El periodismo buitre del Uruguay

bdd383fc9590bdb62ace3d287968a30e

El Periodismo Buitre en el Uruguay
Por: Darío Valle Risoto
Técnico en comunicación social

Que el señor Ignacio Álvarez ejerce un periodismo carroñero es tan evidente que rompe los ojos, los oídos u otros órganos tan o más delicados y sin embargo allí lo tenemos durante años ejerciendo su justo derecho a opinar sobre todo y contra todo lo que le apetezca dentro de este panorama del Uruguay de hoy gobernado por una coalición de izquierda conformada nada menos que por treinta y seis sectores diferentes denominada: Frente Amplio.

Si bien en un país democrático y libre todos tenemos el derecho a la libre expresión de nuestro pensamiento esto se torna un tanto delicado a la hora de ejercer como líderes de opinión porque eso son ni más ni menos quienes tienen cierto prestigio y un nombre reconocido en los medios masivos y esto sí es usado maquiavélicamente logra convencer a algunos de muchas barbaridades.

Como estudiante de comunicación social en sus días aprendí que los que estamos detrás de un micrófono o delante de una cámara, dispositivo, etc. debemos ser responsables a la hora de compartir información y que si bien podemos deslizar nuestro punto de vista lo importante es la noticia en sí misma y no nosotros y mucho menos corresponde intentar torcer a la audiencia hacia un lado u otro.

kent-brockman-1024x768Pero quizás el señor Álvarez en su ejercicio ególatra y cruel de su supuesta iluminación crea que su público es tan idiota como para creerlo todo solamente porque él lo dice o el invitado de turno le apoya, todo esto edulcorado con temas musicales alusivos y efectos de sonidos robados de otro programa funesto como el del “licenciado Pettinati”, pero eso daría para otro artículo.

No es nuevo esto de subestimar a la audiencias, en realidad la mayoría de los medios de información, la publicidad y hasta cierta propaganda política lo ejercen hasta el cansancio y a aquellos que por suerte tenemos espíritu crítico nos resulta no solamente inmoral sino un verdadero insulto a nuestra inteligencia.

El ejercicio de un pseudo programa periodístico con mucho de kermese de los domingos tiene algo de patético y cruel, escuchamos de un asesinato con lujo de detalles y pegadito salta un tipo imitando siempre a los mismos políticos con chistes de tablado para luego soportar un largo monólogo de Álvarez contra la dictadura de Venezuela o lo que es su otro deporte: contra los sindicatos y por ende contra todos los que somos representados por ellos solamente por ser pobres y obreros.

El poder ejerce su discurso del miedo sistemáticamente y no será el único protagonista, cabeza de puente del intento de volver atrás de estas conquistas que hemos logrado en el país, porque son burgueses, malas personas o solamente imbéciles intentan continuamente deslizar la idea de que todos los políticos son iguales, los sindicalistas corruptos y de que un gobierno socialista o “en vías de” es una dictadura.

Como dijo alguien: “no estoy de acuerdo contigo pero defenderé tu derecho a opinar diferente siempre”, pero al menos solamente desde este ignoto rincón de la red le puedo pedir a este personaje que no insulte mi inteligencia ni la del resto de la gente y que piense dos veces antes de abrir su boca o que ejerza el fabuloso arte de respetar a las audiencias.

Según Chomsky la mayoría de los medios se dirige a audiencias con un promedio mental de unos diez años, a veces pienso que en este país creen que tenemos dos meses.

Neo Vampiros 98: Un marido ejemplar

071_silent

Neo Vampiros 98
Un padre ejemplar
Por: Darío Valle Risoto

Ella amasaba el pan sobre la mesa de la cocina, sus manos le daban la forma adecuada a lo que iba a ser el alimento de su familia. No tenía idea de que alguien la observaba.
A la mañana siguiente la policía rodeaba la zona en un amplio operativo buscando rastros, la ventana destrozada en el patio era elocuente y las señales de lucha habían dejado harina y restos de masa por todas partes hasta el mismo jardín.
No supo cómo ni quién había entrado así, fue tan rápido que apenas su instinto de conservación la hizo patalear, golpear y arañar hasta que la habían dejado inconsciente de un golpe en el mentón.
__ Tu marido… decime si tu marido es el que busco.
__ No sé de qué me habla, ¿Quién es usted?, ¿Dónde estoy? __Le había vendado los ojos, ella permanecía en el piso de su casa en el Prado, Lorena por primera vez traía a alguien que podía incriminarla y acabar con todo con solo saber su localización pero esa mujer sabía algo de la niña desaparecida, tenía que saber algo.

¿Cómo había obtenido la pista?
Dos semanas y largas noches recorriendo la ciudad la pusieron como testigo de una discusión que al principio no había significado mucho, era sobre un marido esquivo y la falta de plata de la cuenta de la familia, bien podía tratarse de una infidelidad más hasta que en el sonido de la voz del hombre movió un profundo sentido oculto de su personalidad de mujer vampiro.

Paula ya de alta había vuelto a su casa pero no había dejado de seguir las noticias de la niña, ya hasta su propia familia la daba por muerta para peor la policía poco a poco dejaba de hacer preguntas, todo era un puzzle indefinido donde el abuso de menores era el móvil más formulado.
__Ya debe estar muerta. __Le dijo a su amiga que seguía con su habitual palidez y rostro inexpresivo sentada ahora en el escritorio mientras en el ordenador de Paula se agolpaban fotos y datos sobre: Alicia M. tal como la buscaban públicamente.
__ La voy a encontrar, aunque sea a su cadáver.
__ A veces me estremecen más tus palabras que saber lo que sós.
Pudo ser una sonrisa irónica pero no lo fue, Lorena beso subrepticiamente a Paula en la mejilla izquierda y se retiró como el viento por el hueco de la ventana, ella cerró apenas para ver una silueta pequeña que se remontaba como sin peso por sobre los techos vecinos.

__ ¿Su marido es un pedófílo?
__ ¿Qué dice?
Nunca saben nada y si lo saben lo niegan.
__ Tenemos dos hijas, ¡Por favor, Jeremías es un buen cristiano!
__ Pobre ingenua y estúpida mujer, ¿Cuánto hace que no coge contigo?, ¿Sienta a tus hijas en la falda demasiado tiempo?… ¡Decime! __La levantó en el aire y por suerte no podía ver el rostro desencajado, los ojos rojos, los colmillos y el hambre,
Rompió a llorar histéricamente y Lorena la mordió para alimentarse, no era necesario matarlos, a veces con medio litro alcanzaba.

Al otro día Jeremías regresó a casa y encontró la ventana de la cocina rota y a su mujer con un pañuelo al cuello sentada a la mesa, ni siquiera había limpiado el desorden, sobre esta tenía desparramados los DVD’s que él había escondido muy bien en el entre techo de ático.
__ ¿Desde cuándo hijo de puta?
Las tapas eran elocuentes, no había sido necesario ver las películas, él se derrumbó llorando, era media mañana y bastante lejos de allí alguien no dormía bien en su ataúd.

Juicio y Castigo

Replicas: Pudo esforzarse más

e4d19ffcbde5dbe34ac34632ec039d4e

Replicas
Por: Darío Valle Risoto

Reciente película de ciencia ficción protagonizada por Keannu Reeves que me ha gustado pero a la vez me dejó con la sensación de que muchas de sus escenas no están narradas con suficiente realismo y que el guion tiene muchos huecos y una ausencia de claridad que me pareció preocupante.6af670484c4c97995cdd963ff3a5f45c

Por lo pronto si bien trata de dos temas de anticipación como la donación humana y a su vez de la transferencia de la memoria de los individuos a ordenadores podemos asegurar que es ciencia ficción pero por siempre anticipatoria ya que tenemos sobrados motivos para pensar que esto en un futuro no muy lejano será posible por lo que desde ya y aún con mis reticencias sobre como está hecha la película es interesante el tema, al menos para mí.

La historia tiene algo de: “La decisión de Sophia” ya que el protagonista debe elegir de entre sus tres hijos y su esposa muerta solamente a tres para clonar porque solo cuenta con los artilugios para ese número y por lo tanto hace un absurdo sorteo para ver a quien no resucita y allí lo primero y descabellado del tema, luego está el tema de la transferencia de memoria que veremos tiene sus momentos buenos y de los otros con alguna escena que me hizo recordar a una buena película titulada: Yo Robot con Will Smith.

Replicas se deja ver pero me pareció por momentos apresurada en su tratamiento y muy poco creíble en algunas cosas, ya se que se trata de ficción pero si me van a mentir por lo menos que me mientan bien.

e76183cfd30284a05eea77d86ca80547ec1f8a573bbeccb97623d7f63a404939214b5091072a58971f16af5bbb62da68

73 Frecuency

73

73: Frecuencia

Por: Darío Valle Risoto

Mis 100 Películas

Esta es una de esas películas a la que uno llega casi de casualidad haciendo zapping en la teve cable y de pronto descubre que es de esas obras que parecen hechas como para uno y paso a explicarme.

73bLa historia protagonizada por Dennis Quaid como el padre y Jim Caveziel como el hijo y trata precisamente de un tema que siempre me ha subyugado y heredé precisamente del amor de mi padre por la ciencia ficción y los viajes en el tiempo.

El hombre encuentra en una vieja radio de aficionados que pertenecía a su padre ya fallecido y al conectarla una noche de tormenta descubre que puede comunicarse con su padre en el pasado y advertirle sobre su muerte en un accidente mientras trabajaba como bombero.

Aquí luego de la incredulidad vemos que se establece una comunicación donde también habrá un asesino serial y la consigna de que siempre que alteramos el pasado nuestro presente se verá por ende cambiado con todo lo que significa.

Por lo tanto y por mi gran amor hacia mi padre fallecido ya hace más de treinta años aún no puedo olvidar su pasión por repararlo todo incluidas y especialmente las radios hoy viejas, aquellas de válvulas pero también las de transistores por lo que esta película me ha llegado muy de cerca y me dejó aquella pregunta que les traslado estimados lectores: ¿Qué les diríamos a nuestros parientes muertos si pudiéramos conversar con ellos en el pasado?

Info sobre esta película

73a73c

 

Una muchacha mirando al mar

Salvador Dalí, Woman at the Window (Muchacha en la ventana), 1925

Una muchacha mirando al mar
Por: Darío Valle Risoto

El mar amenaza con inundar la habitación, el viento trae un aroma salado que casi puede no solo sentir en su olfato sino también en todo su cuerpo. Un velero, las colinas y el pueblo pesquero, otro de tantos en Galicia. Y la tristeza que no es otra de tantas tristezas y sin embargo contiene una suerte de anhelo.

Papá siempre volvía con la piel curtida y ese mismo olor a mar pero concentrado en cada cicatriz de su piel de viejo navegante, papá siempre volvía hasta que lo trajeron muerto aquella noche aciaga en que la tormenta penetró todos y cada uno de los corazones de la casa. Pero ahora espera a otro mucho más joven pero también un pescador, es que en esa parte del mundo no caven muchas alternativas para ganarse la vida.

Al menos las mujeres pueden ser putas o monjas que no es lo mismo aunque muchos lo piensen y la muchacha pensándolo sonríe con una mueca triste mientras su madre la llama para que desayune.

Baja las escaleras pero antes de dejar la ventana en un último vistazo ve a aquel velero que no es la barca que espera pero tal vez esté transitando las mismas olas que el surcó a por los frutos de un mar no siempre generoso. Media luna navegando hasta Ferrol y luego otra media luna más grande hasta Gijón o tal vez ir hacia el oeste y arriesgarse a caer en el fin de la tierra.

La madre sirve el pan y la leche y la mira, sabe que está triste, las madres lo saben todo pero suelen no comprender mucho cuando se trata del amor.
__ Mi niña: ¿No te cansas de esperarlo? ¿Y si viene en el tren?
__ Nunca, esta tarde iré a la estación como todas las tardes.
__ Pero…

Y Penélope irá como desde hace ya dos años a la estación del tren por las tardes y por las mañanas mirará al mar por la ventana de su cuarto, hasta que sea necesario y quede sola en la casa y sus largos cabellos comiencen a volverse plateados pero nunca dudará de que él tenga que volver a su lado.

FIN

Tarea del taller de escritura, escribir un cuento inspirados en la pintura: “Muchacha en la ventana” de Salvador Dalí 1925

Un Pianista

475f9678872251cdd98be3f025c558be

Un Pianista
Por: Darío Valle Risoto

Estoy agotado y miro a las ventanas del edificio de enfrente.
El hombre enciende un cigarro y escribe algo, tal vez una carta o un poema, no lo sé.
Está sentado frente a su ventana abierta, hace calor y por lo tanto puedo verlo desde mi apartamento que obviamente mantengo con la ventana abierta de par en par porque hay treinta y dos grados.

Se levanta y lleva la hoja en una mano y el cigarro en la otra. Se sienta entonces a un piano.
Compruebo entonces que no era ni una carta ni un poema sino una partitura musical. Pero desde mi lugar no puedo casi escuchar lo que ejecuta frenéticamente hasta que tira su cigarro y golpea con ambas manos el teclado. Creo que no le gustó la melodía.

Miro a otras ventanas pero vuelvo a la del músico frustrado que tacha y escribe nuevamente moviendo su cabeza con desaprobación, luego se pone de pie y va hasta una biblioteca que veo casi de lado y de una caja en el estante superior saca una pistola.
Imposible detenerlo cuando se pega un tiro en la sien derecha.

Y yo que pensaba que tenía un mal día.

FIN

Primera tarea escrita en clase en el taller de escritura. Luego de ver los primeros siete minutos de la película de Alfred Hitchcock: “La ventana indiscreta” la consigna fue escribir un cuento breve tomando como protagonistas a alguno de los vecinos que: “James Stewart” ve desde su ventana.