Legacies: La historia de los héroes DC en diez números.

00

DC Legacies
Por: Darío Valle Risoto

Esta obra de diez números escrita por el afamado Len Wein repasa a través de su protagonista el coleccionista: Paul Lincoln los acontecimientos más importantes en el olimpo de los superhéroes de DC desde la era dorada a la actualidad pasando por todos los momentos importantes y decisivos de los grupos como la Sociedad de la Justicia, la liga y sus importantes individualidades tales como el caso de la muerte de Superman o la lesión en la columna a Batman por parte de Bane..

Paul Lincoln nos cuenta desde su niñez en las épocas de la depresión en unos Estados Unidos acosados por la mafia, sus primeros contactos con los hombres enmascarados y sus sucesivos encuentros con los súper héroes tanto frente a frente cuando ingresa a la policía como lateralmente por las noticias de los periódicos que recorta y colecciona.

Indudablemente esta muy buena obra nos recuerda aquella magnífica: “Marvels” toda ella ilustrada por Alex Ross donde también asistimos al surgimiento de los héroes de Marvel por la presencia constante de un fotógrafo que se encarga de repasar el surgimiento de ellos, sus grupos y por cierto los extraños villanos. Aún así “Legacies” tiene su estilo y aunque confieso que me gustó más hasta la mitad porque revisaba los primeros superhéroes de la Sociedad de la Justicia, la Liga y los Jóvenes Titanes pero luego cuando ya entra en las etapas de “Crisis” o todo el tema de los Linternas Verdes me aburrió un poco.11

De todas maneras tiene en todos los números grandes momentos históricos de DC recreados y homenajes como en la primera aparición pública de Superman en que se recrea a través de los ojos del protagonista el rescate de Lois Lane cuando se cae del edificio el planeta y Superman la salva en la película de 1978.

Si a usted le gustan estos héroes DC y está imposibilitado de leer todas las colecciones lo que creo es prácticamente imposible aquí tendrá un excelente resumen de más de ochenta años de historia. El único inconveniente que le encontré es el cambio de dibujantes que en algunos casos creo se desmarcan de lo que todos conocemos y enrarecen la obra, claro que para otros le aportará nuevas miradas artísticas, claro.01Legacies 04 pg 01 copyLegacies 03 pg 16 copy copiaLegacies 03 pg 17 copy copia (2)DC Universe - Legacies 06_29 copy copia

El orígen del traje de Superman a través del tiempo

0x0ss-85Los diferentes orígenes de un traje icónico
Por: Darío Valle Risoto

En la primera aparición de Superman Kal-El ni siquiera fue encontrado por los Kent sino que fue recibido en un orfanato hasta que fueron los Kent (que tenían nombres de pila diferentes) lo adoptan definitivamente. En este caso vamos a tratar de repasar los diferentes orígenes del icónico traje del primer súper héroe de la historieta y por supuesto el más importante.7

La primera referencia es una anécdota familiar en que hay un pequeño incendio en el sótano donde los Kent guardaban lo que había venido de Kryptón dentro de la nave en que exilian al niño y con sorpresa ven que las mantas donde estaba envuelto el bebé alienígena no se habían quemado, es más: permanecían intactas. Esto hizo pensar a Martha en deshilar la tela y así coserle el famoso traje a su hijo quizás con la esperanza de que deje de prenderles fuego por la fricción de su súper velocidad todas las prendas que vestía niño cuando jugaba. También se explica que la única forma de romper los hilos era usando la vista calórica del niño tras romper innumerables tijeras intentándolo.

Nos surge la inmediata pregunta de cuales fueron los motivos para tan particular diseño y quizás esto se deba a algunas imágenes de kryptonianos que se encontraban en la nave y por lo tanto su madre intentó hacerle unas prendas lo más parecidas posibles al niño. Supuestamente el escudo familiar que luce en el pecho ya venía con la nave pero esto realmente proviene de sucesivos agregados a la historia que surgieron con los años y la evolución del personaje, en los primeros cómics si mal no recuerdo solamente está con su “Ese” en el pecho y listo. La que por cierto tomó su tiempo en adoptar los rasgos que todos conocemos, antes era más sencilla.

Así que creo que el traje se basa en la moda kryptoniana en especial por los colores primarios, la capa y el característico short por encima de las calzas azules. El emblema en la capa no aparece en los primeros años, luego es de color amarillo para volver a desaparecer en los ochenta y ahora recientemente no se por que circunstancias es de color negro.

Antes de continuar es bueno tomar en cuenta que aquello del traje invulnerable fue alterado con los cambios surgidos en Superman en la década del ochenta para supuestamente “humanizarlo” y desde allí se sostiene que en realidad es la energía del cuerpo de Superman la que hace invulnerable a la tela y por ello la capa si la pelea es complicada se rompía. La imagen de la muerte de Superman con la capa destrozada es elocuente. Así que podríamos pensar que el traje no venía de la tela Kryptoniana sino de cualquier parte.

Más adelante encontramos en la película “Superman” de 1978 protagonizada por el inolvidable Christopher Reeve que aparentemente luego de su etapa de aprendizaje en la fortaleza de la Soledad, Kal-El surge volando con su traje puesto por lo que podemos suponer que lo consiguió junto con los amplios conocimientos heredados de su padre: Jor-EL.christreeve (57)

La reciente e irregular película: Man of Steel no deja dudas al respecto: el traje es otorgado por la imagen holográfica de papá Jor-El a su hijo en medio de la lucha contra Zod y sus secuaces escapados de la zona fantasma. Aquí hablamos del nuevo traje del super héroe que ya no tiene los clásicos shorts rojos y en el diseño cuenta con algunos adornos aquí y allá que quizás apunten a darle mayor toque alienígena al asunto. La capa vuelve a carecer del símbolo que solamente está en el pecho de Kal-El.

Para aquellos que somos fanáticos de Superman es indudable que esta última película a la fecha es nada menos que una nueva versión de Superman II con algunas cosas de la primera Superman y que más o menos respeta la génesis del personaje por más que haya alteraciones o “modernizaciones” aquí y allá. Una de los peores momentos de la película es cuando Lois interroga a Kal-El sobre la “Ese” en su pecho y el le dice que quiere decir: “Esperanza” cuando en realidad solamente es el símbolo de la casa de “El” o escudo familiar y que se parezca a una letra humana es mera coincidencia.

Lois and Clark (7)Para terminar hace unos días vi nuevamente el doble capítulo piloto de la serie: “Luisa y Clark: las nuevas aventuras de Superman” donde se juega con la invención del traje frente a la necesidad de que Clark Kent cometa sus hazañas conservando su identidad secreta y mamá Martha prueba una serie de trajes en su hijo cada cual más ridículo hasta que como de casualidad aparece con el azul y como le “faltaba algo” recuerda el emblema y se lo cose en el pecho. También se bromea con su identidad secreta ya que cuando se saca los lentes su madre dice que nadie lo va a reconocer dejándonos la duda de si es por la evidente evidencia de sus músculos debajo de la tela o algo más abajo del cinturón.

Para finalizar en la celebrada serie “Smallville” el emblema aparece mucho antes de que en los últimos capítulos de la serie ya adulto Clark Kent reciba el traje en la fortaleza de la soledad el que indudablemente es el mismo estrenado por Brandon Routh en la secuela dirigida por el genial Brian Singer: “Superman Return”. Que yo recuerde nunca se menciona el origen del traje pero aparentemente algunos personajes surgidos del futuro ya conocen del mismo como aquel capítulo donde tres llegados de la “Legión de Superhéroes” lo mencionan. Clark en cierto momento como el “Borrón” usa un traje negro con el emblema blanco en el pecho y por esos tiempos también se lo ve con una curiosa campera de cuero color Bordeaux con el emblema en el mismo tono.smallville9

Para finalizar creo que el traje es una de las características que define y personaliza a esta creación absolutamente Usamericana del mundo del cómic y por lo tanto debería respetarse su tradicional formato so pena de atentar contra algo que en un todo le da personalidad y originalidad a tan preciado personaje.

Batman Bad Blood: La familia de Batman crece

SDMusicVampire_KEYART_R1.indd

Batman Bad Blood
Por: Darío Valle Risoto

Tercera entrega luego de: Son of Batman y Batman vs. Robin que sigue la historia luego de la aparición de Demian Wayne el hijo de Bruce Wayne y Talía.
La historia parte de la supuesta muerte de Batman luchando contra un nuevo villano y sus particulares secuaces que son más o menos un grupo de villanos de segunda clase si los comparamos con aquellos clásicos que todos conocemos de Batman.

La historia trata de la sustitución de Batman por parte de Nightwing y el protagonismo de nuevos elementos que yo llamaría de: “La familia Batman” y que de verdad me disgustan bastante sobretodo porque pretenden ser políticamente correctos introduciendo una Batwoman lesbiana y un Batman negro especie de Iron Man con alas llamado: Batwing. Con esta especie de “Superamigos muerciélagos” y con el co protagonismo indudable del nuevo Robin en Damian Wayne la historia se torna pletórica de acción con algunas sorpresas inesperadas y buena animación con el mismo aire “anime” de los últimos tabajos de Warner sobre sus super héroes de Dc lo que les queda de verdad bien.

Realmente creo que tanto en el cine como en las animaciones y en los cómics esta fiebre de ser inclusivos muchas veces atenta sobre el origen de muchos personajes tratando de aclimatarlos a un mundo multicultural por el lado que lindera lo absurdo, me parece que está bien la creación de personajes que contemplen todos los lados de la cosa humana pero cuando tradicionales como por ejemplo: Jimmy Olsen o Pedro White en Superman son cambiados por personajes de raza negra es algo que no comparto y no es una cuestión de racismo sino de que me parece que se debe respetar las características más sobresalientes de los personajes, de todas formas la compañía DC permanece atrás de Marvel en muchos sentidos y felizmente aunque tenga ciertas objeciones estas animaciones que se estrenan de a dos o tres por año siempre son entretenidas y son en lo único que superan a la casa de Spiderman y sus amigos.

PD: La mejor escena es la de las monjas ninjas y la sorpresa bien al final de…

BadBlood_Villainsbatmanbadblood_size3batman-bad-blood-fanmade-poster-by-basil-nacionales-2batman-bad-blood-header-158608

Cuentos de Robots 2: Cap. 16 Corrosión y conformidad

manga robots (35)

Cuentos de Robots 2
Corrosión y conformidad Cap: 16
Por: Darío Valle Risoto

__ Estas en casa, yo soy Nick, Nicolás Ferraro. __ ¿Por qué carajo cuando uno quiere demostrar su existencia tiene que invariablemente dar su apellido? Nick esperó que la mente o eso que tienen adentro de la cabeza estos maravillosos seres se le aclarara.

Kimi parpadeó varias veces con fuerza como si quisiera disipar el efecto de algún elemento de su cerebro, eran cosas que el muchacho imaginaba pero a la vez estaba seguro de que no era del todo fantasía. En realidad el también se sentía confuso.
__ Ya recuerdo, estoy desencriptando información, estoy recordando.
__ ¿Tus dueños anteriores? ¿No te habían reseteado?
__ Me llamo Kimiko pero me dices Kimi, ya recuerdo, ahora todo está claro. __Sonrió, todavía estaba fresca luego de bañarse, miró su rostro en el espejo aún un poco empañado y Nick creyó que estaba mirándose por primera vez.
__ ¿Te sucede algo?, ¿Estas descomp…, digo: enferma?

Ella comenzó a limpiar el piso mojado del baño. Nick pensó inmediatamente en que quería estar sola y salió a la cocina a servirse un trago, se sentía realmente preocupado. A Fito no le había pasado algo así aunque cuando se recargaba se podía escuchar cierto zumbido y lo hacía desnudo para evitar la estática lo que de alguna manera podía calificarse como: “raro”.
Cuando abrió la heladera notó que en la yema de sus dedos persistía cierta especie de electricidad muy leve, apenas un cosquilleo.

De pronto la vio parada observándolo como si quisiera leer dentro de su expresión confusa alguna nota para agregar a cualquiera sea su programación.
__ Se que no soy humana, eso forma parte de mi realidad pero tengo muchas dudas.
__ Te aclararé todo lo que pueda pero debes comprender que yo soy solamente un tipo cualquiera que prueba a… que está conviviendo con bioandroides para ganarse la vida.
__ Es tu trabajo, lo comprendo. __ Nick creyó encontrar cierta tristeza pero en realidad ella solamente lo observaba con una leve sonrisa esbozada.
__ Debes saber que no eres un tipo cualquiera, te eligieron para que yo venga a esta parte del mundo, quieren alejarme del Japón.
Nick se puso de pie y se acercó a Kimiko que se dejó acariciar el cabello negro y perfectamente lacio.
__ ¿De allí eran tus últimos dueños?
__ Mi creador, mi padre es Ozamu Matsushita, todo el mundo lo conoce, pero no saben que algunos de nosotros somos el último intento de… __ Algo en su memoria pareció interponerse para terminar su frase. Nick se apartó y la miró, le levanto el mentón y puso sus ojos frente a los de ella.
__ ¿Intento de que?
__ Emular la vida humana, queda poco tiempo, el mundo se extingue y mi padre… quiero decir, mi creador ha pensado en preservar la naturaleza antes que a la humanidad. Es lo uno o lo otro nos dijo a los diecinueve.
__ ¿Diecinueve?
__ Somos los diecinueve prototipos que violan las tres leyes de la robótica, somos casi humanos hasta en algunas particularidades.
__ Bueno, no soy un cráneo de la tecnología pero todos conocemos las tres leyes de la robótica de Asimov aunque no puedo aceptar que ustedes puedan por ejemplo matar a un ser humano, eso contravendría todo criterio.
__ ¿Por qué? __ Preguntó Kimi mientras se alejaba unos pasos hacia atrás.
Nick comenzó a sentir miedo.
__ Porque contravendría todo idealismo al inventarlos, creo que apenas luego de querer facilitarnos la vida a los de “carne y hueso” se impuso un sentido idealista de preservar la paz y sobretodo la supervivencia de la especie humana. Al menos quiero pensarlo.

Aún estaba vestida solamente con su ropa interior luego del suceso del baño pero lucía natural aunque tenía aún el cuerpo húmedo y entonces miró a Nick con cierto aire de admiración si era posible en su rostro oriental.
__ No eres tan ignorante como intentas parecerlo, ahora pienso que el señor Matsushita tuvo algo que ver en que yo viniera a esta casa, tú no eres un ser humano ordinario aunque pretendas demostrarlo todo el tiempo.
__ Según creo todo fue una maniobra entre accidental y el resultado de la mala leche de Berta la prima de mi mejor amigo que trabaja en la compañía, no me quiere nada y te mandó vestida de escolar japonesa para complicarme el corazón.

Kimiko permaneció en silencio, luego de unos instantes con cierta tristeza en el rostro miró a Nicolás y le dijo que pronto debería irse para no volver jamás, que los diecinueve deberían encontrarse tarde o temprano en alguna parte del mundo para cumplir con su misión.
__ Sos un idealista Nick, un buen hombre que aún tiene esperanzas pero esta tierra está enferma y según creo es terminal.
__ La esperanza es lo último que se pierde… decía mi madre.
__ La esperanza como la fe están vacías de contenidos, si no se hace algo al respecto por cambiar el mundo por pequeño que sea, nada terminará bien.

Continuará.

Cuentos de Robots 3: A.U.R.O.R.A.

Fembots (47)

Cuentos de Robots 3
El signo de Aurora
Por: Darío Valle Risoto

__ ¿Cómo murió el profesor?
__ Paro cardíaco, lo encontraron como a la semana de muerto, estaba al final de la escalera, o al principio, según como se mire o acababa de subir o pensaba bajar pero todo indica que se sintió mal y subió a la planta baja para morir cerca del teléfono. ¿Usted es pariente?

Carlos Valdemar estaba en el gran salón de la mansión conversando con “Totito” el último asistente del profesor Finestorm. Totito era un hombre de escasa estatura y rostro desigual, casi deforme con una especie de protuberancia como joroba sobre el hombro derecho y casi calvo salvo algunas hebras de cabellos grises.
__ En realidad yo vivía en una casa de esta cuadra __ Miró para arriba como revisando imágenes en el recuerdo. __ Y de niño me colaba a jugar en los jardines, me gustaban las esculturas de gárgolas y caballeros que rodean el laberinto de ligustros, no pasó mucho tiempo para que Clemencia la esposa del profesor me invitara a tomar chocolate con galletas y luego como que me adoptaron a la muerte de mis padres. Aunque viví con mis tías hasta los dieciocho años, pasaba mucho tiempo entre estas enormes paredes.
__ No conocí a la señora, el profesor Finestorm me empleó hace quince años y ella ya había fallecido. __Bajó la cabeza con honesta tristeza.
__ Así que no soy pariente, sino una especie de “nieto adoptado”, por lo tanto me extraña que me haya nombrado en su testamento, sobretodo porque hace años que me fui para Australia y habíamos roto la comunicación.
__ ¿Se pelearon?
__ No, para nada. __Sonrió. __ Cosas de la distancia y me case, tuve hijos, luego me separé y los niños quedaron con mi ex en Sidney y yo me volví a Buenos Aires.
__ “Mi Buenos Aires querido”
__ Exacto __Ambos rieron hasta que repararon en el gran cuadro donde estaban pintados el profesor Otavio Finestorm y su esposa Clemencia Duarte. Ambos parados frente a la chimenea vestidos con ropas antiguas.
__ De usted y de su fallecida esposa era de los únicos que hablaba hasta que surgió “Aurora”, no hace falta que me pregunte, no se quién es pero sin duda mujer y joven, no puedo darle más detalles. Además según sé el finado no tenía otros parientes. ¿Quiere bajar al sótano?

Totito dejó su taza vacía sobre la mesa, parecía increíble que con su diminuto cuerpo se encargara de todo en la casa que estaba lo suficientemente limpia pese a ser una especie de gran museo de cosas viejas y muebles antiguos así como de innumerable cuadrería y esculturas de bronce.
Carlos Valdemar tenía cuarenta años, era un hombre alto de cuerpo atlético y rostro cuadrado, había practicado natación y algo de boxeo durante su primera juventud hasta que había dejado América con su reciente esposa, pero lo que más había extrañado de su terruño era esa casa y las grandes conversaciones sobre ciencia, química y física cuántica con el profesor.

Antes de bajar las escaleras recordó lo que le había dicho Totito y un estremecimiento recorrió su cuerpo al imaginar el cuerpo frío del profesor tratando de alcanzar el teléfono mientras la vida lo abandonaba.
La escalera daba a un pequeño cuarto que estaba atiborrado de aparatos eléctricos, cajas de fusibles y grandes cables que daban a una centralita en el patio lindero a la mansión, indudablemente Finestorm tenía necesidad de energía que sobrepasaba la de un hogar común a la hora de practicar sus experimentos.
__ Le confieso que conozco del interior del sótano casi tanto como usted, nunca me permitió entrar más que un par de pasos para dejarle el desayuno, el almuerzo o algún entremés, esas cortinas siempre estuvieron cerradas para mí.
El pequeño cuarto daba a una puerta de gruesas maderas que se abría lanzando una especie de chillido agónico, luego el sótano era un enorme salón iluminado de día por innumerables banderolas de vidrios biselados, el piso era de granito negro y por aquí y allá enormes columnas sostenían a la casa, a un costado al norte había un par de piezas más chicas pero luego todo el recinto estaba poblado de grandes artilugios aparentemente eléctricos y desde luego que mecánicos.
__ ¿Sabe en que estaba trabajando cuando pasó…?
__ Nada, pero unos días antes tomó más vino del acostumbrado en la cena y cuando levantaba la mesa me tomó del brazo y me dijo que “Aurora” era casi una realidad que iba a cambiar el mundo.
__ ¿Aurora?
__ No quise revisar mucho pero creo que es eso que está dentro de esa caja tapada con una lona, si quiere ver allá usted pero a mi me da miedo, preferiría subir, ya tiene las luces encendidas y no le hago más falta, sobre esa mesa hay notas del profesor. __ Con evidente nerviosismo Totito se fue rengueando escaleras arriba y Carlos se quedó solo.

Casi en el centro del laboratorio había en efecto una enorme caja cuadrada tapada con una lona, la lona no tenía mucho polvo encima e indicaba que no tenía mucho tiempo, cuando la quitó observo entre fascinado y suficientemente asustado su contenido.

Era contra lo imaginado una especie de acuario de metal con una de sus paredes de vidrio, las otras también metálicas, en su centro flotaba en un líquido verdoso nada menos que una mujer absolutamente desnuda conectada con cables a una especie de generador en el techo.
Carlos observó a la muchacha e inmediatamente comprendió que no se trataba de una locura tal como un secuestro o algo peor, algunas señas indicaban que no se trataba de un ser vivo sino de otra cosa. Sobre la mesa de notas descansaban diversos papeles escritos de puño y letra por Octavio Finestorm y en la única pizarra había un detallado dibujo de la chica con diversas indicaciones como: alimento, ADN, neurotransmisores, corte axial, memoria direccional, etc.

__ “Aurora: Autómata – Único – Robótico – Óptico – Racional Argentino”. __ En realidad el nombre era una sigla o la sigla había surgido a partir del nombre.
__ “Aurora es mi amanecer, el mañana de una nueva raza de humanos perfectos y argentinos” __ No era fácil olvidar que el profesor era además de un excelso científico un patriota y por ende un peronista de pura cepa. __ Carlos se sentó a revisar los papeles, nada indicaba que hacer en caso de…

Continuará.

 

Neo Vampiros 44: Frente a frente

004_silent

Neo Vampiros 44
Frente a frente
Por: Darío Valle Risoto

Paula que se estaba debatiendo atada, amordazada y con los ojos vendados a la cama de pronto sintió como una explosión y el ruido de tablones de madera que golpeaban contra todo el lugar, parte de los escombros cayeron sobre ella e inmediatamente una sola palabra le llenó el corazón de esperanza: Lorena.

Dante tomó una escopeta recortada pero su mano calló aferrada a la culata, Lorena con sus uñas como navajas le cercenó el brazo y un charco de sangre cubrió el contorno del hombre que calló gritando arrodillado y tratando de contener el shock de haber perdido un miembro en milésimas de segundos. Alex creyó tener algo más de suerte porque se tiró al piso mientras una ráfaga vestida de negro y goteando hemoglobina saltó sobre su cabeza quedando parada sobre la pared en una posición que contravenía todas las normas de la gravedad.

__ ¡Tírale con todo! __Gritó Dante antes de caer desmayado por la enorme pérdida de sangre. Alex que había sacado dos pistolas automáticas de sus respectivas sobaqueras comenzó a disparar sobre la chica que se había detenido y le observaba mostrando dos enormes colmillos blancos como la luna mientras sus ojos eran como los de un Lobo.

Pero la joven ya no estaba en la pared cuando Alex descargó dieciocho tiros abriendo huecos en la mampostería y llenando aún más la habitación de polvo, Paula permanecía en la cama totalmente inmóvil tratando de imaginar lo que pasaba.

Lorena caminó en cuatro patas sobre la pared y luego llegó al techo de dos aguas del chalet, desde allí observaba desde una perspectiva perturbadora la escena que había pintado en solo un minuto: El enorme negro desangrado sobre piso con su propia mano aún aferrada a la escopeta, Paula en la cama, atada e inmóvil como una estatua y el pobre tipo rubio intentando cambiarle los cargadores a sus pistolas a ciegas y sin poder verla desde allá abajo.

Calló sobre el hombre, sus tacos se le hundieron en el pecho, era un enorme alemán de unos treinta años, rubio y quizás bien parecido hasta el momento en que con un revés de su mano le arrancó la cabeza que se estrelló contra un mueble de cedro cargado de adornos.
Resuelta agudizó sus oídos cuando sintió que una helada y fuerte presencia vampírica comenzaba a agazaparse sobre la habitación desde todas partes y ninguna, luchó contra el creciente miedo cuando saltó hasta la cama y cortó las ataduras de su querida amiga con sus propias uñas y dientes.

__Salí inmediatamente, tomate un taxi hasta tu casa, en cuestión de minutos esto se va a poner muy pero muy feo. __Le dijo mirándola a los ojos, poco a poco la enorme confusión en la cabeza de Paula se disipaba para regresar vestida de terror porque una mujer extremadamente alta que ella conocía estaba parada a unos tres metros de su amiga, su hermana.
__ ¡Morrigan! __Gritó y Lorena sin mirar atrás la tomó de la cintura y por el mismo hueco donde había volado la puerta la tiró al jardín, elevada como si fuera un papel calló sobre el césped y casi sin fuerzas observó la escena dentro de la casa: a su amiga y esa enigmática mujer que había conocido en una galería del centro y que la había secuestrado frente a frente.

Morrigan tomó la mano de Dante del piso y saboreó con su lengua la sangre que le chorreaba, la escopeta calló con un ruido seco sobre las maderas laqueadas del mismo.
__Era un buen guardaespaldas y también un amante bien dotado, lo voy a extrañar.
__ ¡Secuestraste a mi amiga, estuviste en mi casa, te metiste en mi vida!

Morrigan llevaba un vestido negro de seda que se le pegaba a la piel como si estuviera desnuda, estaba descalza, había subido raudamente no bien había caído el día pero contra sus instintos había esperado para ver realmente como se desenvolvía su pequeña enemiga. Y el espectáculo le había producido una gran excitación sexual.

__Henrich te habrá hablado de mí en algún momento y supongo que te dijo que no tienen oportunidad, ustedes, los vampiros humanos con nosotros los antidiluvianos.

Lorena miraba el entorno, había suficientes restos de madera de la puerta como para improvisar un sinnúmero de estacas, también podía utilizar las patas de la mesa o intentar meterla en la chimenea y prenderle fuego rociándola con el líquido inflamable que descansaba cerca en un bidón.

Morrigan se sintió atraída por la chica de baja estatura pero formas sensuales, le gustó su cabello cortado muy corto y negro como la más hermosa noche de los tiempos, también esos labios carnosos y tan latinos, la piel de Lorena era como una superficie de porcelana china.

Afuera sonaron con estruendo las sirenas policiales, los vecinos alertados llamaron como locos a todas las emergencias posibles luego de los ruidos de pelea y los disparos. Paula volvió en sí y corrió hasta una calle lateral, se escondió agitada en un jardín mientras tres patrullas doblaron casi atropellándola hacia el chalet.

Se sentía inmensamente confusa, por una parte quería ayudar a Lorena pero sabía que no era posible, que estaba enfrentada a poderes sobrenaturales superiores a cualquier imaginación, además sabía que su amiga era de temer, sin embargo corrió sin mirar atrás y en la Avenida tomó un taxi, solo cuando se sentó se dio cuenta de que iba descalza y tenía los pies totalmente cubiertos de la sangre que había pisado antes de ser elevada y tirada hasta el jardín.
La policía rodeó la casa, en ese momento Morrigan comenzó a metamorfosearse en un enorme lobo de piel gris azulada.

Juicio y Castigo

Neo Vampiros 43: Muerte y soledd

003_silent

Neo Vampiros 43
Muerte y Soledad
Por: Darío Valle Risoto

Paula había perdido la noción del tiempo, las horas le parecían eternas y para colmo sabía que era una carnada, que estaba viva solo para atraer a Lorena a su final, la idea de que la vida de su amiga era más importante que propia vida la sorprendió, se había convencido hacía años de que nada ni nadie importaba más que ella misma, pero al conocer a esta extraña amiga todo, absolutamente todo, había cambiado.

Dante miraba dibujos animados en la televisión, era un negro enorme de brazos gruesos producto de meses haciendo aparatos y del duro trabajo en las fuerzas de elite del Brasil hasta que esta mujer de curvas torneadas y cabello endiabladamente rubio lo contrató como guardaespaldas. Dante no comprendía la mente lujuriosa y extraña de su patrona, sabía que podía encontrarse con esta muchacha en el momento que quisiera sin embargo había esperado y jugado con los acontecimientos en torno suyo como el gato que acorrala al ratón y espera con paciencia hasta darle la mordida final.

Alex era el otro secuaz de Morrigan, era tan enorme como el negro pero blanco como la leche, era un compatriota de Felicia nacido en Munich, leía una revista de Spiderman fumando un cigarrillo y de vez en cuando le miraba las piernas a la cautiva que estaba amordazada, vendada y atada a una vieja cama de hierro. Paula había pataleado al principio y por lo tanto el vestido se le había subido dejando ver su ropa interior.
__Ni lo pienses amigo.
__Vamos estimado, ¿Acaso no te calientan esas piernas?

Dante miró en dirección a la cama, se puso enorme y musculoso de pie y caminó hasta Paula, su amigo dejó la revista sobre la mesa y sonrió, en cambio contra toda predicción este le acomodó el vestido y le revisó las vendas, Paula volvió a contonearse y a lanzar bufidos con ya pocas fuerzas.

Volvió a sentarse a mirar la televisión donde el Correcaminos hacía nuevamente caer en su propia trampa al Coyote.
Alex lanzó una puteada y salió afuera, estaban en un chalet de Solymar, una de las tantas propiedades que Morrigan había alquilado en Montevideo, ella misma en ese momento dormía en la profundidad de la bodega de la casa dentro de una caja hermética.

Dante consultó su reloj, eran las seis y media de la tarde, pronto comenzaría a anochecer, tenían instrucciones para esperar lo inesperado, por primera vez iban a conocer a otra vampira de cerca. Alex lo miró desde la puerta como midiéndolo para pelear, no le gustaban los negros y poco sabía disimularlo.
__ ¿Y después que mate a esa perra?, ¿Nos dejará quedárnosla? __Dijo señalando con su cigarro al fondo donde se encontraba la cama con Paula.
__Yo que vos solo me preocuparía por el dinero que vamos a cobrar y por nada más.

Lorena pasó el día en su ataúd contando los minutos para salir a rescatar a su amiga, había pasado la noche anterior tratando de encontrar la dirección que le dejara Morrigan y cuando llegó a las inmediaciones de la casa comprendió que debería actuar con la cabeza fría, en esos momentos había superado una difícil etapa reconstruyéndose un tiempo en un inmundo agujero y se sentía débil aunque la sangre le hervía solo de pensar en perderla.

Había sentido las conversaciones de los secuaces de Morrigan pero no a ella, tal vez estaba en Montevideo, no lo podía adivinar pero felizmente olía a Paula y sentía que estaba bien físicamente aunque aterrada, se sintió culpable por involucrarla. Por su mente desfilaron todos los milicos e hijos de puta que había matado por su participación en la dictadura, no se arrepentía de nada, solo de haber dejado escapar a un par.
Pero esto era diferente, de alguna manera su conexión con Henrich Funke volvía a poner en peligro a su amiga y no podría permitirse la idea de que Paula fuera a morir por su culpa, acaso todo comenzaba a volver a cerrarse en torno a la idea de que había nacido maldita, como si desde que sus padres le fueron arrebatados a los cuatro años todo termina siempre en muerte y soledad.

La segunda noche sintió una fuerte presencia vampírica en la casa algo apartada del balneario y supo que la gran amante y enemiga de Henrich: Felicia Morrigan Westenra la estaba esperando. Parada junto a un grupo de pinos, desde la cuadra del frente pensó en que era una noche hermosa y demasiado clara como para pasar desapercibida, de todas maneras dentro de la casa la otra vampira de alguna manera le enviaba un mensaje, este decía:
__Atrévete a venir mi niña.

Con un salto felino el diminuto cuerpo de la chica de diecisiete eternos años se elevó por encima de la calle y destrozó la puerta penetrando en la casa, Dante y Alex saltaron sobre sus armas.

Juicio y Castigo.

Marte necesita Mujeres

Marte necesita mujeres
Por: Darío Valle Risoto

Y yo también…
Bueno, recién me estoy comenzando a bajar este clásico absolutamente desconocido para mí, tal vez porque en su comentario se menciona al grande de Ed Wood pero también porque en su reparto veo a nada menos que a Yvonne Craig la conocida Batichica de la serie de Batman de los años sesentas.
Sobran otras consideraciones porque Plan 9 tiene amplia información sobre este filme que en cuando lo meta en un dvd me lo voy a disfrutar, eso si espero que los Marcianos no se las lleven todas.

__¿No viste a Batman?

Ver la entrada original

El marciano

the_martian_posterEl marciano
Por: Darío Valle Risoto

Junto con nuestro satélite la “Luna”, el planeta Marte ha ejercido indudable fascinación en los seres humanos, ni que decir que fue, es y será fuente inagotable de creación en cuanto a ciencia ficción se refiere y tenemos ya largas listas de muy buenas obras sobre el planeta rojo y de sus posibles habitantes. Por lo tanto cuando casi todo parece estar inventado en torno al planeta con el nombre del dios de la guerra afortunadamente siempre aparecen nuevas historias.

Por lo tanto no es original una historia de un hombre abandonado en un planeta, desde “Robinson Crusoe en Marte” a “Enemigo mío” y tantas otras obras encontraremos el tema de Marte y astronautas abandonados en planetas hostiles bastante recurrentemente. Pero en este caso creo que el director Ridley Scott juega con una aproximación lo más científica posible a este caso de un joven dejado por error en el planeta. Digo “lo más posible” porque algunas dudas sobrevinieron durante el periplo a por sobrevivir del tipo durante el filme pero mis conocimientos en este rubro son muy pobres así que de la mano de la fantasía creo que disfruté una película de verdad buena pero que tampoco pasará a la historia del cine.

Matt Damon es un muy buen actor y la historia tiene partes entretenidas y tiene un buen ritmo sobretodo porque también asistiremos a su tripulación, la misión de rescate desde la tierra y los problemas consiguientes en una lucha contra el tiempo antes de que el tipo muera en Marte. Buenos efectos y creo que si la comparo con “Gravedad”, si aquella donde Sandra Bullock flotaba en una atmósfera de aburrimiento y hastío, creo que “El Marciano” le gana por lejos… y no me llamen machista.

Cómo nota digamos que “original” la película tiene de transfondo varios temas de música disco con una razonable lógica que verán en ella, al menos no se les ocurrió ponerle hip hop o reggaeton tan de moda en algunas producciones usamericanas de los últimos años.MarcianoDestacadomatt-damon-marciano-4

Neo Vampiros 42: Resurrecciones

002_silent

Neo Vampiros 42
Resurrecciones
Por: Darío Valle Risoto

Llegaron al Prat al caer la tarde, aún quedaban en al parque algunos novios furtivos y guardias civiles recorriendo la zona a resguardo de chavales molestos.
__Presiento que está por acá en alguna parte. __Jadeó Piedrafina. su mujer lo miró incrédula pero en el fondo ella también sentía a Henrich como a una sombra fría y próxima. Caminaron por el sendero norte sobre los jardines y luego fueron hacia los árboles, de pronto en una zona cubierta de hojas secas, Piedrafina se agachó y comenzó a rascar la tierra como un loco afiebrado.
__ ¡Que está aquí coño!, ¡Estoy seguro!
__ ¡Pues no grites que nos van a pillar!
A pocos centímetros encontró el rostro de Henrich que abrió los ojos enrojecidos, lo sacaron con poco esfuerzo, no pesaba nada, era como un alma, como parte del viento frío que les cubría a pesar de ser Noviembre.
Lo hicieron caminar para pasar disimulando entre la escasa gente, la luz de los faroles se encendió, apoyado en los hombros de ambos parecía que estaba borracho, pero en verdad era un no muerto despertando lentamente de un letargo reconstructivo.
__Gracias Piedrafina eres un buen hombre y a ti Nora, gracias a ambos.

En Uruguay la noche estaba a punto de morir y una débil luz de sol luchaba con profundos nubarrones que pretendían esconder el día por comenzar. Un puño levantó trozos de tierra y raíces y una mano menuda seguida de un cuerpo delgado y femenino emergió de una oquedad húmeda y oscura.
Lorena quedó de pie junto a un enorme árbol, estaba aún sintiendo la vida de Henrich como una perforación en el pecho, nunca hubiera imaginado que estaban tan conectados como cuando presintió que lo habían matado arrancándole media cabeza de un tiro.
__Perdóname, no pude hacerme niebla e ir a ayudarte__ Dijo en voz baja.

Caminó hambrienta fuera del parque Roosvelt, un hombre observaba extrañado a su enorme perro Rottweiler agachar la cabeza a su paso y proferir un leve gimoteo.
Pero el día iba a venir y no estaba dispuesta a enterrarse de nuevo, así que robó un auto y manejó contraviniendo todas las normas hasta las inmediaciones del Prado. Entró a su casa, parecía que hacía siglos que no estaba allí, el perfume de Paula llenaba el aire, Parisino y embriagador.
Entró al sótano en el preciso instante en que un rayo de sol recorría el enorme salón del living como buscando una nota que le habían dejado sobre la mesa baja delante de la chimenea.
Se tiró en el ataúd y cerró los ojos estaba cubierta de tierra, no había reparado en ello y sonrió antes de dormirse pensando en la mirada asombrada de la gente que se le había cruzado en el camino. Una chica pálida y menuda vestida de negro manejando prácticamente cubierta de tierra.
No era muy común en Montevideo.

Nora desnudó a Henrich y lo lavó lentamente de pies a cabeza, el agua barrosa corría por su cuerpo extremadamente blanco, lo habían puesto en la bañera y Piedrafina había preferido cortarle parte de la ropa con una tijera, de todas formas estaba cubierta de la propia sangre reseca del vampiro.
Sus cabellos negros y largos caían al borde y su barba aún permanecía eternamente cuidada, Nora le limpió las uñas largas, él con los ojos cerrados trataba de esquivar la enorme e imperiosa sed de sangre y el sonido de los latidos de la mujer de su amigo.
Piedrafina entró con dos bolsas de color carmesí en la mano y miró a su compañera.
Le dejó las bolsas a Henrich sobre el piso mojado junto a una de las patas de la bañera y miró a Nora, ella comprendió y salieron por un momento del baño.

Ambos se tomaron de la mano, hacía tiempo que no se tocaban, pero el miedo resultante de los extraños ruidos de gruñidos y succiones que se sentían a través de la puerta del baño los impelió a hacerlo. Algo llamado Henrich: una mezcla de hombre y de demonio que los cristianos llaman “Vampiro” se estaba alimentando luego de algún tiempo y no era un buen espectáculo sentirlo, mucho menos seria verlo.

Lorena unas horas después salía del baño, se sentía como nueva y cuando estaba a punto de tomar el celular para llamar a Paula encontró una nota en el living escrita con fina letra gótica.

”Paula está conmigo, ¿Por qué no te reúnes con nosotras?”
Avenida de las Acacias 22
Felicia Morrigan Westenra.

Juicio y Castigo