Cenizas al Mar (Poema)

327 (34)

Cenizas al mar
Por: Darío Valle Risoto

Empujó el recipiente y sus cenizas cayeron
Lluvia seca sobre el mar violento
Tormenta de resacas de ella en el viento
Y un nudo atroz que lo va consumiendo
Su carne, su risa, su voz, sus cabellos
¿Que quedó de todo aquello?

Acaso una brisa de gris melodía
Resecas cenizas de una vida plena
Volcadas sobre el mar que la va recibiendo
¿Donde quedó aquella vida?
Su joven lozanía, sus poemas, sus versos
Tormenta de cenizas de ella en el viento
Consumida una vida y adiós sentimientos

El, hecho todo un hombre, sollozó lento
Mirando un resto en el fondo del cuenco
¿Acaso su risa sea ahora del viento?
Tal vez sus manos acaricien el silencio
Tal vez de sus labios sea el mar inmenso
Un beso del abismo, un nudo del tiempo.

¿Por qué no fue él el quemado a destiempo?
Y no se fueron juntos entre tanto fuego
Para entrar abrazados de ceniza al cielo
De un mar profundo para anidar en sueños.

Porque no quedó nada de ella
Y tan solo los recuerdos
Que labraran en las olas
Aquellos momentos
Porque un hombre llora
Y vivir es tan perverso…