Del diario de Lucifer (Cuento)

d4cd1a028483361a6cf082ff1e5aff11

Del Diario de Lucifer
Por: Darío Valle Risoto

No era la primera vez que encontrábamos sexos diferenciados, la evolución se permite estos contrastes y pensándolo bien aún no hemos siquiera llegado a reconocer ni la millonésima parte de una vasta extensión de galaxias y vacío espacial.

Astaroth fue el primero en advertir que en este planeta hay dos sexos y que por lo tanto no son como nosotros que poseemos la capacidad de reproducirnos solos. Ellos dependen de las hembras más que nada, aunque recientemente hemos aprendido que los machos son esenciales en la confección del nuevo ser. Un dato realmente fascinante.

Astaroth los ha visto tener sexo, lo hacen prácticamente del mismo modo que nosotros, no tienen mayores reparos en ello, más descubrió que solo entre una hembra y un macho es posible la reproducción que debo apuntar: tampoco se produce por medio de huevos como lo hacemos los ángeles. Ellas tienen a sus crías dentro de su abdomen hasta que en un acto de intenso dolor las despiden, generalmente nace una, a veces son dos.

Astaroth se ha hecho ver en una clara violación de nuestras leyes, fue accidental pero una de un grupo de estos… “humanos” lo encontró cuando recogía muestras cerca del río, al principio se asustaron pero la mujer se le acercó con una evidente curiosidad casi científica, si se me permite. La llamamos: “Lilith” y aunque tiene ese rostro huesudo y primitivo de sus hermanos es muy bella y con mucho menos pelo en el cuerpo.

Hicimos un concilio en que los trece hemos decidido enseñarle algunas cosas a esta bella mujer: “Lilith” y no se separa de nuestro amigo, especialmente siente una fascinación absoluta por sus cuernos y sus alas. Debí mencionar que los humanos carecen de ambos y por lo tanto no saben volar.

Leviatán se siente preocupado porque quebrantamos la norma de nuestra especie y teme que Javeh nos condene al exilio, de todas formas enterado o no, ya hemos hecho lo que hemos hecho y no hay forma de cambiarlo.

Lilith progresa rápidamente, ya está pronunciando algunas palabras, temo que cuando la regresemos junto a sus hermanos la rechacen, estos humanos son extremadamente violentos. Ayer Gatodemo y Belcebú vieron a un macho ahogar a una niña recién nacida en el río, parece que prefieren a los varones.
Astaroth tuvo sexo con ella, no es la primera vez que tiene intercambio con otras especies, siempre fue un ángel curioso y le gusta verlo todo por sí mismo, por algo es mi segundo al mando, siento gran confianza en él aunque temo que su genética enferme a esta bella humana.

Nuestra nave está seriamente dañada, hace ya año y medio de la tierra que estamos varados en esta zona meridional del planeta, hemos descubierto que entre los clanes los humanos se combaten salvajemente. Ayer Gatodemo trajo una grabación del secuestro de todas las mujeres en una cueva al sur, las violaron en un bosque cercano y después las degollaron una por una. Astaroth se disgustó mucho y quiere destruir a todo el clan de asesinos que viven al oeste junto al río que llamamos Éufrates.

Hemos hecho un segundo concilio, por primera vez una alienígena formó parte de uno. Lilith luce diferente, su rostro se ha embellecido gracias a la terapia genética de Astaroth, está embarazada y todo parece normal. Leviatán sostiene que debemos informarle a Javeh todo esto. Hemos votado y existe la idea de mantenernos en silencio radial. Disgustado ha volado lejos de la nave, nadie se preocupa por él pero es uno de los nuestros, si en una semana no vuelve enviaré droides a buscarlo.

De la unión entre Astaroth y Lilith ha nacido un humano perfectamente compatible con ellos pero de una inusitada belleza estética, le hemos llamado: “Cromañón” que en nuestro idioma significa: hijo de las estrellas.

Lilith y su hijo sin que lo notáramos dejaron la nave, cuando llegó a su villa intentaron matarlos pero eliminó a varios hombres con un facer que se llevó a escondidas, ahora es la líder de un grupo de unas ochenta personas. Aprenden rápidamente porque les está enseñando todo lo que aprendió de nosotros, Astaroth quiere mudarse con ellos, se que nadie podrá hacerlo cambiar de idea y le he permitido llevarse alguna tecnología para que su estadía le sea confortable.

Cuando volvió Leviatán me acusó de ser un líder blando y quiere nuevamente encabezar el concilio cuando sabe que los ángeles restantes estarán de mi lado. Que Astaroth haya sido mi amante y amigo durante todos estos años no importa para nada, la libertad está primero, además Lilith es una mujer realmente subyugante.

Los humanos evolucionan rápidamente, lo sé, es nuestra culpa, cromañon ha tenido hijos y todos son como él. Su inteligencia, su belleza y su apostura se adueñan de la tierra y en cincuenta años han dominado a la mayoría de los antiguos a los que denominan: “Neandertales” que significa: “Hombres mono”.

Baphomet ha regresado del oriente extremo, ha fundado ciudades cerca de Kitai la capital, dice que ellos aprenden aún más rápido que los nuestros, en menos de un siglo hemos cambiado el planeta y pronto tendremos que rendir nuestro error ante los ojos de Javeh que no lo va a consentir. Aunque me moleste se que Leviatán terminará teniendo razón: yo he fracasado como líder.

Ha llegado una nave madre de las Pléyades, Javeh se ha enterado gracias a los mensajes cifrados de Leviatán. Su indiscreción le ha costado caro porque Astaroth ha acabado con su vida esta mañana, ambos se enfrentaron en los cielos sobre las colinas ante los ojos de la población de “Edén”. Astaroth decapitó a Leviatán que aunque un ángel traidor me ha causado gran pena.

Luego de esto hicimos la nave visible sobre las colinas y los once bajamos a saludar a la gente que ya tiene un altar a nuestro nombre en el centro del poblado.

Tuve dos hijos, son gemelos, los llamé: Caín y Abel, su madre es una humana de piel color oscura de los que viven en las selvas del sur, es una hermosa mujer sin nombre a la que llamé: Eva.

Quedan apenas unos cientos de neandertales, me dan pena pero son más animales que seres inteligentes, los “cromags” suelen matarlos así porque sí. Lo sé, el nombre deriva del nombre del hijo de Astaroth y Lilith que ya comienzan a mostrar trazas de vejez, sobretodo ella que llega a los ciento diez años.

Al fin ha llegado la sentencia, Javeh nos ha condenado al exilio en este planeta tierra, se han llevado la nave y viviremos los doce hasta el fin de nuestros días que en nuestra especie son alrededor de quinientos años.

Hemos celebrado el último concilio y decidimos repartirnos por toda la tierra enseñando las artes de la agricultura, la forja de metales y toda ciencia que les ayude a evolucionar. Sabemos que más tarde o más temprano Javeh regresará con sus ángeles blancos a gobernar a los hombres y estamos convencidos de que no deben ser esclavos de nuestra decadente raza.

Yo Lucifer lo he narrado.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s