Los ateos estamos rodeados

no-religion_design

Los ateos estamos rodeados
Por: Darío Valle Risoto

Una señora muy amable se me acercó estando yo en la parada esperando el colectivo para volver del trabajo a casa, viendo el folleto que me quería regalar adiviné que era de “Watchtower” secta mejor conocida como: Los Testigos de Jehová y le dije que soy ateo, que no se moleste.

Pero la señora se me queda conversando y me siento obligado a conversar con ella en los mismos términos de educación porque de verdad no me resultaba molesta por más que en mi interior pienso que estoy a años luz de su forma de razonar ya que he dejado de lado el tema religioso hace muchos años y tras una bastante profunda búsqueda de respuestas.

Por otro lado ha habido un evidente cambio en la estrategia de este grupo cristiano protestante que solían tener el hábito de presentarse en las puertas de las casas tal como muchos otros como los mormones por ejemplo. Últimamente los Testigos de Jehová han optado por ir de a dos o más pero a lugares transitados y poner una especie de tarima con sus publicaciones y el cartel de: “Libros gratis” o algo por el estilo. Por lo menos así no nos molestan como antes.

La señora me preguntó si siempre fui ateo y le contesté que no, pero hace muchos años me quité el peso de la religión y que ahora soy feliz, cosa que es mentira ya que nadie es feliz pero fue una forma de simplificar para no explicarle que estoy realmente bien como si respirara sin filtros y no tengo que cumplir ninguna suerte de rituales, lecturas o encontrarme con un montón de fanáticos para compartir ese viejo delirio de creer en dios, su hijo, su virgen o lo que sea.

Afortunadamente llegó el colectivo pero antes en la conversación le conté que tengo uno de sus libros: “El hombre en busca de dios”, libro que recomiendo si tienen algún “Testigo” cerca porque quitándole la propaganda final hace un interesante repaso de todas o la mayoría de las religiones del planeta y por lo tanto es muy educativo y a la vez tenebroso si nos ponemos a pensar que durante toda la historia humana el hombre ha creído en sucesivas versiones de una vieja fantasía fomentada seguramente por un grupo de reverendos estafadores.

Para terminar les cuento que hace aproximadamente un año o quizás más tuve una conversación parecida con una pareja de mormones en la misma parada, tal parece que mi aspecto de metalero vestido de negro ha dejado de espantar a estas personas o realmente están desesperados por conseguir socios para este club de la tragedia de su dios y su sentido mágico de lo que según ello conforma este mundo.

Comprendo a todo esto que ser ateo es bueno para tener la mente despejada pero a la vez es un tanto difícil en una sociedad como la uruguaya que se presume laica y sin embargo está invadida de religiones y sectas que son exactamente lo mismo y la única diferencia es el número de los pobres ingenuos o despreciables estafadores que las conforman.

Tampoco es fácil moverse entre personas de todo tipo, hasta de buenos amigos que tienen su fe instalada en todo esto de creer en dios, su hijo y lo que sigue y que a veces uno tiene que masticarse un: “Feliz navidad”, “Felices pascuas” o “Gracias a dios” y hasta un: “Dios te bendiga”, todas estas frases absolutamente vacías de contenido dichas seguramente con sinceridad y buena disposición pero en lo personal me siguen dejando el triste sabor de boca de ser como un paria que intenta vivir entre tanta histeria colectiva sin ofender a nadie. Pero por momentos es muy difícil.

somos ateos

Doom Patrol: Capítulo Piloto

127f604447d1ccae34407514dc95ba0a

Doom Patrol: Capitulo piloto
Por: Darío Valle Risoto

Cuando vi toda la serie Titans me quedé con doble sabor de boca, por un lado la serie como todas las producidas por DC Warner cuenta con una más que cuidada producción pero por otro lado me dejó con la sensación de que se agotaban los personajes rápidamente sobreponiéndolos capítulo a capítulo quizás con el afán de no quedarse con nada del vasto universo de los cómics pero se sacrificaban los guiones.

Me refiero a que hubiera preferido algo más contundente en la temática y aún con el pésimo casting que por ejemplo eligió a una Starfire que no tiene nada que ver con el cómic la serie se dejaba ver. Y por lo pronto dentro de la citada superposición de personajes aparecen en el capítulo cuarto los integrantes de la “Doom Patrol” o patrulla maldita, personajes que reconozco apenas vi en algunas revistas en mis años mozos.

Y me entero no hace mucho tiempo que se venía la serie de la Doom Patrol lo que no me movió un pelo pero acabo de ver el capítulo piloto y la verdad que parece que al fin al menos para mi gusto han dado en el clavo y me atrevería a decir que es lo mejor que he visto de DC en televisión desde Smallville a la fecha. Así que por suerte los productores de Hollywood no me consultan porque nunca hubiera aceptado tal serie ya que tengo largos ejemplos de cómo DC en televisión ha fracasado por el lado de darnos súper héroes creíbles intentando tal vez llegar a audiencias más modernas y jóvenes, los ejemplos sobran: Ni Arrow, ni Flash, Supergirl, Legends o Black Lightning y tampoco Titans han sido algo excepcional aunque por supuesto ninguna es mala.

Usted pensará en que es lo que este loquito quiere de sus héroes y por ejemplo yo me quedo con series como: Dare Devil. The Punisher o Luke Cage que si llegan a una audiencia más madura presentándonos personajes profundos y complicados en vez de una sucesiva proliferación de tipos y tipas con poderes que juegan al multicolor paseo de los efectos especiales. Es cosa de gustos, por supuesto.

Doom Patrol creo que va por buen camino al menos con este piloto que se las trae y que me hizo recordar a la mejor película de superhéroes de todos los tiempos, no, no es Superman 1978 ni Batman de Burton sino: The Watchmen y a alguna buena serie del tema como: The Umbrella Academy.

Por último no todo lo de Marvel ha sido bueno, pensemos en la súper errática: The Gift o en Agents of Shield que tampoco han dado exactamente con el clavo de esto de llevarnos a la acción real a nuestros personajes más queridos del cómic. A fin de cuentas solo se trata de mi humilde opinión y suelo equivocarme demasiado.

41f9ee368c36a4c9ad020a8673878641b5aba3f337bad8f9ff45d6226c3a18cfc83809fae1c74221fe0a1ab314fa2b2795c4d774a3a2bc2211f087e15eb7ca38