Star Trek – Picard: Un primer aterrisaje

d8d27513aa926823a5a74b29e33b6f6e

Star Trek – Picard
Por: Darío Valle Risoto

Acabo de ver los dos primeros episodios de esta reciente serie con el muy esperado protagonismo de Patrick Stewart como el retirado capitán Picard quien fuera un insigne protagonista de Star Trek the Next Generation.

Y por más que en este caso las comparaciones son más odiosas que nunca evidentemente de la larga saga que inspiró nada menos que cinco series de Star Trek y más de diez películas la Nueva Generación fue la mejor de todas y muy especialmente por este capitán que sin lugar a dudas desplazó al simpático capitán Kirk de la serie original.

Hace poco debía reconocer como fan de Star Trek que la primera serie le debe prácticamente todo su éxito y el transformarse en una serie de culto nada más ni nada menos que al personaje de Sr Spock interpretado por Leonard Nimoy y por más que el resto del staf fue muy interesante debemos reconocer que no brillaban precisamente por sus dotes histriónicas o brillaban lo que podían dentro de un pobre presupuesto de producción.

Frente a mi decepción con la serie: Star Trek Discovery que aunque mejoró y mucho en su segunda temporada aún siento que nada tiene que ver con la citada saga, reconozco aún así que desde la Original pasando por la Nueva generación, Voyager, Deep Space 9 y terminando por Enterprise se terminó un largo ciclo quizás nunca antes visto en televisión y puedo aceptar que se intenten nuevos rumbos me gusten o no.

Por lo tanto Picard no se si entra dentro de lo nuevo o es un remanente de aquellas cinco fabulosas series hoy de antología, por allí se trata de ambas cosas, porque tras ver los dos primeros capítulos si bien hay innumerables homenajes a esto también se trata de una visión moderna al mejor estilo “Discovery” con todo lo que ello pueda implicar.

Si Discovery apuntó para distritos muy diferentes de la vieja idea de la exploración espacial e intentó mirarse al ombligo con connotaciones sexuales y hasta bizarras en su relación con estos nuevos Klingons, en la segunda temporada con la aparición del capitán Pike mejoro pero aun sigue dejando de lado muchos aspectos que hicieron de Star Trek una ciencia ficción para pensar que tenía a la acción como aspecto secundario. El nuevo Spock me comenzó a gustar un poco por más que tenga aspecto de Hipster y hable demasiado pero lo podemos perdonar por ser joven… ¿o no?

A todo esto “Picard” promete mejorar, a lo pronto comenzó muy bien y Patrick Stewart como lo fue Leonard Nimoy es de esos actores indiscutibles, por allí está aunque muy poco nuestro añorado “Hombre Bicentenario”, el inefable: “Data” y supongo que en medio de esta especie de invasión Romulana encontremos muchas más pistas de la tradicional Star Trek que tanto le alegró la vida a este pobre terrestre del planeta Uruguay.

Los Simpson: Dos libros imprescindibles.

simpson y la filosofia 1

Si son tan fanáticos como yo de esta entrañable e inmortal familia de Springield disfrutarán hasta volverse amarillos de felicidad de estos dos sendos libros… si si ya se que a Homero no le gustan los libros pero Lisa me dijo que valen la pena.

Simpson: matemáticas y filosofía

¿Acaso Nietzsche justificaria las gamberradas de Bart? Y Lisa, por socrática, ¿debería caernos mal? ¿Se puede ser virtuoso y ofrecer la propia familia a los extraterrestres para salvar el pellejo, como Homero? ¿Tal vez Marge nos haga sentir en casa porque, en realidad, se trata de una madre y ama de casa machista? ¿Como la propia serie, por otra parte? ¿Se puede aprender algo sobre la felicidad gracias a las miserias del senor Burns? ¿Es un disparate considerarse de izquierdas y reírse del infortunio de Springfield , aunque se trate de un pueblo de animación? ¿Acaso no es la desgracia ajena lo único que hace reír? ¿Quien decide si Los Simpson es una serie incorrecta y hasta combativa o en cambio el poder también se esconde bajo el monopatín de Bart? ¿Quien es el listillo que sentenciara si Springfield es fruto de un enfoque deconstruccionista del mundo o Derrida se revuelca en la tumba? ¿Sera que, como han sospechado siempre algunos friquis, Los Simpson es el mayor logro inopinado del pensamiento contemporáneo precisamente porque plantea estas y otras preguntas, un secreto a voces se impone sobre tanta chachara vacua a propósito de la cultura popular?

matematicas y smpson

Aunque Greenwald y Nestler podrían parecer excepcionales, no son los únicos profesores que hablan de Los Simpson en sus clases de matemáticas. Joel Sokol, del Instituto de Tecnología de Georgia, da una lección que titula «Tomar decisiones contra un oponente: una aplicación de la optimización matemática», que incluye unas diapositivas en las que se describen juegos de piedra-papel-tijeras a los que juegan personajes de Los Simpson. Esta lección se centra en la teoría del juego, una parte de las matemáticas que se ocupa de averiguar cómo se comportan los participantes en situaciones de conflicto y cooperación. La teoría del juego puede ayudar a comprender cualquier cosa, desde el dominó hasta la guerra, desde el altruismo animal a las negociaciones con los sindicatos.

Los Simpson: Pinta tu carreta

vlcsnap-2020-01-31-14h49m31s193All Singing, All Dancing
Por: Wikipedia

All Singing, All Dancing, llamado Todo canciones, todo bailes en España y Todos cantan, todos bailan en Hispanoamérica, es un episodio perteneciente a la novena temporada de la serie animada Los Simpson, estrenado originalmente en la cadena Fox el 4 de enero de 1998.​ En el episodio, el cuarto refrito de la serie, Homero dice que odia cantar, por lo que Marge le muestra cintas de números musicales de las temporadas anteriores. El material original fue dirigido por Mark Ervin y fue el primer episodio escrito por Steve O’Donnell. El productor ejecutivo fue David Mirkin, y las estrellas invitadas fueron George Harrison, Patrick Stewart y Phil Hartman, aunque sus voces aparecen en los clips y ninguno de ellos grabó material original para el episodio.vlcsnap-2020-01-31-14h49m08s227

Sinopsis
Todo comienza cuando Homero alquila la película “Pintar tu carro”. Él y Bart esperaban ver un western violento con Lee Marvin, como protagonista, además de Clint Eastwood como actor; sin embargo, resulta ser un musical. Esto causa que Homer saque la cinta y diga que odia las canciones, pero Marge le recuerda que él canta muy frecuentemente.

Luego, todos comienzan a cantar y a ver videos de viejas canciones de otros episodios. Las canciones que se oyen son:

“Baby on Board” de Homer’s Barbershop Quartet;
“We Put the Spring in Springfield” de Bart After Dark;
“Springfield, Springfield” de Boy-Scoutz N the Hood;
“Who Needs the Kwik-E-Mart?” de Homer and Apu;
La versión de Krusty el payaso de “Send In the Clowns” de Krusty Gets Kancelled;
“See My Vest” de Two Dozen and One Greyhounds;
“The Monorail Song” de Marge vs. the Monorail;
“In the Garden of Eden” (en realidad, es In-A-Gadda-Da-Vida de Iron Butterfly) de Bart Sells His Soul;
“We Do” de Homer the Great. Varias de las canciones están entre las más populares de la serie,​ “Who Needs The Kwik-E-Mart?”, y “We Do” habían sido nominadas como mejor canción para los Premios Emmy y “We Put the Spring in Springfield” ganó el premio en 1997.
Las canciones de la familia hacen que Snake, molesto, entre en la casa, y en varias ocasiones trata de matarlos. En los créditos, la voz de Snake puede ser oída mientras trata de parar la música.vlcsnap-2020-01-31-14h50m21s157

Producción
El episodio es el cuarto y penúltimo especial de refritos de Los Simpson. Fue armado por Steve O’Donnell, quien escribió este episodio y The Joy of Sect (el cual, en orden de producción, precedió a este episodio).​ El productor ejecutivo David Mirkin detesta hacer especiales de refritos y dijo “no los haríamos si pudiésemos elegir”, tal como dicen al final del episodio.​ El episodio tuvo problemas con los censores, ya que éstos objetaron que Snake la apuntase con un arma a Maggie. Debido a esto, “All Singing, All Dancing” es uno de los pocos episodios clasificados como clase G.3​

En Latinoamérica, es el primer episodio de Claudia Motta doblando a Bart Simpson debido a que Marina Huerta renuncia por razones salariales.

Referencias culturales
Clint Eastwood está vestido como el hombre sin nombre de las películas Dollars Trilogy. Al principio del episodio, se referencia a la película Paint Your Wagon. La película es protagonizada por Clint Eastwood y Lee Marvin y dirigida por Joshua Logan, pero los guionistas no basaron la parodia ni las canciones en la película. El hombre que en la película enfrenta a Clint Eastwood fue diseñado para que luciese como Lee Van Cleef.​

Varias de las canciones que aparecen en el episodio son referencias de musicales verdaderos. “Springfield, Springfield”, cantada por Bart y Milhouse, es una referencia de “New York, New York”, de On the Town.​ La canción de Krusty, “Send in the Clowns”, cambia la letra de la versión original de Stephen Sondheim. La canción de Monorail, de Lyle Lanley, está basada en una actuación del personaje Profesor Harold Hill en The Music Man, incluyendo el traje de Lanley y el “fácil convencimiento sobre la audiencia para que aceptase su falsa propuesta”. Por otra parte, cuando Bart cambia las letras de los himnos, lo hace por “In-A-Gadda-Da-Vida”, de Iron Butterfly llamándola “In the Garden of Eden”

Recepción
Aunque normalmente no le gusten los refritos, a David Mirkin le gustó el episodio por los bailes y los cantos y dijo que los clips eran “verdaderamente maravillosos”.​ Los autores del libro I Can’t Believe It’s a Bigger and Better Updated Unofficial Simpsons Guide, Warren Martyn y Adrian Wood, escribieron que “para ser un especial, no está mal. La única canción que falta es “Dr Zaius” de “A Fish Called 81bf8b25926b0b4d0ceab09b2a29b99aSelma”. En su libro Planet Simpson, el autor Chris Turner escribió “cuando se muestran todas las canciones importantes de la serie juntas, forman un argumento interesante, y un musical tan armonioso como Singin’ in the Rain o Cats. El episodio fue nominado en 1998 para un premio Emmy, en la categoría “Dirección musical”.

Michael Dunne analizó el episodio en su libro American Film Musical Themes and Forms, y da ejemplos sobre el mismo explicando que las actuaciones bailando y cantando no suelen ser bien aceptadas en televisión.​ Nota que Homero llama “poco masculino” cantar, y la “poca comunicación” que hay en el episodio. Sin embargo, Dunne también notó el hecho que Homer mismo canta “su queja de que los musicales son falsos y tramposos”.fc4815387c27ea81bf9bce5aa4a668a8

El Uruguay y la apariencia delictiva

playboy_Page_05_Image_0001

El Uruguay y la Apariencia Delictiva
Por: Darío Valle Risoto

Quizás envalentonados con su dudosa victoria, los representantes de la derecha nos regalan frases que son motivo de comprensible furia para muchos, desasosiego para parte de estos también y seguramente de disfrute para sus acólitos que no cuentan con un mínimo de sentido de consideración por el prójimo.

Uno ya hace años que se dio cuenta de que no alcanza con ser doctor, licenciado, comandante o lustrabotas para andar de ignorante por la vida o lo que es peor: ser un tipo mala leche que goza frente a los que están peor. Por otra parte desde que aquel estúpido Neanderthal dijo: “Esto es mío” y nació el capitalismo, los pobres son condición necesaria y absoluta de un sistema que se nutre de las desigualdades. Por lo tanto no es de extrañarse que estos señores sientan que están por encima del vulgo y hasta algunos (por suerte pocos) son hasta reyes.

Así que la frase: “Se acabó el recreo” en alusión a que se terminaron las justas reivindicaciones sociales de miles de compatriotas que iban de mal en peor, ahora en alusión a su concepto nazi de la seguridad tenemos esta explicación de lo que sería la apariencia delictiva para que actúen los “gatillo fácil” a saber: tener tatuajes, piercings, gorritas de visera, ser medio negritos, llevar camiseta de Peñarol y diría yo que resumiendo: Ser evidentemente pobres.

Y “ojo al gol” porque siendo duramente honestos probablemente este cretino esté en lo cierto si pensamos que algunos, muy pocos, que andan por allí “de rastrillos” vistan con ese uniforme de chicos malos, porque pertenecen de seguro a una clase social a muchos escalones por debajo del benemérito integrante del partido nacional que dijo esta enorme burrada y no sería raro que se vistan más o menos igual que el 90% de los demás uruguayos, es decir: Ropa informal deportiva.

En Relaciones Públicas aprendimos que las apariencias no engañan y que mostramos lo que somos primero con nuestra imagen y luego con nuestras palabras y obviamente nuestros actos. Por lo tanto sería muy extraño que un prolijo hombre de saco, camisa y corbata, bien peinado y de aspecto pulcro ande por la calle empujando viejas para robarles la cartera o trepando azoteas para hacerse de la ropa colgada en algún barrio de la periferia, cosas de esas. Tampoco lo veremos asaltando bancos porque eso sería imposible ya que probablemente su trabajo (porque de seguro tiene trabajo) esté relacionado con alguna forma de administración de los dineros de otros, como abogado o simplemente como político neoliberal de la derecha más rancia y cristiana.

Este tipo de ciudadanos no roba los bancos, al menos desde afuera.

El síndrome: “Doña Florinda”

¿Recuerdan la vecindad del Chavo? Por supuesto que sí y doña Florinda, la madre de Kiko tenía un característica en particular que la hermana con muchos uruguayos pobres que votaron a la derecha en las últimas elecciones: Era una desclasada.

Les explico mejor: Era una desclasada porque siendo tan pobre como sus vecinos y compartiendo un lugar en la misma vecindad solo por andar más prolija y tener ciertos valores se creía por encima de los otros y los despreciaba, ellos eran la chusma, ella no. Y allí radica todo el centro de esta dudosa nota que de seguro despierta en muchos “Florindos” aquella sonrisa socarrona del milico que no tiene donde caerse muerto y manifiesta: “Se les acabó el recreo”

Milicos y policías son parte de la parte más sumergida del pueblo y aunque sus generales y jefes manifiestan en su discurso sus orígenes de entre el pobrerío sin embargo se creen que son otra cosa porque fueron educados, no educados, más bien adiestrados cual perros ovejeros para cuidar las majadas del amo, ese mismo que precisamente nos mantiene a todos en la pobreza y nos discrimina.

Para terminar les diré que la apariencia delictiva es verdad, una cruda verdad generada por la desigualdad social, el abandono y la negligencia de quienes siendo representantes del pueblo obedecen a intereses espurios, los mismos que más tarde o más temprano vacían los bancos, maniobran con la posesión de la tierra y privatizan hasta sus calzoncillos en nombre de la patria, la seguridad y su puto dios.

Dolor y Gloria

5fbec32f530bfc772dfb8059491ebc30

Dolor y Gloria
Por: Darío Valle Risoto

Si bien Antonio Banderas interpretando a Almodovar en esta película semi-biográfica está correcto, les adelanto que no me ha atrapado para nada y la terminé de ver esperando algo, no se qué, que nunca sucedió.

Por otro lado de ninguna manera puedo decir que sea mala sino que quizás carece de aquella aventura visual que eran sus viejas películas o por ahí quedó en un lugar al narrarse a si mismo muy difícil de determinar sobretodo a la hora de definir determinados rasgos de si que más o menos conocemos por sus trabajos. El cine de Almodovar si bien es famoso mundialmente es para un cierto sector del público que no significa ni mejor ni peor, solo eso.

Aparecen a forma de flash Backs momentos de su niñez y hay como un retorno a viejos amigos y/o amantes muy propio de aquellos que pasaron (o pasamos) cierta edad y se vienen los recuerdos a forma de relaciones místicas. Las enfermedades de todo tipo: su columna, el cuello, el alma. Sucesos casi milagrosos o reencuentros fortuitos con un pasado que pesa a la hora de darles cara cuando uno ya está más enfermo que sano y busca en la heroína escapar del dolor.

Aún así puedo decir que no me gustó del todo pero la pude ver pensando en este tipo de cosas, reitero: “Relaciones místicas” que les llaman los budistas y otros: destino o cosa de dios… ¿Quién lo sabe? Un viejo dibujo de la niñez, la continúa presencia de una madre que posiblemente lo sepa todo y lo mira con recelo y aquel amigo que pasó por una obra de teatro, un monólogo y justo hablaba de ellos.

Si os gusta el cine español y por sobretodas las cosas el de Almodovar creo que les va a complacer aunque a mi me dejara con sabor a poco.

fa7ccf48d45df31a4bebe5b6bd486bdb539a8db1b6abcdd75d176cc9d6a4f0f6

Parasite: Una majestuosa obra maestra del cine contemporáneo.

1516448e6ffadb95060acc16dde2555a

Parasite
Por: Darío Valle Risoto

Esta película coreana de muy reciente aparición acaba de ganar la palma de oro en el festival de Cannes y ya sabemos que los perros nunca se equivocan…

Estamos frente a esas obras maestras de un cine pocas veces abordado en estas partes del mundo pero que ya ha dado sobradas muestras de que tiene todo y mucho más para hacer majestuosas obras como esta que nos narra nada más ni nada menos que la lucha de clases a través de un plan de una familia muy pobre que implica ir asumiendo diferentes roles como la servidumbre de una familia adinerada por medio de diferentes engaños.

Por lo pronto tenemos a la casa como un protagonista fundamental a la hora de ir tejiendo una trama que luego tendrá una situación en medio muy inesperada y un desenlace final quizás previsto más no menos asombroso.

848a3a74dede263b5c0bb9466d30cfbc

La comida, los diferentes diálogos y por sobretodas las cosas la mención casi constante de los olores que despiden las personas pobres son el reflejo de esta mi teoría de que toda esta película refiere ni más ni menos a la lucha de clases por más que nos muestren fantasiosamente a los adinerados como ingenuos cuando todos sabemos que no lo son, pero en esta historia es necesaria esta ingenuidad de los que deben necesitar de la servidumbre todo el tiempo y más.

En los aspectos técnicos la película es impecable, la música sirve y mucho en ella para darnos un paisaje entretenido, atrapante y a la vez desolador por esta familia que vive en un semi-sótano mientras que sus empleadores deambulan por prácticamente un palacio moderno. Lucha de clases y la imperiosa necesidad de sobrevivir en un mundo capitalista y hostil como lo es el nuestro y especialmente corea del sur.

Hay miles de aspectos para pensar en esta obra destacadísima que solamente se puede hacer muy por fuera del circuito de Hollywood habitado de superhéroes, mujeres de plástico y comedias estúpidas de adolescentes de cuarenta años. Parásito implica un retorno al cine de verdad, a la verdadera pasión de sentarse y adentrarse en un mundo que bien puede ser el nuestro porque para algunos solamente nos basta mirar por nuestras ventanas.

6d196a90f9df54b0a1cc293a132b38e89cf16ce64a3e2b75af4766241b37cfd490bbb3e8019f51bc7b3524da968a7619