El Planeta de los Simios: Guerra

war_for_the_planet_of_the_apes 1

El Planeta de los Simios: War
Por: Darío Valle Risoto

Supongo que a estas alturas la mayoría de ustedes ya la vieron, yo me la perdí del cine y la había bajado en formato Cam, lo que sencillamente quiere decir verla pirateada por un bastardo que la roba de un cine con la consiguiente nefasta calidad y ruidos ambientes como la gente cuchicheando y comiendo Pop… terrible. Obvio que esperé, luego se cayó la pagina de donde las consigo y recién anoche pude disfrutarla y ahora a lo nuestro…

Tercera entrega de lo que aparentemente es una trilogía sobre una de las historias más interesantes jamás vistas en el cine y que en los años sesenta tuvo cinco películas siendo la última, la que también se denominaba: Guerra en el Planeta de los Simios la peor del quinteto con muy bajo presupuesto y un guion que no le hacía justicia a una saga fabulosa.

war_for_the_planet_of_the_apes 4En este caso y luego del génesis con César (Rise) como el primer simio inteligente y la proliferación de la peste que diezma a la humanidad tuvimos la segunda parte (Down) donde se enfrenta a Koba mientras intenta ayudar a un grupo de humanos pero todo empeora entre las especies. Ahora es la guerra con un líder militar encarnado magistralmente por Rudy Harrelson y la habitual excelente y yo diría maravillosa creación de los simios en SGI al punto de que inmediatamente los damos por absolutamente reales.

Podemos decir que tanto la personalidad de César como la de sus principales amigos, otro chimpancé, un orangután y un gorila se van desarrollando mientras el primero trata de vengar una incursión humana que acabó con la mayoría de su familia mientras que en el nevado camino encuentran a una niña y otro mono parlante que les brinda ayuda a pesar de ser bastante cobarde.

De aquí en más y como la saga original veremos que esta historia si bien es de monos refiere exactamente a las condiciones humanas como la ambición, la destrucción del medio ambiente y la humillación por las armas de otras especies pero también de la propia en una contienda última con otros hombres con un final inesperado.

Allá en mi niñez disfruté y aprendí con la saga original que se tomaba también la licencia de establecer un arco temporal que no ha sido copiado en este caso haciendo hincapié como sostengo en la personalidad de César y compañía; en la solitaria versión de Tim Burton se hizo lo del tema temporal con aquella cápsula con el chimpancé pero no fue lo mismo y además la película fue severamente criticada aunque ahora podemos decir a favor de uno de nuestros directores favoritos que no era para nada mala, más ahora finalmente se ha hecho verdadera justicia a, lo reitero: una de las más grandes sagas de ficción post apocalíptica de la historia del cine.
Nobleza obliga: Si no le dan el Oscar a Andy Serkis por su fabulosa interpretación protagónica es que algo anda muy mal en Hollywood.

war_for_the_planet_of_the_apes 2war_for_the_planet_of_the_apes 3war_for_the_planet_of_the_apes 5

Bright: Aburrido del cine de policías

bright 1

Bright
Por: Darío Valle Risoto

Cuando vi el tráiler tenía muchas expectativas que se diluyeron tras un pelmazo de dos horas de las viejas y trilladas películas de dos policías que intentan luchar contra léase: pandilla, corrupción o ataque de vampiros alienígenas.

La fórmula de dos policías diferentes de raza o clase de humanoides está tan gastada que ya es como una especie de tomadura de pelo intentar encontrarle algo de entretenido a algo que tal vez alguna vez pudo haber funcionado con aquello de policía blanco – policía negro y que fue evolucionando hasta que ahora tenemos policía humano – policía: alien, vampiro, orco o vegano.

Y probablemente nos remitamos solo a aquella “Alien Nation” devenida en serie de televisión transcurrida también en Los Angeles donde un policía debía soportar a un compañero extraterrestre y bueno, ahora este es un orco en un mundo alternativo donde hay también Elfos, magos, hadas y quién sabe cuántas cosas más.

Aburrido cúmulo de lugares comunes en un cine que curiosamente proviniendo del país que se supone cuna de la democracia adora, ama e idolatra que la mayoría de sus protagonistas sean milicos, perdón: policías. Nunca un dentista o un carpintero, siempre con el tema de la ley y el orden y si no es suficiente con esto siempre, indefectiblemente aparece el tema de la fe, como para tener nuestra justa dosis de uniformados evangélicos y saludar la bandera.

Nada original ni nuevo, larga, parece una película de Nolan, larga e inconexa con mucha acción, eso sí, pero la verdad que me dio lástima por Will Smith que es uno de mis actores favoritos.

bright 2bright 3