Estampas de pobreza

9ccd8de6a469bff29abc46480b99f6db

Estampas de pobreza
Por: Darío Valle Risoto

La mishadura se ensaña
Con nuestras vidas reas
Y el gris del cielo
Cómplice mudo y ciego
Acompaña la malaria
Sin dar ni pedir cuartel.

Una virgen está esperando
A su hijo desconocido
Lava la ropa llorando
En la pileta del conventillo
Mientras un guapo se lamenta
Por la muerte de Gardel.

El laterío hace un coro
De granizo y desencanto
Y uno tirado en la tristeza
Mira las manchas oscuras
Del techo del arrabal
Hoy la pobreza se ensaña
Como lo ha hecho siempre.

A fin de cuentas no hay dios
Para los pobres ni hay
Un perro que les ladre
Solamente mishadura
Y algún tango salvador
En una radio lejana y rota.

Vivir sin miedo

urban gallery (2)

Vivir sin miedo
Por: Darío Valle Risoto

Te dijeron que la vida es dura
Precisamente los que endurecen
La vida del trabajador
Con sus leyes de finos tormentos.

Y en la radio te venden la sangre
Que el obrero pierde en las calles
A manos de un sistema corrupto
Hijo directo de su capital.

Nada tiene de novedoso
Que el doctor agite a las masas
Y que vivir sin miedo
Solo sea un eslogan más.

Todos sabemos que el dinero habla
Un idioma de shoppings
Un dialecto de destrucción
Es que de eso siempre se trata.

Nada tiene de novedoso
Que el hidalgo salga a surfear
Por los mares de nuestra ignorancia
Intentando los votos ganar.

Nada tiene de novedoso
Que el doctor agite a las masas
Y que vivir sin miedo
Solo sea un eslogan más.

Yo te digo cerebro mutante
Que de abajo se puede cambiar
Comencemos por verlo más claro
Que el enemigo te quiere engañar

Abrase visto tanto descaro
El rico le dice al pobre salud
Y vive en sus barrios fortificados
Dando lecciones de dignidad.

Aquellos Tiempos (poema)

FB_IMG_1529124659128

Aquellos tiempos
Por: Darío Valle Risoto

Se decanta el tiempo
En las noches de oscuridad
Pero imagino un candil
Dando una gota de luz
En una mesa distante
Y otra persona en soledad.

Aprendimos que vivimos solos
Y que la amistad es efímera
Pero añoramos los tiempos
En que sonreímos juntos
Con esos extraños amigos
Que se han extinguido.

Con los que bebíamos el vino
De la solidaridad
Y nos reíamos a tiempo
De que no nos alcance
El futuro con sus planes
De volvernos viejos cansados.

Hoy a uno a la mesa
Con recuerdos y sonrisas
Tal vez una cuota de
Una fabulosa tristeza
Por lo que se guarda
En el extraño cajón
Que se llena de nostalgias.

Marilyn (Poema)

c8d7216c2be5905f2c6584f7d78b1a88

Marilyn
Por: Darío Valle Risoto

Que no importe la rubia melodía
Ni ese encanto que enciende soledades
Toda ella era pura en simetrías
Y sus labios un país de inmensidades

No habrá muerto la sirena eternamente
Si la veo frágil y hermosa en la pantalla
Cuando mira a la cámara me mira
Y cuando besa siento que me abraza.

Sinuosa doncella de viejos castillos
Una rubia que no deja nada gratis
En sus senos sabré que he perdido
En sus ojos parpadean mil rosales.

Habrá de cierto que fue más que mujer
Una diosa nacida entre los mortales
La veremos con su vestido blanco
Caminado en la alfombra de los ángeles.

Ella era todo en una y una en todo
El mito, la diosa, inconmensurable
La que nunca conocieron los humanos
Mas que diva una mujer corriente
Que de pronto voló al cielo claro.

Entre bastidores cuanto habrá llorado
Por los amores esquivos y malos
Cuantas lágrimas perdió Marilyn
Yéndose antes de tiempo a un lugar
De seguro un reino hermoso y lejano.

Parte del Viento (Poesía)

e8abd4303193b8630d73efaae2432a95

Parte del Viento
Por: Darío Valle Risoto

Recorrí los años
Haciendo el intento
Recordé la magia
De los días viejos
Repasé mi vida
En lo duros tiempos
Y un sol difuso
Me mostró el silencio.

He tendido flores
He cosechado versos
He amado poco
He odiado intenso
Soy tal vez un tipo
Un demonio griego
Un ángel sin alas
No soy nada nuevo.

Recorrí mi vida
Dibujando espejos
Y veo a mi padre
Y me vuelvo viejo
Ahora lo comprendo
Todo es sortilegio
De vivir pensando
Y dormir…
Casi todo el tiempo.

Tuve cuatro amantes
Reinas del deseo
Cada una hermosa
Mujeres sin precio
Tuve buenos amigos
Que se llevó el tiempo
Me he quedado solo
Soy parte del viento.

Adiós Selma

20160520_055245

Adiós Selma

Por: Darío Valle Risoto

Selma era una gran compañera
Maullaba muy poco y con aire lastimero.
Le gustaba que le tire pequeñas cosas
Y las traía cerca de mis pies
Esperando que se las avente de nuevo
Así podía pasar largos ratos.

Selma era completamente gris
Inmensamente buena y nunca arañaba
Siempre dormía a mi lado
Y me esperaba llorando al volver a casa
Selma era extremadamente ágil
A poco de llegar lo recorrió todo.

Hoy recogí el cuerpo de Selma
Muerta por una caída al escaparse
Por una ventana de la que nunca salía
Estaba dura como una piedra
Y tenía la boca lastimada.
La enterré a medias debajo de un tilo.

Metí la funda de almohada con ella
En el pequeño hueco y lo tapé
Fue como estar viviendo un momento ajeno
Y aun en casa cuando miro a los rincones
La veo o espero que salte a mi cama.
Pero se bien que Selma está muerta.

Cada rincón, cada caja donde afiló sus uñas
Los potes de su comida, los juguetes
Todo era el reino de Selma y ahora…
Vuelvo a vivir en una nación desolada.

20160629_15500920161204_224637

El engaño (poema)

a53bcb11767aa23f39c49262bcfb4659

El engaño
Por: Darío Valle Risoto

Una discreta somnolencia la cubre
Un silencio inusitado como niebla
Hay sin embargo una oculta belleza
En su silencio de porcelana y muerte.

Tiembla la osadía de un invierno
Que sopla las frías hojas del viento
Entre sus manos blancas nubes
Que presagian la pálida tormenta.

Mientras su boca no se mueve
Ya no escucharé sus palabras
Pero sentiré que sus manos heladas
Acariciaran un día mi espalda.

Veré sus pies aletear como mariposas
De níveas alas y dedos maravillosos
Como treparan sus piernas al cielo
Si la tierra fría guarda su reposo.

Ya no me veré reflejado en su mirada
Donde quedó el azul de sus ojos
Y aquel rubí intenso de sus labios
Ahora besarán la muerte con su rostro.

Tomaré entre mis brazos su silueta
Frío mármol donde ayer latía
Porque sé que la vida es un engaño
Y somos almas que no tienen vida.