Batman Bad Blood: La familia de Batman crece

SDMusicVampire_KEYART_R1.indd

Batman Bad Blood
Por: Darío Valle Risoto

Tercera entrega luego de: Son of Batman y Batman vs. Robin que sigue la historia luego de la aparición de Demian Wayne el hijo de Bruce Wayne y Talía.
La historia parte de la supuesta muerte de Batman luchando contra un nuevo villano y sus particulares secuaces que son más o menos un grupo de villanos de segunda clase si los comparamos con aquellos clásicos que todos conocemos de Batman.

La historia trata de la sustitución de Batman por parte de Nightwing y el protagonismo de nuevos elementos que yo llamaría de: “La familia Batman” y que de verdad me disgustan bastante sobretodo porque pretenden ser políticamente correctos introduciendo una Batwoman lesbiana y un Batman negro especie de Iron Man con alas llamado: Batwing. Con esta especie de “Superamigos muerciélagos” y con el co protagonismo indudable del nuevo Robin en Damian Wayne la historia se torna pletórica de acción con algunas sorpresas inesperadas y buena animación con el mismo aire “anime” de los últimos tabajos de Warner sobre sus super héroes de Dc lo que les queda de verdad bien.

Realmente creo que tanto en el cine como en las animaciones y en los cómics esta fiebre de ser inclusivos muchas veces atenta sobre el origen de muchos personajes tratando de aclimatarlos a un mundo multicultural por el lado que lindera lo absurdo, me parece que está bien la creación de personajes que contemplen todos los lados de la cosa humana pero cuando tradicionales como por ejemplo: Jimmy Olsen o Pedro White en Superman son cambiados por personajes de raza negra es algo que no comparto y no es una cuestión de racismo sino de que me parece que se debe respetar las características más sobresalientes de los personajes, de todas formas la compañía DC permanece atrás de Marvel en muchos sentidos y felizmente aunque tenga ciertas objeciones estas animaciones que se estrenan de a dos o tres por año siempre son entretenidas y son en lo único que superan a la casa de Spiderman y sus amigos.

PD: La mejor escena es la de las monjas ninjas y la sorpresa bien al final de…

BadBlood_Villainsbatmanbadblood_size3batman-bad-blood-fanmade-poster-by-basil-nacionales-2batman-bad-blood-header-158608

Cuentos de Robots 2: Cap. 16 Corrosión y conformidad

manga robots (35)

Cuentos de Robots 2
Corrosión y conformidad Cap: 16
Por: Darío Valle Risoto

__ Estas en casa, yo soy Nick, Nicolás Ferraro. __ ¿Por qué carajo cuando uno quiere demostrar su existencia tiene que invariablemente dar su apellido? Nick esperó que la mente o eso que tienen adentro de la cabeza estos maravillosos seres se le aclarara.

Kimi parpadeó varias veces con fuerza como si quisiera disipar el efecto de algún elemento de su cerebro, eran cosas que el muchacho imaginaba pero a la vez estaba seguro de que no era del todo fantasía. En realidad el también se sentía confuso.
__ Ya recuerdo, estoy desencriptando información, estoy recordando.
__ ¿Tus dueños anteriores? ¿No te habían reseteado?
__ Me llamo Kimiko pero me dices Kimi, ya recuerdo, ahora todo está claro. __Sonrió, todavía estaba fresca luego de bañarse, miró su rostro en el espejo aún un poco empañado y Nick creyó que estaba mirándose por primera vez.
__ ¿Te sucede algo?, ¿Estas descomp…, digo: enferma?

Ella comenzó a limpiar el piso mojado del baño. Nick pensó inmediatamente en que quería estar sola y salió a la cocina a servirse un trago, se sentía realmente preocupado. A Fito no le había pasado algo así aunque cuando se recargaba se podía escuchar cierto zumbido y lo hacía desnudo para evitar la estática lo que de alguna manera podía calificarse como: “raro”.
Cuando abrió la heladera notó que en la yema de sus dedos persistía cierta especie de electricidad muy leve, apenas un cosquilleo.

De pronto la vio parada observándolo como si quisiera leer dentro de su expresión confusa alguna nota para agregar a cualquiera sea su programación.
__ Se que no soy humana, eso forma parte de mi realidad pero tengo muchas dudas.
__ Te aclararé todo lo que pueda pero debes comprender que yo soy solamente un tipo cualquiera que prueba a… que está conviviendo con bioandroides para ganarse la vida.
__ Es tu trabajo, lo comprendo. __ Nick creyó encontrar cierta tristeza pero en realidad ella solamente lo observaba con una leve sonrisa esbozada.
__ Debes saber que no eres un tipo cualquiera, te eligieron para que yo venga a esta parte del mundo, quieren alejarme del Japón.
Nick se puso de pie y se acercó a Kimiko que se dejó acariciar el cabello negro y perfectamente lacio.
__ ¿De allí eran tus últimos dueños?
__ Mi creador, mi padre es Ozamu Matsushita, todo el mundo lo conoce, pero no saben que algunos de nosotros somos el último intento de… __ Algo en su memoria pareció interponerse para terminar su frase. Nick se apartó y la miró, le levanto el mentón y puso sus ojos frente a los de ella.
__ ¿Intento de que?
__ Emular la vida humana, queda poco tiempo, el mundo se extingue y mi padre… quiero decir, mi creador ha pensado en preservar la naturaleza antes que a la humanidad. Es lo uno o lo otro nos dijo a los diecinueve.
__ ¿Diecinueve?
__ Somos los diecinueve prototipos que violan las tres leyes de la robótica, somos casi humanos hasta en algunas particularidades.
__ Bueno, no soy un cráneo de la tecnología pero todos conocemos las tres leyes de la robótica de Asimov aunque no puedo aceptar que ustedes puedan por ejemplo matar a un ser humano, eso contravendría todo criterio.
__ ¿Por qué? __ Preguntó Kimi mientras se alejaba unos pasos hacia atrás.
Nick comenzó a sentir miedo.
__ Porque contravendría todo idealismo al inventarlos, creo que apenas luego de querer facilitarnos la vida a los de “carne y hueso” se impuso un sentido idealista de preservar la paz y sobretodo la supervivencia de la especie humana. Al menos quiero pensarlo.

Aún estaba vestida solamente con su ropa interior luego del suceso del baño pero lucía natural aunque tenía aún el cuerpo húmedo y entonces miró a Nick con cierto aire de admiración si era posible en su rostro oriental.
__ No eres tan ignorante como intentas parecerlo, ahora pienso que el señor Matsushita tuvo algo que ver en que yo viniera a esta casa, tú no eres un ser humano ordinario aunque pretendas demostrarlo todo el tiempo.
__ Según creo todo fue una maniobra entre accidental y el resultado de la mala leche de Berta la prima de mi mejor amigo que trabaja en la compañía, no me quiere nada y te mandó vestida de escolar japonesa para complicarme el corazón.

Kimiko permaneció en silencio, luego de unos instantes con cierta tristeza en el rostro miró a Nicolás y le dijo que pronto debería irse para no volver jamás, que los diecinueve deberían encontrarse tarde o temprano en alguna parte del mundo para cumplir con su misión.
__ Sos un idealista Nick, un buen hombre que aún tiene esperanzas pero esta tierra está enferma y según creo es terminal.
__ La esperanza es lo último que se pierde… decía mi madre.
__ La esperanza como la fe están vacías de contenidos, si no se hace algo al respecto por cambiar el mundo por pequeño que sea, nada terminará bien.

Continuará.

Cuentos de Robots 3: A.U.R.O.R.A.

Fembots (47)

Cuentos de Robots 3
El signo de Aurora
Por: Darío Valle Risoto

__ ¿Cómo murió el profesor?
__ Paro cardíaco, lo encontraron como a la semana de muerto, estaba al final de la escalera, o al principio, según como se mire o acababa de subir o pensaba bajar pero todo indica que se sintió mal y subió a la planta baja para morir cerca del teléfono. ¿Usted es pariente?

Carlos Valdemar estaba en el gran salón de la mansión conversando con “Totito” el último asistente del profesor Finestorm. Totito era un hombre de escasa estatura y rostro desigual, casi deforme con una especie de protuberancia como joroba sobre el hombro derecho y casi calvo salvo algunas hebras de cabellos grises.
__ En realidad yo vivía en una casa de esta cuadra __ Miró para arriba como revisando imágenes en el recuerdo. __ Y de niño me colaba a jugar en los jardines, me gustaban las esculturas de gárgolas y caballeros que rodean el laberinto de ligustros, no pasó mucho tiempo para que Clemencia la esposa del profesor me invitara a tomar chocolate con galletas y luego como que me adoptaron a la muerte de mis padres. Aunque viví con mis tías hasta los dieciocho años, pasaba mucho tiempo entre estas enormes paredes.
__ No conocí a la señora, el profesor Finestorm me empleó hace quince años y ella ya había fallecido. __Bajó la cabeza con honesta tristeza.
__ Así que no soy pariente, sino una especie de “nieto adoptado”, por lo tanto me extraña que me haya nombrado en su testamento, sobretodo porque hace años que me fui para Australia y habíamos roto la comunicación.
__ ¿Se pelearon?
__ No, para nada. __Sonrió. __ Cosas de la distancia y me case, tuve hijos, luego me separé y los niños quedaron con mi ex en Sidney y yo me volví a Buenos Aires.
__ “Mi Buenos Aires querido”
__ Exacto __Ambos rieron hasta que repararon en el gran cuadro donde estaban pintados el profesor Otavio Finestorm y su esposa Clemencia Duarte. Ambos parados frente a la chimenea vestidos con ropas antiguas.
__ De usted y de su fallecida esposa era de los únicos que hablaba hasta que surgió “Aurora”, no hace falta que me pregunte, no se quién es pero sin duda mujer y joven, no puedo darle más detalles. Además según sé el finado no tenía otros parientes. ¿Quiere bajar al sótano?

Totito dejó su taza vacía sobre la mesa, parecía increíble que con su diminuto cuerpo se encargara de todo en la casa que estaba lo suficientemente limpia pese a ser una especie de gran museo de cosas viejas y muebles antiguos así como de innumerable cuadrería y esculturas de bronce.
Carlos Valdemar tenía cuarenta años, era un hombre alto de cuerpo atlético y rostro cuadrado, había practicado natación y algo de boxeo durante su primera juventud hasta que había dejado América con su reciente esposa, pero lo que más había extrañado de su terruño era esa casa y las grandes conversaciones sobre ciencia, química y física cuántica con el profesor.

Antes de bajar las escaleras recordó lo que le había dicho Totito y un estremecimiento recorrió su cuerpo al imaginar el cuerpo frío del profesor tratando de alcanzar el teléfono mientras la vida lo abandonaba.
La escalera daba a un pequeño cuarto que estaba atiborrado de aparatos eléctricos, cajas de fusibles y grandes cables que daban a una centralita en el patio lindero a la mansión, indudablemente Finestorm tenía necesidad de energía que sobrepasaba la de un hogar común a la hora de practicar sus experimentos.
__ Le confieso que conozco del interior del sótano casi tanto como usted, nunca me permitió entrar más que un par de pasos para dejarle el desayuno, el almuerzo o algún entremés, esas cortinas siempre estuvieron cerradas para mí.
El pequeño cuarto daba a una puerta de gruesas maderas que se abría lanzando una especie de chillido agónico, luego el sótano era un enorme salón iluminado de día por innumerables banderolas de vidrios biselados, el piso era de granito negro y por aquí y allá enormes columnas sostenían a la casa, a un costado al norte había un par de piezas más chicas pero luego todo el recinto estaba poblado de grandes artilugios aparentemente eléctricos y desde luego que mecánicos.
__ ¿Sabe en que estaba trabajando cuando pasó…?
__ Nada, pero unos días antes tomó más vino del acostumbrado en la cena y cuando levantaba la mesa me tomó del brazo y me dijo que “Aurora” era casi una realidad que iba a cambiar el mundo.
__ ¿Aurora?
__ No quise revisar mucho pero creo que es eso que está dentro de esa caja tapada con una lona, si quiere ver allá usted pero a mi me da miedo, preferiría subir, ya tiene las luces encendidas y no le hago más falta, sobre esa mesa hay notas del profesor. __ Con evidente nerviosismo Totito se fue rengueando escaleras arriba y Carlos se quedó solo.

Casi en el centro del laboratorio había en efecto una enorme caja cuadrada tapada con una lona, la lona no tenía mucho polvo encima e indicaba que no tenía mucho tiempo, cuando la quitó observo entre fascinado y suficientemente asustado su contenido.

Era contra lo imaginado una especie de acuario de metal con una de sus paredes de vidrio, las otras también metálicas, en su centro flotaba en un líquido verdoso nada menos que una mujer absolutamente desnuda conectada con cables a una especie de generador en el techo.
Carlos observó a la muchacha e inmediatamente comprendió que no se trataba de una locura tal como un secuestro o algo peor, algunas señas indicaban que no se trataba de un ser vivo sino de otra cosa. Sobre la mesa de notas descansaban diversos papeles escritos de puño y letra por Octavio Finestorm y en la única pizarra había un detallado dibujo de la chica con diversas indicaciones como: alimento, ADN, neurotransmisores, corte axial, memoria direccional, etc.

__ “Aurora: Autómata – Único – Robótico – Óptico – Racional Argentino”. __ En realidad el nombre era una sigla o la sigla había surgido a partir del nombre.
__ “Aurora es mi amanecer, el mañana de una nueva raza de humanos perfectos y argentinos” __ No era fácil olvidar que el profesor era además de un excelso científico un patriota y por ende un peronista de pura cepa. __ Carlos se sentó a revisar los papeles, nada indicaba que hacer en caso de…

Continuará.