Sin Esperanzas

wojciech (1)

Sin Esperanzas
Por: Darío Valle Risoto

Que tu inocencia no se vuelva ciega
Por aceptar que todo está bien
O encaja solamente por tus amigos
Y los que cargan idénticas banderas
Más no llores por los muertos
Que van dejando los tiempos idos
Si no estás dispuesto a despertarte
Cuando hasta tus amigos te engañan.

Cada silencio que estuviste guardando
Esconde una absurda e incierta pena
Por los débiles que los fuertes acallan
Con la simple estrategia de la libertad
Porque de cadenas de oro nos rodean
O nos vamos apagando tan seguros
En sus jaulas democráticas y estériles
Que nos van quitando nuestro fuego.

Siente como yo que la vida exige pensamiento
Mente despierta y alerta a los engaños
Que los buenos amigos tienden diversos
Con sus modas de políticas correctas
Y sus discursos aparatosos que no dicen nada
Así nos vamos volviendo unos títeres de carne.
Y sigue y prosigue la injusticia en el mundo
Porque vivimos vomitando esperanzas…
Y nada hacemos.

Hoy es solamente otro día mi amor
Aceptemos que no somos tan importantes
Más podemos cambiar solamente una semilla
O barrer un buen día esta vereda
Para que al menos las hojas de otoño
No nos dejen perecer de tristeza.

 

¿Una intervención sin discusión?

24-marzo-dia-memoria

¿Una Intervención que no permite discusión?
Por: Darío Valle Risoto

Hace unos días en un instituto de educación secundario se hizo una intervención que significó que algunos alumnos encapuchados secuestraran a una chica de la clase en medio del aula y supongo yo que ante la sorpresa del resto de los compañeros.

Reconozco que al principio no me interesé mucho por el tema pero desde el vamos me parece riesgoso imponer este tipo de actuaciones que encierran alguna forma de violencia por más que esté ensayada y todos los protagonistas estén de acuerdo en ello y me queda la duda de si yo hubiera pertenecido al público que hubiera hecho.
Lo más probable que nada porque la rapidez y la sorpresa a uno suelen petrificarlo pero imagino por ahí que se llevan a una compañera de mi lado y entonces sin mediar palabra le doy un tremendo golpe en la boca al secuestrador o lo que es peor: saco un arma intentando evitar la acción.

La razón de este acto de extrema estupidez radica en generar conciencia para que los jóvenes sepan lo que sucedía en años de la dictadura y a riesgo de parecer conservador hubiera preferido una charla o un vídeo sobre el tema y no que se obligue a presenciar una situación de violencia. Porque para mí por más obra ensayada pseudo teatral que hayan invocado me parece injusto que se me impongan este tipo de cosas llamémosle: intervenciones o lo que sea. Pero como resulta que hoy día se necesitan aparentemente nuevas formas de expresión parece que está todo bien al respecto.

Por otro lado erróneamente se acusó que el tema viola la laicidad de la educación en el país, más no se trató de una lección ni religiosa ni política partidaria, más si una forma de intentar generar conciencia en cuanto a aquello que sucedió antes y durante la dictadura en este país en torno al secuestro, tortura y desaparición forzosa de las personas.

De igual manera basta luego con leer la presentación del gremio sobre este tema y sobran los motivos para que al menos yo me vaya convenciendo de que hay demasiada idiotez en el aire, desde los que hablan políticamente correctos con: “Todas y todos” por todas partes hasta los que ensayan nuevas y absurdas formas de lenguaje buscando quizás generar a través de ello el conjuro mágico para acabar con el machismo, la intolerancia, etc.

El fin casi nunca justifica los medios y creo que hay una gran carencia del viejo y querido sentido común en temas muy delicados como los que estamos bajando al piso de lo absurdo con la mera idea fantasiosa de que por un acto de este tipo se va a pensar en aquello terrible que pasó y que paradójicamente fue el resultado de un grupo de personas que impuso su forma de pensar sin permitir una opinión disidente y así acabamos.

Mal sabor de boca me deja que quienes levantan los estandartes de la tolerancia ni siquiera piensen en que puede este que suscribe estar de acuerdo en mucho de lo que defienden más nunca admitiré que se me tome por idiota.

Entre dos maridos: Una enorme bosta de película.

The Wilde Wedding
Por: Darío Valle Risoto

Tal como las películas sobre la navidad los yanquis son extrañamente adictos a películas sobre bodas con toda esa carga súper insoportable que trae consigo y para ambos estilos de cine el intentar hacernos sentir bien, amantes y absolutamente estúpidos viendo cosas que…puaj.

En este caso ni John Malcovitch, ni Glenn Close ni mucho menos el gran Patrick Stewart (Profesor Xavier, Capitán Picard de Star Trek), ni siquiera ellos y un montón de actores y actrices jóvenes salvan un enorme mamotreto de gente de posición alta 

dos maridos 1

que juegan al flirteo como si tuvieran ocho años y zozobran tratando de presentarnos una comedia que ni siquiera es buena.

Lograron eso si algo que muy poco cine puede lograr y es una especie de agujero espacio temporal que hizo que la película parece que durara como doce horas porque perdonando la expresión se me fritaron los cojones intentando encontrarle algo positivo y nada, un montón de mierda cinematográfica que de verdad me hace pedirles disculpas porque siempre intento verle el lado bueno a mi forma preferida de arte que es el cine pero aquí nada, solo por ahí…alguna canción que bien pudo ser interesante pero no…tampoco.

Victoria & Abdul: Verdad o ficción?

01

Victoria & Abdul
Por: Darío Valle Risoto

A mi madre le gustaban especialmente las películas que presuntamente narraban hechos reales hasta que un buen día le pinché el globo de su gusto porque le aclaré que para fines cinematográficos se alteran hechos, situaciones, etc. y que al final solamente en el mejor de los casos tenemos una caricatura de lo que realmente pudo haber pasado.

02

En este caso esta película intenta narrar la relación de la reina Victoria ya en los últimos tiempos de su reinado con un sirviente Indio que le profesa una gran admiración rayana con la sumisión de muchos conquistados, me atrevería a decir. De todas formas los personajes centrales son muy interesantes partiendo de la base de que la enorme actriz Judy Densh no se parece en nada a la reina pero tiene un carácter tal que no pienso en mejor intérprete para el papel de la soberana de gran parte del mundo en aquellos años. Así que tenemos una relación entre la mutua admiración, choque de culturas y un posible amor platónico entre ambos que nos da una suerte de repaso entre estos mundos y su irreconciliable relación que terminó muchos años después en 1947 con la libertad de la India.

Para los uruguayos nos puede resultar también peculiar que uno de los personajes de alto rango de la corona y que siempre anda alrededor de la reina maquinando como deshacerse del indio sea Lord Ponsomby quién se sostiene que tuvo gran participación en crear este país sin nombre para generar un tapón entre los gigantes de Brasil y la Argentina. Aparentemente el tipo si lo hizo y por lo tanto hay cierta familiaridad y por supuesto placer en ver como en un par de ocasiones la reina Victoria destrata a este tipo desagradable.

Volviendo al principio aparentemente si la reina tuvo una relación de afecto con su sirviente y hay algunas fotografías de época que coloco debajo de los verdaderos protagonistas pero nunca sabremos si la mayoría de esos buenos diálogos entre ellos no son solamente para hacer de esta buena comedia costumbrista lo realmente entretenida que es. De todas formas es una gran película que todos van a disfrutar.

PD: Me olvidaba de algo, como en muchas películas he visto que de alguna manera se nos trata de presentar una visión positiva del mundo musulmán y a la vez vemos por ejemplo como tratan a sus mujeres o la forma en que determinan un mundo donde su libro: El Corán parece más importante que todo, aún que la vida misma de las personas. No me explico esa dualidad de criterios, la verdad que no.

03040506