72: Pleasantville

72

72 Pleasantville
Mis 100 Películas
Por: Darío Valle Risoto

Esta película del año 1998 es de esas comedias usamericanas sencillamente perfectas que a primera vista pueden aparecernos livianas y sin embargo tienen un profundo mensaje de lucha por nuestros derechos y por la libertad de ser lo que se nos antoje aún cuando todos están en contra de ello.

La premisa parece ser propia de un largo capítulo de “Twilight Zone”, dos hermanos son tragados al mundo en blanco y negro de la ciudad que da nombre a la película, un mundo de los Estados Unidos en los años cincuentas profundamente conservador donde todo transcurre de forma monótona y sin tropiezos, hasta que llegan estos dos hermanos y todo comienza a cambiar de color: literalmente.

En lo particular es de mis películas preferidas por todo lo que implica ese mundo ideal del sueño americano que tanto vimos en infinidad de series y filmes y que sin embargo ocultaron inadvertidamente o como forma de hacer política todas sus miserias debajo de la alfombra.

Por lo tanto desde el señor de la cafetería que quiere ser pintor, la madre que se resiste a ser ama de casa tradicional o los viejos conservadores del pueblo, todo irá adquiriendo el color que la libertad trae consigo, pero claro: ser libres también encierra ciertos riesgos. Protagonizada por Tobey Mc Guire poco antes de volverse Spiderman, tiene un gran elenco y no merece ser pasada por alto.

Info sobre Pleasantville aquí

72a72b

Manini-Sotelo, la sorda construcción de carreras políticas

20190710-LINNG

10 julio, 2019
InterCambio
DESCARGA AUDIO
Vox Populi, Vox Dei, la columna de Linng Cardozo en InterCambio.

Este tema lo voy a abordar desde dos ángulos: desde la psicología de las edades y desde el detalle del discurso público que muestran rumbos y derroteros.

En estos dos casos, el general Guido Manini Ríos y el periodista Gerardo Sotelo, muestran ciertos paralelismos que desembocan en sus definiciones políticas de los últimos meses –en un caso- y semanas –en otro caso-. Digo paralelismos y no sintonías políticas.

La psicología de las edades
La psicología de las edades estudia las particularidades de los procesos psíquicos y las decisiones que se adoptan según las edades, los factores principales del desarrollo de la personalidad, etc.

Para ser más claro: las decisiones que se toman a los 18 años no son las mismas que a los 40 o 60 años. No se trata de fechas precisas, claras y nítidas. Más bien que son franjas vitales. Puede ser a los 18 o a las 25 años; o a los 40 o 57 años. Se trata de procesos mentales según la peripecia propia de la persona; ni siquiera se podría afirmar que dos personas de 53 años asumen conductas iguales. Ahí opera la historia personal e incluso el sexo.

Definido este marco ambiguo y nada preciso, observemos las edades del General Manini Ríos y del periodista Gerardo Sotelo.

En ambos casos, son dos personas jubiladas o prontas a jubilarse, como Sotelo, con trámite iniciado.

Hace tres años, cuando ubico el nacimiento de la etapa de decisiones –y de operaciones para construir Opinión Pública- los dos protagonistas de esta historia estaban mirando el almanaque de sus vidas.

Esa etapa –cuando se observa que en breve será un jubilado- obliga a imaginarse el futuro. ¿Qué voy a hacer cuando ya no esté para las 8 horas?

Muchas personas en sus casas o trabajos estarán haciendo ese ejercicio e incluso repasarán sus propias historias o las historias de conocidos o familiares.

En algunas cajas paraestatales, hasta se realizan cursos prejubilatorios para intentar preparar a los futuros jubilados para el nuevo tiempo.

No es una etapa fácil. Hay personas que disfrutan enormemente de esa fase, en donde encaran proyectos vitales que le entusiasman y otras que ingresan en una fase depresiva que les cuesta superar.
Pero estamos hablando de Manini Ríos y Sotelo.

Hace tres años ambos comenzaron a imaginarse sus futuros. Manini Ríos -militar con todo el peso de esa profesión que no se deja cuando abandonan los cuarteles- tenía varias opciones por delante. Formado como pocos militares, podía dedicarse a estudiar o escribir, a administrar los emprendimientos rurales de la familia en Artigas o a la política.

El peso de la historia: los Manini Ríos han estado en la política desde principios del siglo XX y esa matriz en el Adn del militar definió la conducta de Manini que estaba próximo al retiro.

Recuérdese que asumió en el 2015 y su presencia al frente del Ejército concluía en febrero de 2020.
Su edad, su historia familiar y su entorno, hicieron lo suyo.

En el caso del periodista Gerardo Sotelo operó algún mecanismo que lo vincula a Manini Ríos: la edad.
Manini Ríos nació en 1958 y Sotelo también en el mismo año.

En los últimos 3 años, Sotelo pareció estar pensando en el día después. Con hijos grandes y pequeños, casado con una periodista, no se imaginó su retiro fuera de los medios.

Su dibujo de futuro parece haberlo comenzado a garabatear cuando se fue de Sarandí y desembarco en radio Carve.

Quienes trabajaron durante casi toda su vida como periodistas, no es fácil desembarazarse de esa profesión. Y su futuro podía estar ligado a escribir columna de opinión –como ya lo hacía- o jugar en otro campo que siempre le sedujo: la política.

Las definiciones, la narrativa opositora y el objetivo oculto: Manini

En ambos casos –recuerdo que los dos protagonistas de esta historia tienen la misma edad y al borde de la jubilación- se vivió una intensa exposición pública que en la lógica binaria de la política, los alejaba de un lado y los acercaba a otro

Veamos caso a caso. El general Manini Ríos pertenece a una familia de tradición colorada y riverista. Su abuelo Pedro, fue diputado, senador y Ministro del Interior en las primeras décadas del siglo XX durante las presidencias de José Batlle y Ordóñez.

Debido a diferencias políticas con este, rompe con la línea batllista y crea su sector dentro del Partido Colorado, conocido como riverismo. Posteriormente fue canciller durante la presidencia de José Serrato y Ministro de Hacienda durante la dictadura de Terra. El tío de Guido, Carlos Manini Ríos, por su parte, también estuvo vinculado a la política. Electo diputado en 1934 y senador en 1946, fue otro dirigente riverista relevante. Director del diario La Mañana, fue ministro de Jorge Pacheco Areco, embajador durante la dictadura cívico militar y luego finalizada esta, Ministro del Interior durante el primer gobierno de Julio María Sanguinetti.

Por estos días nació la segunda etapa de La Mañana, de la mano de la familia Manini Ríos, con su hermano Hugo, ex integrante de la JUP y mencionado como participante de acciones violentas durante el gobierno de Pacheco Areco, en el esquema de financiamiento del emprendimiento periodístico. (De paso: la sede de Cabildo Abierto en la calle Constituyente, queda frente al apartamento de Hugo Manini).

En febrero de 2015 Guido Manini Ríos fue ascendido al cargo de comandante en jefe del Ejército, en un acto público en el cual hizo alusiones al ideario artiguista, la lealtad a la patria y la unidad del ejército.

Al año siguiente, en 2016, Manini Ríos comienza a adquirir un protagonismo que no se había observado en anteriores jefaturas del Ejército.

El 3 de febrero de 2016, afirmó, en referencia a la actuación del ejército durante el terrorismo de estado: «Seguir pidiéndole cuentas al Ejército por lo que pasó hace 40 años […] es casi lo mismo que pedir cuentas por lo que hicimos en la Guerra de Paraguay». El 18 de mayo de 2016, participó con su uniforme militar en el marco del Día del Ejército, en una misa católica -religión que profesa- en la catedral de Montevideo, lo que provocó nuevos debates.

Un dato no menor: el entonces ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, fallece el 5 de agosto de 2016.

Tras la muerte del ministro, Manini pareció quedar con las manos libres para ejecutar su estrategia de posicionamiento político.

El 29 de junio de 2017 declaró, en referencia a la dictadura: «A la gente de Bella Unión, Salto y Paysandú les importa un comino lo que pasó hace 44 años» y el 30 de noviembre de ese año, la organización Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos denunció que el general deliberadamente brindó información falsa sobre la ubicación de restos de los desaparecidos.9 Este hecho fue uno de los motivos esgrimidos por dicha organización para abandonar el Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia creado por presidencia de la república para la búsqueda del destino final de los detenidos desaparecidos.

El 18 de mayo de 2017, 206 aniversario del Ejército Nacional, Manini Ríos hace un elocuente discurso, que se suma a la serie de pronunciamientos que ya venía realizando.

En esta oportunidad, hay un tramo del discurso en donde improvisa. Levanta la vista del papel e improvisa. Según el uso habitual, los discursos militares son entregados al ministro de Defensa para su consideración.

Este tramo que vamos a escuchar no está en el discurso considerado por el entonces ministro de Defensa, Jorge Menéndez, y es, a mi juicio, una verdadera declaración política.

Articulo completo más audio aquí