Intermezzo: Un clásico de aquellos

724e0af738529939bb214ad8ce419e58

Intermezzo
Por: Darío Valle Risoto

Película del año 1939 que significó el debut de la gran Ingrid Bergman, actriz sueca que luego brillara para siempre en Casablanca. Aquí se trata de una historia de amor centrada en la vida de un virtuoso violinista que vuelve a su país luego de una gira para reencontrarse con su esposa y sus dos hijos y descubre que la pequeña estudia piano con una tal Anita que pronto pasará a ser más que importante en su vida cambiándolo todo al límite de destruir lo que parecía una vida normal y corriente.

Las infidelidades han sido retratadas en Hollywood con cierto ojo liberal aún en aquellos tiempos pero indefectiblemente las películas terminaban mostrándonos que la familia es lo ideal y que cualquier “canita al aire” se paga, no será cuestión de andar divorciando gente así como así. Por lo tanto el escape y una primavera en Francia entre el violinista y la chica que toca piano termina como dios manda y todo vuelve a su cauce normal y por supuesto que aburrido sin sacarle el cuerpo a cierta tragedia final que solamente se esquiva porque dios es bueno y perdona hasta a los que les ponen cuernos a sus señoras.

Interesante historia con buena música que tiene como título supongo que lo que le dio el nombre al cine donde pasé gran parte de mi niñez y aunque mi madre siempre me decía que la escuela era mi segundo hogar, para mí era el cine Intermezzo mi segunda casa y mi escape semanal de la pobreza. Para culminar debo recordar que cuando mi madre se vino del interior y fue por primera vez al cine fue para ver: “Juana de Arco” con esta hermosa actriz y quedó para siempre prendada de ella, no era para menos.

0a0637782e7ce23b8803f58af5070f0b88f0e170ddcedc16c7e140646a41e88d218464ace421fd10e641e74e55ffc69b

Hasta el último Hombre: La Biblia está cargada.

Hasta El Último Hombre 1

Hasta el último Hombre
Por: Darío Valle Risoto

Esta película dirigida magistralmente por Mel Gibson a pesar de mis enormes prejuicios ante todo lo religioso es muy buena, pero debo volver a hacer hincapié en que llevar al cine hechos reales siempre tiene aparejado que por aquí y allá se retoquen las situaciones, personajes y diálogos para hacer del formato cinematográfico algo funcional y que en definitiva le reporte algunos dinerillos a los productores que serán muy cristianos pero tienen que comer.

Por lo tanto asistimos a una versión de la historia de Desmond Dodss un joven soldado en la guerra del pacífico que se enlista para servir como doctor pero se niega a cargar un fusil o matar a otros seres humanos, toda la primera parte de la película asistimos a ese absurdo mundo entre soldados que quieren ir a defender a los EEUU luego de aquello de Pearl Harbour y este chico loco que cree que dios le va a dar pelota justo a él aunque bien parece que en el mundo de los milagros de Mel Gibson todo puede ser posible.

Supongo que para los que tienen fe en ese tipo de dios la película tendrá mayor significado que para este humilde chico ateo que nunca entenderá ciertas cosas más la historia está bien llevada y luego de la casi tediosa primera parte cuando viene el asunto de la guerra y deben tomar una dura colina en Okinawa hay escenas que creo que son de las más realistas jamás vistas sobre batallas desde aquella fabulosa: “Buscando al soldado Ryan” de Spielberg y alguna otra que ahora no recuerdo.

En definitiva la película es muy buena y con un interesante elenco presidido por Andrew Garfield luego de que fuera expulsado tras su segunda película como el Asombroso Hombre Araña, el chico actúa bien y aquí lo demuestra con creces y también podremos ver a Vince Vaughn que aquí se aparta un tantito del comediante que todos conocemos y sufrimos en películas casi todas olvidables. Sam Worthington quién hizo dos Furias de Titanes y alguna otra cosa como la Avatar esa de los indios azules con puerto USB en el trasero, etc.

Para destacar es la actuación de Hugo Weaving como el padre del chico, actuación que merecería el Oscar como actor secundario, pero yo claro que siempre me equivoco y seguro se lo den a otro.

Aparentemente el tal Dodss salvó a un montón de chicos en el frente de batalla dejando a varios soldados para otra guerra y eso siempre es merecedor de varias medallas y besos.

Hasta El Último Hombre 3Hasta El Último Hombre 5Hasta El Último Hombre 29a025b174330928ee35bde813c8b7bf6

La Felicidad y el Celular

celulares 2

La Felicidad y el Celular
Por: Darío Valle Risoto

El domingo es algo así como la antesala de ese infierno llamado “Lunes” pero de alguna manera también es ese día en que uno debería tratar de pasarlo bien sin preocuparse demasiado por lo que vendrá. A fin de cuentas uno debería comprender que siempre habrá un lunes y que no hay nada que hacerle a menos que cambiemos este tipo de calendario heredado quién sabe de cual sacerdote malicioso cristiano.

Una vez vi a aquel gurú tratando de explicarnos la felicidad, lo que siempre es tan arriesgado como contarles a los ciegos sobre el arcoíris, la felicidad para este señor gurú radicaba en no vivir con un pie en el pasado y otro en el futuro sino en tratar de disfrutar el presente, lo que me parece una visión interesante pero la verdad que se vaya al cuerno, porque la felicidad es una cosa personal de cada uno y punto. Acaso como dijo aquel tipo: __ Para lo que unos es postre para los otros es mierda. Con el perdón de la palabreja.

Hoy día parece que la felicidad está en tener un buen celular y poder estar conectado con el resto del planeta intercambiando emojis y otras yerbas y me parece muy pero muy… al pedo, pero cada loco con su tema. A mí me gusta viajar en el colectivo escuchando heavy Metal al mango mientras me divierto mirando con un gesto de superioridad a la gente que enfrascada en sus celulares teclea frenéticamente citas y pensamientos de seguro muy interesantes y que son más importantes que tomarse bien de los pasamanos o preocuparse de esos carteristas que les hurgan bolsos y bolsillos. Por ejemplo: me ha parecido la mar de entretenido ver a esa chica muy linda que baja del colectivo mirando el celular, cruza por delante de este mirando al celular a media cuadra entre el tráfico incesante de Avenida Rivera y tras cruzar y ya segura en la vereda lo guarda en su bolsillo tal vez porque es una amante del peligro o simplemente una pelotuda.

Y esa cita a ciegas prometía bastante porque la joven era atractiva, se vestía bien y tenía buen sentido del humor, así que pedimos un par de pizzas y yo muy crédulo de la vida me disponía a tener una velada fantástica hasta que sacó su celular. Sonreí y fui hasta la barra para solicitar un par de cervezas de las mejores ya que ella me había dicho que le gustaba la “birra” y así me ganó un poco más el corazón hasta que volví a la mesa y seguía hablando por teléfono con quién sabe quién. Por lo tanto fui al baño a orinar sin ganas y mirar al espejo a ese viejo conocido que no tiene nada de atractivo pero cuenta con esa especie de suerte de conocer a chicas lindas, inteligentes y… cuando volví estaba tecleando en su celular y por suerte se reía.

Ya habían traído las cervezas y estaba buena la mía, más también la pizza aunque ella no había probado ni bocado ni bebida y seguía dándole con los deditos a la pantalla de su Samsung Galaxia ocho mil quinientos. Me gustaron sus uñas pintadas de celeste y no tanto esos peircings raros que le atravesaban las orejitas tan perfectas, también me gustó su cabello negro, lacio, seguramente planchado.

Buena la pizza, ya me lo había dicho un amigo: __ Te arrancan la cabeza con los precios pero su pizza con muzarella es como un bocado de los dioses. Me pregunto que si de haber dioses ellos comerían esta proverbial pizza algo picante con una doble capa de queso derretido mientras miran a su cita a ciegas que ya debe haber recalentado el teléfono de tanto meterle mano.

__ Discúlpame, es que tuve que atender y…
__ No, no es nada. __En ese momento mí celular suena y sin mirarlo lo apago y lo vuelvo a meter en mi bolsillo, entonces le digo: __Perdóname voz, no quiero interrumpir la velada atendiendo llamadas porque la gente me parece más importante que los dispositivos estos… ¿En que estábamos?

La felicidad a veces es quedarse solo comiendo pizza en un bar del centro, tomando cerveza y reírse de esta terrible tendencia a ser sincero al punto de ver como chicas lindas, bien vestidas y atractivas se alejan enojadas porque uno les dio a entender que son unas enfermas de mierda que viven pegadas al teléfono mientras la vida les pasa de largo…al carajo con ellas.

FIN

celularescelulares 3

 

Hector y la búsqueda de la felicidad: Simplemente grandiosa

Acabo de ver nuevamente esta película y les cuento que la disfruté tanto como la primera vez, la recomiendo nuevamente…

Los Muertevideanos.

Hector and the search of happiness
Por: Darío Valle Risoto
 
No es la primera película que trata de develarnos cual es el secreto de la felicidad, es que esencialmente el cine es entretenimiento y esto podemos asegurar que tiene mucho que ver con esa cosa rara de estar felices. Pero en el mundo de hoy día parece lo más difícil del mundo.
 
Héctor encarnado por uno de mis comediantes favoritos: el actor británico Simon Pegg es un siquiatra cansado y aburrido de su labor y de sus depresivos pacientes así que inicia un viaje iniciático que lo lleva primero a China, luego al continente africano y finalmente a Los Ángeles en los Estados Unidos. Viaje que también es impulsado por viejos amigos que se encuentran lejos y que quizás deba volver a ver mientras que su pareja se queda en Londres extrañándolo bastante. Debemos agregar que esta película…

Ver la entrada original 235 palabras más

Red Sparrow: juego de espías

red sparrow 1

Red Sparrow
Por: Darío Valle Risoto

No soy un gran amante de las películas de espías y tampoco y no me pregunten por qué, me cae muy bien Jennifer Lawrence, pero reconozco que es una muy buena actriz aún por encima de algunas con mucho más fama que ella y que este papel le cae como a su medida con desnudos incluidos lo que no le agrega nada excepcional a nada pero ya sabemos que algunos sentirán que lleva su papel al máximo por esto y otras escenas interesantes.

Para comenzar no dejen que nadie les cuente la película porque tiene un final imprevisto y una trama un tanto enredada como todas las películas de espías rusos y yanquis que andan pelándose por aquello de hacer de este mundo la cosa maravillosa que es. ¿O no? Que la guerra fría parece no haber terminado del todo nos lo explica cierta instructora rusa y también que hay a por el dinero y el poder los intereses de siempre donde hombres y mujeres son peones de los estados y quizás la cosa se ponga un tanto previsible por aquello de que los yanquis son siempre los buenos y los demás no, pero la película se presenta funcional y muy entretenida además de excelentemente filmada y con el agregado indiscutible de un monstruo del cine como el gran Jeremy Irons. ¿Qué más se puede pedir?

Para terminar podemos encontrarle  una peligrosa similitud a las sendas películas de Nikita, aquella de Luc Beson y su homóloga usamericana devenida luego en serie, va por ahí la cosa de estas niñas, las Sparrows, entrenadas para garantizar que por medio de someter a sus objetivos sexual y sicológicamente logren sus cometidos. También hay algo de muerte, tortura y momentos tensos aparte de lo mencionado, todo un primor de película donde esta chica que no me cae bien, la cachetuda Jennifer Lawrence se merece un diez en actuación y un poco más.red sparrow 2red sparrow 3red sparrow 4