Ayer vi: Infinity War

avengers infinity

Los Vengadores: Guerra Infinita
Por: Darío Valle Risoto

Ayer fuimos con un amigo a ver este esperado estreno que viene a completar diez años de grandes trabajos de la línea Marvel en el cine, en primer lugar debo aclarar que la película me decepcionó porque esperaba algo más que dos horas y media de acción sin límites lo que no está nada mal pero uno llega a cansarse, por otro lado hay algunos momentos muy interesantes que suelen quedarse truncos o demasiado cortos sacrificados por toda la enorme acción de la película.

Thanos parece formidable pero por momentos me dio la sensación de que se pudo profundizar aún más en este personaje aunque quizás se dieron por sabidas algunas cosas que pertenecen al mundo del comic, me supongo.

En síntesis la película además del hombre color violeta tiene como principales protagonistas a Iron Man, Thor, Dr Strange y en menor grado a Bruce Banner más que Hulk, pero todos tienen sus pasajes lo que conforma una especie de gran opera épica que funciona pero yo esperaba otra cosa aunque la película es buena o muy buena más no excepcionalmente como me sucedió con la primera de The Avengers o Civil War, claro que todo es cuestión de gustos.

Un ítem a tomar en cuenta es que de alguna manera esto evidencia dos cosas: primero que el cine de superhéroes comienza a saturarse si ya no lo está y que como bien dijo un crítico de mi país con The Avengers se llegó a un techo en este tipo de cine que difícilmente se podrá superar y creo que Guerra Infinita no lo hace.

PD: La vi gratis gracias al programa de radio El Espectador: “Un Mundo cualquiera” y les agradezco enormemente por esto y debo agregar que debí soportar detrás de mi butaca durante el 90% de la función a un niño hiperquinético que me empujaba el asiento y no paraba de hablar al punto de que tuve que darme vuelta y protestarle a la madre la que por supuesto entendía que eran dueños de joder como si estuvieran en el living de su casa, filosofía muy común en estos tiempo tipo: “Hago lo que se me cante y que me aguanten”

La Biblia y la Ciencia por Isaac Asimov (Fragmento)

300px-AsimovOnThrone

ISAAC ASIMOV
ACERCA DE LA CIENCIA Y LA BIBLIA
(Fragmento)
Del Free Inquiry, primavera 1982

¿Considera la Biblia como un documento fundamentalmente humano o piensa que es obra de una inspiración divina?

La Biblia ES un documento humano. Contiene partes de poesía y gran parte consiste en relatos históricos que son de los más antiguos que han llegado hasta nosotros. Samuel 1 y 2 se adelantan en varios siglos a Herodoto. Asimismo contiene enseñanzas morales que han tenido éxito, pero el resto es en el mejor de los casos alegórico y en el peor de los casos mítico y legendario. Francamente, no veo nada divinamente inspirado en todo ello. Pienso que todo aquello que los seres humanos tienen de inteligente es de origen humano, sin excepciones.

Ha dicho con anterioridad que la Biblia contiene textos falibles. ¿Cuáles serían según usted?

En mi opinión, el relato bíblico de la creación del universo y de la tierra y la humanidad está equivocado en casi todos sus puntos. Creo que en aquellos casos en que la Biblia no se equivoca, se trata de trivialidades y coincidencias. Y pienso que el relato del diluvio mundial, cuando lo comparamos por ejemplo con el diluvio regional del Tigris y Éufrates, es ciertamente un error.

Los creacionistas, sin embargo, piensan que hay pruebas del diluvio y de Noé.

Los creacionistas piensan que hay pruebas de cada una de las palabras que contiene la Biblia. Yo pienso que los relatos de seres humanos antediluvianos, como Adán y Eva, y Caín y Abel, son como mucho ténues recuerdos de antiguos jefes sumerios; e incluso las historias de Abraham, Isaac y Jacob no son más que vagas leyendas.

¿Basadas en la tradición oral?

Sí, y con todas las distorsiones propias de las tradiciones orales.

En su libro En el principio dice que la creación es un mito. ¿Por qué piensa que es científicamente falsa? ¿Cuáles son sus argumentos principales?

Bien. Todas las pruebas científicas de que disponemos indican que el universo tiene una edad de miles de millones de años. Pero no hay indicios de ningún tipo de ello en la Biblia, si se interpreta literalmente antes que alegóricamente. Los creacionsitas insisten en interpretarla literalmente. Según la información de que disponemos, la tierra es millones de años más jóven que el universo.

Se estima que 4.500 millones de años.

La tierra, sí. Y el universo tiene posiblemente 15.000 millones de años y puede haber existido 10.000 millones de años antes que la tierra, pero según el cuento bíblico, la creación de la tierra, el sol, la luna y las estrellas fue casi simultánea. Y más, según la Biblia, la Tierra existió desde el principio, mientras que las estrellas, el sol y la luna fueron creados al cuarto día.

Es decir, que lo ponen al revés de como es.

Lo tienen al revés, y además sus plantas fueron creadas antes que el sol. Todas las pruebas que tenemos dicen que no fue así. La Biblia dice que todas las plantas y animales fueron creados como tales a partir del comienzo, o sea, que las especies fueron como son ahora desde el comienzo y nunca cambiaron. A pesar de las afirmaciones de los creacionistas, los restos fósiles, los análisis bioquímicos, los estudios geológicos y todo tipo de pruebas secundarias indican que las especies han cambiado, y que ha existido un largo proceso evolutivo que ha durado más de 3.500 millones de años.

Esas personas no sólo cuestionan la biología, sino la geología, la astronomía y la base misma de las ciencias físicas.

Si insistimos en que la Biblia es cierta en su literalidad, entonces tenemos que abandonar total y completamente el método científico. No hay modo en que podamos al mismo tiempo tratar de descubrir la verdad mediante la observación y la razón, y aceptar la Biblia como verdadera.