Enredados en las Redes sociales 12: Celulares en Subway

Alex Gross (9)

Enredados en las redes sociales 12
Celulares y Subway

El Arte es del magnífico: Alex Gross
Por: Darío Valle Risoto

La relación cuasi simbiótica de la mayoría de las personas para con sus aparatejos celulares me resulta muy curiosa. Anoche precisamente estaba en la sala de espera del consultorio médico cuando comprobé que yo era la única persona que esperaba sin la vista fija en su celular. Algunos tecleaban nerviosamente, otros jugaban jueguitos o veían videos, un señor hablaba acaloradamente contando que estaba esperando la consulta mientras otro dejaba un mensaje de voz vía Wassapp.

Tengo la costumbre medio rara de no sacar el celular cuando estoy rodeado de gente salvo para ver la hora y prefiero estar alerta a mi entorno y así estudiar las reacciones de otros seres humanos que presumo son lo suficientemente interesantes para dejar de lado la pantallita y aprender más sobre ellos. Condición intrínseca de mi persona que siempre ha preferido apartarse de la manada cuando estos ejercen ese extraño acto de la imitación y se transforman en masa anónima.

Una señora sacó un libro y me pareció suficientemente revolucionaria, al menos dejaba pensar en que estaba más cerca de un servidor que se entretuvo casi dos horas tratando de dilucidar ese misterio que hace que la gente como alucinada esté presa de ese adminículo, que si bien es un fabuloso soporte tecnológico, paradójicamente nos enseña de todo pero a su vez nos aparta de la vida real.

Hubo una época no muy lejana en que uno esperaba a la consulta médica y conversaba con el que estaba a su lado, desde comparar dolencias y dolores varios, aconsejar diferentes fármacos o entablar alguna conversación sobre la vida y su circunstancia hasta terminar casi haciéndose amigo de ese extraño o extraña con que nos tocó compartir la espera. Ahora raras veces sucede porque todos están juntos pero a la vez se encuentran como a miles de kilómetros de distancia.

Me gusta jugar con estas situaciones, con cierto aire de superioridad intelectual me mantengo sin sacar mi celular del bolsillo y poco a poco advierto que otros se dan cuenta y entonces algunos guardan los suyos pero segundos después los vuelven a sacar y se zambullen de nuevo en sus redes sociales, en sus facebooks, en sus youtubes y sus mails, cuando no en el bendito Candy Crush.

A veces o más a menudo me siento inmensamente solo rodeado de extraños que están como alienados con sus soportes de información tecleando como locos a dos manos y entablando quizás comunicación con sus seres queridos que quizás sería más buena si los tuvieran en frente pero puede que estén en otro país, planeta o dimensión muy lejana. Por otro lado se pierden de conocer a un servidor, el mismo que el otro día en Subway pidió un emparedado con doble panceta y conversó animadamente con las empleadas todas cubanas y llegadas recientemente al Uruguay.

Luego me fui a sentar a una de las mesitas y me saqué una selfie como corresponde para indicar la importante noticia seguramente removedora para la gente en facebook de que estaba en Subway, pero inmediatamente lo apagué y me dispuse a disfrutar el entremés. Lo bueno de ello fue que una chica que también merendaba se puso a conversar con estas jóvenes cubanas y me involucraron en una agradable charla entre tres o cuatro que hizo de la jornada algo más gratificante. Momento que me hubiera perdido de no apagar el teléfono.

Alex Gross (2)Alex Gross (17)Alex Gross (5)Alex Gross (15)Alex Gross (10)Alex Gross (14)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s