Miss Mischief: Vampira galáctica

0

Miss Mischief
Por: Darío Valle Risoto

En mi afición por coleccionar fotografías de Suicide Girls tanto como de chicas Pin-Up, lo que muchas veces colisiona en fabulosas fotos como estas me he encontrado con esta chica usamericana que lo primero que me trajo a la mente por su estética fue una especie de: vampira rockera galáctica de esas buenas películas de ciencia ficción de los años cincuentas.

Pueden buscarla por el facebook, a fin de cuentas de allí me robé estas imágenes que la verdad es un trabajo tremendo tratar de elegir las mejores para compartir en Los Muertevideanos.
Gracias Miss.30511323360b

La tela de Cassandra

213 (1)

La tela de Cassandra
Por: Darío Valle Risoto

El pasado y el futuro no valen
Aunque te hayan lastimado
Cassandra.

Sos mujer y estarás acostumbrada
Quien no fue violado no sabe
Quien no fue golpeado no debe
Reconocer el espanto
La tristeza callada,
Las lágrimas nocturnas
Y la prisión de ser amada
Por quien siempre te lastima.

Parirás con dolor Cassandra
Para superar la soledad
Y la angustia de ser una mujer
Tan hermosa como frágil
A fin de cuentas como madre
Dicen los inicuos…
Que debes ser culpable
Por dar vida.

Así marcha la telaraña
Llevada por un viento masculino
Donde el ser mujer es fabuloso
Pero nadie parece…
Comprenderlo Cassandra.

Neo Vampiros 41: Los calabozos del alma

001_silentNeo Vampiros 41
Los Calabozos del alma
Por: Darío Valle Risoto

__Es hora de sacarlo mi Coronel.
Ramón Caballieri miró a través de la ventana del despacho hacia el centro del patio del cuartel, sobre el piso de tierra rojiza en Tacuarembó un hombre permanecía estaqueado de cara al sol.
__Hasta mañana, déjelo hasta mañana a ver si se le va lo comunista.
__Pero señor… __Balbuceó el teniente Domínguez, sus ojos chocaron contra los dos pozos sin fondo de las oquedades negras de los de su superior.
__ ¿Lo quiere acompañar Domínguez? __Le preguntó apoyando su enorme cuerpo sobre el escritorio. Sus dos manos enormes, velludas parecían las de un gorila. su rostro comenzó a enrojecerse, mala señal.
__Permiso para retirarme, señor. __Dijo cuadrándose, su jefe le hizo un gesto con esa cabeza grande como la de un toro.

Mil novecientos setenta y seis, las cosas andaban mal para el ejército, algunos políticos en el exilio comenzaban a levantar la perdiz sobre las malas inversiones y la fuga de capitales de la Corporación para el Desarrollo, para colmo se habían perdido algunos mercados para la venta de carne en el exterior. Y como es tradicional en los ámbitos fascistas, los más débiles se llevan la peor parte y se vuelve una y otra vez a interrogar a los prisioneros, hace tiempo que poco importa lo que digan solo se les da máquina, la terrible máquina de tortura no se detiene.

Antonio recuerda las tardecitas en el comité tomando mate con los compañeros y escuchando a los Olimareños, recuerda tantas cosas y ni siquiera puede llorar, deshidratado está de frente a un sol terrible, punzante.
__ ¿Lorena?, ¿Cómo estará, tan chiquita, tan diminuta y pálida?
Una sombra le tapa el sol apenas si nota que algo se apaciguó la luz, ampollado si abre los ojos teme quedarse ciego para siempre.
__Te van a sacar mañana. __ Le dice una voz potente, siente las botas que se alejan en dirección a las barracas, en su mente hubiera querido que se demorara un par de segundos más para regalarle esa preciosa sombra. Pero Antonio sabe que a los verdes les tienen prohibido hablar con los prisioneros, los altos mandos y los entrenadores de la CÍA. siempre están advirtiendo sobre el riesgo de que al confraternizar algún soldado se les vuelva subversivo.

Reelabora por milésima vez las clases de Marxismo en la clandestinidad, las conversaciones con los obreros en los gremios y las enormes dificultades para que entren en razón, para que comprendan que la propiedad privada es un robo y…

Los desmayos vienen de a tandas, le dan dos o tres por día, Antonio teme que sea un tumor o algo peor, nadie lo atiende, cierta vez antes que llegara una inspección de la cruz roja le dieron dos aspirinas y se las comió saboreándolas como un postre.
El teniente Domínguez miraba esa silueta carcomida de hombre apuntalada sobre la tierra roja. Un raso lustraba sus botas sentado en una silla con las patas reforzadas con alambre, era un negro de Joanicó con una boca descomunal.
Cebó el mate, el agua estaba fría y escupió al piso, largó una puteada y cuando iba a mandar al negro a limpiar pensó en esa escupida verde y en el tipo sin agua, en el comunismo y la patria, pensó en muchas cosas.

__ Ya limpio señó.
__ Siga con lo suyo tropa.
Le pasó la bota a la escupida hasta que el piso de portland lustrado quedó casi seco. Miró el reloj preguntándose porque ese tipo le daba más lástima que los otros. A fin de cuentas era un comunista de mierda.
__Dígame tropa: ¿El Coronel ya se retiró?
__Si señó, se fue pa’las casa.
Se rascó la cabeza un instante, tomó el repasador medio sucio de la mesa donde descansaba una tabla con algunas longanizas y la cuchilla y sobre el trapo derramó un poco de agua del termo.

Miró al negro, no recordaba su nombre, a fin de cuentas era un tropa bruto y desgraciado como cualquiera que se mete a la milicia.
__ Escúcheme, va con este trapo escondido en la mano hasta donde está el prisionero tirado, me lo hace cuando el guardia está lejos, se agacha como para revisarle los tientos y se lo pasa por la cara para humedecerlo un poco al cristiano sino se nos va a morir.
Y partió el negro chueco y temblando de miedo a cumplir una orden muy rara en esos tiempos, se acercó pero de costado, luego de divisar que el guardia se había ido al baño, cuando no estaba el Coronel la cosa se ablandaba como en todos los cuarteles.
Pasarle el trapo húmedo fue como acariciar una madera, el tipo estaba duro, casi muerto no se movió nada cuando el agua se le disolvió en la piel quemada llena de marcas y ampollas.

Volvió antes de que regresara el guardia, sobre uno de los muros dos horneros fueron los espectadores de la pequeña aventura, desde la ventana estaba la mirada perdida de Lorenzo Domínguez que una vez más se arrepentía de haberse metido en el maldito ejército.
__ Retírese que yo sigo. __Le gritó al milico cuando se disponía a la lustrada.
Saludo y se retiró seguramente a hacer que hacía algo, cuando un gemido sobrecogió a Domínguez, por un momento pensó que provenía del tipo estaqueado, pero era improbable.
No, eso venía de los calabozos, algún milico andaba judeando a los prisioneros, en esas tardes de cuarenta grados del norte los pajeros no tienen mayor diversión que darse una vuelta por los celdarios y embromar, la broma puede ir desde provocarlos hablándoles de sus mujeres o hijas o algo peor como mearlos.

Domínguez se quedó eternidades de segundos mirando sus botas muy mal lustradas, una al lado de la otra debajo de la ventana como símbolos de una época donde los hombres se eliminan en nombre de la patria. Cierta vez en su pueblo vio como los soldados le prendían fuego a un comité de base y casi sin querer se le pegó un volante a la mano.
__ “Si este no es el pueblo, el pueblo donde está” __ Decía la pobre consigna, arrugó el papel y lo tiró con bronca, pero el humo de la humilde casa olía más a vergüenza que a victoria del ejército, luego se llevaron a unos pibes que habían pintado una estrella tupamara y los cagaron a palos en la comisaría.
Algo se había puesto muy feo en su país.
Juicio y Castigo

Firestorm: el héroe nuclear

firestorm 1

Firestorm (DC Comics)
Por: Wikipedia

Firestorm es el nombre ficticio de tres superhéroes de cómics publicados por DC Comics.
Ronnie Raymond, conocido como Firestorm I, debutó en Firestorm, el hombre nuclear vol. 1 # 1 (marzo de 1978), y fue creado por Gerry Conway y Al Milgrom.
El segundo fue el profesor Martin Stein, Firestorm II, debutó en el Firestorm vol Hombre Nuclear. 2 # 100 (agosto de 1990), y fue creado por John Ostrander y Tom Mandrake.
Jason Rusch, Firestorm III, debutó en el vol Firestorm. 3 # 1, (julio de 2004), y fue creado por Dan Jolley y chriscross.

Historia de la publicación
La serie de Firestorm primera fue de corta duración, canceló abruptamente en un recorte empresarial (el “DC Implosion”) por el n º 5 (la primera parte de una historia de múltiples cuestionamientos) el último en ser distribuido, y # 6 incluido el Cancelado Cabalgata de Cómic. Del Escritor Conway Firestorm fue añadido a la lista de Liga de la Justicia de América. Esto llevó a una serie de 8-historias de página en la parte posterior de la portada de los números de flash (con dibujos de George Pérez), y un resurgimiento de una tormenta de fuego mensual de cómic en 1982. La furia de Firestorm (más tarde llamado Firestorm: el Hombre Nuclear) duró desde 1982 hasta 1990.

Una nueva serie de Firestorm comenzó en el 2004 con un nuevo personaje, Jason Rusch, en el papel. Como sus predecesores, Jason tenía un sentido del humor que se utiliza a menudo para ocultar sus inseguridades.escudo firestorm_wallpaper

Biografía ficticia
Ronnie Raymond
El primer Firestorm está formado por la mezcla de Ronnie Raymond y el profesor Martin Stein.
Ambos conviven en un mismo cuerpo debido a un accidente nuclear que tuvo lugar en una empresa llamada HudsonFirestorm de Ronnie Nuclear Facility.
El cuerpo de Firestorm es el de Ronnie, pues al producirse el accidente, estaba despierto. Mientras tanto, el profesor Stein es una especie de conciencia añadida a la mente de Ronnie.
Sus conversaciones cómicas entre ambos es lo que más destaca en el personaje.
Tras la cancelación de su propia serie tras apenas seis números, Firestorm seguiría haciendo apariciones en cómics de distintos personajes, hasta que por fin obtuvo su serial en complemento a The Flash en 1980.
Firestorm también se unió a la Liga de la Justicia a petición de Superman ese mismo año. En 1982, Firestorm obtuvo serie propia. Sus historias eran más un desahogo humorístico que otra cosa. Poco a poco su historia se fue desarrollando, hasta que llegó el año 1987, año en el que John Ostrander se hizo cargo del personaje, cambiando el chip radicalmente. En este año, Firestorm se convirtió en un héroe ecologista, y sus historias se volvieron mucho más oscuras y realistas, humanizando al personaje.
El héroe exigió a Estados Unidos y la Unión Soviética que renunciaran a la energía nuclear como arma. Tras el rechazo, Firestorm acabó luchando contra Pozhar en Nevada; éste era un metahumano ruso que también poseía poderes atómicos. Ambos fueron bombardeados con armas nucleares, y Pozhar, cuyo nombre era Mikhail Arkadin, se fusionó con Ronald y Martin en el cuerpo de Firestorm.firestorm duel

Martin Stein
Martin Stein se enteró de que estaba destinado a ser el verdadero fuego elemental, y habría sido así si no fuera por Ronnie Raymond que también estuvo allí por las circunstancias. Raymond y Mikhail Arkadin fueron desligados de la matriz de Firestorm y devueltos a sus antiguas vidas, dejando al profesor Martin con todo el poder.
El nuevo Firestorm se marchó al espacio exterior para explorar el universo y Ron acabó padeciendo leucemia como resultado de sus peripecias superheroicas. Martin volvió a la Tierra y le ofreció volverse a fusionar para salvarle la vida. Ronald rechazó la oferta, y Martin se sacrificó; restauró al joven como único integrante de Firestorm y desapareció para siempre.firestorm y la liga de la justicia

Jason Rusch
En 2004, DC comics revivió a Firestorm, por tercera vez, en lugar de Ronnie Raymond, hubo un nuevo protagonista, Jason Rusch, un adolescente afro. Durante la miniserie Crisis de Identidad, Ronnie Raymond muere a manos del villano Shinning Knight.
El villano atravesó el cuerpo de Raymond con la espada brillante, provocando que este explosionara. Las partículas de Firestorm fueron canalizadas como parte de su esencia residual en el cuerpo de Jason Rusch. Con el tiempo, Ronnie volvería eventualmente dentro de la matriz de Firestorm durante cuatro números, hasta que desaparecería definitivamente (pero no para siempre).
Durante la Crisis Infinita, el profesor Stein volvería de la nada para formar parte de Firestorm como una segunda conciencia de Jason, del mismo modo que hizo con Ronnie. Juntos pasarían multitud de aventuras y varios años. Como producto del destino, Jason se enfrentaría al villano que mató a Ronnie, el cual se mofó de Rusch diciendo que no era digno sucesor del primer Firestorm. Jason lo acaba derrotando demostrando así que se equivocaba.firestorm-wallpaper-1920x1080

Firestorm en “Los Nuevos 52”
En 2011, DC Comics lanza una nueva serie titulada como “La Furia de Firestorm: Los Hombres Nucleares”, formando parte del nuevo universo iniciado por la compañía. Así, en esta nueva realidad, Jason Rusch es el típico estudiante nerd de secundaria superdotado que se enfrenta con su compañero de estudios, el atleta Ronnie Raymond. Cuando los terroristas vienen en busca de un dispositivo que Martin Stein le envió a Jason para su custodia, este se activa, transformándole a él y a Ronnie en versiones separadas de la matriz de Firestorm.Arrow y amigos

Apariciones en otros medios
Firestorm ha aparecido en infinidad de medios, sobre todo en series animadas. La última aparición del personaje en televisión fue en la serie The Flash (serie de televisión de 2014) de la cadena de televisión The CW, interpretado por los actores Robbie Amell y Victor Garber en los papeles de Ronnie Raymond y Martin Stein respectivamente. Como un guiño, también en dicha serie apareció fugazmente el personaje de Jason Rush interpretado por el actor Luc Roderique. Al contrario que en los comics, en esta versión Ronnie y Martin son fusionados y adquieren sus poderes tras el accidente del acelerador de partículas de Central City, siendo necesario estar fusionados para que consigan ser Firestorm.the-flash-amazing-rogue-air-trailer-breakdown-firestorm-captain-cold-the-arrow-vill

El marroco (tango)

IMG_20140217_0007

El Marroco (Tango)
Por: Darío Valle Risoto

Se llevó el marroco a la catrera
Para masticar mientras pensaba
De plata la luna saludaba
Colgada de un cielo atemporal.

En la pieza estaba el mago
De galera en una foto
Y sin papusa en el cotorro
Simón se puso a recordar.

Ya pasaron tantos años
Sin Mirella en el bulín
Puros burros y Cassin
Y una vida pa apostar
Y como siempre la mishiadura
Que lo obliga a recordar.

Ya no esta la dulce vieja
Con su incondicional amor
Solo el yugo de la calle
Y una pieza de pensión

Agarra la mandolina
Dijo el santo mortificado
Que ya estas muy regalado
En la viña del señor.

Y el marroco cayó al piso
Donde el mago era testigo
Risa inmortal de un amigo
Que vio morir a Simón.

Portada: Gravado de César Ureta artista plástico y amigo

El día que los ricos bailaron reggaeton

Wallpaper Magic 187 (18)El día que los ricos bailaron reggaeton
Por: Darío Valle Risoto
Técnico en comunicación social

Resulta inobjetable asegurar que durante la mayor parte de la historia humana las clases dominantes eran las que marcaban las pautas culturales de los más desfavorecidos; es decir que aquellos que eran “propietarios” de los medios de producción marcaban el rumbo cultural de todos los extractos de la sociedad, aún de aquellos en el fondo de la pirámide cultural.

Las minorías dirigentes mejor preparadas gracias al indudable acceso a medios de aprendizaje, posibilidad de viajar y desde luego más tiempo de ocio, poseían la capacidad de ilustrarse mientras que aquellos que eran los que suministraban la mano de obra asalariada quedaban relegados a alguna forma insipiente de cultura y en el mejor de los casos a una educación religiosa y por ende doctrinaria donde se mantenga el sistema imperante.

Con el advenimiento de la revolución industrial fue necesario preparar a las masas obreras para nuevas formas de producción lo que trajo como agregado que deberían recibir mejor educación tanto como las generaciones venideras para prepararse a un futuro productivo más complicado que las anteriores formas de producción generalmente agrarias. Aún así las pautas de cultura eran todavía menester de aquellos que regenteaban el poder y desde abajo eran vistos con admiración por sus modales, su arte, sus formas de manejarse tanto entre el vulgo como entre la aristocracia en extinción.
No era raro que aquel pobre que pretendía escalar en lo social copiara los rasgos de sus señores para sentir al menos que su vida tenía sentido.

Es así que en el siglo XX al menos hasta poco más de terminada la segunda guerra mundial las masas obreras que comenzaban a sacudirse el yugo tanto en revoluciones como en cambios sustanciales en cuanto a sus derechos, aún veían a los ricos y poderosos como los propietarios de un concepto de cultura que era la marca, el destino a donde quisieran que llegaran sus hijos sino era como poseedores de riqueza, al menos como compartidores de un modo de cultura superior.

Aquel pobre que pretendía escalar en lo social pretendía si no le era posible aprender, al menos imitar la forma de vida de los ricos, vestirse y hasta hablar como aquellos que eran el espejo de a donde debería ir una sociedad ideal. Ser como los que mandan era un sueño desde luego que realizable al menos en lo estético porque sabemos que la movilidad social es imposible por una simple razón matemática donde los estamentos superiores deben mantenerse como una minoría para que las mayorías trabajen asegurándoles su sustento.

Esto que acabo de sostener se mantiene aún en las supuestas sociedades comunistas y/o socialistas donde indefectiblemente un grupo de dirigentes mantiene ciertos “privilegios” frente a las mayorías por más que algunos consideren más justos estos sistemas.

Es así que este escueto artículo pretende ahondar al menos superficialmente en un cambio que se ha sostenido al menos desde la década de los años ochenta donde ya no son los ricos y poderosos los espejos de las clases inferiores sino que se da vuelta absolutamente esta realidad y los que sustentan la propiedad de los medios de producción, los intelectuales, políticos, doctores, catedráticos, etc., comienzan a impregnarse de la cultura de los que desde abajo mantienen opciones culturales propias nacidas de su propia factura o adulteradas de aquellas que antes copiaban y venían desde arriba, es decir que lo que tenía cierto nivel baja para transformarse y volver a subir ya echo otra cosa. El ejemplo más claro es la música pero esto es también una realidad en diversas manifestaciones tanto estéticas como idiomáticas.

Algo sucedió que quién suscribe aún trata de explicarse, de alguna manera los poderosos dejaron de fabricar sus opciones para comenzar a copiar aquellas que vienen desde el pueblo, es decir: “desde el vulgo” o sea desde lo vulgar y lejos de resultar peyorativo, me atrevo a manifestar que aquellos valores remanentes desde lo instintivo y por ende primitivo adolecen de perfeccionamiento y/o complicaciones y están condenados a una sucesión de pautas que raramente podrán perfeccionarse o crecer para formularse como un extracto plano y casi decadente de aquello que pocas décadas antes los que “mandaban” aborrecían y discriminaban.

Una suerte de justicia social peligrosa se manifiesta hoy día cuando en las fiestas y recepciones de los ricos se baila y disfruta exactamente de la misma música que los extractos tanto obreros como marginales, esto se traslada a la forma de vestir, hablar y lo que es más peligroso a una concepción nueva del mundo y la cultura donde lo vulgar pasa a ser moda y lo que implique algo de clase y hasta cierta retórica profesional será vista como un objeto desechable.

Pero ellos podrán cambiar y hasta de alguna manera “descender” culturalmente más los medios de dominio siguen intocables porque no son tan tontos aunque lo parezcan, sin embargo lo poco que al menos era digno de ver como un camino a seguir en cuanto a cultura ya no existe y juntos compartimos un triste panorama de una cultura achatada donde todos bailamos “salsa” y caminamos por la vida vestidos como agentes del Hip Hop y hablamos la jerga carcelaria o el argot de la calle que vienen a ser más o menos lo mismo.

Hay cierto peligro evidente, peligro en un mundo donde todas las manifestaciones culturales dependan de un sentido “democrático” donde las mayorías dicten lo que es correcto y bueno de imitar y seguir porque desaparece aquel “techo” que si bien era dictado por las minorías opresoras, al menos eran indiscutiblemente formas de aprender y conceptualizar el mundo a través de un enriquecimiento intelectual donde la filosofía y la ciencia son herramientas indispensables.

Cuando los reyes, gobernadores, presidentes, políticos, parecen ser parte del pueblo resulta bueno y hasta justo pero si estos mismos “señores” manejan los cambios sociales con una vara muy baja en cuanto a aspiraciones culturales estamos en un verdadero problema.

Una sociedad libertaria, anarquista será posible siempre y cuando la mayor cantidad de personas tenga acceso a una educación real, constitutiva de un ser libre pero con una carga intelectual poderosa y valores éticos que solo son posibles desde el crecimiento personal y no desde una absoluta carencia de estos. Un ser crítico es necesario, pero para tener una conciencia critica hacia adentro y hacia afuera es menester poseer formación intelectual.anti intelectualismo

Los Fantasmas de Nuevo París

Abandoned Old Victorian House - New York, USALos Fantasmas de Nuevo París
Conclusión
Por: Darío Valle Risoto

Ella comenzó a desaparecer y él se arrojó en el espacio donde antes estaba el fantasma hasta casi chocar con una pared. Luego: la nada.
El celular sin cobertura, ninguna novedad, las novelas sobre la mesa de la cocina y afuera la tormenta, adentro de nuevo el gato que lo mira enigmático y en su estómago un vuelco al vacío.
Cuando la tormenta amainó comenzaba a amanecer, apenas caía una llovizna pero hacía frío, caminó resuelto hasta el pequeño cobertizo y encontró un pico y una pala. Como guiado por manos invisibles comenzó a cavar en el mismo sitio donde ese hombre desquiciado supuestamente había ocultado el cuerpo de su víctima.
Y por supuesto que la encontró.

Cuando llegó la policía su madre y la dueña de casa no tardaron en asistir a la escena en que el joven era interrogado por un agente incrédulo. El pequeño bulto casi era una mezcolanza de raíces y trapos podridos. Entre ellos los huesos de una niña, un medallón y restos de un vestido que alguna vez fueron vida.
Annabel Hermida se desmayó, el shock la hizo recordar algo que su mente de niña había borrado para siempre por simple e inexplicable instinto de conservación.

Dos días después Anselmo acompañó a Nora al sanatorio donde estaban a punto de darle el alta a la señora que los recibió agradecida.
__Gracias mi hijo, me hiciste recuperar los recuerdos, yo había fabricado en mi mente que se había muerto del corazón, pero había un secreto terrible que mi familia ocultaba. __Bajó la cabeza visiblemente avergonzada. Nora le dio un beso.
__De alguna manera siempre tuve la idea de que la otra niña era usted pero viví momentos muy confusos en esa casa… pero, ¿usted no la había alquilado?
__Algo, una fuerza, quizás el fantasma de Samantha que tu citas me hizo volver a vivir donde nos habíamos criado, no lo sé, tampoco fueron en realidad cuarenta años, creo que se te pasó que yo soy mucho más vieja, en realidad todo sucedió algún día de mil novecientos treinta y siete.
Anselmo se cruzó de brazos pensativo, miró a la mujer que sonreía y tenía la mirada de alguien que por primera vez en su vida descansa de recuerdos tristes y reprimidos. Por lo tanto temió hacerle la siguiente pregunta.
__ ¿Y Florián?, ¿Qué fue de él?
__Florián era medio hermano de mi madre, poco tiempo después de que “desapareció” mi hermana y yo me enfermé seriamente desapareció en el Brasil, por la edad ahora no creo que esté vivo, tendría más de cien años.

__ ¿Las violó a las dos?
__ ¡Anselmo! ___Gritó su madre mientras que abrazaba a su amiga, sin embargo los ojos de Annabel se tornaron fríos y miraron hacia la calle por la ventana del consultorio.
__Comenzó con Samantha pero no me pudo tocar, ella se le tiró encima y la mató, después entré en shock, ¿Solo nos viste jugando en el jardín?
__Si, y luego la otra niña siendo. …
__ ¡Por favor! ¡Ya todo terminó! __Suplicó Nora tratando de acabar con una conversación muy molesta.
__Es cierto, ¿Va a seguir viviendo allí?
__Pienso comprar la casa mi querido y le voy a construir algo, un monumento, algo que recuerde a mi salvadora.
En ese momento alguien entró a la sala y Anselmo se dio vuelta para ver quién y para quedarse congelado como en aquella fría mansión de Nuevo París.
__Es mi sobrina Silvana, viene a ayudarme a regresar a casa.
Una chica alta vestida de jeans azules y un largo buzo negro se retiró el largo cabello oscuro de la cara y lo besó en la mejilla.
Era demasiado parecida a la fantasma de Nuevo París.
__Él es Anselmo Fernández, el héroe de mi vida mi querida. __Dijo sonriendo Annabel mientras veía que estos dos jóvenes tenían una especie de halo eléctrico a su alrededor.

FIN

Epílogo
Pasado un mes del extraño suceso en esa vieja casa de Nuevo París Anselmo volvió a su vida cotidiana, es decir, al aburrimiento diario de tratar de ganarse la vida en la agencia de cambios y de contentar su tiempo libre leyendo de nuevo aquellos viejos apuntes sobre ciencias ocultas. Los había dejado un par de años antes porque se estaba volviendo un escéptico, al enfrentarse al caso de Samantha y ese fin de semana tormentoso en la casa de Annabel Hermida, había tenido que volver a ojear sus garabatos, diagramas y dibujos.
La casa de Gnosis en el centro había cerrado y le dijeron que Victoriano Andrade había partido al Perú en el 2008 a una reunión del grupo Rama liderado por el controvertido Sixto Paz. Así que descansando en un sucio bar de la calle San José se puso nuevamente a recordar los detalles de esos casi dos días donde descubrió un doloroso secreto que involucraba fantasmas, asesinatos y especialmente su duelo personal con el miedo.
El capuchino estaba bueno y afuera había salido un sol invernal que le daba al centro un poco de color a pesar del frío, hubiera querido pedirle disculpas a Victoriano por no haber tomado en cuenta tantas enseñanzas, pese a todo sabía que no podía involucrarse como esas viejas que se pasan leyendo a Coelho, yendo a Reiki, leyendo el horóscopo y se pierden…
La vida, dos chicas que pasaron frente a la vidriera y le sonrieron, el cuicacoches que se empinaba la botella de plástico con vino y un auto que frenó casi sobre la cebra pintada en la agrietada calle céntrica.
Pero: ¿Por qué no puede dejar de pensar en ella? Demasiado sólida para ser imaginación, nunca olvidó el contacto de su fría mano ni el insondable y profundo mar oscuro y triste de sus ojos negros, tampoco la esbelta y delgada figura graciosamente sinuosa que era ese joven espíritu tomado de la tierra en forma criminal.

¿Se puede amar a un fantasma?, Acaso Anselmo estaba demasiado solo en una ciudad que no le había dado mucho, de todas maneras fue muy elocuente fue abrazar a Nora y decirle que lo perdone porque aunque madre adoptiva era su madre y que reconocía que había sido muy frío cuando murió su marido… es decir, su padre.
Nora estaba feliz porque desde el suceso la casa de su gran amiga había recobrado la vida, de todas maneras Anselmo tenía algo de reparos en volver a pisar esas habitaciones oscuras y húmedas.
Cuando terminó su capuchino se quedó mirando a una joven rubia que había entrado al bar, ella pidió un café pero se quedó mirando la televisión haciéndolo a su vez salir de su abstracción y enfocarse en las noticias.
Montevideo asistía a hechos extraños desde hacía unos seis años, crímenes sin resolver y situaciones que no eran del todo bien explicadas, no solo por las autoridades sino también por los medios de comunicación. Anselmo se sintió culpable porque había vivido en su propia burbuja tratando de trabajar, ir a casa, dormir, ver películas y nada más. Las pocas y raras relaciones que había tenido con el sexo opuesto siempre terminaban sin una explicación. Tal ves su obsesión por el fantasma de Samantha era producto de su soledad.
La chica rubia terminó su café y recogió su bolso, antes de salir compró cigarrillos y en la puerta encendió uno y se puso a toser inmediatamente para luego estallar en una risa histérica.
__ ¿Te puedo ayudar en algo? __Le preguntó él tratando de socorrerla pero sin saber que realmente hacer.
__En realidad no fumo, ¿Se nota?
__Creo que bastante, será mejor que tomes un refresco yo invito si no supera los cincuenta pesos, digo.
__Gracias.
__Me llamo Anselmo
__Paula, mucho gusto.

FIN

Lemmy Kilmister: Otro dios del Metal

Lemmy nos abandonó físicamente en estos días, creo que ningún homenaje alcanza… Larga vida al rock and roll

La Biografía de un dios
Por Wikipedia

Ian Fraser «Lemmy» Kilmister (24 de diciembre de 1945) es un músico, compositor, cantante y bajista inglés conocido principalmente por ser el líder y fundador de la banda de heavy metal Motörhead.
 
Niñez y juventud
Lemmy nació en la nochebuena de 1945 en Burslem, Stoke on Trent, Inglaterra.
 Cuando Lemmy tenía tres meses de edad, su padre, un ex capellán de la Royal Air Force, se separó de su madre. Su madre y su abuela se establecieron en Newcastle-under-Lyme para luego mudarse a Madeley, Staffordshire.
 
Cuando Lemmy tenía 9 años, su madre se casó con George Willis, quien tenía dos hijos mayores de un matrimonio previo, Patricia y Tony, con quienes nunca pudo llevarse bien. 
Luego la familia se mudó a una granja en Benllech, Anglesey, North Wales5 y fue en ese momento en el que comenzó a mostrar interés por…

Ver la entrada original 512 palabras más