Adiós Selma

20160520_055245

Adiós Selma

Por: Darío Valle Risoto

Selma era una gran compañera
Maullaba muy poco y con aire lastimero.
Le gustaba que le tire pequeñas cosas
Y las traía cerca de mis pies
Esperando que se las avente de nuevo
Así podía pasar largos ratos.

Selma era completamente gris
Inmensamente buena y nunca arañaba
Siempre dormía a mi lado
Y me esperaba llorando al volver a casa
Selma era extremadamente ágil
A poco de llegar lo recorrió todo.

Hoy recogí el cuerpo de Selma
Muerta por una caída al escaparse
Por una ventana de la que nunca salía
Estaba dura como una piedra
Y tenía la boca lastimada.
La enterré a medias debajo de un tilo.

Metí la funda de almohada con ella
En el pequeño hueco y lo tapé
Fue como estar viviendo un momento ajeno
Y aun en casa cuando miro a los rincones
La veo o espero que salte a mi cama.
Pero se bien que Selma está muerta.

Cada rincón, cada caja donde afiló sus uñas
Los potes de su comida, los juguetes
Todo era el reino de Selma y ahora…
Vuelvo a vivir en una nación desolada.

20160629_15500920161204_224637