Medianoche en Paris de Woody Allen

Medianoche en Paris
Por: Darío Valle Risoto

Luego de la mediocre Vicky Cristina Barcelona el viejo y peludo de Woody Allen vuelve a su acostumbrado nivel para la comedia, esta película me lo vuelve a traer al primer plano luego de algunas obras no demasiado buenas en los últimos años. Debemos, eso si, disculparlo porque un creativo de su tamaño era de esperarse que tras tantas buenas películas decayera con los años.

Podemos decir que Woody sigue en su etapa europea y en este caso deja España para traernos una gran historia donde el viaje al pasado será el escaparate de un desfile sin igual de grandes figuras del arte y la cultura en una Paris que deslumbrará a un escritor yanqui de paseo por la ciudad luz.

Gil Pender tal vez sea otra de los tantos alter egos de Woody Allen porque en él lo encontraremos muchas veces, con sus comentarios mordaces, sus momentos de reflección y cuando no alguna nostalgia atrapada en el encuentro con escritores como Hemingway o músicos como Cole Porter o pintores desde Picasso a Dalí.

Sonreí viendo esta película que me llega justo cuando estoy teniendo graves ataques por los tiempos idos y me he puesto a escribir sobre viajes al pasado y todavía sigo soñando con dar vuelta una esquina y aparecer por ejemplo en el Montevideo de los años sesentas.

Una gran comedia con una fotografía soberbia, música perfecta y un desfile de actores y actrices reconocidos e impecables, desde la primera dama Carla Bruni, Adrien Brody o el mismo protagonista Owen Wilson que por suerte recibe un papel grande como se merecía desde hace mucho tiempo. No se la pierdan es una excelente película pero sobretodo obligatoria para aquellos que gustan de la lectura, un buen vino y escuchar tal vez algo de jazz.

Marion Cotillard un amor del pasado
El escritor y el torero
Woody Allen recupera su genio

Bob Esponja

Bob Esponja
Por Wikipedia

Bob Esponja es una serie de televisión estadounidense de dibujos animados. Actualmente es una de las Nicktoons más vistas de Nickelodeon. En el 2007, fue nombrada por TIME como uno de los más grandes programas de televisión de la historia. A pesar de que su canal original es Nickelodeon, Bob Esponja es ahora transmitido en todo el mundo. Fue creado por el artista, animador y biólogo marino, Stephen Hillenburg, y es producida por su compañía, United Plankton Pictures, Inc.

 
Descripción del show
En el fondo del océano Pacífico, en la ciudad submarina de Fondo de Bikini, vive el protagonista, una esponja marina rectangular y de color amarillo, llamado Bob Esponja Pantalones Cuadrados. La casa de Bob es una piña, donde vive con su mascota caracol Gary. Bob Esponja adora su trabajo como cocinero en el restaurante El Crustáceo Cascarudo o Crustáceo Crujiente y posee la habilidad de meterse en todo tipo de problemas sin quererlo. Cuando no está poniéndole los nervios de punta a Calamardo Tentáculos, su vecino calamar (irónicamente), Bob se mete en un montón de caos y experiencias raras con sus dos mejores amigos: el amigable pero tonto Patricio Estrella, una estrella de mar rosada y obesa; y Arenita Mejillas, una ardilla inteligente, fuerte pero un poco presumida, que vive en el fondo marino en su casa, un domo de poliuretano bajo el mar. Arenita sale del domo con un traje parecido al de los astronautas, para tener aire bajo el agua.

Fondo de Bikini es la ciudad submarina donde los personajes viven, el estereotipo de una ciudad estadounidense contaminada y superpoblada pero al fin y al cabo bonita. En Fondo de Bikini se omiten las características de la vida marina: los personajes no nadan ni flotan sino que caminan; allí nadar es lo equivalente a volar. Hay fuego, y los peces caminan usando la cola como si fueran sus piernas y las aletas como manos. En Fondo de Bikini los caracoles marinos equivalen a los gatos en tierra firme, maúllan, y al enojarse, gritan como los gatos; los gusanos marinos equivalen a los perros, ladran, jadean, y los encadenan; las medusas equivalen a las abejas, zumban y pican; las almejas equivalen a las aves, ya que pueden volar; los nematodos a las termitas pues terminan con todo comiéndoselo; los hipocampos equivalen a caballos.

Bob Esponja fue el primer nicktoon en tener “bajo presupuesto”, de acuerdo al canal, para llegar a ser muy popular. Bob Esponja siguió muestra de otros nicktoons como The Ren & Stimpy Show, Rocko’s Modern Life, Kablam!, Action League Now! y The Angry Beavers. Mientras que shows como Invasor Zim y Los padrinos mágicos ganaron raiting en el 2001, sobre todo el segundo que es el segundo nicktoon más visto por abajo de Bob Esponja, pero el primero fue cancelado. Aunque se estrenó en 1999, no ganó popularidad, sino hasta 2000, y desde entonces sigue siendo el más popular. Tv.com clasificó a Bob Esponja con 10.7 Millones de espectadores colocando en el primer puesto, Por encima de Avatar con 9.3 y Los padrinos mágicos con 8.81

Amplio recurso

Bob Esponja es una larga serie de dibujos animados que fue diseñada para atraer a adultos y niños. Esto tiene mucho que ver con la absurda forma de vida submarina, las situaciones están representados, y con las situaciones, las referencias, y las palabras utilizadas, los espectadores más jóvenes pueden que no entiendan. Ciertas insinuaciones también están destinados a ir más allá de los espectadores más jóvenes. Por ejemplo, Bob Esponja haciéndole creer a su abuela que es un adulto maduro usando patillas y bombín y escuchar el free jazz o cuando Bob y Patricio piensan que Calamardo era un fantasma, un arrecife de coral esculpida como Henri de Toulouse-Lautrec. Numerosos biólogos marinos han hecho chistes marinos. El más común es cuando hay un incendio debajo del mar.


Parte de la muestra del recurso tiene que ver con la naturaleza infantil de Bob Esponja y su mejor amigo, Patricio Estrella, ambos de los cuales son adultos, pero se comportan como niños.

A diferencia de otros shows de Nickelodeon, En Bob Esponja han salidos bandas musicales que contribuyen a su banda sonora. Entre las de rock alternativo se encuentran Wilco, The Shins, The Flaming Lips and Ween, así como bandas de metal como Pantera, Motörhead y Twisted Sister han tenido apariciones en el show, y también el grupo de heavy metal Metallica. El inglés David Bowie hizo una aparición especial en SpongeBob’s Atlantis SquarePantis que fue presentada el 12 de noviembre de 2007. El episodio tuvo 8.8 millones de espectadores, lo cual es la mayor audiencia en 8 años de historia.

 
El episodio SpongeBob’s Atlantis SquarePantis hizo referencia a muchas películas. Por ejemplo, David Bowie interpretó a Su Alteza Real haciendo parodia de Yellow Submarine.

El show llegó a ser tan popular entre adolescentes y adultos que la serie se ha emitido en MTV y en Spike TV. La frase de Patricio “It’s gonna rock!” del episodio Mid-Life Crustacean, fue usado como una etiqueta de línea en las promociones de estaciones de rock. En The SpongeBob SquarePants Movie, David Hasselhoff hizo un cameo.

Huelgas en el Uruguay

Huelgas en Uruguay
Por Wikipedia

La historia de las Huelgas en Uruguay está estrechamente vinculada a la formación y el desarrollo del movimiento sindical uruguayo, y su relacionamiento con las patronales.

Comienzos y fortalecimiento

El primer sindicato, la Liga de Tipógrafos de Montevideo, se constituyó en 1865,
y tuvo características de modernidad que lo diferenciaron claramente de los gremios de tradición mercantilista que actuaron en la época colonial y en los primeros años de la independencia. No hay constancia de huelgas importantes hasta muchos años después; los sindicatos eran débiles y escasos y el derecho de huelga no estaba reconocido. La primera parece haber sido la de los mineros en la zona del arroyo Cuñapirú, en el departamento de Rivera, en 1880. Dos años más tarde hubo conflictos con detención del trabajo en Paysandú (obreros portuarios) y en Montevideo (empleados de los hospitales).

En 1884 se produjo la huelga de las fideerías, primera que no afectó a una empresa en particular, sino a todo el gremio. En 1888 hubo una importante huelga del sector gráfico, primera que –dadas las características de la actividad– impactó en las clases media y alta de la población. En 1895 el movimiento sindical ya se mostraba muy activo, y hubo huelgas en la industria del calzado, en la construcción y en el transporte, gremio éste que se mantuvo en conflicto durante todo el año siguiente. En 1901 se suscitaron en Montevideo tres huelgas de considerable extensión: la del gremio del transporte, la de los empleados de molinos y fideerías y la de los obreros que trabajaban en la ampliación del Puerto de Montevideo. Estos conflictos estaban fundamentados por la falta de protección legal a los trabajadores, por las jornadas de hasta 16 horas y los magros salarios, que obligaban a trabajar a toda la familia, incluidos los niños. Los empleados de los tranvías que se levantaron en huelga en 1901 reivindicaban una jornada de 12 horas, todo un síntoma de la situación. En ese tiempo, además, y por muchos años, el huelguista se jugaba mucho, pues la represión era fuerte y el despido seguro.
El Batllismo y las huelgas

El comisario Jorge West, jefe de policía de Montevideo en tiempos de la presidencia de Claudio Williman (1907 – 1911), ganó celebridad por su violenta represión de las huelgas; en 1908 disolvió –como simple medida policial– el sindicato de los ferroviarios y envió rompehuelgas a varios conflictos. El Batllismo cambió esencialmente aquellas reglas del juego; se creó una legislación social avanzada, que garantizó el derecho de huelga (incluso antes de que esa garantía alcanzase rango constitucional) y las crónicas de la época hablan de José Batlle y Ordóñez asomado al balcón de la casa presidencial saludando a obreros en huelga y animándolos a continuar con su reivindicación. La realidad no siempre fue halagüeña, desde luego; en 1912 pararon los enfermeros de los hospitales públicos, y el Batllismo se puso en contra y objetó el derecho de los funcionarios públicos a la huelga; en 1914 la paralización del trabajo de los picapedreros de las canteras de Conchillas, departamento de Colonia, fue violentamente reprimida por la policía, con el saldo de un muerto, bajo el gobierno del propio Batlle y Ordóñez, y en marzo de 1920, gobierno de Baltasar Brum, se produjo la huelga de los repartidores de diarios (los canillitas), que reclamaban un día de descanso por semana. Este conflicto afectó a todas las publicaciones, pero fue El Día, el diario batllista por excelencia, el más duro en la condena; como consecuencia de ello los canillitas decretaron un boicot contra El Día y fueron drásticamente reprimidos, pese a que en su mayoría eran menores de edad. El enfrentamiento se extendió y algunos gremialistas se solidarizaron con los vendedores de periódicos, protestando por la intervención de rompehuelgas (en general policías, según denunció la oposición). La represión fue muy violenta y murió un conductor de tranvías de 18 años; el conflicto finalizó con una derrota de los canillitas.

Década de 1970 hasta el presente
Los enfrentamientos no amainaron con las elecciones nacionales de 1971 y la asunción como presidente de Juan María Bordaberry en 1972. Con el Golpe de Estado del 27 de junio de 1973 los sindicatos iniciaron una huelga general con ocupación de los lugares de trabajo. La medida estaba prevista para el caso de una ruptura institucional y se aplicó con amplio respaldo de la población trabajadora. Tuvo, desde luego, un carácter definidamente político; duró 15 tensos días, en medio de los cuales hubo una manifestación anti golpista el 9 de julio (que fue reprimida con violencia) y se mantuvieron estériles diálogos con los jerarcas del nuevo gobierno. La huelga fue perdiendo fuerza a medida que avanzaban los días sin vislumbrarse una salida y por fin, ante el hecho consumado de que ya no era respetada, la CNT, ilegalizada, decretó su levantamiento. Durante el largo período autoritario la actividad sindical fue muy restringida; recién en 1983 volvió a celebrarse el 1° de mayo, en un acto multitudinario organizado por una central llamada PIT (Plenario Intersindical de Trabajadores), que tras la restauración democrática pasó a llamarse PIT-CNT. El movimiento sindical fue actor importante durante el proceso de Apertura Democrática. Las tensiones acumuladas durante 12 años de dictadura dieron lugar a una oleada de reivindicaciones y conflictos laborales en 1985 – 1986, que luego amainó considerablemente, aunque la central obrera jamás perdió su identidad y su fuerza habituales en sus reivindicaciones.