Regaettón por todas partes

40e1902b2abb22369239239e03418ac9

Reggaetón hasta en la sopa
Un misterio que me intriga
Por: Darío Valle Risoto

Hay algo que me mueve a pensar y pensar y por más que se me ocurren un montón de explicaciones sociológicas nunca acabo de aceptarlo tal como sucede sin llegar a dar círculos sobre ciertos pensamientos no siempre agradables.

Y quiero compartirlo en el blog porque estoy prácticamente seguro de que esto se repite en casi todo el planeta y paso a explicarme: Cómo ustedes sabrán los automóviles tienen unos equipos de audio incorporados que realmente son muy eficaces para escuchar música pero sucede que habitualmente hay un sector de conductores que suele utilizarlos a todo dar mientras manejan y si es posible con las ventanillas abiertas si el clima lo permite.

Lo que me intriga es que generalmente y salvo rarísimas excepciones quienes escuchan música a estos volúmenes notoriamente demenciales son precisamente personas con un gusto fanático por: el reggaetón, la música tropical y todas sus diversas variaciones dadas en llamar por ejemplo: “pop latino” más no sea para parecer un poco menos simiescas. Si se permite.

Mi duda pasa por si ese tipo de música termina por volverlos sordos y por lo tanto deben escuchar a tales niveles o de alguna manera piensan estas personas que difundir su paupérrimo gusto los hace populares o algo por el estilo. Un amigo me dijo una vez que hacen esto: “para levantar minas”, esas fueron sus palabras y esto cooperó aún más con mi absoluta capacidad de asombro ante tal fenómeno.

Claro que esto no se circunscribe a los neandertales que tienen auto, también ocurre en mi barrio: barrio pobre donde no hay cuadra en que alguno de estos especímenes ponga su equipo de audio bien fuerte autoproclamándose el disck jockey del mal gusto, también debo resaltar que en mi zona comercial: “El Paso Molino”, no hay tienda que no difunda la misma música a todo dar. Lo que me hace pensar dos veces antes de entrar a comprar algo y si entro es con cara de culo y bien rápido y hasta a veces le pregunto a los vendedores si es necesario tanto alboroto.

A nadie se le cae una idea y siento que vivo como extraño en tierra extraña alienado por esta música infame que por todas partes colabora para que la gente sea más ignorante día por día. Y perdóneme si usted es cultor de esta, aunque realmente dudo de que alguno tenga la capacidad de escucharla y a la vez aguantar este blog y repito: perdóneme pero estoy convencido de que somos lo que comemos y si la música que escuchamos es: convencional, simple, concreta y limitada un capítulo aparte lo son las letras que muchos sostienen como: “divertidas” o “para pasar el rato” así seremos nosotros también.

La vulgaridad se ha puesto de moda y como me dijo otro amigo: “Ser grasa ahora está visto como exitoso” y la verdad que ya vengo cansado de tanto ametrallarme con siempre lo mismo. No digo que se difunda ni heavy metal (que no estaría mal) o música clásica pero al menos espero que la gente tenga la capacidad de buscar algo diferente más no sea para intentar crecer un poquito si es que nunca agarraron un libro, por lo menos que procuren a través de la música llegar a algo mejor.

Así mis amigos que no alcanza con los infames conductores que invaden mi espacio auditivo con esa mierda, también tengo que lidiar en restaurantes, centros comerciales y cuanto lugar público se les ocurra con esta forma simple y casi unicelular de difundir la música cuando hay un maravilloso mundo de melodías allá afuera de la que nutrirnos.

He tenido más de una discusión con los que por ejemplo: “defienden la salsa” o alguna cosa parecida como el merengue, el ballenato, etc. Cada loco con su tema, a mi me gustan algunas bandas que creo que solamente escuchamos cuatro o cinco tipos en toda la galaxia y estaremos locos pero al menos que somos originales no cabe duda. Últimamente se está difundiendo la música de Queen gracias a la película biográfica: Rapsodia Bohemia y me resulta por demás curioso que algunas personas a la que no hace mucho tiempo atrás era imposible que escucharan la canción que le da título a la misma ahora hasta se compren discos de la banda. Por lo menos van a algo un poco más elaborado que el “chiqui chiqui” del reggaetón lo que confirma que la mayoría de la gente solo escucha lo que los medios les difunden tal como corderos caminando al matadero.

Hoy día me resulta doblemente injusto todo esto porque gracias a internet podemos acceder a la música de todo el planeta, a todos los estilos, a todos los colores de una paleta interminable de texturas musicales y es casi un atentado a la vida escuchar como una familia de vecinos de mi edificio: exactamente lo mismo todos los días durante cuarenta años. Adivinen que.abbey road 1bdf33ac9bf8be2f1aa8f68ec03ca1f8fheavy metal fotos (63)

2 respuestas a “Regaettón por todas partes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s