Salem´s Lot: Una joyita

64a752a4a29e6cd784ac67138dad03f4

Salems’Lot: La miniserie
Por: Darío Valle Risoto

La vi poco después de su estreno, así que fue por el año 1979 1980 y por lo tanto fue en televisión blanco y negro y con traducción latina, así que volverla a ver una punta de años después en excelente calidad y con las voces originales subtitulada bien que podría decir que es una buena cosa para un amante del cine de terror clásico como un servidor.

Inspirada en la novela del mismo nombre de Stephen King aquí nos encontramos con un escritor que vuelve a su pueblo natal: Salem Lot para buscar inspiración para su nueva novela y desde luego que se reencuentra con una vieja mansión donde hay unos inquilinos nuevos: un anticuario y su extraño socio que poco a poco cobrarán inusitada importancia en una película de vampiros al mejor estilo tradicional.

Por lo pronto podremos decir que este escritor no es otro que el propio autor pero también encontramos en un muchacho del pueblo amante de los monstruos y la magia otro alter ego de King por lo que podemos asegurar que en estos dos personajes están dos etapas de la vida de este prolífico creador de buenas historias.

La llamaron miniserie pero se trata de dos películas de hora y media cada una que si bien parece mucho se lleva bien porque su tratamiento es bastante ágil dada la época en que fue rodada y exclusivamente para televisión por lo que no es raro encontrar ciertos encuadres y movimientos de cámara propios de aquellos tiempos.

Como protagonista ajustado pero correcto tenemos nada menos que al actor: David Soul quien pasó a la historia como el rubio de la serie: Starsky y Hutch que en Uruguay no me pregunten por qué se llamó: S y H. James Mason un viejo monstruo de la pantalla hace bien su papel del anticuario y además de ello tenemos a varios famosos secundarios propios de aquella primera invasión de series usamericanas donde si éramos medio fanáticos de la tele no era posible evitar ver que se repetían algunos rostros.

Vampiros tradicionales, de esos que le temen a las cruces y no andan brillando a la luz del sol o tienen amores pelotudos y adolescentes con treinta años. Vampiros al mejor estilo Nosferatu, una vieja casona embrujada y un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra. No se le puede pedir nada más.

PD: La escena que me quedó grabada para siempre, la del vampiro que surge de la sombras en una cocina mientras una familia está a la mesa.

3bd0ddced633803ca462e1dcbf51aa79073acf258a35f1ee51d659458f25a62260e60c3e26f65a298865ed693b22b6c7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s