The Fighter

The Fighter
Por: Darío Valle Risoto

Una película que de alguna manera me hizo recordar a Millon dollar babies y no por ser tan trágica aunque de alguna manera lo es, sino porque aborda el tema del boxeo desde una óptica realista y muy alejada a ciertos tópicos que algún cine usamericano explotó a través de Rocky y millones de imitaciones posteriores.

Por lo tanto veremos que dos hermanos provenientes de clase pobre del pueblo de Lowell se ven involucrados en una contingente aventura que involucra el tema de la droga, los abusos por parte de una madre manager y la búsqueda constante del éxito basado en muchas promesas de salir a flote pero pocas perspectivas de superar grandes escollos.
El origen de la historia proviene de la filmación por parte de HBO de un documental sobre Mick el hermano mayor y su tema con el boxeo y el consumo de crack.

El tema de la familia es fuerte y constante en el filme hasta que una novia aparece produciendo la necesaria ruptura con Mick, el hermano mayor, un héroe del boxeo local venido a menos y adicto al crack con el joven novio que mucho más seguro de si mismo intenta triunfar pero una y otra vez se verá frenado gracias a la hiperactiva capacidad del mayor para limitar sus horizontes.

Excelentemente narrada y filmada casi en forma de documental ya que no veremos grandes despliegues de fotografía, esta película es muy buena y realmente nos lleva a reflexionar sobre temas tan cotidianos como la drogadicción, los vínculos familiares y por sobre todas las cosas nos hará ver que aún es posible un buen cine usamericano sin la necesidad de híper efectos ni recurrir a remakes. Esta historia está inspirada en un hecho real, veremos a los protagonistas durante los créditos bromeando entre ellos.
Recomendable 100%, Christian Bale está formidable, también Mark Walberg.

 

Paprika

Paprika de Tinto Brass
Por: Darío Valle Risoto

Tiene algunos años esta película italiana con fuerte contenido sexual que sin embargo es un retrato descarnado de la realidad de la prostitución que mucho me recuerda a mi país y probablemente sea el signo de la mayoría del mundo.

Una joven de dieciocho años es inducida por su novio para entrar a un “putero” y hacer dinero rápidamente para un negocio, desde luego que esto terminará como se acostumbra y “Paprika” comenzará un derrotero por una profesión donde los claroscuros son más que elocuentes.

Les puedo asegurar que si bien abundan los desnudos, los actos sexuales filmados con buen gusto y algún lenguaje procaz (Que palabra linda que nunca uso) esta película nos ayuda a comprender la cultura de una Italia que aún convive con presidentes putañeros y sacerdotes que salen del vaticano a la búsqueda de putas y no precisamente para retornarlas a buen camino.

De sociedades hipócritas veremos claros ejemplos en nobles que se drogan, veteranos que van en búsqueda “De un café” (Los que la vieron me entenderán) o personajes del clero que le dan la extrema unción a una chica moribunda en pleno prostíbulo. Creo también que puede ser una obra interesante para ese público femenino que siempre verá a este tipo de casas como un misterio al que solo los hombres podemos acceder y les está vedado a las chicas digamos que “Normalitas”.

Así que Paprika deberá recorrer en su historia las diversas facetas de una vida particular que ella sabrá llevar con bastante buen humor y algo de ingenuidad pero Tinto Brass, (que tiene un pequeño papel en la película), retrata con buen tino y ojo inteligente.

De Amor y otras Adicciones

Love and other drugs
Por: Darío Valle Risoto

Una más que recomendable comedia – comedia además con algo de drama e interesante también porque nos muestra los manipuleos comerciales de la industria farmacéutica a través de un joven vendedor de los laboratorios Pfizer que tratando de llegar a la cima de su profesión debe aprender todos los trucos de un compañero más maduro en esas lides.

Y me resultará probablemente terrible pensar que no se trata de vendedores de confites comprobando que la industria farmacéutica se embolsa miles de millones de dólares a causa de los enfermos de todo el mundo pero en este filme habrá que deducirlo por uno mismo ya que se remite a la particular historia del mismo protagonista que se destacara en “Me la puso en la Montaña” ahora con un papel la mar de heterosexual.

Otro dato importante es que conoce a una chica en un consultorio y si bien el romance cinematográfico siempre es bienvenido cuando se trata con altura, será envidiable la forma con que se trata a una persona joven aquejada de mal de Parkinson ya que esta no es una enfermedad muy repasada en el cine y que desde todo los puntos de vista tiene toda mi atención ya que conviví con ella durante los últimos siete años de vida de mi madre y les puedo asegurar que es terrible no solo para el que la porta sino para los que convivimos con ella también.

Así que la típica película de “Chico conoce chica” contiene no solo muchísimo humor, una fiel y destacada radiografía del mundo de los visitadores médicos como así también el drama de una enfermedad terrible. Escenas eróticas bastante subidas para lo que uno espera de este tipo de cine pero muy bien insertas en la historia y un personaje secundario muy divertido en el hermano del protagonista, un gordito que creo que volveremos a ver pronto en alguna comedieta usamericana.