Zangh Yu Meng: Again

Made in China
Por: Darío Valle Risoto


Nadie tendrá objeciones en que volvamos con nuevas fotografías de Zangh para adornar nuestro blog últimamente censurado con ese absurdo cartel al abrirlo y todavía nos preguntamos si alguna liga de amas de casa escapadas del siglo XIX ha visto su pudor herido por algunos de nuestros divagues…que le vamos a hacer, no quiero pensar los ataques que tendrán los blogs de blogspot que muestran cosas como…

 

American Sniper

American Sniper
Por: Darío Valle Risoto

 
Dice un dicho que quién es un héroe en la guerra por matar cientos de enemigos en tiempos de paz es un asesino por matar a una sola persona y esta película trata de ello, es decir: Un héroe de guerra que en realidad es ni más ni menos que un asesino a sangre fría por tratarse de un francotirador.
 
Dejando de lado nuestra discutible moral anarquista digamos que es una excelente película bien llevada con el ritmo que habitualmente suele imprimirle Clint Eastwood como director a sus trabajos y su nombre ya es desde siempre garantía de que veremos algo bueno.
 
Biográfica trata de llevarnos junto a este francotirador que mató a cientos en Irak tratando de cubrir a los marines que se meten en las ciudades intentando acabar con los “terroristas” musulmanes y su trabajo es endiabladamente bueno matando hombres, mujeres y niños si esto es necesario.
 
La historia es elocuente pero absolutamente previsible tratándose de este tipo de películas que intentan elevar la moral norteamericana y explicarnos tal vez a los ajenos a estos sentimientos patrióticos el porque de meterse en tierras ajenas para arreglar las cosas y de verdad que nunca se arreglan, aunque este hombre le salvara la vida a muchos compañeros en el fragor de la acción.
 
Bradley Cooper con el rol protagónico sorprende por su faceta mas seria cuando le conocimos sobretodo por “Que pasó ayer la trilogía” pero aquí luce cambiado, perfecto en su rol de patriota que se luce cumpliendo con su trabajo de matar con un disparo certero en el mismo centro de los demonios del Islam. Ojala todo fuera tan fácil como tirarse en una azotea y apretar un gatillo.
Película muy buena pero solo para los que están dispuestos a otra dosis de American way of life.

Cuentos de Robots 2 Abandonar las mascotas cap: 8

Cuentos de Robots 2
Abandonar las mascotas cap: 8
Por: Darío Valle Risoto

 
Las luces de la ciudad se iban apaciguando hasta que al dejar un camino a alto nivel comenzaron las casas bajas con jardines, algunas con pequeñas plantaciones de alimentos.
Jim observó a su amigo y luego a Fito, se sintió culpable por la idea de ese particular empleo para su amigo, probar bioandroides tenía ese efecto de que uno se encariñe, era algo similar a tener una mascota un tiempo para devolverla luego.
__ ¿De que te ríes? __Le preguntó Nick
__ Pensaba en esos turistas que les compran perros a sus niños para pasar las vacaciones y al regresar a sus países los dejan abandonados en los bosques. ¿Sabías de eso?
__ Todos los años en Ciudad Este dejan algunos perros llorando en los montes, son unos hijos de puta.
__ Bueno, al menos con las mascotas virtuales se dejaron de joder con ese tema.
__ ¿Pero a quién le interesa un perro que es un holograma?
__ Al menos no andan cagando ni huelen a perro.
 
Fito escuchaba la conversación de los dos humanos con particular interés, estaba programado para diversas funciones pero reconocer ese tipo de humor le era un tanto difícil.
__ Ya llegamos. __Les dijo incorporándose. Era verdad, afuera se veían las luces de una feria de diversiones o lo que parecía serlo.
 
No bien bajaron del tren les llenaron de folletos con las ofertas sexuales del parque “Nex” que se encontraba a escasos doscientos metros de la estación. Inteligentes empresarios habían plantado un negocio perfectamente legal a tan solo un kilómetro de la zona donde la prostitución era delito, eso significaba continuas visitas de hombres y mujeres buscando diversión.
__ Miren ese cartel.
Sobre ellos había un luminoso con una imagen creada por juego de luces y humo donde dos mujeres desnudas danzaban con serpientes multicolores.
__ ¡Buenísimo! ___Exclamó Jim y parecía un niño escolar mirando la vidriera de los dulces.
Algunos hombres sobre tarimas vestidos con trajes de muy mal gusto auspiciaban diferentes servicios.
__ ¡Entren, entren: dos chicas al precio de una, ambas modelos cuatro, no se lo pierdan!
__ ¡Tenemos chicas de razas alienígenas inimaginables! ¡Las hay con dos vaginas!
__ ¡Un auténtico baño romano con jóvenes efebos y vírgenes vestales, todo por mil créditos!
 
Fito les condujo a uno de los edificios más alejados, debían sortear automóviles y motos de jóvenes que bebían y festejaban preparándose para entrar o contándose sus experiencias luego de salir.
Casi al final de una angosta calle con mucho menos iluminación encontraron una casa blanca de tres pisos con un jardín muy bonito y el símbolo de un conejo rosado pintado sobre negro.
__ Aquí vive Tiara.
__ ¿?
__ No se preocupen les va a caer muy bien, es una gran chica.
Al entrar una mujer joven de unos dieciocho años y cabellos pelirrojos se abalanzó sobre el androide y le dio un beso en los labios.
__ ¡Que sorpresa Randall!
__ ¿Randall? __Se preguntó Nick.
__Ahora me llamo Fito, te presento a mi amo Nick y su mejor amigo Jim.
 
La chica estaba vestida con un conjunto escolar de camisa blanca, corbata y pollera tableada a cuadrados blancos y verdes y medias hasta las rodillas y unos hermosos zapatos de charol. Su cabello estaba atado en dos colitas y en su mano derecha sostenía un chupa chup.
__ ¡Creo que me voy a morir! ___Exclamó Jim al notar que dentro de la casa había dos chicas más una vestida como enfermera y la otra como mujer policía. Solo esperaba que el último fuera realmente un disfraz.
 
Tiara los invitó con bebidas mientras sorprendida aún saludaba a Fito e intercambiaban anécdotas como dos seres vivos normales.
__ Nunca creí que vendrías a Sudamérica, yo estoy muy bien como te conté en los mensajes, mis dos amigas y yo vamos muy bien con este pequeño negocio.
__ No creo que sea tan pequeño. __ Agregó Jim mientras observaba los pechos de la chica negra vestida de enfermera que parecían a punto de estallar en su túnica.
 
Nick sintió que todo lo que había pensado hasta el momento sobre los seres artificiales estaba a punto de reevaluarse como desde que había conocido a Fito, también deseó tremendamente que esta chica estuviera dispuesta a ir a un cuarto con él.
 
Continuará