Mujer que busca distancia (Cuento)

urban gallery (12)

Mujer que busca distancia
Por: Darío Valle Risoto

Era un verano agradable, de esos no demasiado tórridos y como es habitual en mí pasé mis vacaciones en la ciudad. Estaba tomando una cerveza en La Pasiva que se encuentra en frente a la plaza del Entrevero cuando ella pasó caminando junto a mi mesa a apenas unos centímetros de mi brazo izquierdo, miró a ambos lados y cruzó a la acera de enfrente caminando con su clásica postura esbelta. Ni siquiera había reparado en mi presencia.

Reconozco que a veces la realidad me supera y este era uno de esos casos porque hacía varios años que no veía a Mariela, es más: me habían dicho que había muerto en un accidente de automóvil.

Cuando me di cuenta que pude haberla saludado ya estaba suficientemente lejos y no soy un hombre de andar gritando por la calle, me empiné el vaso de Norteña y observé que en determinado momento se quedó parada como pensativa. El sol daba de lleno en su remera blanca, tenía unos jeans celestes y calzados deportivos también blancos, no llevaba cartera.

Mariela, si es que era aquella Mariela tenía un largo y fabuloso cabello castaño que al sol se tornaba de un raro tono rojizo, volví a comprobarlo mientras en mi mente volvió aquella canción de Pink Floyd: “Quisiera que es estuvieras allí” que ella me dijo cierta vez que era su preferida y desde ese momento siempre lleva su nombre agregado al de los músicos: Mariela, Mariela Riberos.

Comenzó a alejarse tanto como todo a su alrededor y mientras su delgada y alta figura comenzaba a empequeñecerse sentí como nunca el desasosiego de estar completa e irremediablemente solo en el mundo. Dio vuelta en semicírculo al monumento y cruzó en diagonal hacia avenida del Libertador. Pensé en pagar y correr a encontrarla pero algo, como una fuerza sobrenatural me ataba a mi lugar mientras la observaba.

Recordé mientras ya se volvía casi un punto en el horizonte caminando en dirección al edificio del Automóvil Club que cierta vez me había contado que una adivina le había dicho que le quedaba poca vida y que yo estúpido o divertido la abracé diciéndole que entonces había que vivirla a pleno y ella se rio como nunca me hubiera imaginado y me dio un beso en la mejilla.

Mariela ya era un rasgo indefinido en la distancia y volví a sentir el sol sobre un costado de mi mesa fuera del Bar y que la cerveza ya no estaba tan fría y que debí correr a alcanzarla para ver si de verdad era ella y por lo tanto seguía viva y decirle que la recuerdo cada vez que escucho: “Quisiera que estuvieras aquí”.

Recuerdo vívidamente que fue un siete de enero en que sucedió aquello porque el siete de enero del año siguiente y los subsiguientes años desde aquel 2008 vuelvo a la misma hora y al mismo bar y espero que ella pase, siempre se repite la situación que acabo de narrar y hasta la fecha nunca me he animado a saludarla.

FIN

La tarea en clase del taller de escritura era describir una situación en que un personaje conocido o que aparentemente conocemos se acerca a nosotros desde la distancia y como tarea domiciliaria teníamos la consigna de narrar algo en el sentido contrario, es decir sobre alguien que se aleja y este cuento es sobre ello, quizás en otro momento suba el relato sobre el personaje que se acerca que aún tengo en el cuaderno de clase.

Vengadores End Game: Al fin la pude ver

f7aeee40d43967a2f3286120b7dc65a4

Los Vengadores End Game
Por: Darío Valle Risoto

Bueno, a estas alturas debo ser de los últimos en ver esta película y la razón es que he decidido dejar de ir al cine por varias razones: entre ellas que la gente ha perdido toda la capacidad de respetar a los otros y no solo hablan durante las películas sino que ahora encima de ello prenden constantemente sus celulares, envían mensajes, chatean y le sacan fotos a la pantalla como si se encontraran en sus propias casas y perdónenme pero yo iba al cine para ver una película en la oscuridad de la sala y sin este tipo de molestias.

Así que debí esperar a bajarla para verla y la verdad que me gustó mucho más que su predecesora la que en su momento aclaré que me resultaba buena pero que su exceso de escenas de acción le quitaba méritos a un guion un poco más elaborado en torno a tantos personajes, demasiados, pero que se comprende porque se trata de terminar con un arco histórico de diez años y más de veinte películas para llegar a esto.

Por lo pronto son poco más de tres horas y uno casi no lo nota, más también se detiene mucho mejor en algunos de los vengadores y apenas si hacen su aparición otros personajes en la fabulosa contienda final contra Thanos, desde luego.

La historia transcurre cinco años después del chasquido de este señor violeta con el guantelete y sus seis gemas donde desapareció la mitad de la vida de la galaxia, lo que trae aparejado que encontremos algunos cambios como la gordura y alcoholismo de Thor, que Tony tiene una hija y quizás lo más perturbador es esa para mi disparatada fusión entre Hulk y el doctor Banner, la verdad que me pareció absolutamente fuera de lugar y lo peor de la película pero debemos aceptar que también hay que atraer a los niños… supongo.

En general todo se basa en un retorno en el tiempo con los consiguientes repasos a la primera versión de los vengadores en el ataque a Nueva York de los bichos esos, un viaje a los años setenta del Capitán y Stark y alguna otra cosa más, lo que por momentos puede resultar algo confuso pero da lugar a por ejemplo que encontremos algunas posibilidades futuras de expandir el universo Marvel aún más hacia las posibilidades abiertas en el multiverso.

El único personaje secundario al que se le da mayor rol en esta historia es Nebula que tiene  gran relevancia en su asociación con los vengadores y el enfrentamiento con su padre que si no la vieron aún tampoco pienso contarles.

Por otro lado vuelvo a lo de volver al pasado, también veremos el mundo de Asgard y lo que sucede allí durante parte de la segunda historia de Thor llamada un Mundo Oscuro por lo que la película es muy variada y dinámica con momentos cumbres como el del capitán América frente al capitán América, ni más ni menos o Tony Stark cruzándose con su padre en los mencionados años 70 donde también sucede el brevísimo cameo de Stan Lee.

Otro que hace un cameo es uno de los hermanos Russo, uno de los directores de la cinta y no sé si se me perdió algún otro. En síntesis con esta enorme película segunda parte de algo aún más grande se terminan once años de fabulosas historias de Héroes Marvel como jamás sucedió antes en la historia del cine y yo diría que salvo dos o tres películas la mayoría han sido de muy buenas a excelentes y eso no es poco.

95b86ba3700e32c86208195dad4c3f20ff029e2559e45181618d0d8e594a1932

House of Villans de Disney

53239d5efbcb92c390eecabfaeda6a37

Mickey’s House of Villains
Por: Wikipedia

Mickey’s House of Villains (El Club de los Villanos en España y El Club de los Villanos con Mickey y sus Amigos en Hispanoamérica) es una película creada por The Walt Disney Company. Es un especial cinematográfico de la serie animada de televisión House of Mouse, protagonizada por Mickey Mouse, el Pato Donald, Minnie Mouse, Goofy, la Pata Daisy y los personajes y villanos de las producciones de Disney. Fue estrenada en Disney Channel en Noviembre 2001 y en video en septiembre del 2002, teniendo una similitud con otra película de Disney y Pixar: Monsters, Inc., debido a que ésta también se estrenó en cines en diciembre de 2001 y en DVD en septiembre del año 2002.

Historia
Es Halloween en la House of Mouse, y están presentes muchos de los villanos de Disney. Jafar tiene un truco para Mickey Mouse, pero tiene que esperar hasta la medianoche, que es la hora cuando puede hacer su truco.

Después de una serie de dibujos animados, Jafar, junto con el Capitán Garfio, Cruella de Vil, Úrsula, Hades, la Reina de Corazones, entre otros se apoderan de la House y se unen en el proceso de echar a Mickey, Minnie, Donald, Daisy, Pluto, Goofy a la calle y encerrar a los demás personajes buenos en la cocina, y cambiar el nombre de la House of Mouse (El Club del Ratón) a House of Villains (El Club de los Villanos).

Mickey y sus amigo tratan de volver las cosas a la normalidad. Mickey vestido con su famoso traje de brujo de El Aprendiz de Brujo, desafía a Jafar a un duelo mágico. Mickey pierde su gorro de brujo y tiene poco tiempo para ponérselo de nuevo, pero entonces Aladdín escapa de la cocina volando sobre la Alfombra Mágica y le da la Lámpara a Mickey para atrapar a Jafar. Mickey atrapa a Jafar en la Lámpara, mientras que los otros villanos huyen como cobardes y la House of Mouse vuelve a la normalidad.f693e5d57ca615944999100cd832031b

Caricaturas
Como el show, la película contiene varios cortometrajes de Disney. De hecho, estos cortos constituyen más de la película que la trama principal de la película. Sin embargo, todas sus tarjetas de título son eliminadas.

Tres de las caricaturas son clásicas:
Lonesome Ghosts (1937)
Donald Duck and the Gorilla (1944)
Trick or Treat (1952)

Los otros cinco cortos fueron mostrados en el programa House of Mouse.

Mickey’s Mechanical House
How to Haunt a House
Dance of the Goofys
Donald’s Halloween Scare
Hansel y Gretel425df26124ca5978bc6f5145876c1889

Antifascismo: Uruguay

67593839_2519952548015891_1673127148929417216_n

 

En atención al rumbo que van tomando las cosas.
Advirtiendo el anticomunismo de Sotelo y la precandidata a vice del PI.
Atento a los Larrañaga boys y su “Vivir sin miedo”, sacando militares a la calle.
En alerta frente a los nostálgicos de las botas y su partido militar Cabildo Abierto (ahora con sus militantes reivindicado y luciendo esvásticas, con sus sloganes de más vale muertos que rojos).
Organizados frente a los que no tolerarán la lucha de los trabajadores sindicalizados.
En vista a la proliferación de los Iafigliolas, Dastugues y Márquez, perseguidores de identidades sexuales que no se ajustan a sus fanáticas concepciones religiosas.
Frente a la irrupción de fascismos, microfascismos y pseudofascismos.
Habrá que que levantar bien alto esta bandera. ¡Orgullosamente Antifascista, siempre!

anarquismo antifascista losmuertevideanos

The Boys: Mucho más que una serie de super héroes.

3b8c1245cf390630f4f1419c44f085bb

The Boys
Por: Darío Valle Risoto

Alguien me decía hace ya un tiempo que el tema de los superhéroes estaba saturando el mercado y es cierto, pero eso no quita que de vez en cuando aparezcan productos originales dentro de un género que siempre parece estar agotado pero hay por suerte muchos ejemplos de que se puede hacer algo novedoso dentro de este subgénero de la ciencia ficción. El ejemplo más claro es “The Watchmen” película que a mí me sigue pareciendo la mejor del género a la fecha y que pronto amenaza con convertirse en serie de HBO nada menos.

Por lo tanto tenemos sendas series de DC y Marvel en que de una forma u otra se ha tratado de hacer algo al respecto con diferentes suertes, para mí creo que de la primera lo mejor ha sido: Doom Patrol, la que aún no termino de ver por lo complicada de su trama y de Marvel creo que se lleva la palma: Dare Devil la que lamentablemente fue finiquitada luego de la tercera temporada.

Hace poco también me refería a “The Umbrella academy” la que entra más dentro de lo que hoy me convoca y es esta serie de Amazon llamada: “The Boys” inspirada en un comic que desconocía absolutamente pero que en la serie claramente se refiere a una versión digamos que “retorcida” de la Liga de la Justicia de DC con claras referencias a un mundo real donde: las corporaciones, la publicidad y el capitalismo se adueñan de sus vidas y alma al bajo precio de esa justicia capitalista que tan bien los yanquis nos saben vender.

Por lo tanto protagonizada por Karl Urban y con nada menos que a la fabulosa Elizabeth Shue a la cabeza de un vasto elenco. Tenemos aquí una suerte de mezcla entre la citada Liga de la Justicia, The Watchmen y quien sabe que más pero les aseguro que después de ver los tres primeros episodios es una serie de: reputísima madre. No lo podía decir de otra manera, disculpen.

Otra referencia podría ser aquella muy buena película animada de la Liga en que se cruzan con un mundo donde los parecidos a cada héroe tiene un doble pero de carácter digamos que: “mafioso”, aquí algo de eso hay quizás porque en este mundo no cabría otra forma de que los súper humanos se movieran. La hipocresía, el doble discurso, el usar la popularidad para elevar sus carreras por esta razón forma parte de la vida de estos siete superhéroes principales que no están ajenos a la decadencia de una sociedad usamericana… que para que les voy a seguir contando.

En síntesis una serie muy buena, fabulosa y no precisamente para los que solamente como a mí nos gusta el género, puedo apostar que para aquel público al que no le gustan los tipos voladores con capa les molará mucho. (Estoy muy español en estos días)

PD: Me olvidaba de que esta serie tiene innumerables referencias a la música Punk tanto en la banda sonora como en remeras, posters, etc.

856106e48e9d9b6e65cacb6bcfc5e9253427190100919a07ee9919e81bbaaed5

Kiss Comix: El cómic erótico 1-5

PL_Kiss-001_003

Kiss Comix del 1 al 5

La pornografía y el erotismo desde siempre han concitado la atención de las personas, aún de aquellas que sostienen estar en contra de determinados apuntes sobre el tema del placer visto a través de la sexualidad y el cómic nunca permaneció ajeno a esto, en este caso comparto con ustedes los cinco primeros números de una publicación desde luego solamente apta para mayores de 18 años que sin embargo tiene en el arte secuencial verdaderas pequeñas obras dignas de echarles un vistazo, de ustedes es la elección de que continué o no subiendo estas publicaciones.

KISS COMIX 1 al 5

PL_Kiss-002_03PL_Kiss-003_03PL_Kiss-004_003PL_Kiss-005_003

Las luces de aquella plaza (Cuento)

urban gallery (8)

Las luces de aquella plaza
Por: Darío Valle Risoto

La Onda se detuvo en una esquina de la plaza, ella estaba semidormida con ese soponcio que producen los caminos sobre un enorme colectivo de pasajeros durante la noche. El guarda la despertó cuando comunicó a los escasos pasajeros casi gritando que habían llegado a Villa Temesio, donde solo ella se apeó.

Eran las once y media de la noche, estaba nublado y hacía un frío que cortaba la respiración. Alba se subió el cuello del saco y se cubrió la boca con la bufanda de lana gruesa. La plaza lucía igual aunque ahora iluminada con unas luces anaranjadas que eran combatidas por esas nubes bajas del frío invierno.

Pisó las baldosas grises mirando el entorno, la luz de los faroles despedía un fulgor fantasmal, a la mitad se detuvo y la estatua ecuestre del prócer casi ni se veía desde abajo. Comprobó que había placas de bronce nuevas en el pedestal, seguro de nuevos aniversarios, fechas importantes, etc. Pero le era imposible leerlas con tantas sombras a su alrededor.

Los árboles tal vez eran los mismos árboles pero tanto no podía recordar, fueron diecinueve años en la capital sin volver la cabeza atrás ni por una sola vacación y ahora algo la había motivado a volver, algo que nunca hubiera querido que pasara pero la vida es la vida.

Nadie había en la plaza, lo que había creído era alguien durmiendo en una banca solamente era un juego de sombras de las ramas bajas de un enorme sauce. La fuente lucía descuidada, también el rosedal que estaba vacío con sus metales en punta como un esqueleto abandonado.

No necesitaba ver ni la iglesia, ni la comisaría ni la escuela que dejó atrás el ómnibus de Onda cuando retomó su recorrido. Solamente llevaba una valija porque no pensaba quedarse mucho tiempo.

Eran casi las doce de la noche pero afortunadamente un pequeño Bar estaba abierto, se escuchaba música tropical y un par de parroquianos jugaban al dominó cuando entró dando las buenas noches. El mozo la miró con gesto adusto.

Pidió un capuchino con una medialuna, estaba muerta de hambre, se había dormido en la última ciudad donde pudo bajar a comer algo y luego fue imposible. Comió lentamente, los hombres se reían y bromeaban entre sí, un banderín del club lucía sucio y cagado por las moscas y a pesar de la música encendida el ruido del motor de la heladera la sobresaltó.

Le pidió más terrones de azúcar al mozo que también atendía el mostrador, este le dejó dos paquetitos al lado de sus manos heladas. La miró como para reconocerla y bien pudo haber adivinado quien era pero se dio vuelta y se puso a limpiar unos vasos. Allí de espaldas le dijo que iban a cerrar en unos minutos que podía irse al hotel Florida si era turista.

Ella preguntó si las luces de la plaza eran nuevas o las de siempre, unos de los jugadores de dominó le contó que eran nuevas de hace dos años más o menos, que el nuevo alcalde las había puesto luego de ganar las elecciones. Por lo visto tanto festín no había alcanzado para mantener la fuente pero prefirió guardarse el comentario.

El otro hombre, un hombre negro y viejo, lanzó una puteada al perder la partida y fue hasta el mostrador mirándola de arriba abajo lo que la puso nerviosa demás y casi se le cae la cuchara del cappuccino.

__ ¿Viene al velorio de Rocamora?
__ Exactamente…, si, a eso vengo.
__ Lo velan a partir de mañana porque fue suicidio. ¿Sabía? Y entonces los milicos anduvieron investigando pero nadie lo quería mucho a Rocamora.
El otro hombre tomó las fichas del dominó y las guardó en una caja sucia que le acercó al mozo y pidió una grapa con limón.
__ Usted me resulta conocida. __ Dijo el otro veterano. A su vez el mozo carraspeó y se puso a limpiar un sector, una esquina del mostrador mirándoles con rostro cejijunto.
__ Soy la hija. __Respondió y se hizo un gran silencio que llegó hasta la plaza y lloró de angustia junto a la niebla y los faroles de luces anaranjadas.

FIN

Tarea del Taller de escritura: En este caso describir algún paisaje que tenga que ver con el acontecimiento que vamos a narrar y que de alguna forma sea relevante con la historia.