Parte del Viento (Poesía)

e8abd4303193b8630d73efaae2432a95

Parte del Viento
Por: Darío Valle Risoto

Recorrí los años
Haciendo el intento
Recordé la magia
De los días viejos
Repasé mi vida
En lo duros tiempos
Y un sol difuso
Me mostró el silencio.

He tendido flores
He cosechado versos
He amado poco
He odiado intenso
Soy tal vez un tipo
Un demonio griego
Un ángel sin alas
No soy nada nuevo.

Recorrí mi vida
Dibujando espejos
Y veo a mi padre
Y me vuelvo viejo
Ahora lo comprendo
Todo es sortilegio
De vivir pensando
Y dormir…
Casi todo el tiempo.

Tuve cuatro amantes
Reinas del deseo
Cada una hermosa
Mujeres sin precio
Tuve buenos amigos
Que se llevó el tiempo
Me he quedado solo
Soy parte del viento.

Adiós Selma

20160520_055245

Adiós Selma

Por: Darío Valle Risoto

Selma era una gran compañera
Maullaba muy poco y con aire lastimero.
Le gustaba que le tire pequeñas cosas
Y las traía cerca de mis pies
Esperando que se las avente de nuevo
Así podía pasar largos ratos.

Selma era completamente gris
Inmensamente buena y nunca arañaba
Siempre dormía a mi lado
Y me esperaba llorando al volver a casa
Selma era extremadamente ágil
A poco de llegar lo recorrió todo.

Hoy recogí el cuerpo de Selma
Muerta por una caída al escaparse
Por una ventana de la que nunca salía
Estaba dura como una piedra
Y tenía la boca lastimada.
La enterré a medias debajo de un tilo.

Metí la funda de almohada con ella
En el pequeño hueco y lo tapé
Fue como estar viviendo un momento ajeno
Y aun en casa cuando miro a los rincones
La veo o espero que salte a mi cama.
Pero se bien que Selma está muerta.

Cada rincón, cada caja donde afiló sus uñas
Los potes de su comida, los juguetes
Todo era el reino de Selma y ahora…
Vuelvo a vivir en una nación desolada.

20160629_15500920161204_224637

El engaño (poema)

a53bcb11767aa23f39c49262bcfb4659

El engaño
Por: Darío Valle Risoto

Una discreta somnolencia la cubre
Un silencio inusitado como niebla
Hay sin embargo una oculta belleza
En su silencio de porcelana y muerte.

Tiembla la osadía de un invierno
Que sopla las frías hojas del viento
Entre sus manos blancas nubes
Que presagian la pálida tormenta.

Mientras su boca no se mueve
Ya no escucharé sus palabras
Pero sentiré que sus manos heladas
Acariciaran un día mi espalda.

Veré sus pies aletear como mariposas
De níveas alas y dedos maravillosos
Como treparan sus piernas al cielo
Si la tierra fría guarda su reposo.

Ya no me veré reflejado en su mirada
Donde quedó el azul de sus ojos
Y aquel rubí intenso de sus labios
Ahora besarán la muerte con su rostro.

Tomaré entre mis brazos su silueta
Frío mármol donde ayer latía
Porque sé que la vida es un engaño
Y somos almas que no tienen vida.

Bienvenidos a las Redes

adicto_al_internet

Bienvenidos a las redes
Por: Darío Valle Risoto

Una cena de comensales invisibles
Invita a desayunar sus misterios
A extraños y familiares ciegos
Que saben de todo y de nada
Y demasiado de muy poco.

En una mesa sirven obscenidades
Con frutas de plástico falso
Los comensales inservibles
Sobre un mantel de selfies
Trinchando la piel de los inocentes.

Y se meriendan los postres
Decorados con frases fabulosas
El agridulce placer de someter
A la desidia y la descomposición
Al semejante que se sienta
Sin saber que será la comida.

Allí se pierden los sueños
Sacudidos como los peces
En la enorme red de la moral
De los niños muertos de hambre
Junto a sentencias de Coelho
Y postales de la Cicciolina.

La biblia y el calefón ya tienen
El mejor escaparate mundial
Donde fornicar sin tapujos
Porque todo se sabe y sin embargo
Cenamos en un monumento a…
La ignorancia más fluorescente.

Vamos comiendo el pensamiento
Al precio de la gran postal
Eructamos siempre a destiempo
Y vomitamos en las redes
Donde desafortunadamente
Poco de valor nos queda.

Hojas Verdes (Poema)

Wallpaper Magic 152 (4)

Hojas Verdes
Por: Darío Valle Risoto

Se detiene una gota de tiempo
Caen las nervaduras del ayer
Una hoja marchita de recuerdos
Flores del árbol del después.

Sopla a mi lado ese viento
Que espera un nuevo amanecer
Sobre el horizonte va naciendo
Forjando sus retoños al caer.

Anida una flor la madrugada
Regada con silencio y soledad
Una maceta de hierros agrietados
Pétalos de un camino sin lugar

Un oculto bosque de letanías
Entre sombras los abetos sin sol
Una triste florescencia contamina
Oscuridad y extraño su amor.

Hundiré mis manos en la tierra
Partiré la profundidad del dolor
Sembraré para los que comienzan
Serán sus flores un nuevo color.

Viviré acurrucando esperanzas
Y en los jardines un nuevo lugar
Donde la siembra crezca sana
Donde todo sepa como germinar.

Es hoy hermana (Poema)

f08de90c01435dec9e999c841b4fa81e

Es hoy hermana
Por: Darío Valle Risoto

Hoy hermana puedo considerar
Llorar contigo
Por ese hombre que no merece
Que me sienta su semejante
Y quizás por un instante
Me contagie el odio
Por su falta de humanidad.

Hoy hermana elijo abrazarte
Y alumbrarte con mis lágrimas
Pequeños caminos de sueños
Donde todos seamos los dueños
De vivir en libertad.

Hoy hermana curaré tus heridas
Y no tendré tarea cumplida
Si te vuelven a castigar.
Hoy hermana siento vergüenza
De que te amen a la fuerza
Y te quieran doblegar.

Miraré en silencio hermana
A todos mis semejantes
Hombres tristes y aberrantes
Que solo piensan en lastimar
Hoy hermana ya no quiero
Ni ser hombre ni humano
Solo me siento tu hermano
Y así me pongo a llorar.

 

Cuando es tiempo (poema)

urban gallery (24)

Cuando es tiempo
Por: Darío Valle Risoto

Cuando la ausencia vuela sola
Entre las nubes de mi cama gris
Hay una llovizna de sustancias cortas
Como los poemas que veo venir.

Cuando todas las persianas están bajas
De las mansiones que supe habitar
Y los caminos de malezas largas
Lloran sin flores la seca soledad.

Cuando se que he perdido el alma
Y ya no tengo ni fe ni salvación
Cuando me río de las palabras sacras
Y me niego a toda resurrección.

Cuando entre santos soy un malnacido
Y entre los probos una maldición
Cuando anarquista vivo y he vivido
Sé que no tengo derecho a perdón.

Cuando lo sagrado es solo un mal chiste
Y aquella casa sigue sin habitar
Comprendo que no soy como todos
He crecido y sigo aprendiendo
A ser un desfachatado, un ser anormal.

Cuando las viejas me hablan del amor
Y los tarados si fue o no penal
Cuando las cifras de los asesinatos
Siguen creciendo en este lodazal
Cuando los fachos viven impunes
Y sus alcahuetes los quieren salvar
Cuando siguen matando las mujeres
Cuando los pobres defienden el capital

Cuando siempre cuando todo se rompa
Cuando la anarquía me ayude a pensar
Sabré que aún tengo a los libertarios
Que saben cuándo es tiempo…
Tiempo de luchar.