Algunas viñetas trágicas

Wallpaper Magic Part 221 (16)

Viñetas trágicas 666
Por: Darío Valle Risoto

Volaría con las ganas inmensas de esas que uno siente de vivir cuando tiene diez años o menos. Tristeza será crecer atormentado por una cuna de realidades a cual más abrasiva para el corazón que no admite el juego de la cebolla que esconde los sentimientos bajo capas y capas de lágrimas.

Levantar ansiosos la mirada para tratar de encontrarlos con aquel otro o aquella otra que nos contenga esta carga de viejos anhelos a por un amor que siempre llegará tarde y fuera de hora.

Llamas de luz iridiscente que se quiebran en el brillo de un vaso de cerveza sobre el mostrador del bar de la soledad, donde los vagabundos, los desheredados y huérfanos de la vida le piden al barman algo de sus propios sueños. Y el pobre tipo que no dice nada y sirve otra y otra hasta que nada importe y veamos desde el suelo que esa piltrafa reflejada en el charco de vomito somos nosotros mismos.

Rafael lloró toda la tarde porque Horacio volvió con su esposa queriendo ser hombre de nuevo como si alguna vez por acostarse con él hubiera dejado de serlo. Aún siente el aroma de su transpiración en unas sábanas que huyen volando por la ventana para no ser testigos de un amor que nunca podrá concretarse.

Patricia encontró en el costurero una foto desgastada de sus abuelos en la vieja Galicia, nunca sabrá porque su madre la dejó allí entre las agujas, dedales y tubitos de hilos de colores. Patricia se sintió mal por nunca coser nada y feliz porque a Esteban se le haya perdido un botón de esa camisa blanca que siempre elije para ir a estudiar medicina.

Se le secaron las plantas de ruda macho y ahora habrá que robarse algún gajito de esa vecina de mala cara que siempre anda merodeándole las hortensias. Cosas de viejas que ahora se preocupan por sus perros, sus gatos y sus plantas, la familia se la fue llevando el tiempo pero siempre habrá cosas por las que sentirse mejor. Como robarle un pedacito de ruda a esa vieja que parece la bruja de Disney.

Se vuelve como el vuelo del moscardón la diatriba de rezongos y consejos del judío que de nuevo con lo mismo de las llegadas tardes, la poca venta en la zapatería y la carabina de Ambrosio. Daniel piensa en como será la carabina del tal tipo: Ambrosio, mientras el judío se queda colorado, se le inflama el rostro y se cae al piso con un ataque al corazón machazo.
Al salir le pide a la secretaria que no moleste al jefe porque pidió que lo dejen solo un rato. Ella le sonríe.

Hoy perdieron cuatro a uno pero que uno, tremendo gol que el negro “pastilla” festejó como si fuera Obdulio en Maracaná. Las banderas amarillas y negras ondean y la tarde se viste de gloria mientras los jugadores y los simpatizantes de Nacional quedan congelados.
Le hicimos cuatro y estos muertos de hambre festejan ese gol de cabeza, creo que están todos locos. Comenta uno que no entiende nada.

Todos son iguales pero algunos son más iguales que otros, dice aquel político parado sobre un cajón en medio de la plaza cuando nadie le da bola y el viento del invierno se lleva los volantes que acabó de tirar, en ellos hace la declaración de principios de su partido, esta es demasiado escueta, demasiado sincera, demasiado increíble: Me comprometo a no robar nada.

Tengo guardadas todas tus cartas y siempre me gusta leerlas cuando me dan ganas de llamarte para verte de nuevo, entonces las leo y me doy cuenta de que no nos podemos encontrar jamás porque están llenas de mentiras o vos estabas demasiado loca de amor por este que hoy se da cuenta de que no tenía paño suficiente para hacerte la mujer feliz que mereces seguramente ser.

THE END

One response to “Algunas viñetas trágicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s