Los Trenes

Beautiful Landscapes 6 (31)Los Trenes
Por: Darío Valle Risoto

Un paisaje sin vivencias
Sus venas sin sangre tiene
Y se pregunta en su silencio
Quien ha matado a los trenes.

Pueblos fantasmas quedan
Embrujados en sus gentes
Ya no vienen los paquetes
Ni los queridos parientes
Los que alguna vez viajaron
Se quedaron sin los trenes.

Patria chica en el delirio
Del comerciante que muere
Y se recorta la vida
Sin la sangre de los rieles
Ahora tenemos distancias
Todo se queda silente
Y quien fue el hijo de puta
Que ha matado a los trenes.

Daban perdidas las vías
Para el que volar puede
Pero nadie pensó en los pobres
Que ahora ya no lo tienen
Ni en los escolares
Ni en los gauchos
Ni en la verdadera gente
Y quien fue el hijo de puta
Que ha matado a los trenes.

El progresismo insiste
Los oligarcas no pueden
Todos discuten por ellos
Nadie sabe de la gente
Un país de carreteras rotas
Madera que el agua somete
A la sequía del hombre
En una tierra sin trenes.

Como olvidar los vagones
El viaje de niños recuerde
Que ya no los bellos paisajes
Porque la tierra que muere
En nombre de la ignominia
Sabemos quien mató a los trenes.

Neo Vampiros 57: La guadaña

024_silentNeo Vampiros 57
La Guadaña
Por: Darío Valle Risoto

Hacía un tiempo que no iba a consulta pero la insistencia por teléfono de su madre, la hizo a volver a ver al psicoanalista. El doctor Celestino Menchaca la esperaba fumando su pipa, era gracioso notar que lo excitaba, aún cuando el frío la había obligado a abrigarse pero sus formas femeninas y avasallantes se podían intuir aún debajo de un grueso suéter escocés y su pantalón de pana.
__ Hace como dos meses que no vienes, ¿Por qué será?
__Usted lo debe saber más que yo, ¿No lo anota todo en esa carpeta? __Hizo que el doctor tosa nervioso, él con la boquilla de su pipa le indicó el diván.

El consultorio seguía igual, como si no hubiera pasado el tiempo, acaso podría ser una compulsión del facultativo por el estricto orden de las cosas, o porque ella había recorrido detenidamente cada rincón con su vista, cada vez que la hacía pensar en algo importante.
Paula sonrió y se quitó los guantes, llevaba su pelo rubio recogido, se notaba cansada, desde que Lorena le había dicho que era la autora de la decapitación del padre violador, las pesadillas habían vuelto.
__ ¿Cómo te sentís en este momento? __Le preguntó mientras saboreaba el aroma de su tabaco achocolatado Holandés.
__En este preciso momento siento que vine al pedo, pero eso lo siento cada vez que vengo, usted lo sabe.
El psicólogo la miró por encima de sus lentes y esbozó una leve sonrisa tratando de disimular que Paula era una mujer que lo ponía poco profesionalmente nervioso.
__Anoche tuve una nueva pesadilla, soñé con la muerte que me venía a buscar y con Lorena que le cortaba la cabeza utilizando su misma guadaña… Fue muy raro.

Celestino hizo una larga pausa llenando de anotaciones una página de su famosa libreta, el sonido del reloj de pared apenas audible parecía tronar en el silencio del consultorio mientras los vidrios vibraron al paso de un autobús allá en la calle.
__Seguís siendo amiga de esta chica… ¿Lorena?
__Es mucho más que eso, tenemos una conexión enorme, le debo la vida…
__ ¿Cómo es eso?

Paula recibió miles de imágenes que le anegaron el cerebro a una velocidad pasmosa, en ellas Lorena siempre aparecía en el momento preciso pero invariablemente la sangre estaba ligada a cada situación, la recordó sorbiendo las bolsas de hemoglobina que le compró cuando salió de su letargo, pero eran momentos distintos superpuestos alocadamente, volvió en sí cuando el doctor volvió a toser.
__ ¿Qué me preguntó?
__Dijiste algo así como que le debías la vida a tu amiga, explícate por favor.
__Es una forma de decirlo, ella me ha sacado de mi soledad de nena rica, mintió, ya casi no me junto con las idiotas del club de Carrasco y dejé a Nico, mi último novio, ahora me siento aliviada.
Paula trató de ocultar que hablaba literalmente, sin embargo sabía para sí misma que su amiga, la vampira, la hija de desaparecidos sentía también lo mismo por ella, al punto de arriesgar su propia inmortalidad peleando con Morrigan cuando se dio la ocasión.

__ ¿Podrías invitarla a venir contigo la próxima vez?
__Imposible.
__Creo que nuestra consulta ha terminado. __Dijo Menchaca, cuando en efecto el reloj pasaba apenas de las seis de la tarde, Paula se puso los guantes lentamente, sonrió y salió del consultorio, el doctor se quedó mirando el hueco que había dejado en el sofá y sintiéndose un miserable porque se había excitado con la idea de verla besándose con su misteriosa amiga en ese preciso lugar.

Paula caminó por la calle Cavia y en una esquina leyó los profusos titulares de los diarios, todos eran sobre la misteriosa y aterradora muerte por decapitación del padre violador en el barrio de La Aguada unos días antes. Llegó hasta su auto y pensó en ir al Prado a esperar a que Lorena deje su ataúd una noche más. compraría vino de más caro y le daría una sorpresa.
¿Para que sino son las amigas?

Juicio y Castigo.

Mujer institución

SketchGuru_20160604085304Mujer Institución
Por: Darío Valle Risoto

Una tediosa sensación de miedo
Espanto al amor
Barro oscuro y callado
Al costado de tus piernas
Soy un desesperado
Que huye de su propia libertad.

No quiero unir mi destino
No te pido ni debo nada entonces
Pero tu vientre apretado anuncia
Que veré tu rostro en la madrugada.

Mujer cuanto me cobras por nada
Transacciones
Entre tus labios pertinaces rosa
Vas sintiendo que entro
Pero quieres mantenerme prisionero.

Protagonista de mi aburrimiento
Me reclamas todo el tiempo
No te pido ni debo nada entonces
No quiero sucumbir a tu destino.

Mujer vas sintiendo que me voy
Aún cuando recién nos conocemos
Abrirse de piernas no cuesta nada
Pero todo lo concibes como un capital
Para atarme a tu destino
De proverbial dueña y esposa.

Tu saliva tuvo buen gusto aquel día
En que nos dejamos hacer lo propio
Pero el amor es un mensajero muerto
Cuando nos trae las cuentas
De aquello que nunca se debería cobrar

Mujer ni siquiera quiero despedirme
Veré tu rostro en las madrugadas
Y solo serás el recuerdo de mi lívido
Más nunca de mi libertad.

Pobre…río

Wallpaper Magic 134 (13)

Pobre río, pobrerío,
Río de pobres
Por: Darío Valle Risoto

Sube la niebla desde el cantegril*
Entre las sombras nos buscan
Son los espíritus grises
Que dejamos sobrevivir.

La madrugada
Tiene sabor a mugre
Sucias vidas sin valor
Entre trapos la angustia
Fornica con el dolor.

Equilibrios del cielo
Tanto pobre por venir
Y el futuro será lo mismo
Que dejaron al salir.

Entre latas y cartón
Ven jugar a la selección
Alegrías de los sin dientes
Aplaudiendo un gol.

Una cama para cinco
Un vetusto televisor
Mate amargo y mortadela
Para los hijos de dios.

Malas sombras
Se sumergen en las noches
A la sombra de un farol
Que le hace guiñadas cómplices
A un travesti sin amor.

Y los sueños desnutridos
Peros sarnosos,
Hambre, patria y frío
Inocencia e ignorancia
Un pastor los domingos
Y los viernes democracia.

Vamos a ver a la santa
En la zona marginal
De autos lujosos bajan
Los pitucos que van a comprar
Otros sueños en la umbanda.

*Cantegril, vieja denominación de lo que hoy en uruguay le llaman: Asentamientos y en Argentina: villas miseria.