El don de saber agradecer…

People_from_Nikiszowiec_by_fifek2000

El don de saber agradecer
Por: Darío Valle Risoto

Puede ser una buena cosa aprender a saber agradecer a aquellas personas que alguna vez han hecho algo bueno por nosotros, porque no abundan estas y es una excelente idea el intentar pagar las deudas afectivas. Esto no quiere decir que nos hayan hecho favores para que los saldemos cual si fueran deudas de dinero, pero honrar los buenos gestos debería ser el horizonte de todo ser humano en el entendido de que si sembramos estas acciones de seguro se multiplicarán.

No se trata de una filosofía religiosa, vegana o quién sabe qué tonterías, sino de simple sentido común el aprender aquello que hoy figura olvidado o que sencillamente no existe para la mayoría de nuestros semejantes. Y vuelvo a recalcar la paradoja de estos tiempos en que estamos más comunicados que nunca y sin embargo parece que cara a cara no sabemos cómo ni cuándo.

Ayer mismo le pedía permiso a una señora para salir de mi asiento en el colectivo porque estaba del lado de la ventanilla y la señora de grueso cuerpo apenas se para impidiéndome moverme a lo que le reiteré mi pedido de permiso y me responde que nadie se mueve. Le contesté que sí quizás pedía permiso como yo, si es que sabía hablar, tal vez la gente se moviera y eso hicieron todos a nuestro alrededor en el instante.

No solo el don de agradecer cuando nos hacen un favor es importante sino y probablemente tanto como esto el de saber reconocer las pequeñas acciones de los otros para con nosotros porque nadie está obligado a hacer a nuestro favor nada pero si deberíamos todos sentirnos en el deber de ayudarnos.

Suelo preguntarme a menudo como funciona esta sociedad uruguaya donde la gente vive sumergida con los rostros en sus dispositivos electrónicos y cada vez habla menos con otra gente, me refiero: cara a cara. Ayer también cuando salía de trabajar vi a un muchacho llevando un coche con un bebe por la calle junto a la vereda en Solano López que es una vía de enorme cantidad de transito y encima de ello iba mirando su móvil.

Me resulta difícil muchas veces ser agradecido, no solo por los favores y las pequeñas acciones cada vez más escasas de mis semejantes sino también por aquella educación en valores que me dejaron mis padres, algunos de ellos los debí reconstruir y mejorar con los años, añadí cosas por un lado como la frase de aquel ignoto amigo sobre honrar las deudas afectivas o la idea de mi última compañera sobre la falta de autoridad moral de algunas personas para referirse a determinados temas.

No sé realmente si la tengo para hablar sobre buenos modales pero al menos casi todo el tiempo intento ser mejor que ayer y aunque suele costarme mucho lo intento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s