La Mitología del Japón

Mitología japonesa
Según Wikipedia


La mitología japonesa es un sistema extremadamente complejo de creencias. El panteón Shinto por sí solo se compone de una colección de más de 8.000.000 de kami (“dioses” o “espíritus” en japonés).
A pesar de la influencia de la civilización china antigua, una parte muy importante de la religión y mitología japonesa son únicas. Contiene tradiciones Shinto y budistas así como creencias populares agrícolas. Por otra parte, a diferencia de la mitología griega, nórdica y egipcia, es relativamente difícil distinguir cuál es verdaderamente un “mito” para los japoneses.

Los mitos japoneses convencionales se basan en el Kojiki, en el Nihonshoki y algunos libros complementarios. El Kojiki que literalmente significa “registro de cosas antiguas” es el libro más viejo reconocido sobre mitos, leyendas, y la historia de Japón y el Nihonshoki es el segundo más antiguo. El Shintoshu explica orígenes de deidades japonesas desde una perspectiva budista mientras que el Hotsuma Tsutae registra una versión diferente sobre la mitología.


Un resultado notable de la mitología japonesa es que explica el origen de la familia imperial, y les representa como descendencia divina. La palabra japonesa para Emperador en Japón, tennō , significa el “rey celeste” (el carácter significa “cielo”).
Mito de la creación
Los primeros dioses convocaron dos criaturas divinas a la existencia, el macho Izanagi y la hembra Izanami, y les encargaron la creación de la primera tierra. Para ayudarles a realizar esto, se les dio a Izanagi e Izanami una lanza decorada con joyas, llamada Amenonuhoko (lanza de los cielos). Entonces, las dos deidades fueron al puente entre el Cielo y la Tierra, Amenoukihashi (puente flotante de los cielos) y agitaron el océano con la lanza. Cuando las gotas de agua salada cayeron de la punta de la lanza, formaron la isla Onogoro (auto-formada).

Descendieron del puente de los cielos e hicieron su casa en la isla. Ya que deseaban unirse construyeron un pilar llamado Amenomihashira y alrededor de él levantaron un palacio llamado Yahirodono (la habitación cuya área es de 8 brazos). Izanagi e Izanami giraron alrededor del pilar en direcciones opuestas y cuando se encontraron, Izanami, la deidad femenina, habló primero con un saludo. Izanagi pensó que esta no era la manera apropiada, sin embargo se unieron de todos modos. Tuvieron dos hijos, Hiruko (infante del agua) y Awashima (isla de burbujas) pero fueron mal hechos y no se consideraron dioses.

Pusieron a los niños en un bote y los embarcaron al mar. Entonces les pidieron a los otros dioses una respuesta sobre lo que hicieron mal. Ellos respondieron que el dios masculino debió haber iniciado la conversación durante la ceremonia de unión. Así que Izanagi e Izanami se dirigieron alrededor del pilar una vez más, y esta vez, cuando se encontraron, Izanagi habló primero y su matrimonio fue exitoso.

De esta unión nacieron el ohoyashima, o las ocho grandes islas de la cadena japonesa:
    Awazi
    Iyo (posteriormente Shikoku)
    Ogi
    Tsukusi (posteriormente Kyushu)
    Iki
    Tsusima
    Sado
    Yamato (posteriormente Honshu)
Nótese que Hokkaidō, Chishima, y Okinawa no fueron parte de Japón en los tiempos antiguos.

Crearon seis islas más y muchas deidades. Sin embargo, Izanami murió al dar a luz al infante Kagutsuchi (encarnación del fuego) o Ho-Masubi (causante del fuego). Fue enterrada en el “Monte Hiba”, en la frontera de las viejas provincias de Izumo y Hōki, cerca de Yasugi en la Prefectura de Shimane. Sumido en cólera, Izanagi mató a Kagutsuchi. Su muerte también creó docenas de deidades.

Los dioses nacidos de Izanagi e Izanami son simbólicos sobre aspectos importantes de la naturaleza y la cultura, pero ellos son muchos para ser mencionados aquí. El hecho que de que era necesario para la deidad masculina Izanagi tomar la posición inicial mientras que la deidad femenina Izanami tuvo que estar en segundo lugar ha conducido a una falsa creencia sobre que esto es una discriminación implicada en contra del género femenino

 Izanagi-e-Izanami
Yomi, la tenebrosa tierra de los muertos
Izanagi se lamentó de la muerte de Izanami y emprendió un viaje a Yomi o “la tenebrosa tierra de los muertos”. Izanagi encontró muy poca diferencia entre Yomi y el mundo terrenal, excepto por la oscuridad eterna. Sin embargo, esta oscuridad sofocante fue suficiente para provocarle dolor en ausencia de la luz y la vida en la tierra de arriba. Rápidamente busco a Izanami y la encontró. En un principio Izanagi no pudo verla por completo debido a que las sombras ocultaban su apariencia. Sin embargo él le pidió a ella que regresara con él. Izanami le escupió, indicándole a Izanagi que ya era demasiado tarde. Ella ya había probado el alimento del inframundo y ahora ya era una con la tierra de los muertos. Ella no podría regresar más a la vida.

Izanagi se quedó impactado por estas noticias, pero aun así renunció a ceder antes los deseos de Izanami de quedarse en la oscuridad de Yomi. Izanami aceptó volver al mundo superior, pero antes le pidió a Izanagi que le dejara tiempo para dormir y que no entrara en su dormitorio. Mientras que Izanami dormía, él tomó el peine que sostenía su largo cabello y lo encendió como una antorcha. Bajo la repentina explosión de luz, él vio la horrible forma de la una vez hermosa y agraciada Izanami. Ahora ella era una forma de carne en descomposición con gusanos y criaturas asquerosas que se deslizaban sobre su cuerpo destrozado.

Gritando ruidosamente, Izanagi no tuvo control sobre su miedo y comenzó a correr, intentando volver a la vida y abandonando a su esposa muerta. Izanami se despertó chillando indignada y lo persiguió. Shikomes salvajes o las mujeres asquerosas también persiguieron al asustado Izanagi, guiadas por Izanami para atraparlo. Pensando rápidamente, Izanagi lanzó su gorro, el cual se convirtió en un racimo de uvas negras. Las shikome tropezaron con éstas pero continuaron su búsqueda. Después, Izanagi lanzó su peine, que se convirtió en un grupo de brotes de bambú. Ahora eran las criaturas de Yomi quienes comenzaron a perseguirlo, pero Izanagi orinó en un árbol, creando un gran río que aumentó su aplomo. Desafortunadamente, todavía persiguieron a Izanagi, forzándolo a lanzar melocotones sobre ellos. Él sabía que esto no los retrasaría por mucho tiempo, pero él ya estaba casi libre, porque los límites de Yomi ahora estaban más cerca.

Izanagi llegó rápidamente a la entrada y empujo un canto rodado en la boca de la caverna, la cual era la entrada a Yomi. Izanami gritó detrás de esta impenetrable barricada y le dijo a Izanagi que si él no la dejaba salir ella destruiría a 1.000 residentes vivos cada día. Él furiosamente le contestó que entonces el daría vida a 1.500.

Y de esta manera comenzó la existencia de la muerte, causada por las manos de la orgullosa Izanami, la esposa abandonada de Izanagi.

Sol, Luna y Viento
Izanagi se fue a purificar después de recuperarse de su descenso a Yomi. Mientras se desnudaba y removía los adornos de su cuerpo, cada artículo que el dejaba caer al suelo formó una deidad. Incluso surgieron más dioses cuando él se sumergió en el agua para lavarse. Los más importantes fueron creados de su rostro una vez que este se lo lavo:

    Amaterasu (encarnación del sol) de su ojo izquierdo,
    Tsukuyomi (encarnación de la luna) de su ojo derecho, y
    Susanowo (encarnación del viento o de la tormenta) de su nariz

Izanagi se dispuso a dividir el mundo entre ellos con Amaterasu heredando los cielos, Tsukiyomi tomando el control de la noche y la luna y el dios tormenta Susanowo poseyendo los mares.

Amaterasu y Susanowo

Amaterasu, la poderosa diosa del sol de Japón, es la deidad más conocida de la mitología japonesa.

Sin embargo, su incontrolable hermano Susanowo, es igualmente infame y aparece en varios cuentos. Una historia dice del comportamiento imposible de Susanowo contra Izanagi. Izanagi, cansado de las quejas repetidas de Susanowo, lo desvaneció hacia Yomi. Susanowo a regañadientes lo consintió pero tenía asuntos pendientes que atender primero. Él fue a Takamanohara (cielo) a despedirse de su hermana, Amaterasu. Amaterasu conocía que su imprevisible hermano no tenía ninguna buena intención en mente y se preparaba para la batalla. “¿Con qué propósito has venido aquí?” pregunto Amaterasu. “Para decir adiós,” contestó Susanowo.

Pero ella no creyó sus palabras y solicitó una competencia para probar su buena fe. El desafío fue fijado en cuanto a quién produciría el niño divino más noble. Amaterasu hizo a tres mujeres de la espada de Susanowo, mientras que Susanowo hizo a cinco hombres de la cadena de ornamento de Amaterasu. Amaterasu otorgó el título a los cinco hombres hechos de sus pertenencias. Por lo tanto, atribuyeron a las tres mujeres a Susanowo.

Es suficiente con decir, que ambos dioses se declararon vencedores. La insistencia de Amatarasu en su demanda condujo Susanowo a campañas violentas que alcanzaron su clímax cuando él lanzó un potro medio desollado -un animal sagrado para Amaterasu- en la sala donde Amatarasu tejía, causando la muerte de uno de sus asistentes. Amaterasu huyó y se ocultó en la cueva llamada el Iwayado. Mientras que la encarnación del sol desapareció en la cueva, la oscuridad cubrió el mundo.

Todos los dioses y diosas en turno, trataron de convencer a Amaterasu para que saliese de la cueva, pero ella los rechazó a todos.
Finalmente, el kami de la festividad, Ama no Uzume, tramó un plan. Ella colocó un gran espejo de bronce en un árbol, frente a la cueva de Amaterasu. Luego Uzume se arropó en flores y hojas y volcó una tina de baño, y comenzó a bailar sobre ella, percusionando la tina con sus pies. Finalmente, Uzume se deshizo de las hojas y flores y bailó desnuda. Todos los dioses masculinos rugieron de risa. Cuando ella se asomó después de su larga estancia en la oscuridad, un rayo de la luz llamado “amanecer” escapo y Amaterasu se deslumbró por su propio reflejo en el espejo. El dios Ameno-Tajikarawo la sacó fuera de la cueva y ésta fue sellada con una cuerda sagrada [shirukume]. Rodeada por la festividad, la depresión de Amaterasu desapareció y ella accedió a regresar su luz al mundo. Desde entonces Uzume fue conocida como el kami del amanecer y también como la festividad.

Susanowo y Orochi
Susanowo, que fue exiliado del cielo, llegó a la Provincia Izumo (ahora parte de la Prefectura de Shimane). Al llegar se encontró a un viejo y a su esposa sollozando al lado de su hija. La vieja pareja explico que, originalmente, tuvieron ocho hijas quiénes fueron devoradas una a una, cada año, por el dragón llamado Yamata-no-orochi (“serpiente de ocho picos”, de la cual se decía se originó de Kosi que es ahora la región Hokuriku). El terrible dragón tenía ocho cabezas y ocho colas. Kusinada o Kushinada-Hime (princesa del arroz blanco) era la última de las ocho hijas.

Susanowo, que se dio cuenta inmediatamente de la relación de la vieja pareja con la diosa del sol Amaterasu, ofreció su ayuda en pago de la mano de su hermosa hija. Los padres aceptaron y Susanowo transformo a Kushinada en un peine y la ocultó en su pelo. También ordenó construir una cerca alrededor de la casa, con ocho puertas abiertas en la cerca, ocho mesas colocadas en cada puerta, ocho barriles colocados en cada mesa y cada uno de los barriles llenados con licor de arroz elaborado ocho veces.

El dragón Orochi, al llegar al lugar, quedo fascinado por el licor, lo bebió y durante el estupor que le produjo, Susanowo lo asesinó y un río cercano se tornó rojo con la sangre del dragón. Cuando Susanowo cortó el dragón en pedazos, encontró una excelente espada en su cola, tan dura que su propia espada no la había podido cortar. Posteriormente la espada fue presentada a Amaterasu y la llamaron “Ame no Murakamo no Tsurugi” (más tarde llamada Kusanagi). Esta espada sería la protagonista en muchos otros cuentos posteriores.

Príncipe Ōnamuji
Ōnamuji (también conocido como Ōkuninushi) era un descendiente de Susanowo. El, junto con sus muchos hermanos, compitió por la mano de la princesa Yakami de Inaba. Mientras viajaba de Izumo a Inaba para cortejarla, los hermanos se encontraron un conejo desollado yaciendo en una playa. Al ver esto le dijeron al conejo que se bañase en la playa y se secara con el viento en una alta montaña, el conejo les creyó y sufrió en agonía. Ōnamuji, quien se reía a espaldas de sus hermanos, llegó y vio al conejo dolorido y mando al conejo a bañarse en agua fresca y cubrirse con un polvo de la flor gama (cattail). El conejo sanado, quien en realidad era una deidad, le informo a Onamuji que el seria quien desposaría a la Princesa Yakami.

Las pruebas de Ōnamuji fueron muchas y murió en dos ocasiones por sus celosos hermanos.
En las dos ocasiones su madre Kusanda-hime lo salvaría. Perseguido por sus enemigos, él se aventuró al reino de Susanowo donde él se encontró con la hija del vengativo dios, Suseri-hime. Susanowo probaría a Onamuji en varias ocasiones pero al final, Susanowo aprobó al joven muchacho y predijo su victoria contra sus hermanos.

Aunque la tradición Yamato atribuye la creación de las islas japonesas a Izanagi y a Izanami, la tradición Izumo dice que Onamuji, junto con un dios enano llamado Sukunabiko, contribuirían o por lo menos acabarían la creación de las islas de Japón.

 Amaterasu
Período de Instalación
Amaterasu ordenó a su nieto Ninigi gobernar sobre los suelos. Ella le dio tres tesoros sagrados:
    El collar magatama de Yasakani no magatama (ahora situado en el palacio imperial);
    El espejo de bronce de Yata no kagami (ahora en el templo de Ise); y
    La espada Kusanagi (una posible replica que ahora está en el templo de Atsuta, Nagoya)

Los primeros dos fueron hechos para sacar a Amaterasu de Iwayado. El último fue encontrado en el dragón del ocho-dientes. De estos tres, el espejo es el símbolo de Amaterasu. Los tres juntos constituyen los Tesoros Imperiales de Japón.

Ninigi y su compañía bajaron a la tierra y llegaron a Himuka, allí él fundó su palacio.

Prosperidad y eternidad
Ninigi conoció a la Princesa Konohana-sakuya (símbolo de las flores), la hija de Yamatumi (amo de las montañas). Ellos se enamoraron y Ninigi pidió a Yamatumi la mano de su hija. El padre estuvo tan complacido que ofreció la mano de sus dos hijas, Iwanaga (símbolo de piedra) y Sakuya (símbolo de flores). Pero Ninigi solo se casó con Sakuya y rehusó a Iwanaga.

“Iwanaga está bendecido con la eternidad y Sayuka con la prosperidad”, Yamatumi dijo en lamentación, “al rehusar a Iwanaga, tu vida será breve de ahora en adelante”. Debido a esto, Ninigi y sus descendientes se hicieron mortales.

Sakuya concibió de noche y Ninigi dudo de ella. Para probar la legitimidad de sus niños, Sakuya juro por su suerte y se arriesgó; ella incendio su habitación mientras daba luz a sus tres hijos y debido a esto, Ninigi reconoció su castidad. Los nombres de los niños fueron Hoderi, Hosuseri, y Howori.

Flujo y reflujo
Hoderi vivió de la pesca en el mar mientras que su hermano Howori vivió de la caza en las montañas. Un día, “Howori” le pidió a su hermano intercambiar los papeles por un día. “Howori” intento pescar, pero no pudo conseguir nada y además perdió el anzuelo que su hermano le presto. Hoderi acuso implacablemente a su hermano y no aceptó sus disculpas.

Mientras que “Howori” estaba sentado en una playa, perplejamente dolorido, Shihotuti le dijo que viajara en un barco llamado el Manasikatuma y que se dirigiera a cualquier sitio que le llevará la corriente. Después de este consejo, Howori llegó a la casa de Watatumi (amo de los mares). Allí él conoció a Toyotama, hija de Watatumi y se casó con ella. Después de tres años de la unión, recordó a su hermano y su anzuelo, entonces le habló a Watatumi sobre él.

Watatumi pronto encontró el anzuelo en la garganta de una brema y se lo dio Howori. Watatumi también le dio dos bolas mágicas, Sihomitutama, que podía causar una inundación, y Sihohirutama, que podía causar un reflujo y lo mando a la tierra, junto con su novia.

Mientras Toyotama daba a luz, ella le pidió Howori que no la mirase durante su parto. Sin embargo, Howori, lleno de curiosidad, miró furtivamente, y la vio transformada en un tiburón en el momento que nació su hijo, Ugaya. Enterada de esto, Toyotama desapareció en el mar y no volvió pero ella confió a su hermana Tamayori sobre su vivo deseo por Howori.
Ugaya se casó con su tía Tamayori y tuvieron cinco hijos, incluyendo a Ituse y Yamatobiko.

Leyendas
Primer Emperador: En la mitología japonesa, Yamasachi-hiko casó a la hija del dios del mar, y nace un niño nombrado Ugaya-fukiaezu. Ugaya-fukiaezu tenía 4 hijos. Pero fueron sus segundos y terceros hijos a otros lugares. Más adelante el hijo es el emperador Jinmu que conquista la tierra de Yamato. En esta línea está la casa imperial de Japón.

El primer emperador legendario de Japón fue Iwarebiko. El estableció el trono en 660 a. C.

Su casta se resume a continuación:
    Iwarebiko es hijo de Ugaya y de Tamayori.
    Ugaya es hijo de Howori y de Toyotama.
    Howori es hijo de Ninigi y de Sakuya.
    Ninigi es hijo de Osihomimi y de Akidusi.
    Osihomimi nace de un ornamento de Amaterasu.
    Amaterasu nace del ojo izquierdo de Izanagi.
    Izanagi nace de su propio acuerdo.

Los villanos de Star Trek

Los Villanos de Star Trek
Por: Jordan Hoffman

Traducción via Google
Imagenes Agregadas por: Darío Valle

 Cuando el capitán Kirk declaró que “el riesgo es nuestro negocio” en la segunda temporada episodio TOS “Return to Tomorrow” sí, él estaba hablando de los aspectos más nobles del potencial humano. Pero también hablaba de grandes criaturas repugnantes, muchas veces peludos que podrían los órganos internos en la sopa de tomate con la mirada. Los mundos extraños, nuevos de Star Trek tienen algunos de los mejores villanos en la ciencia ficción. Aquí, entonces, son los 10 Villanos de Star Trek
10 – El Pakleds
El Pakleds representan lo peor en muchos de nosotros. No quiero pensar, no quieren trabajar, que sólo quieren “hacer que se vaya.” El Pakleds lento, gordo (que se llama en la adaptación para televisión DUHHHHHS original) may’ve secuestrando a Geordi, cuando el capitán Picard estaba lejos de la nave, pero que tendría que poner a alguien muy abajo en la cadena de mando a cargo antes de que habría verdadero peligro.
9 – El Eymorgs
La primera generación de fans Trek pasó una redacción de cartas fuera de temporada para salvar a su show y después … este. Mientras que el verdadero villano de TOS “de la tercera temporada debut,” El cerebro de Spock, “es el terror brutal de la narración rancio, también están los Eymorgs. Estos son los Fembots proto-Sigma Draconis de 6 años que vivía en un estado de estupor mental, salvo por el ocasional golpe de la mente en expansión secador de pelo conocido como el Gran Maestro. El Eymorgs podría darle un zap sólido si se lleva uno de los cinturones de su dolor, pero sus derechos fundamentales, boba-ness dejaron en claro que no constituían una amenaza. Sin embargo, uno no puede dejar de estar impresionado de que una especie con mentes atrofiadas podría crear elaborados muslo botas altas.
8 – El Wadi
Se podría pensar que un salmonete, un amor para los juegos de mesa y el acceso a un universo de bolsillo sería una receta para un enemigo temible. Pero podría estar equivocado. El Wadi los malos de la Deep Space Nine “Move Along Home” hizo algún daño, sin embargo. Se nos hizo contemplar con horror como Kira tuvo que saltar de un lado y cantar rimas infantiles interplanetario. (En verdad, aunque nunca los cardassianos hizo caer tan bajo.)
7 – El Edo
Que el amor dura, que viven duro, ellos son los Edo. Los seres feromonas alimentado deseos de la TNG episodio “Justice” son incapaces de mantener sus manos lejos el uno del otro. Cuando no están corriendo, están fornicando o jugando ultimate frisbee. Mundos como éste siempre tiene un precio. En la Tierra, que se llama un préstamo de estudiante, pero en Rubicun III que viene en la forma de castigo corporal arbitraria. Cuando Wesley es condenado a morir por no pisar el césped, el amor del capitán Picard de la Primera Directiva extiende el drama. Aún así, es difícil pensar que cualquier raza que lleva nada más que fragmentos de ropa de cama de seda es una amenaza para una nave Clase Galaxy.
6 – La estación de reparación automática
“Stop Dead” era en realidad un episodio muy innovador de la segunda temporada de la empresa, pero al final del día es difícil no pensar en la estación de reparación asesino como algo más que un lavado de automóviles de transporte encantada.
5 – Teer Maab
Para todos la torpeza de las costumbres de su tribu, por no hablar de sus maniobras hábiles políticos o el uso rápido de una Kligat, es difícil tomar el malo grande de TOS “del viernes niño” demasiado en serio cuando se parece tanto a Will Ferrell ! Mantén la clase, Capella IV!
4 – Armus
Lo siento, pero un charco de lodo negro que puede transformarse en lo que parece ser un tipo que llevaba un bolsa de basura mojada? Yo sé que Armus es una elección controvertida, ya que la criatura de “Skin of Evil” es el que uso único Tasha Yar y no hay tentadas sólo lo chocante que fue en ese momento), pero seamos honestos – que parece divertido. Y, además, Tasha ya estaba muerto en el interior una vez le dijo a Wesley que decir no a las drogas.
 
 3 – La planta de jarra telepática
En realidad, este enorme espacio de transmisión organismo del episodio Voyager “Bliss” era una metáfora bastante bien prestados por los peligros de forzar una solución donde no existe. Entonces joven Salvaje Naomi comenzó a llamarlo por este nombre. Alguien tiene que decirle a ese chico que la marca es importante.
2 – Comandante Kruge
Le voy a comprar como a los locos viajando en el tiempo científico Doc Brown, como el Tío Fester o como el reverendo Jim taxis. Incluso me lo compre en un papel serio como en Alguien voló sobre el nido del cuco, si él está jugando, usted sabe, un enfermo mental. Pero fundición Christopher Lloyd como Kruge, un guerrero Klingon poderoso? No puede haber sido la mejor llamada.
1 – El primer Ferengi
Hacia el final de la Guerra del Dominio que consideramos como Ferengi Quark, Rom y Nog a ser tan noble como cualquier otro miembro de la Federación. Ferengi otros, como Brunt y Zek son, son lo peor de los casos, una molestia. Pero recuerde, cuando vimos por primera vez en Delphi Ardu IV en el episodio “The Last Outpost?” Allí estaban, burlón y silbando y brincando con látigos rayo, tratando de buscar amenaza, pero mirando sólo risa. Es un testimonio de los grandes escritores y actores de Star Trek que estas criaturas eran capaces de convertirse en los seres bien redondeado y esencial de años más tarde.
Jordania Hoffman fue el editor de películas en UGO.com durante más de cuatro años. Ha producido dos películas independientes (ver ‘em up!) Y es miembro de la Crítica de Cine de Nueva York en línea. En 2005, fue nombrado el Film Fanatic último del Noreste por la CFI. Jordania se enamoró de Star Trek TOS a través de las repeticiones del mismo modo TNG se estaba preparando para el lanzamiento. En su blog, Jordania ha revisado todos los episodios de Viaje a las 727 y las películas, la mayoría de los cómics y algunas de las novelas. Él tiene una historia divertida sobre la única vez que conocí a Leonard Nimoy.
 En mi caso creo que “Q” es el villano más grande de todo el universo Star Trek (Darío Valle)