Uruguay: Un Asado con el Presidente

img_20200703_211117

Uruguay: Un asado con el presidente
Por: Darío Valle Risoto

Supongo que en estos días los canales de televisión uruguayos le dieron suficiente cobertura a esta situación en que el presidente de todos nosotros invitó con un asado a los obreros de una obra en construcción que según parece le saludaban cuando pasaba por la puerta. Todos sabemos que los canales uruguayos: 4,10 y 12 responden a la derecha más rancia.

Descuento que lo hizo de buena fe y que los obreros que aparecen en la foto forman parte del más del cincuenta por ciento de los uruguayos que votaron a una coalición que se formó para quitar al Frente Amplio de una posible cuarta presidencia. Coalición que entre otros grupos forma parte el partido militar que un día sí y el otro también continúa defendiendo los desmanes de la dictadura, pero esto no acaba allí, tenemos de todo en la coalición “Multicolor” que le llaman y sin embargo a mi de colores nada y me parece más del blanco ceniza al negro profundo… pero esto será por ser un anarquista daltónico tal vez.

Por otro lado también puede que alguno sea igualmente de izquierda y no le dio el cuero para decirle con todo respeto: __Perdóneme pero no puedo comer con usted, se me atraganta la comida de solo pensar en la ley de urgente consideración y todos los artículos de esta que atentan contra nosotros los pobres.

Recuerdo que hace muchos años, creo que fue antes del fin de año de 1985 en que hicimos una comida de despedida en la cantina de los Talleres Barreiro y Ramos y no bien me senté a la mesa a comer un rico asado entró el patrón: Guzmán Barreiro a saludarnos y uno de los veteranos viejos le dio la mano y entre otras cosas se disculpó porque ese mismo año habíamos tenido tremendo conflicto todos los gráficos, el tipo sonrió y le dijo que no era nada. En ese preciso momento con el plato servido me paré y me fui para mi casa, después de eso nunca más fui a una despedida a menos que estuviera seguro de que era entre nosotros los obreros.

En esta y en otras ocasiones he pasado por intransigente pero no me gusta comulgar ni con mis explotadores ni con sus cómplices, lo mejor que puedo tener es una buena relación personal pero como dicen en el campo: «Yo sé con qué bueyes estoy arando” y no me gusta compartir la mesa con quienes no son los míos.

Por otra parte en relación al asado con el presidente creo que he leído montones de frases en Facebook de gente que está feliz por esa muestra de civismo y democracia, ese enorme acto de sencillez del mandatario y de que vivimos en un país donde todavía se pueden hacer estas cosas, pero todo tiene diversas lecturas. Desde la izquierda también he leído severas críticas que comparto en muchos casos pero la verdad: me parece magnífico que el tipo pague un asado con el sueldo que le pagamos todos y se siente entre los obreros a comer. Me parece sencillamente fabuloso que estos trabajadores pasen un momento ameno con el principal empleado público de la patria y me parece espeluznante que este sea el mejor ejemplo de: “El cambio” y «el se acabó el recreo».

Por último me vinieron a la memoria las canciones: “Fiesta” cantada por Serrat y también: “El Orejano” interpretada por quien ustedes quieran.

Otra Mirada

Fiesta de Serrat

«Y con la resaca a cuestas
vuelve el pobre a su pobreza,
vuelve el rico a su riqueza
y el señor cura a sus misas.

Se despertó el bien y el mal
la zorra pobre vuelve al portal,
la zorra rica vuelve al rosal,
y el avaro a las divisas.

Se acabó,
el sol nos dice que llegó el final,
por una noche se olvidó
que cada uno es cada cual.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s