Lo que se dice y lo que se es

Lengua, cultura, sociedad
Lo que se dice y lo que se es
Por Álvaro Ojeda
Suplemento Cultural El Pais Uruguay
27 Julio 2012
Cuatro enunciados describen y limitan el conjunto de ensayos de Peter Burke -profesor de historia cultural de la Universidad de Cambridge- Hablar y callar, en su intento de aproximación a una posible historia social del lenguaje. El tercero de los enunciados parece escrito a propósito para los uruguayos contemporáneos: “La lengua refleja (o mejor dicho se hace eco de) la sociedad. En primer lugar, el acento, el vocabulario y el estilo general del habla de un individuo revelan a cualquiera que tenga el oído entrenado mucho sobre la posición que ocupa ese individuo en la sociedad.”
Cuando se escucha a ciertos cronistas deportivos vociferar como fundamentalistas medievales durante supuestas polémicas televisivas, el oyente, a la luz del enunciado de marras, no puede sino suponer que algo relacionado con las barras bravas se ha apoderado del sistema nervioso de aquellos que deberían reflexionar sin pisarse unos a otros, sin maltratarse de manera real o fingida para conseguir mejor audiencia dominguera. El fenómeno se agrava cuando el propio Presidente de la República asume una postura similar y se hace eco de algunas prácticas lingüísticas que la sociedad reconocía, hasta hace poco tiempo, dignas de ámbitos en donde el respeto por el lenguaje escaseaba y se confundía habla popular con ordinariez.
A renglón seguido Burke agrega: “las formas lingüísticas, sus variaciones y cambios, algo nos dicen sobre la naturaleza de la totalidad de las relaciones sociales en una determinada cultura.” Habría que descubrir qué modelo de sociedad subyace debajo de tanto palabrerío desbordado, cuánto de uso franco, natural de una lengua y cuánto de cálculo interesado.
Trayectos. Los otros tres enunciados de Burke, expuestos en el ensayo titulado “La historia social del lenguaje”, no son menos inquietantes. Lo que los lingüistas llaman “lealtad a una lengua” implica que diferentes grupos sociales usan diferentes variedades de la misma lengua. El espectro es amplio y abarca desde el lenguaje de los profesionales hasta el lenguaje atinente a hombres y mujeres. También incluye el argot y la jerga, lo que en el Río de la Plata se denomina -utilizando un término autorreferencial- lunfardo. En el caso del lenguaje referido al sexo, Burke expone un ejemplo ilustre. En el acto V, escena 3 de El rey Lear de Shakespeare, un personaje exclama: “su voz era siempre dulce, susurrante y acariciadora, cualidades excelentes en una mujer.” La señora Thatcher, según asegura el autor, tomó lecciones de elocución para moderar el volumen de su voz. La frontera entre los siglos XVI y XVII resultaba acogedora y razonable para la “Dama de Hierro”.
El lingüista Alan Ross descubrió que ciertas palabras utilizadas en el inglés común correspondían a distintas clases sociales. Son las llamadas formas “U” y “no U” que reconocen en el uso de este fonema una señal de estatus social. En la forma “U” de las clases altas, espejo se denomina looking-glass, en tanto en las clases populares, se utiliza la palabra “no U” mirror. El escritor Ian McEwan recordaba que su madre se avergonzaba al hablar en público por su pronunciación no ortodoxa. La lengua integra y segrega.
Otro de los enunciados proclama que los mismos individuos emplean diferentes variedades de la lengua. La literatura acude otra vez en ayuda de Burke. “Algunos novelistas del siglo XIX, como Thomas Hardy por ejemplo, se daban cuenta de la existencia de diferentes registros. Se nos dice que la heroína de Tess of the d`Urbervilles (1891) hablaba dos lenguas, en otras palabras el dialecto de Dorset en su casa y alrededores y el inglés corriente cuando lo hacía con personas de condición superior.” Carlos V, emperador políglota, decía que el francés era el lenguaje para los embajadores y para las lisonjas, el italiano resultaba ideal para la amistad y el coqueteo con las damas, en tanto el español lo reservaba para hablar con Dios.
El último enunciado (la lengua modela la sociedad que la usa) podría sintetizarse en un bíblico hablar es hacer, lo que lleva la cuestión al inicio. El latín lapidario, marmóreo, forjó el imperio romano, como el francés de la Revolución Francesa con sus palabras abarcadoras -pueblo, ciudadanos, soberanía, voluntad general- incorporó a la masa olvidada, la condujo, la jerarquizó.
De dónde venimos. En el capítulo “Lengua e identidad en la Italia moderna y temprana”, el lector se encuentra con uno de los tópicos de la gestión cultural contemporánea: la definición primero, y la conservación después, de la identidad nacional. Pero no hay nada nuevo bajo el sol. La Italia fragmentada en ciudades-estado del siglo XV comenzó a plantearse el dilema de la unidad en la diversidad generando en los historiadores y lingüistas, la necesidad de ubicar a la lengua italiana como tangible elixir de la creación y preservación de una nación homogénea.
Burke se pregunta: “¿Qué es aquello que determina un vigoroso sentido de identidad? ¿Se trata siempre, o por lo menos de manera general, de una reacción, es decir, de una reacción al contacto con otras culturas y a la amenaza de perdernos en ellas?” Las fronteras parecen decisivas. Japón no tuvo contactos con Occidente hasta medidos del siglo XIX -el siglo de los nacionalismos- y sin embargo generó una lengua y un concepto de nación poderosos. En Francia durante el siglo XVI, las razones de cierta fragmentación regional provenían de la religión: los hugonotes (protestantes) basaban su identidad cultural en el repudio al catolicismo aunque se sentían franceses. Por los mismos años, la Inglaterra de Enrique VIII inventó, literalmente, su propia pertenencia lingüística. Sólo así parece explicarse el surgimiento de Thomas More, Thomas Wyatt, Marlowe o Shakespeare. No hay agentes exógenos a segregar y el cisma religioso fue, en rigor, un asunto de estado y como tal se lo procesó.

Cuando los historiadores de la lengua recurren a los mitos de cada pueblo como organizadores de su identidad, las cosas no se aclaran demasiado. Suponer que los habitantes de Padua se sienten diferentes de los de Milán porque su ciudad en teoría fue fundada por el héroe troyano Antenor, olvida lo que es esencial en este discurso mítico: la construcción lingüística y no el troyano epónimo y fundador es la argamasa de la identidad ciudadana. Desde este punto de vista, la metáfora adecuada estribaría no tanto en el verbo reflejar sino en el verbo construir. Maracaná, el gallego Lorenzo Fernández y su exótica garra charrúa, la pelota detenida en el barro durante el partido contra los húngaros en 1954, construyen más que reflejan, una identidad nacional deseada. Y lo hacen desde la lengua. El lenguaje tiene más de albañil que de Narciso.
Burke recoge a modo de corolario las observaciones sobre el vínculo entre lengua y patria que realizó durante el siglo XVIII, un rimbombante e ignoto conde italiano, de nombre rampante -Galeani Napione- envueltas en un tono de obviedad piadosa: “Las lenguas son un resultado del clima, de la índole, del natural ingenio, del carácter moral, de las artes dominantes, de los estudios, de las profesiones, de la institución política, de las diferentes naciones.” El lenguaje es elaboración, creatividad, ingenio, y debería tenerse en cuenta que su manejo ni es ingenuo ni es servil. Por el contrario, él es el amo siempre, lo que incluye a esta misma oración.

HABLAR Y CALLAR. Fundamentos sociales del lenguaje a través de la historia, de Peter Burke. Gedisa, 2001. Barcelona, 209 págs. Distribuye Océano.
Anuncios

El vestido de Risa Yoshiki

Risa Yoshiki
Por: Darío Valle Risoto

Creo que antes ya habíamos compartido algunas fotos de Risa o de Yoshiki porque si no me equivoco la mayoría de las veces los nombres aparecen posteriormente a los apellidos en Japón por lo que los occidentales nos hacemos alguna pequeña confusión, lo que no confunde es la gran simpatía de esta famosa Pop Idol que nos regala la sensación de ffescura junto al río mientras se moja su vestido.
 
 
 
 

Sacrificio: El mejor cine Chino

Sacrificio
Por: Darío Valle Risoto

Ya hemos perdido la cuenta de excelentes películas de cine épico made in China, en este caso la historia narrada en “Sacrifice” se centra en una larga y meditada venganza por parte de un veterano doctor que atendiera años antes a una princesa de la corte a punto de tener un bebe y que se hace cargo de este tras la matanza de toda su familia.

Un general terrible llega a los grados últimos de la barbarie tratando de exterminar a toda una familia para detentar el poder sin saber que terminará conviviendo con la mano que le dará presuntamente la muerte, pero esta historia finamente narrada va a los más profundo de la naturaleza humana y nos pone en la disyuntiva de ser espectadores de extrañas formas de odio y de amor que en definitiva todos alguna vez sentimos.

Larga historia con ribetes de cine épico indudablemente pero que se centra principalmente en los vericuetos del poder en épocas feudales donde solo a través de la espada se lograba la justicia o probablemente como este viejo medico con un plan largo y meditado tras perder todo lo que le importaba en su vida.

Ustedes me quieren hacer decirles algo más pero solo viéndola muy tranquilos y calmados tendrán el agridulce placer muy pocas veces conseguido en el cine contemporáneo de asistir a una historia bellamente narrada pero cruel hasta las lágrimas.  Sacrifice es una obra maestra indudablemente tanto como muchas otras obras sublimes del cine Chino: uno de los mejores del mundo.
 
 

Safe: El código del miedo

 
El código del Miedo
Por: Darío Valle Risoto

De resiente estreno la última película protagonizada por Jason Statham el que vimos recientemente en Expendables 2 y sigue la misma línea del estilo “El transportador” con que se hiciera más famoso este actor de películas de acción.

Bien que podría llamarse “El transportador 4”  esta  historia de tipo duro al borde del suicidio que salva a pequeña niña China de la persecución de la mafia rusa, la mafia china y algunos policías de los malos que aunque ustedes no lo crean también los hay. El sesgo interesante o al menos original lo podremos hallar en alguna toma de cámara subjetiva desde dentro de un coche mientras se atropellan tíos o se dispara a algunos más.

Nada nuevo bajo el sol pero no pretende ganarse el oscar ni mucho menos el oso de oro sino más bien entretener y si que lo logra, pasa rápidamente y con una pelea final bien lograda porque toma para el lado más original o sea que…

Hay que verla si les gustan las películas de disparos, golpes y guiones más previsibles que los insultos de mamá cuando llegamos a casa drogados los domingos a la mañana. Jason Statham es indudablemente uno de los mejores actores de acción del momento y para algunos ya se perfila como el sucesor del gran Bruce Willis aunque creo que por el lado de la comedia todavía no tiene dones para mostrar pero… quien sabe.

Branded: El consumo que nos consume

Branded
Por: Darío Valle Risoto

Un publicitario ruso tiene algunos problemas de identidad, su trabajo es lo que ya sabemos pero todo cuenta para entrelazar el tema de la manipulación mediática a través de las campañas publicitarias con un dejo de ciencia ficción y todo bien narrado.

Sin embargo es una película difícil si usted es un ser normal que busca entretenimiento porque todo su caudal, su peso, su idea general está instrumentada por el lado de la comunicación en su grado más perverso si es que es posible un grado menor en estos tiempos.

Que las marcas se adueñen de la gente puede ser un recurso fantástico para el ciudadano común y sin embargo si rascamos solo un poquito ya deberíamos considerar que somos consumidores marcados cual ganado por determinadas corporaciones. Triste pero cierto y la película vale por el lado de esa crítica develada de un sistema de corrupción de los valores humanos que llega a este lejano país pero es ya propietario de toda la humanidad.

Cuando se pone de moda ser gordos todos comen como cerdos, nada más alejado o siniestramente emparentado con una realidad que nosotros fumamos como si se tratara de aquel mentolado que atraía a las mujeres y también al cáncer pero sabemos que no todo es perfecto en esta vida.

Debería exhibirse en todos los cursos de comunicación como tantas otras que hemos comentado pero de nada serviría porque el consumidor idiota, ese que usted y yo creemos que nos es ajeno cuando lleguen las navidades saldrá a comprar porquerías, sonreír y sentirse feliz como una lombriz solamente porque lo marca el calendario esta película funciona, funciona demasiado bien y por eso es perversamente mala, malísima.

Imaginemos una ciudad sin una sola publicidad
Gorditos es más saludable
Solo puras coincidencias

Total Recall: Difícil de definir

Total Recall
Por: Darío Valle Risoto

Remake de la muy recordada “El vengador del futuro” y vaya uno a saber porque cuernos le pusieron tal título en castellano pero en fin…
A la fecha creo que el record de nuevas versiones de viejos éxitos estelarizados por Colin Farrel ya pasó la decena, Will Smith es otro que también se encarga de darles nuevos brios a héroes del celuloide del otro siglo pero ahora nos detenemos en esta nueva versión del cuento de Philip K. Dick: Podemos recordarlo por usted… El que desde luego no he leído aún ya que no tengo tiempo.

Así que tenemos el mismo tema de los recuerdos inducidos por determinado artilugio y un protagonista que no sabe si es agente, espía doble  sencillo o tamaño familiar.  Y si en el pasado Sharon Stone tuvo un escueto papel como la malosa esposa del susodicho ahora le corresponde a la muy bella Kate Beckinsale hacerle el honor al tema y con participación en toda la historia que ya no se desarrolla en Marte sino entre las colonias e Inglaterra.

Estéticamente la película es soberbia con mucho de Blade Runner y alguna carencia de momentos dramáticos porque es de acción pura, buenas escenas con la estética antedicha pero llevada a un ritmo vertiginoso que sin embargo se da tiempo para bromear varias veces con la primera versión, de ustedes será el descubrir diversos guiños a ello y no se los pienso decir.

Jessica Biel es la otra linda del filme y la verdad que solo faltaría Keira Knightley para tener a las tres morochas más fuertes del cine de hoy… ¿Me falta alguna?

Buena historia, desde luego que hasta un espantapájaros actuaría mejor que Arnoldo pero  igual uno la ve con la sensación de que nos afanaron algo, como si hubiera sido hecha demasiado rápido como para hacer algo de entretenimiento donde también pudo haber lugar para un tema un poco más sólido. Nunca leí la historia de Dick, tal vez esta versión se parece más, por ahora no lo sé.
 
 

Gotan Project: El tango inmortal

Gotan Project
Por Wikipedia

Gotan Project es una banda de tango electrónico y electrónica jazzística asentada en París (Francia) que está integrada por el DJ francés Philippe Cohen Solal, el músico suizo Christoph H. Müller y el intérprete argentino de guitarra Eduardo Makaroff.

El nombre del trío viene de un juego de palabras muy común en el español rioplatense llamado vesre, que consiste en invertir el orden de las sílabas en una palabra. Así, la palabra “tango” se convierte en “gotan”.
Historia
Se conocieron en París, y creyeron que su interés por la música justificaba un trabajo más o menos constante. Sin muchas expectativas, en el 2000 publicaron mil copias de su primer single, Vuelvo Al Sur/El Capitalismo Foráneo (en El Capítalismo Foráneo Gotan Project incluyen un sampleado de un discurso de Eva Perón de 1948 en el que denuncia el “capitalismo foráneo”). Su combinación de tango, jazz y electrónica explotó hasta alturas insospechadas, obligando al trío a profesionalizarse de manera urgente y organizar al poco tiempo una gira internacional. Su disco La revancha del tango (2001) se acerca al millón de copias de venta.

 
La música de Gotan Project ha aparecido en numerosas bandas sonoras de películas, series y documentales:
    Santa María (del Buen Ayre) del álbum La Revancha del Tango fue la música elegida para la principal secuencia de baile de la película de 2004 Shall We Dance?, protagonizada por Jennifer Lopez y Richard Gere.
    También apareció en la secuencia de tango de Take the lead (2006), de Antonio Banderas.
    En la serie de televisión estadounidense Nip/Tuck se utiliza Santa María del Buen Ayre como soundtrack en la temporada 3, capítulo 15 (Dr. Quentín Costa).
    En el drama coreano Scent of a Woman (2011), episodio 8, utilizan este mismo tema en una escena.
    Otra serie estadounidense Sex and the City, usó su música.
    Los simuladores, serie de televisión argentina, ganadora del Premio Martín Fierro de Oro en 2003, utiliza la versión de Gotan Project de “Cité Tango” tanto en la presentación del programa como en los celulares de los protagonistas cuando alguno de ellos es contactado por “Santos”, su líder. En esta serie la música de Gotan Project fue de alguna manera emblemática, representando al exitoso programa en sus dos temporadas y en sus versiones argentina, chilena, mexicana, española y rusa.

 En el documental Surplus (2003) de Erik Gandini en la secuencia inicial se puede escuchar Tríptico acompañando un discurso de Fidel Castro, mientras se observa a los miembros del Black Bloc enfrentarse a la policía.

    En la serie Chuck (2007-2012) se utilizó una canción para el capítulo tercero de la primera temporada, Chuck vs the Tango.
 
 Discografía
    2001 – La Revancha del Tango (Estudio)
    2004 – Inspiración – Espiración (CD Mix)
    2005 – La Revancha del Tango Live (Directo)
    2006 – Lunático (Estudio)
    2006 – El Norte (EP)
    2008 – Gotan Project Live (Directo)
    2010 – Tango 3.0 (Estudio)