Día Internacional contra la Violencia Doméstica: 25 de Noviembre

Día Internacional contra la violencia doméstica
Por: Darío Valle Risoto.

Técnico en Comunicacion Social

Conozco muchos chistes acerca de las mujeres, chistes que las desacreditan y las marginan, que las ponen por tontas e inútiles o que las dejan en evidente desventaja frente a la supuesta capacidad y fuerza que tenemos los hombres. No se trata de ser siempre políticamente correctos o falsamente hipócritas para convivir en una cultura donde el machismo se manifiesta desde el humor hasta los grados más insondables de la violencia sangrienta y atroz. No se trata de dejar los malos chistes de lado sino de repensar que nacimos en una cultura que excluye abiertamente y lo que es peor: solapadamente a la mitad de la población mundial solo por pertenecer al género femenino.
Y quizás todo forme parte de una férrea suma de años y años de educación en un sentido que abiertamente avasalla los derechos más caros del ser humano y solo porque una persona nació niña en un mundo mayoritariamente comandado por nosotros los hombres.
Triste pero cierto vivimos en una tierra de violencia cotidiana donde por lejos las mujeres, los ancianos y los niños se llevan la peor parte y hace ya muchos años que va siendo hora de tomar conciencia de que si queremos avanzar tan solo un paso hacia delante como raza humana esto debe dejar de pasar.
Por eso como sociedad deberemos revisar profundamente esta cultura enferma donde cada año mueren cientos o miles de mujeres a manos de aquellos hombres que tal vez eligieron en algún momento de sus vidas buscando la felicidad pero seguramente no la muerte.

Ultimate Marvel vs Capcom 3 DLC

Un Buen Juego
Por: Darío Valle Risoto

Los crossovers de Capcom siempre me gustaron sobretodo aquellos en que todo el universo Marvel se opone al de esta gran casa de juegos nipona, también los hay con solo los X-Men, versiones cómicas, de todo. Ahora comparto con ustedes algunos de los personajes que podrán elegir si aceden a la última versión que supongo será para Playstation 3 y otras cosnolas… y yo que sigo con la cajita gris one.

La Euforia Cachonda

La Euforia Cachonda
Por: Darío Valle Risoto

Recuerdo que iba a la escuela, estaba en sexto año, tendría unos doce más o menos cuando una compañera me invitó a su cumpleaños. Era raro porque esa niña no era de mi clase por lo que allí fui con mi mejor ropa y algún regalo a su casa no muy lejos de la mía.
A poco de llegar me quedé sentado en un enorme patio con parral mientras todos se divertían saltando y jugando entre la música estruendosa. Su madre llegó hasta mí y viendo que yo permanecía expectante medio alejado de todos me invitó a la cocina donde permanecí entre la gente mayor conversando y comiendo de todo hasta que acabó el cumpleaños. Realmente lo pasé bomba.

Esa conducta me ha acompañado toda mi vida, mi forma de entretenerme no es demasiado vistosa y tampoco me gustan mucho las aglomeraciones o el ruido, sin embargo he estado en bastantes fiestas donde a veces debo explicarle a alguien que no me siento mal sino que estoy bien sentado, bebiendo algo y solo observando. Algunas veces en que la cosa no me gusta me he largado de allí y listo.

Este preámbulo viene a que ya con unos años me conozco bastante como para saber que me va o no y aún desde muy joven he decidido que ámbitos me congregan o que lugares no son para mí, creo que estamos viviendo una época donde todo parece programado, hasta el entretenimiento.
Debemos hacer mucho ruido, estar rodeado de insinuaciones sexuales explícitas o implícitas y tratar de resaltar con todo aquello que parezca transgresor y concite el comentario de los que nos rodean o al menos su aprobación.

Por motivos de trabajo me toca observar fotografías de fiestas de quince, cumpleaños, homenajes y despedidas de toda índole y para mi completo estupor veo que todas se parecen como si aquel evento que debería ser novedad ya no lo sea sino que deba tener necesariamente ciertos rituales para hacerlos válidos.  Piensen sino a cuantas fiestas han ido realmente diferentes o al menos donde haya algo de creativo.

Y aquí viene el título de este artículo copiado de las palabras de Darwin Desbocatti al referirse en radio a los tiempos en que nos toca vivir esta suerte de completo descontrol tan controlado para ser todos unos idiotas ruidosos, vergonzantes personajes de la farándula donde todo sirve pero indefectiblemente termina en la vergüenza ajena de algunos como yo.

Pasaron algunos años y me encontré a mi mismo en bailes y cumpleaños intentando explicarles a diferentes personas que la estaba pasando realmente bien con una bebida en la mano, sentado, tranquilo y sonriente en un sector más o menos alejado de las hordas de gordos con las corbatas como binchas y mujeres borrachas.

Hay gente que se expresa para afuera mientras que otros escribimos y somos fieles espectadores de este circo de la vida, en estos últimos tiempos parece que los medios de comunicación son parte de un tinglado que no admite lugar para nosotros sino que todo tiene que ser una explosión de alegría y fiesta aunque esté programada en cada detalle.

A eso le llaman felicidad.