historia es real y sucedió en A Coruña en 1901). Esto lo podemos comprobar también en internet a través de: “Decimonónica – Revista de producción cultural hispana” – Northern Illinois University. En ella está publicado el artículo de Louise Ciallella: “Making Emotion Visible – Felipe Trigo and “La sed amar”, que da cuenta de ésta publicación y como recoge las figuras de Marcela y Elisa.

Matrimonios homosexuales bajo la ley 13/2005
Aunque el primer intento de matrimonio entre personas del mismo sexo del que se tiene constancia es el de Marcela y Elisa, en 2005 se legalizó el matrimonio homosexual en España, por la ley 13/2005. De esta forma, el primer matrimonio de personas abiertamente homosexuales tuvo lugar el 11 de julio del mismo año; celebrándose en Tres Cantos (Madrid), entre Emilio Menéndez y Carlos Baturin, que convivían en pareja desde hacía más de treinta años. El primer matrimonio entre mujeres bajo la nueva ley se celebró en Barcelona once días después.

Erótica Catwoman forever

03Cosplay Mujer Gato

Por: Darío Valle Risoto.

Abundan en la web suficientes fotos de cosplayers sobre Catwoman que estoy seguro este post no debe ser nada original, al cabo que poco importa si se trata de alguna manera homenajear a la primer villana de los cómics aunque con el tiempo Selina se haya transformado en una especie de alter ego femenino del propio Batman. Cosplayers eróticos es una página donde algunas niñas muy poco santas se disfrazan para beneplácito de nosotros los pervertidos frikies que navegamos en procura de algo de entretenimiento y a veces. ¿Por que no?: Cultura pop.

101112151819

Los fantasmas de Nuevo París

Courtyard_of_the_City_by_Dr4konLos Fantasmas de Nuevo París

Parte 2

Por: Darío Valle Risoto

Tipos solitarios, pajeros mentales que elucubraban vidas de sombras grises sobre muertes o defunciones terribles a la luz de fantasmales sueños cristianos de redenciones imposibles y amores hirientes.

Mientras caminaba hacia la puerta al patio intentó calmarse, al mirar atrás, el fulgor de la luz encendida en la cocina le hizo inquietarse porque notaba una presencia en el lugar que había dejado a su espalda, cuando algo se calló golpeando sobre la mesa de madera pegó un salto al costado y se golpeó contra la pared correosa del corredor.
__ ¡Me cago en dios! __Se había roto su camisa nueva leñadora a la altura del hombro, volvió sobre sus pasos, la tapa de la caldera impelida por el vapor había saltado sobre la mesa empapando uno de sus libros.

Se miró el hombro y solo era un raspón, lo único grave era la camisa que le había costado setecientos pesos, nada menos.
Entonces un aire  frío recorrió la casa cubriéndolo de un halo congelante que lo obligó a tomarse de un trago el resto del café negro.
Recordó a Victoriano Andrade, un gurú del movimiento gnóstico que había dado charlas sobre vida después de la muerte y espiritismo.

__“Algunos espíritus se quedan prendidos a una vivienda porque allí tienen algo que nunca han concluido, puede ser un asunto pendiente o una culpa”
Las palabras del tipo le resonaban en la memoria cuando retornó por el corredor al patio blandiendo su linterna como si fuera una espada láser de esos putos jedis de la guerra de las galaxias.

La puerta al patio tenía unos goznes fácilmente manipulables y se abrió dándole la imagen de un fondo grande con hierbas crecidas y evidente descuido, a la derecha contra una pared de unos tres metros había una pequeña casilla seguramente con aditamentos de jardín.
La tierra estaba mojada por la reciente lluvia y el viento movía la ropa colgada de un lado a otro, sobre su cabeza las ramas retorcidas de un nogal parecían los brazos que apuntaban a las ventanas altas de la casa que le había tocado cuidar.
__ ¡Me meto en cada tontería! __ Se dijo en voz alta.
En ese momento alguien se movió del otro lado de una de las ventanas superiores y venciendo el miedo que lo acariciaba como miles de dedos nerviosos, corrió a la casa tratando de subir rápidamente al lugar donde había visto una clara silueta humana.
Se tropezó con los últimos escalones de la escalera de madera y contó una, dos, tres puertas, tal vez la ventana daba a ese cuarto y adentro había quedado alguien con la bonita idea de asustarlo, tal vez todo era una confabulación de una vieja loca o de su madrastra para enloquecerlo con quien sabe que fines.

Era un cuarto como cualquiera y la ventana era sin dudas la misma porque miró al patio trasero y divisó el árbol y el sitio donde había estado parado. Desde luego que no había nadie, el corazón le dio un brinco cuando sintió un poderoso aroma a perfume de mujer en el mismo lugar donde había percibido una silueta que pacería observarlo.
Miró debajo de la única cama y solo había una escupidera oxidada habitada por una cucaracha enorme y asquerosa, tiró el recipiente contra la pared y volvió a bajar sin dejar de mirar varias veces a su espalda, cuando llegó a la planta baja reparó en que la habitación que había dejado atrás tenía la luz encendida, casi no se había dado cuenta al estar en ella, pero al volver a la oscuridad del corredor lo comprendió.
No estaba solo.

De nuevo en la cocina llamó por el celular a la señora Nora, quería preguntarle si tenía algún pariente o conocido que pudiera entrar a la casa utilizando sus propias llaves pero no había cobertura de señal.
Al rato trató de tranquilizarse y se obligó a mantenerse lo más calmo posible haciendo uso de sus novelas de ciencia-ficción, de todas formas leía dos o tres páginas y tenía que volver a releerlas porque su cabeza estaba en otra parte.

__“Encender una vela blanca para hablar con los espíritus, meditar en la luz y así en voz alta decirles que estén tranquilos, que ahora su forma de vida es inmaterial que ya no hay sufrimiento y…”

Encontró algunas velas en su mochila, las había llevado por si se quedaba sin luz, las palabras de Victoriano parecían tener cierto sentido en ese lugar, sobretodo porque un profundo perfume a violetas llegó a envolverlo de nuevo cuando salió al baño.
Meó nervioso y mirando atrás, temía por su cordura, pero también sentía cierta tranquilidad científica en que todo era un absoluto producto de estar solo en esa casa extraña.

De regreso puso una de las velas blancas sobre un plato esmaltado y al encendió, miró al centro de la llama y trató de controlar su respiración tal como habían ensayado en al escuela gnóstica.
__Me llamo Anselmo, no tengan miedo.__ Dijo con voz tranquila mientras la llama permanecía en el centro de su visión.
La llama se apagó lentamente, fue disminuyendo poco a poco hasta casi desaparecer, luego volvió a agrandarse pero con un color verdoso.

Anselmo se convenció que algo no estaba bien en ese lugar y que se encontraba jugando al hombre superado en un terreno absolutamente desconocido por más que haya tenido conocimientos sobre lo extraño e inusual.
El plato donde tenía las galletas se rajó por si solo, partiéndose delante de sus ojos en tres partes y el envolvente perfume desapareció dejando lugar al aroma a húmeda vejez de la casa. Algo había cambiado.
Anselmo se rascó la cabeza preocupado, no sabía que estaba pasando, solamente podía tratar de comunicarse de esa forma extraña con quién sabe que cosa.
__Vine a ayudar a Nora, ella tiene miedo de los ruidos de esta casa… Nora es buena gente.
El silencio absoluto fue roto por el débil ulular del viento a través de alguna hendija de la casa, un momento después el ruido de una tubería se hizo sentir como si fuera el lastimero canto de un monstruo subterráneo.
Entonces alguien estaba parado allí, a su lado izquierdo en el corredor.
Era una mujer joven y pálida.

La mesa de madera, el café aún humeante, la mochila abierta y los libros sobre la mesa, ya había caído la noche y Anselmo se veía a sí mismo unos años antes sentado en ese angosto salón de la escuela gnóstica.

Había gente de todo tipo, algunas personas pasarían perfectamente por nuestros vecinos, pero si los observábamos mas de cerca, todos tenían sus peculiaridades, después de todo: ¿Quién carajo pierde tiempo hablando de espíritus, objetos voladores no identificados y la aparición de Ángeles? No le costó mucho darse cuenta de que iba a ese lugar para escaparle a las responsabilidades de estudiar y trabajar, sin una novia, ni siquiera muchos amigos, se sentía solo y había caído allí por un folleto que le había dado quién sabe quién. Era un “raro” más sin lugar a dudas.

Continuará:

Las películas de Marvel

1 marvel-en-el-cineMarvel-en-cine-Marvel-studiosUniverso Cinematográfico de Marvel
El universo Marvel fue creado para que todas las películas compartan un mismo universo ficticio que es descrito en cada película desde el punto de vista de los superhéroes que las protagonizan, todos ellos basados en publicaciones de Marvel Comics. En el universo compartido resultante se cruzan varios argumentos y personajes. Básicamente todas las películas lanzadas y por lanzarse se entrelazan para crear un universo lleno de superhéroes y amenazas.Marvel-en-cine-Marvel-studios-2

Fase 1: Formando a Los Vengadores’
2008 Iron Man Jon Favreau
El Increíble Hulk Louis Leterrier
2010 Iron Man 2 Jon Favreau
2011 Thor Kenneth Branagh
Capitán América: El Primer Vengador Joe Johnston
2012 Los Vengadores Joss Whedon

Marvel-en-cine-Marvel-studios-4
Fase 2: Las Gemas del Infinito y La Era de Ultrón’
2013 Iron Man 3 Shane Black
Thor: El Mundo Oscuro Alan Taylor
2014 Capitán América: El Soldado Del Invierno Anthony Russo & Joe Russo
Guardianes De La Galaxia Vol. 1 James Gunn
2015 Los Vengadores: La Era De Ultrón Joss Whedon
Ant-Man: El Hombre Hormiga Peyton Reed

20thcenturyfox-marvel
Fase 3: La Unión en Riesgo, Los Nuevos Aliados y La Guerra Infinito
2016 Captain America: Civil War Anthony Russo & Joe Russo
Doctor Strange Scott Derrickson
2017 Guardians of the Galaxy 2 James Gunn
El Espectacular Spider Man Jon Watts
Thor: Ragnarok
2018 Pantera Negra
Avengers: Infinity War Part 1 Joe Russo y Anthony Russo
Ant-Man y la Avispa
2019 Capitán Marvel Sin director
Avengers: Infinity War Part 2 Joe Russo y Anthony Russo
InhumanosDerechos-de-Marvel-comics-en-el-cine

Series de TV
Las series fueron producidas por varios estudios y fueron basados en los cómics de Marvel.
1967-1970 Spider-Man
1974-1977 Spidey Super Stories
1977-1982 Hulk: El Hombre Increible
1978-1979 The Amazing Spider-Man
1979 Capitan America
1981-1982 Las Nuevas Aventuras de Spider-Man
1997-1999 Nigth Man
2001-2004 Mutant X
2006 Blade: The Series
2013-presente Marvel: Agentes de SHIELD.
2015 Marvel: Agente Carter
2015-presente Daredevil
2015-presente Jessica Jones

Fundamentos del Anarquismo (Parte 2 de 4)

anarquismo 2

Los cuatro fundamentos del anarquismo (Parte 2 de 4)

2. De, para y con la libertad

El término libertad encierra numerosos equívocos que permite que todos la usen para los fines más variados. Así la política económica con estos gobiernos que padecemos apoya el mercado “libre” de interferencia estatal, cuando no hace mucho propiciaba un estado interventor que “librara” al pueblo de la codicia de los empresarios.
Hay “libertad” de expresión pero el gobierno y los propietarios de los medios censuran los mensajes para “liberarnos” de a difusión de ideas contrarias al orden reinante.

De manera que es bueno hablar de libertad y exponer algunos de nuestros puntos de vista para destacar porque no compartimos del todo la libertad de esta “democracia” en que vivimos.
Ante todo es preferible no hablar de libertad, sino de la cualidad de ser libre. Tampoco nos interesa preguntarnos si el hombre es libre en genérico, porque preferimos preguntarnos si tú, yo, Pedro o Alicia somos libres. El “hombre” en general tiene tantos matices, diferencias y aun contradicciones que se admiten las mas variadas respuestas.

Vamos a acercarnos al problema estableciendo algunas distinciones. Se puede ser libre de, libre para y libre con. El primer caso, libre de, es lo que se llama libertad negativa. Significa falta de coerción, de impedimento, de oposición, que puede ser de variado tipo. Por ejemplo, no somos libres de no comer por una coerción de tipo biológica. Pero en el ámbito político, siempre cualquier régimen puede decir que sus ciudadanos son libres “de” algo. Somos libres “de” comprar lo que queramos, aunque el estado es libre de fijar sueldos mínimos de miseria; somos libres de cambiar de empleo, aunque haya desocupación, somos libres de estudiar, aunque no haya cupo, etc. Es bueno aclarar que la coerción no es siempre externa sino que puede ser interna, promovida a través de la educación de deseos, de prejuicios, de temores.

Sin embargo, si bien una amplia libertad de – ausencia de coerción – es necesaria, ella no es suficiente y debe complementarse con la llamada libertad positiva, libertad “para” que es la que le da significado y fundamento. Libertad para comprometernos, para fijar metas, para complementarlas, para pensar y decir lo que pensamos, para sentir y actuar. Ser libre “de” elegir no es el fundamento de ser libre si cada uno de nosotros no es el que también elige las alternativas. ¿Somos libres si elegimos un presidente entre dos candidatos que nos proponen y que luego no podemos juzgarlo, ni sacarlo, ni cambiarlo, ni protestar?
Precisamente es esta “libertad para” es la que no tenemos y la que todo régimen estatal se cuida bien de que no tengamos, aunque podamos disfrutar de mayor o menor libertad negativa.
Ya Aristóteles decía que el hombre es libre para determinar su vida y sus acciones. El que no lo hace es un esclavo a quienes otros se la determinan.

El tercer aspecto esta muy unido a la libertad positiva ya que para hacerla efectiva debemos ser libres “con” otros humanos. Lo social es inherente a nuestra especie, por lo que las potencialidades de cada quien solo pueden concretarse viviendo en relación con sus semejantes. La libertad no es un don, un regalo sino, algo que hay que hacer y para lograrla es menester ser con los demás y todos juntos hacernos libres. Siendo egoístas podemos alcanzar la libertad negativa. La libertad para hacer algo solo es posible con otros, solidaria y fraternalmente unidos.

anarquismo 3

La miel de Murphy

Wallpaper Magic 316 (38)

La miel de Murphy
Por: Darío Valle Risoto

Tanto remar para encallar
Ya van dos años sin mojar
La nutria se está cansando
De mirar al bosque
Sin poder entrar.

Murphy tiene los días contados
Hasta sabe cuando es navidad
Y mira a las tetas de la luna
Murphy no se puede saciar.

El diván cuesta su precio
La tribuna grita… por dios
Aquel partido era de local
Y le cobraron contra reloj.

Vamos a sepultar el gorila
Nena no te hagas de rogar
Si vos también te tomas el caldo
A baño María y con mucha sal.

Tanto remar para soportar
Murphy tiene el viaje pago
Hasta su destino de animal
Escribe poemas sin sentido
Para así sentirse bien mal.

Marvel en el cine: Por años

Capitan America poster 1990

Fuente: Wikipedia

1978 Dr. Strange
1986 Howard El Pato
1988 El Regreso Del Increíble Hulk
1989 Trial Of The Incredible Hulk
The Punisher
1990 La Muerte Del Increible Hulk
Capitan America
1996 Generación X
1998 Nick Fury: Agente de S.H.I.E.L.D.
Blade

Marvel-en-cine-NEW-UNIVERSALMarvel-en-cine-UNIVERSALMarvel-en-cine-UNIVERSAL-2
2000 X-Men
2002 Blade II
Spider-Man
2003 Daredevil
X-Men 2: Unidos
Hulk
2004 The Punisher
Spider-Man 2
Blade III: Trinity
2005 Elektra
Man-Thing: la naturaleza del miedo

Marvel-en-cine-BLADEMarvel-en-cine-LIONSGATE
Los 4 Fantásticos
2006 X-Men 3: La Batalla Final
2007 El Vengador Fantasma
Los 4 Fantásticos II: Silver Surfer
Spider-Man 3
2008 The Punisher: War Zone
2009 X-Men Orígenes: Wolverine
2011 X-Men: Primera Generación
2012 The Amazing Spider-Man
El Vengador Fantasma II: Espíritu de venganza
2013 The Wolverine
2014 The Amazing Spider-Man 2: La Amenaza de Electro
X-Men: Días del futuro pasado
2015 Fantastic Four

Marvel-en-cine-Fox 1Marvel-en-cine-Fox 2
2016 Deadpool
X-Men: Apocalipsis
Gambit
2017 Wolverine Old Logan
Fantastic Four: Future Fundation
2018 X-Force
X-Men: Nuevos Mutantes

Marvel-en-cine-SONYMarvel-en-cine-SONY-2

Fundamentos del anarquismo (1 de 4)

anarquismo 2

Los cuatro fundamentos del anarquismo (Parte 1 de 4)

1.Libertad e igualdad

Una de las habituales preguntas a un anarquista es: ¿a favor de que están ustedes? Porque son buenos críticos destructivos pero lo constructivo no se les ve por ningún lado. Sin embargo no es el anarquismo un simple dar golpes a la piñata y su critica a sido siempre tan clara y precisa por ser una verdadera filosofía social y política.

Si tratamos de caracterizar esa filosofía social y política que es el anarquismo, debemos comenzar por señalar como rasgo más destacado su íntima vinculación con una determinada ética. Es tal este enraizamiento ético que se podría decir que lo social y lo político se disuelven en lo ético-moral, y son valores ético-morales los que se elevan por encima de todo valor pragmático. Contrariamente a lo que dicen que somos, el anarquismo es una filosofía que concibe una sociedad estructurada sobre valores éticos.

De los valores éticos en los que se apoya esta filosofía se destacan dos principales: la libertad y la igualdad. De ellos habla todo occidente pero no como lo hace el anarquismo. Para nosotros no son valores opuestos, ni contrarios, ni yuxtapuestos, ni siquiera complementarios, sino valores idénticos necesarios el uno para el otro. No se puede ser libre sin ser igual y no podemos ser iguales sin ser libres. No podemos afirmar la libertad de nadie y menos la nuestra sin afirmar la libertad de todos, y a su vez para que seamos iguales es necesario que reafirmemos la libertad de todos y cada uno.

Otros sistemas afirman también ambos valores pero no les asignan la importancia que les asigna el anarquismo. El capitalismo afirma la libertad pero lo hace sacrificando la igualdad. Defiende la libertad del opresor pero negando la libertad del oprimido. Prueba de ello son las voces que cada tanto se alzan reclamando más democracia social y económica, es decir mas igualdad, lo que sucede cuando las diferencias son muy marcadas. En otras palabras, hay libertad pero no para todos, porque no todos somos iguales.

Los “socialismos reales” pecan en el otro extremo. La libertad es algo que se puede suspender, algo derivado, algo provisional, algo que podemos dejar de lado por tiempo indeterminado. El valor supremo es la igualdad y por ella se sacrifica la Libertad, o al menos eso dicen intentar.

Para el anarquismo. Libertad e Igualdad tienen idéntico valor, ambas son igualmente necesarias, no es ni puede ser la una sin la otra, ninguna es sacrificable, ni postergable, ni segunda. Sino no hablamos de libertad sino de explotación o no hablamos de igualdad sino de opresión. De esta concepción ética es que emerge esa manifestación del anarquismo que es la oposición a todo tipo de poder permanente, al estado y al gobierno. Pero este será tema de otro día.

anarquismo 3

Los fantasmas de Nuevo París

corner_house_by_fifek2000

Los fantasmas de Nuevo París
Por: Darío Valle Risoto

La idea fija de disfrutar un día de descanso escuchando radio y tomándose unos amargos se vino a pique cuando llegó su madre a casa. Anselmo no tenía una muy buena relación con ella, desde muy joven sospechaba que no pertenecían a la misma familia y a los dieciocho años comprobó que era adoptado, desde allí tenía que ocultar un vestigial cariño por ese matrimonio que lo había criado con cierto desdén desde que habían dado a luz a sus propios hijos.
Su padre adoptivo había muerto el año anterior y aunque se había emancipado, al poco tiempo de enterarse de la noticia de que no era un “Fernández”; aún así servía para solucionarle los problemas a la familia, era el mayor aunque fuera parido por quién sabe quién.

__ ¿Qué te trae por aquí Nora?
__Buenas tardes, necesito tu ayuda en algo delicado. __Su “madre” entró sosteniendo su pesado cuerpo y Anselmo le ofreció una silla intentando no sentirse feliz por la visita.
Ella se sentó en uno de los sillones debajo de la luz que pasaba a través de las claraboyas de la vieja casa que su hijo alquilaba, siempre trataba de saber algo de él y se reprochaba diariamente ese cisma provocado por una verdad necesaria pero a la vez dolorosa.
__Bueno, ¿Querés un mate?
Aceptó el mate caliente y sonrió, Nora estaba vieja y Anselmo refrenó un incontenible deseo de darle un beso.
__Gracias, ¿Todavía seguís yendo a ese centro eso…, eso?
__ ¿El centro esotérico?, No, me costó darme cuenta que están todos locos, era una pérdida de tiempo. __Dijo algo apenado por todas las tardes tres veces a la semana estudiando sobre fantasmas, viajes astrales y extraterrestres __ Y agregó como con nostalgia __ Al menos hice algunas amistades.
__Vine porque hay una señora jubilada como yo en donde cobro, que tiene problemas que creo, vos podrás ayudarle a solucionar, se me ocurre, como siempre te gustaron los misterios.
Anselmo aceptó el mate y se cebó uno, por su garganta bajó el gusto amargo de la yerba “La Mulata” y trató de escucharla atentamente.
__Alquiló una casa vieja, mucho más que esta en Nuevo París, hay ruidos raros y vio cosas extrañas desde que vive allí. Le dije que mi hijo… bueno, que vos eras un estudioso de esas cosas y me pidió que si pasaras una noche allí que te pagaría lo que fuera, mira que tiene como diez veces mi jubilación, es la señora Annabel Hermida.
Anselmo se rió apenas porque Nora permanecía preocupada y no era cuestión de tomárselo a la ligera, debía reconocer que le importaba.
__Annabel es mi única amiga. __Dijo cabizbaja como para enmendar en algo la molestia.
__Bueno, si es así, que ella disponga cuando y pasaré una noche allí, probablemente se trate del miedo de una mujer muy sensible, ¿Vive sola?
__Si, tiene setenta años y hace más de cuarenta que enviudó, compró esa casona con plata ahorrada y ahora no sabe que hacer.

Unos días después estaba parado frente a una casa enorme, oscura, casi siniestra y para colmo era invierno, el barrio de Nuevo París es un enorme cinturón al noroeste de Montevideo y muchas veces contiene calles y pasajes desconocidos para la mayoría de sus ciudadanos y aún para los que conviven alrededor de calles como Santa Lucía o General Hornos.
La amable Annabel Hermida le dejó comida en el refrigerador y se fue a pasar el fin de semana a lo de Nora, Anselmo notó que estaba realmente preocupada por su nuevo hogar y que su delgada figura se movía por los corredores y las habitaciones con notorio desasosiego.
__Es una casa muy vieja, es normal que las maderas rechinen durante la noche o que los caños lleguen a aullar de cierta manera. __Le dijo a modo de consuelo.
__He visto sombras.__Le contestó con voz casi sibilante.
__No se preocupe, aquí tiene el número de mi celular, llámeme de noche a cualquier hora, no voy a dormir, me traje lectura. __Le dijo, mientras se quitaba la mochila de la espalda.

Y allí se quedó solo en una gran casa de unos cien años por lo menos y bastante mal cuidada, las alfombras estaban gastadas y algunos cuartos vacíos, sobretodo los del tercer piso, encontró espejos oxidados, cuadros casi borrosos y un desagradable olor a humedad en todo el lugar.
Pensó que su base debería ser la cocina, así que puso los libros sobre la mesa enorme de maderas rústicas que alguna vez estuvieron pintadas de verde y se calentó café, apenas eran las seis de la tarde y había arreglado pasar desde esa hora del viernes hasta el mediodía del domingo.
Abrió un viejo libro de ciencia-ficción de A. Torkent y se dispuso a viajar por el cosmos cuando lo sobresaltó el pitido de la caldera que había hervido el agua.
Intentó calmarse, sonrió de si mismo y buscó una taza, un ratón salió corriendo de la estantería, por lo tanto siguió pensando en que sería el causante de algunos ruidos extraños, lavó la taza para evitar la idea de que el roedor la haya utilizado. El sabor del café negro le reanimó y abrió su libro sentado de espaldas a la heladera que comenzó a ronronear sacándolo de la atención de su lectura.
Había una televisión Phillips en blanco y negro sobre una rinconera pero haría demasiado ruido mirar algo, recordó que jugaban Peñarol y Liverpool dentro de poco y encendió la radio. No funcionaba.
__Bueno, ¿Hay alguien allí? __Dijo en voz alta y su propia voz le asustó.

Continuó leyendo alumbrado por una lámpara en el techo que pendía de una vieja y redonda medialuna de acrílico que supo ser blanca. Una mosca se paró sobre sus galletas de maíz y la quitó con la mano dejando el libro apuntado con la cuchara del café.
Entonces pasó una sombra.
Con el rabillo del ojo había notado algo que se movió desde su izquierda en dirección al fondo, pero bien pudo ser su imaginación, tomó una pesada linterna que había traído pensando en posibles apagones y que a la postre serviría de arma improvisada.
Con la luz prendida el corredor mostraba el color verde de las paredes y una lejana mesa con un florero lleno de margaritas de plástico y la última puerta que daba al patio. Sosteniendo la linterna caminó sintiendo algunas baldosas flojas debajo de sus pies pero nada más que ese viejo y recurrente levantamiento de los pelos de la nuca por un miedo que intentaba aplacar con razonamientos prácticos.

¿Cuántas veces había perdido el tiempo escuchando a los charlatanes que hablan de fantasmas y espíritus?

Continuará: espero sus comentarios, gracias.