Algo sobre Francisco “Paco” Espínola

71332944_10221550170562771_19104388194762752_n

“Ha llegado el momento de hacer por los hombres algo más que amarlos”.

Francisco “Paco” Espínola

Francisco Espínola, conocido por todos como “Paco Espínola” nació en San José de Mayo el 4 de octubre de 1901. Dedicó su vida al estudio y la escritura, sin dejar de lado el compromiso por una sociedad más justa…

Hijo de un caudillo blanco y saravista de San José, que participó en los levantamientos de Aparcio Saravia. Desde niño, Paco, supo que los hombres estamos en la Tierra para buscar más que el bienestar personal. De su padre, recibió el primer acercamiento a la cultura, a través de los clásicos y de la tradición española. Balzac, Virgilio, El Cid de Víctor Hugo, lo iniciaron en la lectura.

A lo largo de su infancia en una casa quinta de San José aprendió a ser un buen jinete, a tropear, y a cumplir con diversas tareas de la vida del campo. Pero, por sobre todo fue conociendo tipos humanos con los matices que más tarde presentará en sus obras.

Cursó la enseñanza primaria y los primeros años de secundaria en su ciudad natal. Allí, la escuela Nº 53, a la que concurrió, lleva hoy su nombre.

Luego aquí, en Montevideo, inicia el bachillerato optando por el bachillerato de Medicina; aunque lo abandona para dedicarse a la literatura.

Así, en setiembre de 1926, editó los cuentos de “Raza ciega”. Este adjetivo es rico en sugestiones y quizá permita varias hipótesis. Se trata de nueve cuentos fuertes, vigorosos, en los que lo más destacable es la notable técnica narrativa y el sobrevuelo de la imaginación. Con este libro, Paco Espínola entra en la historia de nuestra literatura. En 1930 publicó su delicioso relato para niños, “Saltoncito”, un clásico de la literatura infantil, y en 1933 su novela “Sombras sobre la tierra”. Un libro tremendo, de gran impacto social y sicológico, con un fuerte sentido hacia los marginados, los vencidos de la vida, todo ello expresado con maestría indiscutible.

El 28 de enero de 1935 cerca de Rosario participó, y cayó prisionero, durante la Acción del Colla, también conocida como alzamiento armado de Paso Morían. Enfrentamiento armado en la que un grupo de revolucionarios, blancos radicales, batllistas, anarquistas, socialistas y comunistas se enfrentaron al ejército de la dictadura de Terra. Los rebeldes eran acudillados por Antonio Paseyro y de sus filas participó quien luego sería uno de los más grandes escritores del siglo XX de nuestro país.

Al respecto Paco contaría después (fragmento):

“Y yo en el monte ya con todos me desespero y salgo corriendo al campo donde estaban tirados los muertos y los veo, allí no estaba Juan Carlos.Y de repente corriendo yo lo veo venir muy tranquilo porque ya el enemigo se había retirado y estaba en paz. Fue él y otro hombre maravilloso que se llamaba Antonio Pasei los últimos que tiraron los últimos tiros al enemigo que se batía en retirada.

Y cuando me vio se paró y me dijo ¡Hay Paco, qué suerte, yo creí que habías muerto! y yo a ti también.

Pasan unos días, en las zozobras de caer prisionero porque no teníamos armas, porque no teníamos municiones, porque estábamos cercados y creyendo que no íbamos nunca a juntarnos con nuestros compañeros que hacían un esfuerzo que nosotros por las circunstancias no podíamos, no nos permitían hacer, caemos prisioneros, nos llevan a Rosario. Nos llevan unos camiones rodeados de soldados a Rosario y es claro, el único lugar en donde nos podían tener es en la Comisaría que era un edificio muy viejo con una caballeriza antigua seguramente que oficiaba de calabozo y al llegar nosotros todo el pueblo amontonado en la calle mirando aquellos hombres extraños que bajaban de una Revolución.

Yo me bajo junto con los otros y en el momento en que piso la vereda una voz, lo miré, lo veo todavía al hombre que dice, el autor de “Sombras sobre la tierra”, me saca el sombrero y dice Salud. Y yo entré y fui a mi amigo que estaba al lado.

El comisario resultó otra cosa, entonces entramos a un calabozo donde nos ahogábamos materialmente y teníamos que por turno aplicar la boca al agujero de la llave para respirar.

De pronto se abren aquellos tamaños cerrojos y un soldado con una cara espantosa dice Señor Espínola, -presente dije yo- y `pensé creo que empiezan por mí -para matarnos-. Me hacen pasar a una pieza donde había un hombre parado en la puerta, era el que me sacó el sombrero, por ser autor de “sombras sobre la tierra”, se me presenta y me dice yo soy fulano de tal, tengo vara alta acá porque yo soy el corresponsal del diario de la dictadura.

¡Ha!, muchas gracias -digo yo-. Me dice “yo soy admirador suyo, ya hablé con mi mujer, ya están haciéndole comida y usted dijo el comisario que comiera aquí”.

No hombre, no puedo comer, todos nosotros hacía días que no comíamos, estuvimos como 4, no puede ser esto, yo le agradecí al hombre, le digo no puedo.

Entonces cómo sigue “Sombras sobre la tierra” atrayendo cariño, cariño, cariño, y pocos días después, pocos días después (…) nosotros una noche sin saber a dónde íbamos salimos como a las 12 o una de la mañana en unos camiones.

Cuando salimos de ahí pensamos estos nos van a hacer hasta cavar la fosa, creímos que nos llevaban al campo para fusilarnos, pero después alguien, que ya pasaba demasiado tiempo y no pensamos que quisieran hacer tan lejos del pueblo un nuevo cementerio, como a las dos o tres horas alguien noto que empezaba a aclarar, era la carretera a Colonia, y efectivamente al amanecer llegamos a Colonia, nos metieron adentro del Cuartel en casa de armas y recién allí nos bajamos, entonces entramos a un local donde no había más que unos bancos sin otra cosa y nos metieron allí y quedaron unos cuantos soldados de bayoneta.

Uno de los oficiales más jóvenes, que ahora es Coronel yo creo o general me mira y me dice “pero usted es Espínola, ¿cómo está acá?, pero usted es el autor, yo tengo acá en el cuartel “sombras sobre la tierra”, le voy a pedir que me lo dedique”.

Desaparece, me trae el libro un asistente, se lo dedico con mucho cariño, tenía ganas de decirle lo que no le podía decir, que yo le estuve apuntando y le erraba a mi admirador, si hubiera sido por mí no me admiraba nunca más”.

Por esa única participación en un hecho de armas, Paco recibió de su padre un opaco pero elocuente: “Estoy orgulloso de usted”. Al viejo no le había importado demasiado la notoriedad literaria del hijo, muy elogiado por su primer libro de cuentos, o lo celebrado como cronista de la popular revista Mundo Uruguayo.

Su fuerza de voluntad, su literatura y, por sobre todo, sus convicciones le permitieron superar aquello y seguir adelante. Así, sobre los años cuarenta Francisco Espínola era ya una figura prestigiosa y reconocida de nuestras letras. Fue un docente nato y ejerció como profesor de lenguaje en el Instituto Normal de Montevideo desde 1939 y de literatura en Enseñanza Secundaria, desde 1945 y de composición literaria y estilística en la Facultad de Humanidades y Ciencias, a partir de 1946. También tuvo actividad en la prensa. Llegó a dirigir un diario, “La Paz”, y fue columnista de otros periódicos de San José.

Fue en esos momentos cuando comenzó su informal magisterio entre los escritores jóvenes, llevado adelante amenas charlas en los viejos cafés Metro y Ateneo de la plaza Cagancha. A partir de este momento además de ser recordado por su obra como escritor, ha quedado en la memoria de quienes lo conocieron como un excelente profesor, como un charlista que supo cautivar con humor sencillez a los más diversos públicos, como un brillante narrador.

Con Juan Carlos Onetti, Espínola se constituyó en uno de los pocos referentes válidos para la Generación del 45, caracterizada por la ruptura y el duro cuestionamiento hacia sus mayores.

Cuando se concretó en 1947 la Facultad de Humanidades y Ciencias, Paco Espínola comenzó allí una tarea pedagógica sistemática y peculiar —que marcó a varias promociones de estudiantes de Letras— caracterizada por el abordaje lúcido e inspirado, riguroso y a la vez sencillo de la literatura. Onetti, ingeniosamente, definió con esta frase la docencia del maragato: “Mateando con los clásicos”.

Francisco Espínola actuó en cargos políticos departamentales, por el Partido Nacional. Pero, a pesar de su condición blanca, Paco Espínola venía coincidiendo en posturas concretas con los partidos de izquierda desde los tiempos de las campañas de apoyo a la República Española durante la guerra civil. Por eso no fue raro que, junto con su primo Luis Pedro Bonavita, se integrara al novel Frente Izquierda de Liberación a comienzos de los sesenta.

Su adhesión al Frente Amplio y su afiliación al Partido Comunista fueron coincidentes, en 1971. Al agradecer al Secretario general del partido Rodney Arismendi la bienvenida, destacó su raíz blanca, explicando cómo para él se armonizaba con las nuevas opciones. Recordó también en la instancia las fuentes cristianas de su solidaridad, considerándolas la base esencial para el paso que había dado. Y fue allí cuando, glosando una frase de su personaje Juan Carlos de “Sombras sobre la tierra”, expresó que: “Ha llegado el momento de hacer por los hombres algo más que amarlos”.

De Francisco Espínola, es seguro que debemos recordar su genialidad al escribir y describir la vida en la campaña de nuestro país. Pero más marcado aún debe quedar su simpleza para hablar y explicarse, su gusto y dedicación para enseñar a otros, y, sobre todo, su compromiso por un mundo más justo…

Artículo publicado en Liberarce impreso edición diciembre 2012-enero 2013.

Dans la Brume: Desastre en París

Desastre-Paris-Dans-la-brume-2018

Dans la Brume
Por: Darío Valle Risoto

También llamada: Desastre en Paris, esta muy buena película del año pasado relata las peripecias de una familia constituida por un matrimonio y una hija que debe sobrevivir dentro de una capsula por tener una enfermedad congénita frente a la sorpresiva aparición de una niebla que mata a todos los que respiran en ella.

Por lo tanto podríamos decir que es una historia de ciencia ficción y por cierto que de sobrevivencia que por tratarse de cine francés está muy por encima de aquello que los usamericanos suelen mostrarnos con cierto exceso de fantasía, en este caso todo está muy medido aunque no exento de tenernos pegados a nuestras butacas y muchas veces aguantando la respiración.

La historia atrapa por cierto que si, la coprotagonista es nada menos que la fabulosa actriz rusa Olga Kurlyenko la que ya habíamos visto en Oblivion junto a Tom Cruise y alguna otra, creo que también en alguna de James Bond, mas aquí se destaca en un aspecto muy dramático y si la ven sabrán lo que les digo. Por otro lado el actor que la hace de su marido es un hombre tan normal y corriente que solamente falta que le pusieran un termo y un mate para ser todo un uruguayo. Chiste que solo los rioplatenses comprenderán, Discúlpenme.

En síntesis esta niebla que llega a más o menos un cuarto piso de altura hace que deban sobrevivir en azoteas o lugares altos o tratar de conseguir como respirar allí donde el mundo ha cambiado drásticamente y todo esto con la presión de mantener a su hija dentro de su capsula con suficiente oxígeno. Bajo la bruma es en definitiva una gran película que no se pueden perder porque está perfectamente equilibrada y con un final quizás un poco predecible más no libre de atractivo.

Desastre-Paris-Dans-la-brume-2018-HD-1080p-720p-imagen-001Desastre-Paris-Dans-la-brume-2018-HD-1080p-720p-imagen-003Desastre-Paris-Dans-la-brume-2018 2

Greta: No te odiamos, pero tampoco somos tan ingenuos.

71238732_2372400136353205_4817213938846400512_n

No odiamos a #GretaThumberg, odiamos a quienes la usan: la misma burguesía que contamina la Tierra.
En tan solo un año, la imagen de Greta se ha hecho popular a escala mundial, a diferencia de los cientos de líderes asesinados en África y América por defender la Tierra de las transnacionales. Cabe preguntarnos quién es y cómo una niña con tan solo 16 años de edad ha adquirido tanta fama en tan poco tiempo. Pero sobretodo, a qué clase pertenece y los intereses de qué clase representa. ¿Significa realmente una esperanza de cambio cuando estamos al borde de un colapso ecológico gracias al sistema económico, donde los más pobres seremos los que suframos las consecuencias?

-Greta Thumberg nació en Suecia, un país que ocupa el puesto 33 en en el ranking de las mejores economías mundiales, y cuyo desarrollo depende sobretodo del sector secundario (industria automovilística: por ejemplo, Volvo, Saab, Scania) y del sector terciario (telefonía móvil: Ericsson), razones por las cuales ocupa la posición de país DOMINANTE y desarrollado en la división internacional del trabajo, sobre los países como el nuestro: dominado, primario exportador, semicolonial y semifeudal.
– Por estos motivos, Suecia, como país dominante, con su industria en creciente desarrollo, ofrece a su clase trabajadora (aristocracia obrera) sistemas de salud y educación sofisticados, por sobre los nuestros.
– Es en estas condiciones materiales que se desarrolla Greta Thumberg, una niña que hace un año dejó de ir a clases los viernes para desarrollar la “Huelga por el Clima”, mientras en los países llamados del “tercer mundo” la cifra de niños sin educación y en el completo anonimato bordea los 25 millones. Ni qué decir de los 900 millones de hambrientos.
– Es en este contexto que la iniciativa de Greta “Viernes para el futuro” comienza a ganar popularidad entre los jóvenes sobretodo europeos y norteamericanos. En este punto, cabe preguntarnos también por qué en aquellos países cobra tanta popularidad el tema verde, mientras en los nuestros, “tan atrasados”, los que salen son pocos.
– Precisamente para responderlo volvamos a las condiciones materiales de unas clases y de otras, de unos países y de otros, y del papel que cumple cada cual en las relaciones de producción a escala local y mundial.

– En otras palabras, mientras en Europa o Norteamérica, donde las necesidades básicas de cobijo, alimentación, salud y educación están, en su mayoría, satisfechas para la mayoría de la población -a costa de nosotros- las personas salen masivamente a protestar por el clima. En cambio, en nuestros países, oprimidos por aquellos, donde las necesidades de la misma naturaleza están tremendamente insatisfechas, la reivindicación ecológica, como es obvio, no cobra aún fuerza, no porque la gente sea inconsciente sino porque está preocupada, por ejemplo, por llegar a fin de mes, conseguir trabajo o sobrevivir en condiciones laborales precarias, sin salud ni educación, a pesar de que la gran mayoría de comunidades campesinas cumplen un papel de defensores de la Tierra sin ser reconocidos como”ecologistas” por nadie e incluso, como ya lo dijimos, con cientos de líderes populares asesinados en el anonimato por las transnacionales extractivistas, luego de luchas de años y de décadas. Luchas, de igual modo, reconocidas por nadie.

– CAPITALISMO VERDE y los negocios alrededor de Greta: a Greta la han relacionado ya con magnates como el sueco Ingmar Rentzhog, gran representante del capitalismo verde y su cadena de multinacionales ecológicas, quien ha financiado los lobbies de Thumberg, y con George Soros, la 60 persona más rica del mundo y uno de quien mueve los hilos de los estilos de vida mundiales. Y es que es habitual leer en redes sociales cosas como “ella ha hecho más que tú por el planeta”. Claro, los videos de enorme calidad de sus propagandas, los viajes y el posicionamiento mediático no se pagan solos, ni fueron producidos de la nada, solamente por la buena voluntad de Greta.

Toda esta publicidad tiene toneladas de inversiones atrás y eso resulta evidente hasta para el ojo más miope. Por otro lado, está el libro que su madre (vegana repentina) lanzó siendo un obvio best seller y recibiendo grandes regalías por sus ventas. Además del auspicio de BMW, la familia real de Mónaco y un Banco Suizo para el barco en el que Greta atravesó el Atlántico para tener un viaje de 14 días “libre de huella de carbono y amigable con el medio ambiente”, y así no viajar contaminando en un avión.

– Más allá de la obvia huella -no de carbono sino de dinero- que está generando la imagen joven de Greta, sobretodo debemos cuestionar cuál es su discurso y el discurso que sus seguidores en todo el mundo están difundiendo, y si éste en realidad ataca la raíz del problema de la crisis ecológica planetaria. Discursos totalmente vacíos de contenido y de posibilidad praxis como: “pedir que los gobiernos hagan algo”, cuando son ellos los representantes directos de las clases dominantes que contaminan y que no harán nada, es decir, apelar en la ONU al sentido moral del opresor o de los representantes diplomáticos de los opresores y reales contaminadores en cuyas manos no está ningún cambio. Un error infantil que se lo perdonamos a Greta por su edad y por su evidente falta de formación política, pero no a mayores de edad que han tenido el suficiente tiempo de estudiar para comprender el mundo y no lo hacen. Otras cosas que se escucharon en el plantón de Quito, por ejemplo: “No son solo los políticos. Somos nosotros también, al levantarnos cada mañana, ir a la tienda y pedir una funda para el pan”, es decir, ¿culpar a la gente que compra el pan en funda y pasar por alto a las grandes empresas que destrozan la Tierra de forma sistemática e impune? Y el último entre tantos : “Nosotros, a través de las palabras del Papa Francisco, llamamos a tomar conciencia climática”, lo que nos habla de qué tan horriblemente diversas son esas huelgas llenas de consignas espontáneas y totalmente carentes de un programa político consciente, emancipador, concreto y realizable.

– Vivimos en un planeta en el que científicamente existen recursos suficientes para 10mil millones de personas administrados racionalmente y en armonía con el Planeta. Sin embargo, tan solo somos 7mil millones y el Planeta está a punto de colapsar en el 2030. ¿Gracias a los hábitos de consumo de la mayoría de la gente o al modo de producción que los determina? ¿Gracias al mito filofascista de Malthus, hace décadas desmontado de la sobre población? No olvidemos que en las filas de la Huelga por el Clima hay muchas personas que literalmente culpan a los pobres por “reproducirse cómo conejos”. Cómo ven, el discurso bien construido: los pobres,culpables del calentamiento global; y los ricos, los inocentes, la esperanza en cuyas manos está todo el mundo. ¡Cuando lo que debemos hacer es arrebatárseles el mundo de sus manos!

– En la misma línea, discurso de Greta y sus seguidores es echar la culpa “a los mayores” por no haber tomado conciencia y cambiar sus hábitos de consumo, y obligarle a ella a “dejar de jugar y estudiar”. Aquí cabría hacer una distinción de clase, puesto que la lucha no es de generaciones o de edades, sino de clases. Greta, con su discurso, está echando la culpa directamente a las mayorías trabajadoras por “consumir desmedidamente”, en lugar de al 1% más rico de la Tierra, que son los que amasan aproximadamente el 80% de toda la riqueza mundial (riqueza obtenida de la explotación directa de los trabajadores y la Naturaleza): la burguesía, los capitalistas, los dueños de las grandes transnacionales y medios de producción que, con su producción anárquica, desmedida e irracional, contaminan la Tierra, la deforestan, incendian nuestras selvas, ensucian nuestros ríos y mares, nos matan de hambre y de enfermedades, y producen todos los desechos sólidos, líquidos y gaseosos que están acabando con todo a su paso. Ellos, los capitalistas, quienes tienen el timón del imperialismo orquestado principalmente por USA, China, Rusia y la Unión Europea, y todas sus disputas interimperialistas que siguen produciendo guerras en todo el mundo, son los que tienen, además, en sus manos los grandes aparatos ideológicos (medios de comunicación, centros educativos, editoriales, iglesias) a través de los cuales oscurecen la verdad, ocultan las muchas genuinas y honestas, obstaculizan el avance de la ciencia (una ciencia que está lista para recuperar la armonía perdida con la tierra, pero que en manos del gran capital solo sirve para la contaminación, el atraso, la dominación y la muerte), y catapultan a personalidades “inofensivas” a la fama para que sus intereses queden intactos.

– Gracias a esto, ahora Greta Thumberg es una de las grandes candidatas para el Premio Nobel de la Paz. Ese mismo Nobel de la PAZ que ganó el maquiavélico de Kissinger en 1973, la farsante Teresa de Calcuta en el 1979, el oportunista de Gorbachov en 1990, la inútil ONU en el 2001 o el genocida de Obama en el 2009, para citar tan solo unos ejemplos de lo que significa ese premio, que no es más que el premio a los farsantes que más se han comprometido con supuestamente mantener la paz, esa paz que para nosotros, los oprimidos y la Naturaleza, no es otra cosa que nuestra dominación y el colaboracionismo.

– Consideramos que Greta Thumberg es tan solo una niña que, lo más posible, está llena de buenas intenciones, pero que lamentablemente está siendo usada por el capitalismo verde y todo el aparataje mediático de la gran burguesía para que las cosas no cambien, sino que den un giro “ecológico” hacia sus propios intereses de clase, a costa del sacrificio de los pueblos de los países oprimidos, sus selvas, bosques, ríos y mares. A costa de un Planeta que no va a salvarse mientras el capitalismo siga al mando. Las buenas intenciones no son suficientes.

O como se dice popularmente: de buenas intenciones está adoquinado el camino hacia el infierno.

– El consumo no determina la producción sino al revés: la producción es lo que determina el consumo. Por ende, culpabilizar a las masas trabajadoras por usar agua, electricidad o usar transporte mientras los ricos siguen envenenando nuestro planeta con sus transnacionales mineras, petroleras, madereras, ganaderas y tecnológicas, no es correcto objetivamente. Lo acertado, desde el punto de vista objetivo, es cambiar el modo de producción. Es decir, dejar el capitalismo atrás y organizar la producción de forma social y para todos, acorde con las necesidades de todos y no alineada con la acumulación de unos pocos. Solo así, dejando el capitalismo atrás, por la fuerza, podremos salvar al planeta, a nosotros y a las demás especies. Pero no es fácil, ni es de la noche a la mañana. Para esto no hay otro camino que organizarnos entre las clases populares del campo y la ciudad, formarnos y auto educarnos para elevar nuestras conciencias para que nadie nos engañe, y emprender una lucha decidida y fuerte que nos permita tomar el poder en nuestras manos para así despojarlo de esa minoría parasitaria que son los ricos, aquellos que nos están llevando a todos y al Planeta a una catástrofe sin precedentes.

– Es necesario trascender los discursos meramente emocionales, sentimentales, idealistas y hasta místicos que pululan en las luchas del ecologismo burgués, y comprender de forma consciente y objetiva, a través del estudio de la realidad concreta para concretamente transformarla. Desarrollar una corriente revolucionaria en el ecologismo y una corriente ecologista en el movimiento revolucionario.

No somos defensores de la Naturaleza, somos la Naturaleza defendiéndose. Y para defendernos no basta con ir a una marcha cada año y tomarnos una selfie; o cambiar nuestros hábitos de consumo desde la pasividad individual, hay que luchar permanentemente y de forma colectiva y sin descanso. Solo así, la historia y quienes habitamos este Planeta veremos un cambio que necesariamente tendrá que ser revolucionario y a toda escala. Un cambio gestado y construido por nosotros mismos.

Y no, no es una cuestión de que “todo les molesta”, “todo critican”, “al menos ella está haciendo algo y ustedes no”. No podemos ser tan básicos. La cuestión es que siempre es importante ver las cosas de forma crítica y hurgar en las causas, en las raíces de los problemas. Y en base a análisis materialistas y objetivos, lejos de toda romantización, emprender acciones para cambiar el mundo de base, sin auspicios, sin injerencia de las ongs, sin politiqueros oportunistas, en una palabra, sin burgueses, terratenientes o imperialistas. Sino de forma independiente y autogestionada. El camino que seguimos para muchos les resultará extraño o inexistente, pues no contamos con los medios de difusión que tiene la burguesía, ¡pero sí que somos muchos y cada día más! ¡Y cada vez más activos! — con Alex Loubet.

Fuente: Webguerrillero Sandinista

IMPORTANTE: DENTRO DE LO QUE NOS COMPARTIÓ NUESTRO PRIMER COMENTARISTA HAY ARCHIVOS PDF QUE ACLARAN MUCHO MÁS TODA ESTA MANIPULACIÓN POR MEDIO DE GRETA Y LOS RECOVECOS DEL INFAME  PLAN CAPITALISTA DEL QUE ES PROTAGONISTA Y/O VICTIMA.

MUCHAS GRACIAS POR EL APORTE.

 

Toy Story 4: Recomendable

ts 4 1

Toy Story 4
Por: Darío Valle Risoto

Wally y el resto de los conocidos personajes de anteriores entregas vuelven una vez más a demostrarnos por qué siguen siendo tan famosos dentro del mundo de seres generados por ordenador, no en vano mantuvieron la expectativa desde la primera, la de 1995 que fue el primer trabajo animado en formato largometraje con efectos puramente digitales y en estas más de dos décadas desde luego que se nota la evolución.

Sin embargo y si bien no son personajes que a mí me atraigan especialmente debo reconocer que sobretodo esta y la anterior me han hecho dudar de lo que les confieso porque los argumentos me han atrapado y especialmente en esta última entrega he quedado subyugado por la calidad de los escenarios, muy especialmente por la tienda de antigüedades donde se desarrolla gran parte del último tramo de la historia.

En particular como prácticamente todos los trabajos de Pixar están pensados para un amplio espectro de edades y creo que nadie quedará defraudado con esta última entrega que al parecer sería la última pero nunca se sabe. Tom Hank sigue prestándole la voz a Wally por lo que es importante verla subtitulada de ser posible y tenemos a Keanu Reeves debutando en el papel del juguete que es un corredor de motos de aquellos que hacen acrobacias, todo un personaje.

Para terminar les diré que Wally sigue acomodándose a su nueva vida, que aparece un particular nuevo juguete que debe rescatar y hay mucho como para entretenernos de verdad.

ts 4 2ts 4 3ts 4 4

El Bombardeo: Bruce en China

el bombardeo

El Bombardeo
Por: Darío Valle Risoto

Superproducción de origen Chino que cuenta con diferentes historias relacionadas con los bombardeos de Japón a este país durante la segunda guerra mundial, el que cuente con figuras internacionales como Bruce Willys y Adrien Brody solamente obedece según imagino a tratar de llegar mejor al cine de occidente ya que ambos personajes, sobretodo el de Brody no ofrecen mayor mérito que el de estar allí por más que el primero encarne a un instructor usamericano que entrena a los pilotos chinos en la misión de defender su país.

La película está plena de acción y algo de humor y con lujo de detalles nos muestra el cuadro pocas veces visto de lo que hicieron los japoneses en esta triste etapa de la segunda guerra mundial, probablemente olvidada por la visión que tuvimos de la contienda en Europa y luego en el pacífico, pero no debemos olvidar que China por un lado como lo fue Rusia por otra parte ofrendaron miles o millones de víctimas a esta infame contienda.

Así que tendremos a un par de soldados encargados de llevar un camión con una misteriosa carga a la capital, una fotógrafa de guerra, el suceso dentro del refugio aéreo, los pilotos luchando para derribar a los bombarderos, el tío que juega al Mahjong para ganar una casa de té, etc.

Rica en contrastes esta es otra de las excelentes muestras del cine chino y por más que la aparición del personaje de Adrien Brody aparezca sin explicación, pena o gloria, le podemos perdonar este desliz a una interesante historia.

el bombardeo 2

El Cuarteto de Nos: Jueves

cuarteto de nos jueves 001b

El Cuarteto de Nos: Jueves
Por: Darío Valle Risoto

Jueves se titula el último disco de El Cuarteto de Nos, banda uruguaya que existe nada menos que desde 1984 donde con un disco debut compartido con Mandrake Wolf inició una de las etapas más longevas del Rock nacional con una trayectoria plagada de altibajos con discos memorables y otros quizás olvidados pero no menos creativos.

Sin embargo la trayectoria de la banda comandada por los hermanos Musso se puede dividir en dos etapas: la inicial donde la música era muy variada y plagada de elementos cómicos que yo diría que termina con el disco homónimo: El Cuarteto de Nos del año 2004 y con el siguiente: “Raro” podemos pensar en una segunda etapa donde si bien persisten en su temática la ironía y una gran versatilidad, también es notorio un giro hacia el “Rap” y un estilo muy familiar a la banda de su productor Juan Campodonico: “El Peyote Asesino”. También en esta etapa el Cuarteto se dispara a nivel internacional y poco después Ricardo Musso la abandona quedando como quinteto con la incorporación desde poco antes de un guitarrista y un tecladista que venían de la banda: Buenos Muchachos.

Jueves probablemente sea de sus mejores trabajos en varios años y destacan sobre todo los temas: Mario Neta. Punta Cana y Contrapunto para humano y computadora lo que no desmerece joyitas como: Anónimo u Hombre con Alas. En síntesis Roberto Musso el único compositor en este caso de todos los temas pasa por un gran momento como compositor lo que no es poca cosa si consideramos la larga trayectoria de una banda fundamental a la hora de repasar el Rock y el Pop de este país.