Apartamento para tres o: Camina, no corras.

d7f67e6b1e8f393ed950819b9c367ec0

Apartamento para tres
Por: Darío Valle Risoto

Walk don´t run: “Camina, no corras”: es el verdadero nombre de esta fabulosa comedia usamericana del año 1966 protagonizada por un ya veterano Cary Grant pero que realmente hará disfrutar a todo el mundo por su sano pero funcional humor a lo largo de toda la historia.

Filmada en Japón durante las olimpiadas, trata de un señor Inglés que al llegar dos días antes a su hotel descubre que no hay habitaciones disponibles y por lo tanto se las debe arreglar solo porque ni en su embajada encuentra ayuda. Por lo tanto acude a un apartamento para compartir nada menos que con una chica que se verá en problemas para convivir con este extraño señor maduro y además esto no quedará así.

Tenemos una comedia de aquellas que ya no veremos más por su humor sano, absolutamente carente de lo bizarro que habitualmente vemos en el cine de hoy día sobretodo en este género, pero me atrevo a decir que hay momentos inolvidables como la pérdida de los pantalones, los chistes sobre el sexo y el viaje a la casa de la amiga japonesa, etc.

Cary Grant fue uno de aquellos grandes de la historia del cine a los que cualquier papel les caía bien pero destacaba especialmente en las comedias, sin ser un payaso, todo lo contrario, tenía ese humor particularmente inteligente en sus expresiones tanto como en el manejo de los diálogos pocas veces visto posteriormente entre sus colegas. Cada película suya sea dramática o de comedia jamás se olvida.

63cc1896504b7fedac1a73737c03d80f